Una vista por el mundo.

Varios/Otros


Muchos han sido los lugares que se han recorrido en este mundo, y muchos no hacen caso a los cuidados de limpiar los despojos, tirando al suelo elementos que contaminan, incendiando bosques, haciendo ruidos, desechos nucleares, muertes de animales, guerras, dolor de miserias, enfermedades que son generadas desde nuestra falta de conciencia, y los niños, que hay de los niños.... Ojalá que esto sirva para que nos pongamos a pensar seriamente en un orden, con mas disciplina, y para que los que esgrimen la maldad sean detenidos por el bien, dentro de los estados conscientes de nuestra propia Naturaleza. (Si, somos nosotros los que con malos pensamientos abusamos de este mundo) Cuanto más somos, más es el control que deberemos ejercer con respecto a los desequilibrios que generan los poderes negativos del acecho, y de la mediocridad, que cautiva al pobre de espíritu, y avasalla sobre una belleza camuflada, que solo quiere envanecerse, porque ser bello no lo hace a uno feliz, cuando la belleza envanece, todo parece mas feo.

Es importante que nos alejemos de las malas costumbres y de las costumbres malas. Importa lo que uno dice y como lo dice. Que la verdad está más allá del ojo con que miramos nuestras propias formas, sino del ojo que se encuentra mirándonos a nosotros mismos, condenando. Todo lo que es dentro está por fuera, somos lo que pensamos y todo está contenido en el Padre que será el que juzgue, pues el hombre solo juzga sus valores mortales a su acomodo. La lucha de las emociones son las que arrastran al hombre hacia la incertidumbre y los devuelven nuevamente al acecho.

Porque todo es en Dios, en la forma con que nos desarrollemos personalmente.

La palabra está en recibir, todo lo que uno quiera para sí, según desde y como uno lo pida. El pedido es la enseña, es el ejemplo de humildad, y lo que cada uno recibe de ello como regalo para la elevación del Cristo en séptima dimensión de conciencia y hacia una octava, como en la música celestial. En estas páginas hay archivos que solo el que comprende de corazón podrá retener, pues el ojo está allí, donde nos guía el corazón de los que aman sin vanas glorias.

Muchos son los misterios que encierra la vida, estos son apenas algunos, para que se puedan comprender.

Mateo:

Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca halla; y al que llama, se le abrirá ¿O hay acaso alguno entre vosotros que al hijo que le pide pan le de una piedra, o si le pide un pez, le da una culebra. Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto mas vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan!


El símbolo de la verdad queda en un solo reflejo, la oportunidad que nos da la vida para ser mejores, porque la irradiación pertenece a nuestros campos personales, y llevamos hacia los elementos lo que cada uno contiene fuera de los planos materiales, como condición.

La vida se consume y se muere, con cada falta que nos permitimos desde nosotros hacia los demás, y somos responsables de lo que manifestamos en esta gran escuela.

El planeta es escenario, de múltiples manifestaciones en los personajes que venimos a cumplir, algunos sobre actuamos el papel que nos ha tocado, deformando lo puro y creyéndonos el personaje. Perdiendo el control de nosotros mismos. Hasta que se termina la obra de la vida, salimos de escena (morimos) y volvemos al lugar de donde somos.


Aunque algunos luego de su muerte,
no comprenden que todo terminó.
*
Tomado del libro la magia de Alex
Quisiera ver amanecer
Cada mañana
Para ver el sol,
Para mirar el rostro pleno
Y apreciar lo bello de Dios,
Quisiera enceguecer
en resplandeceres,
Y no andar a tientas
Tocando paredes de cosas viejas,
Quisiera ser feliz
Viviendo en la luz del hoy,
Desear ser
solo quisiera.
Ya amaneció...
El sol enceguece
"mi corazón ve",
Con ojos de libertad,
aprendo siendo... que solo soy.

A mi hijo Alex



Extracto de "Má Tierra"
UN GRITO DE ESPERANZA QUE LLAMA AL DESPERTAR DE SUS HIJOS
Mario Cannas

5048 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo