Use su cabeza para variar.

Varios/Otros


¿Con cuánta frecuencia han oído la frase "Ella tiene un futuro brillante", o bien, "Tiene un pasado bastante colorido". Expresiones como éstas son más que metáforas. Son descripciones literales del pensamiento interno de quien las dice, y representan una clave para aprender cómo cambiar la experiencia de maneras útiles. Por ejemplo, noten en este momento cómo se imaginan un hecho agradable, futuro en su propia vida... y enseguida iluminen más la imagen y fíjense en cómo varían sus sentimientos. Cuando iluminan la imagen, ¿logra esto que ustedes se sientan más expectantes hacia ella?. La mayoría de las personas responden más fuertemente a una imagen más brillante o mejor iluminada; unos pocos responden más a una imagen más difusa.

Ahora elijan un recuerdo agradable de su pasado y, literalmente, tornen los colores más brillantes e intensos... La posesión de un "pasado colorido" ¿cambia la intensidad de su respuesta a ese recuerdo? Si no aprecian una diferencia en sus sentimientos cuando vuelven su recuerdo más colorido, traten de verlo en blanco y negro. A medida que la imagen pierde su color, típicamente su respuesta será más débil.

Otra expresión común es "Agréguele un poco de chispa a su vida".

Piensen en otra experiencia agradable, y literalmente salpique su imagen de ella con pequeños puntitos brillantes de luz titilante, y adviertan cómo ella afecta su respuesta afectiva. (¡Los publicistas de la televisión y los diseñadores de ropa lo saben bien!).

"Ponga su pasado tras sí", es un consejo comentado ante sucesos penosos. Piensen en una situación que aún los molesta, y luego noten donde lo ven ahora y cuan lejana está la imagen. Probablemente está bien cerca, en frente suyo. Ahora tomen esa imagen y físicamente póngala tras suyo. ¿Cambia eso la vivencia de ese recuerdo?

He aquí unos pocos ejemplos básicos de la simplicidad y poder de los nuevos patrones de "Submodalidades" de la Programación Neurolingüíslica o PNL, desarrollados por Richard Bandler en los últimos años. Uno de los primeros patrones de PNL fue la idea de "Modalidades" o "Sistemas Representacionales". Pensamos acerca de cualquier experiencia mediante el uso de representaciones de sistemas sensoriales, es decir: imágenes visuales, sonidos auditivos y sensaciones kinestésicas. Durante los últimos años, la mayoría de los entrenamientos en PNL han enseñado una amplia variedad de maneras rápidas y prácticas de explotar este conocimiento de las modalidades para cambiar sentimientos y conductas. Las Submodalidades son los elementos más pequeños dentro de cada modalidad. Por ejemplo, algunas de las Submodalidades visuales son brillo, color, tamaño, distancia, ubicación y foco. El conocimiento de las Submodalidades abre un nuevo ámbito de patrones de cambio, que resultan aún más rápidos, fáciles y específicos.

La primera vez que entramos en contacto con la PNL, en el otoño de 1977, abandonamos la mayoría de las cosas que estábamos haciendo hasta entonces, a fin de estudiar estas excitantes y veloces nuevas formas de modificar la conducta. En esa época, Bandler y John Grinder colaboraban en el desarrollo de este nuevo campo, que prometía mucho.

La PNL nos enseñó cómo seguir el proceso interno de una persona - poniendo atención a los movimientos inconscientes de los ojos-, cómo cambiar antiguas respuestas afectivas desagradables en minutos, y mucho más.

Ahora, siete años después, se han cumplido todas aquellas promesas.

Las ideas y técnicas básicas de la PNL han soportado bien la prueba del tiempo, como también la prueba más dura de instruir a otros cómo hacer uso práctico de ellas. La PNL ha sido descrita a menudo como la punta de lanza de la comunicación y el cambio.

La PNL ofrece una comprensión conceptual sólidamente basada en la ciencia de la información y la programación por computadoras, pero enraizada aún más en la observación de la experiencia de la vida humana. Todo en la PNL puede ser verificado directamente en su propia experiencia o en la observación directa de los demás.

Los nuevos patrones de submodalidades descritos en este libro son formas más rápidas y poderosas de obtener cambio personal que los primeros métodos de la PNL. Si bien hay sólo tres modalidades principales, son muchas las Submodalidades dentro de cada una de ellas.

Las submodalidades son, literalmente, las maneras en que nuestro cerebro clasifica y codifica nuestra experiencia. Los patrones de cambio de submodalidades pueden ser empleados para cambiar directamente el "software" humano, los estilos en que pensamos y que respondemos a nuestras experiencias.

Este texto abre la puerta a una nueva manera práctica de comprender cómo trabaja la mente. Y, lo más importante, enseña principios específicos simples, que ustedes pueden usar para "manejar su propio cerebro". Les aclara cómo cambiar su propia experiencia cuando no les agrada, y a aumentar su gozo cuando su vida marcha bien.

Muchos de nosotros tenemos la habilidad de tomar principios conocidos y hacer adaptaciones útiles de tales principios, o introducir una pequeña innovación de vez en cuando. El genio especial de Bandler es su capacidad sin igual para delinear reiteradamente principios nuevos, tornarlos accesibles al resto de nosotros. Su sentido del humor puede a veces parecer cáustico y arrogante, especialmente cuando lo dirige hacia los psicólogos y psiquiatras (¡aunque otros "expertos" también reciben su cuota!). Esto es al menos parcialmente comprensible cuando uno constata que, pese a que la cura de diez minutos de la PNL para las fobias trauma se publicó hace ya más de seis años, la mayoría de los psicólogos continúan creyendo que se requieren meses o años de conversación y de fármaco (y varios miles de dólares) para curar una fobia. Conocemos bien la frustración de que se nos diga "No puede hacerse", después que lo hemos demostrado cientos de veces, y enseñado a muchos otros para que se efectúen consistentemente.

Cuando ocurre una innovación técnica de importancia en cualquier industria, los fabricantes de todo el mundo están ansiosos por usar de inmediato el nuevo método, porque saben que, si titubean, los competidores los superarán. Desafortunadamente, existe mucho más inercia en campo como la psicología, en el cual los profesionales ganan más dinero mientras más se demoren en resolver un problema. Puesto que se premia la incompetencia, los métodos nuevos y superiores tardan mucho más en ser aceptados.

Muchos han lamentado esta inercia en el campo de la psicología Salvador Minuchin, el bien conocido innovador en el campo de la terapia familiar, recientemente dijo:

"¿Cómo respondió la gente a nuestros hallazgos? Defendiendo su propios paradigmas. En respuesta al nuevo conocimiento, está siempre el problema de cómo mantenerse haciendo las cosas en las cuales uno fue entrenado."

Pese a esta indolencia, hay muchas excepciones dentro de lo campos de la psicología y de la psiquiatría, profesionales ansiosos de aprender cualquier método que beneficiará a sus clientes, estimulándolo a progresar más rápido, mejor y más acuciosamente. Esperamos que este libro encuentre el camino hasta sus manos.

Varios años atrás nos percatamos de la nueva dirección que el genio de Richard Bandler estaba explorando, y de cuan útiles estos patrones podían ser para toda la gente si fueran más ampliamente conocidos.

Uno de los principios básicos de la PNL es que el orden o la secuencia de las experiencias, al igual que el orden o la secuencia de las palabras en una frase, afecta su significado.

Otro principio básico de la PNL: las palabras son etiquetas inadecuadas e incompletas para las experiencias. Una cosa es leer sobre clavar un clavo en una tabla, y una experiencia totalmente diferente es sentir un martillo en la mano y oír un satisfactorio "paf' cuando el clavo se hunde en el trozo de madera. Y otro tipo de experiencia es sentir la vibración en el martillo y observar al clavo doblarse, mientras se oye el "ping" que indica que hay un nudo escondido en la madera.

Como todas las herramientas, deben ser usados para ser totalmente comprendidos, y deben ser practicados para ser usados con efectividad consistente.


Connirae Andreas
Steve Andreas
Boulder. Colorado
Abril 1985.

Extracto de: Use su cabeza para variar. Richard Bandler

5419 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo