Reuniéndonos con almas que nos han lastimado.

Varios/Otros


Ahora que tenemos una idea de los roles que los diferentes compañeros espirituales pueden desempeñar en nuestras vidas, deseo discutir un aspecto específico de estas relaciones que resulta de sumo interés para las personas. A menudo me preguntan qué se siente encontrar a un miembro de nuestro grupo espiritual que de alguna manera nos ha lastimado en la vida que acaba de terminar. El filósofo Heidegger dijo, "nadie diferente a nosotros puede saber cómo amamos o sufrimos". Esta máxima podrá ser verdad en la Tierra, pero no en el mundo del espíritu. Las almas tienen la capacidad de adentrarse en la mente de sus amigos y sentir lo que ellos sienten. Esto lo hacen con el fin de lograr empatía, entendimiento y evaluación del comportamiento disociador de cada uno en la vida anterior. En el caso 35, he escogido a un hombre que tuvo un difícil comienzo en su vida pasada, con un padre abusador y tiránico que nunca estuvo satisfecho con lo que su hijo hacía. Para resumir, usaré los nombres terrenales de estos personajes, mi paciente se llamará Ray y su padre, Cari.

Ray fue un muchacho lleno de conflictos que creció adoleciendo de autoestima y que posteriormente pasó su vida intentando vencer todos aquellos sentimientos negativos. Ray ocultó su sensibilidad de los demás levantando barreras a su alrededor para protegerse del mundo. Pero lo significativo de este caso es lo que sucedió cuando padre e hijo se encontraron de nuevo en el mundo del espíritu. Nos centraremos en lo que Ray llamó "una sesión crítica y motiva-dora" con Cari. La primera escena comienza inocentemente con la usual bienvenida, por parte de los miembros del grupo espiritual, al alma que llega. Imaginemos un diagrama del grupo de almas como aparecerían en la mitad superior del reloj. Empleo la "técnica del reloj" con las almas que llegan para ayudarme a determinar la posición del alma a medida que mi paciente bajo hipnosis identifica a los miembros de su grupo espiritual.

Caso 35

Dr. N.: A medida que se acerca a estas almas, ¿cómo están organizadas ante usted? P: Mmm... como medio círculo y yo estoy en el medio.

Dr. N.: Quiero imaginar que sus posiciones reflejan la cara de un reloj, con usted en el centro, donde se encuentran las manecillas del reloj. La persona frente a usted estaría a las doce en punto. Aquella a su izquierda se encuentra a las nueve en punto y a las tres en punto se encuentra aquella situada a su derecha. ¿Me hago entender? P: Si, pero mi guía Ix-Ax está detrás de mí en estos momentos.

Dr. N.: Eso es normal en la primera reunión, Ray. Él estaría localizado entre las siete y las cinco en punto. Ahora dígame, ¿de qué dirección proviene la primera persona en acercarse a saludarlo? P: Desde lejos a mi izquierda... las nueve en punto.

Nota: La primera persona en acercarse y darnos la bienvenida después de una vida siempre es un alma significativa.

Dr. N.: Eso está bien. ¿Esta alma parece masculina o femenina, o no parece tener genero? P: (tiernamente) Es mi esposa, Marian.

Dr. N.: ¿Y qué hace ella en estos momentos? P: Toma mi rostro entre sus manos... me da un suave y gentil beso y luego abraza mi cabeza.

Cada espíritu tiene su propia forma de saludar al alma recién llegada. Después de Marian, la abuela de Ray le rodea completamente con su amorosa energía. Luego, su hija Ann se aproxima. Parte de su energía aun se encuentra en la Tierra porque su actual encarnación no ha finalizado. A pesar de esta reducción en su masa de energía, Ann saluda a Ray meciéndolo exuberantemente mientras ríe ante la reacción un poco incomoda de Ray. A medida que nos movíamos en la dirección de las manecillas del reloj, percibí una creciente intranquilidad en mi paciente. Sospeché que un miembro importante del grupo aun no aparecía en el campo visual de Ray. A medida que nos acercábamos al final del círculo de almas el ánimo de Ray comenzó a cambiar cuando encontró lo que yo llamo "el síndrome de esconderse", el cual es causado por un alma que se oculta detrás de otra. Algunas veces esta situación es divertida, como el juego de las escondidas, pero no en esta ocasión.

Dr. N.: ¿Ya están todos? P: (moviéndose incómodamente en su silla) No... veo una sombra detrás de mi tía Bess.

Dr. N.: (después de calmarlo y asegurarle de que todo está bien). Ray, cuénteme exactamente lo que sucede a continuación. P: Veo un destello de luz. (reconociendo) Oh... es mi padre... Cari. Se está ocultando detrás de los demás. Quiere ser el último. Me está evitando. Está avergonzado de la situación, todos los abrazos, risas y emoción. Mi padre no parece estar participando del momento, (apesadumbrado) Tampoco yo. Nota: Un poco más adelante en la sesión haré la transición al alma que fue Cari.

Dr. N.: Quiero que vaya al momento en que usted le habla a Cari. Procure dar detalles de cómo se desarrolla la conversación. P: Pronto llegamos a eso... las críticas por lo que sucedió y el por qué... hablamos de nuestras actitudes y juicios. Marian y Ann están presentes, Cari sigue mortificado. Comienza por decir "fui demasiado severo como padre, sé que lo que planeamos se salió de nuestras manos. Esa vida... simplemente se me fue...".

Dr. N.: ¿Qué significa para usted que él lo admita?

P: (con sensación de revelación) El alma de Cari no es como el hombre abusivo y alcohólico que era mi padre... oh, veo algunas similitudes... pero su bondad innata fue anulada. No fue capaz de controlar las obsesiones de su cuerpo.

Dr. N.: Perdóneme Ray, pero ¿no está disculpando el comportamiento de Cari? Quiero decir, él también tenía lecciones por aprender, ¿no es así? P: Bueno, él aceptó voluntariamente unirse a un cuerpo físico con disposición a explosiones emocionales. Además del plan de hacer las cosas deliberadamente difíciles para mí, Cari deseaba saber si podía moderar un cuerpo con tendencia a la violencia. La anterior vida de Cari había sido de excesos y él admite que esta última vida que vivimos juntos no funcionó bien. Él no hizo lo correcto, para ninguno de los dos.

Dr. N.: (presionando) ¿Aun no cree que Cari está justificando lo que le hizo como padre por el tipo de cuerpo violento que tenía? P: No, eso no se hace aquí. Cari está explicando que me falló en muchas maneras, pero que aprendió de la vida y me pregunta si yo también lo hice (pausa).

Dr. N.: Por favor, continúe. P: (un profundo suspiro) Puedo ver que toda su rabia ha desaparecido y me resulta extraño porque aun no me he acostumbrado a su verdadero ser... pero no me tomará mucho.

Dr. N.: Cuando usted considera todo esto, Ray, ¿qué inclinaciones negativas tiene el alma de Cari y qué refleja en sus encarnaciones? P: Él sabe que es el deseo de controlar a las personas y las situaciones que le rodean. Su vida anterior, como mi padre, se alimentó de estas tendencias. Los dos tenemos problemas con las confrontaciones. Por eso trabajamos tan bien con Ann y Marian. Ellas parecen eliminar las frustraciones de la vida mucho más fácilmente que nosotros.

Dr. N.: Volvamos a las circunstancias que lo llevaron a la necesidad de estar bajo el control de un padre autoritario que estaba dispuesto a hacerle las cosas deliberadamente difíciles. Incluso si Cari no se hubiese excedido en su asignación, no entiendo por qué aceptó ser su hijo. P: (risas) Para eso tendría que conocer a nuestro guía, Ix-Ax. Él utiliza el sentido del humor en lugar de los sermones. No nos presiona excesivamente con actitud autoritaria porque sabe que Cari y yo no reaccionamos positivamente ante una mano ruda. Ix-Ax nos empuja sutilmente, permitiéndonos que adquiramos nuestros propios conceptos a partir de nuestras percepciones, (pausa) Ix-Ax me deja creer que estoy haciendo lo que quiero y entonces hace un llamado a mi conciencia. Es un entrenador, no un director.

Dr. N.: Bueno, aprecio toda esa información que me brinda acerca de Ix-Ax, pero ¿cómo se relaciona todo esto con Cari y la fallida relación que tuvieron en la vida pasada? P: (pacientemente) En mi vida anterior a la vivida con Cari como padre, fui un huérfano y adquirí algunos malos hábitos. Perdí mi identidad en ese cuerpo. Esta fue una llamada de atención.

Dr. N.: ¿En qué forma? P: De niño no tuve una orientación. Mi madre había muerto y una niñez así puede fortalecer o destruir a una persona. El problema fue que... al crecer fuerte e independiente perdí mi interés por los demás. Establecí una existencia en la que tomaba cosas de la vida pero no brindaba mucho a cambio. Sentía como si las personas me debieran algo.

Dr. N.: ¿Tiene que ir a tales extremos? ¿Qué tal tener un padre amoroso en la vida que planeó con Cari para compensar la vivida como huérfano? P: (se encoge) Muy fácil. Después de mi vida como huérfano, Ix-Ax me preguntó, "¿supongo que ahora estás listo para una vida en la que serás consentido por padres indulgentes?". Dije, "eso no suena nada mal". Entonces él agregó, "¿te parece si también eres hijo único de padres adinerados?". Nos divertimos por un rato asumiendo ese escenario y con Cari participando en la conversación con eventuales chistes acerca de ser mi padre, con mucho dinero para jugar en las carreras. Él amaba los caballos.

Dr. N.: ¿Entonces cómo llegaron usted y Cari a la decisión de tener una vida difícil juntos? P: Ix-Ax nos conoce muy bien. He llegado muy lejos como para aceptar una situación fácil en la vida. Al final le pedimos que nos asignara juntos en un ambiente difícil.

Dr. N.: ¿No fueron las cosas de mal en peor, toda esa soledad y alineación en sus dos últimas vidas? Me pregunto si usted y Cari aprendieron algo de esa relación tan pobre que tuvieron como padre e hijo. P: (pausa, se frota las manos mientras piensa) Sí y no. Es verdad que dejé que la alineación en ambas vidas sirviera como excusa para mostrar un verdadero progreso, pero por lo menos en mi última vida mi padre no me abandonó. Me fue mejor con los abusos de Cari que con el abandono total que sufrí cuando fui huérfano, en la vida anterior a la de Cari.

Dr. N.: Eso no es mucho respaldo. ¿Fue el alma de Cari su padre en la vida como huérfano? P:No.

Dr. N.: ¿Cuál fue la lección más importante de las dos últimas vidas? P: Mantener mi identidad sin importar la adversidad. Esto me hará un alma más fuerte.

Dr. N.: Estoy seguro de eso, Ray. Pienso que usted podría considerar apaciguarse de vez en cuando y tener vidas más fáciles para cambiar el ritmo de sus existencias. ¿No suena bien detenerse para recuperar el aliento y construir bases más fuertes para retener la identidad en cuerpos por venir? P: (claramente alterado por mi sugerencia) ¡No! Le dije que puedo hacer esto y Ix-Ax lo sabe. Mi fuerza es la perseverancia para luchar contra la adversidad. Mi vida con Cari fue una prueba de recuperación de la vida anterior y no fue un fracaso para mí. (enérgicamente) Aprendí mucho para la siguiente vida y se lo hago saber a Cari para que se sienta mejor.

Dr. N.: ¿Cómo hacen ustedes dos para llegar a este tipo de decisión en el mundo del espíritu? P: (en tono más suave y contemplativo) Cuando estamos solos acordamos intercambiar la energía de nuestros pensamientos y todas las memorias de esa vida juntos.

Dr. N.: ¿Es este el intercambio mental del que he escuchado hablar? P: Si, cada partícula de mi identidad como hijo de Cari en aquella vida es transferida a Cari al tiempo que él proyecta en mí todos sus recuerdos como padre. Es muy subjetivo y eso es bueno. En mi grupo lo llamamos pasar la copa de las penas.

Dr. N.: ¿Es cada una de las perspectivas totalmente honesta? P: Aquí no puede haber decepción.

Dr. N.: ¿Tarda mucho este intercambio? P: No, la transferencia es breve pero completa. Así conocemos todos los intentos y cargas, el dolor y la rabia, los motivos desde la perspectiva de la otra persona porque es como estar dentro de su antiguo cuerpo. Nos convertimos en la otra persona.

Dr. N.: ¿Este intercambio mental conlleva perdón? P: Es mucho más que eso. Es una fusión indescriptible de las dos mentes. Ambos experimentamos las circunstancias que llevaron al otro a tomar ciertas decisiones. Puedo sentir la falta de realización de Cari y él la mía. Una vez que el intercambio se ha hecho, nos ha llegado tan profundo que el perdón se hace innecesario. Nos auto perdonamos y luego nos sanamos mutuamente. La comprensión es absoluta. Lo intentaremos de nuevo en una vida diferente hasta que lo logremos.

Siguiendo el desconcierto inicial en el mundo del espíritu, después de sus vidas juntos, Ray y Cari se relajaron de nuevo en su grupo espiritual. Esto significa que la conducta de Cari fue exonerada rápidamente. Durante la revisión y evaluación de su vida, antes de encontrarse con Ray, Cari tenía conocimiento del excesivo dolor que causó en Ray. Aquí hay dos fuerzas actuando. La primera es el dominio potencial del carácter del alma por parte de los atributos biofísicos del cuerpo anfitrión, junto con los efectos de la influencia de un ambiente determinado. El segundo factor es el papel que fue asignado a cada uno para desempeñar en la corriente de la causalidad kármica. Cada vida es como un pedazo de tela que hace parte del tapiz de nuestra existencia. Si un amigo o miembro de nuestra familia es difícil, falto de compromiso o quizás débil y emocionalmente distante con relación a nosotros, sólo estamos viendo la parte externa del carácter completo de esa alma. Todas las asignaciones de roles en la vida tienen un propósito.

Si se ha crecido con padres particularmente difíciles, como le sucedió a Ray con Cari, uno se pregunta: ¿Qué he aprendido de esta persona que no sabría si nunca hubiese estado en mi vida? En su vida actual, Ray ha tenido dificultades con la dependencia a químicos y un comportamiento obsesivo, pero aun hoy, a sus 45 años, busca dentro de sus recursos internos para cambiar las cosas. De lo que me ha contado Ray, ponerse en contacto con su verdadera identidad espiritual durante nuestras sesiones le ha sido muy útil. El alma de Cari ahora es el hermano mayor de mi paciente y su relación no fue muy fácil durante la adolescencia. Muchos de los mismos patrones en la relación están presentes hoy como en el pasado, pero aun así, estas dos almas han estado mucho más unidas la una a la otra como hermanos que como lo fueron como padre e hijo. Al no enterrar recuerdos dolorosos en esta vida, el alma de Ray vive en un cuerpo mentalmente más sano. Esta vez el alma de Ann, un personaje principal, es la madre de Ray en lugar de su hija. Ella da una dimensión generacional diferente a su vida actual.

Gershen Kaufman ha dicho que "la vergüenza es una especie de asesinato del alma". Uno de los problemas que Ray tiene que enfrentar es el manejo de la vergüenza. La vergüenza conlleva un adormecimiento de nuestras mentes porque se manifiesta en sentimientos de no aceptación, de no calidad humana y de invalidez. Puede ser tan poderosa como para anular cualquier progreso en el alma humana que la padece. Sin embargo, Ray es un alma inusualmente determinada que como hemos visto no cederá ante estas vidas difíciles por un descanso ocasional. Se hace más fuerte con cada vida difícil. El caso 35 presenta dos almas que continuamente solicitan cuerpos que desafíen su debilidad de carácter. Tanto Ray como Cari son almas que caen en hábitos adictivos ante ciertos tipos de química corporal. ¿Por qué continúan pidiendo este tipo de cuerpos? Lo hacen por practicar. Cualquier comportamiento obsesivo de estado de ánimo variable es un desafío y Ray está decidido a dominarlo antes de seguir adelante. Sé que esta alma está progresando.

Después de dos matrimonios fallidos, Ray me contó que había conocido a la mujer de sus sueños, pero tenía que estar libre de las drogas y el alcohol para realmente apreciarla. Supimos que aquella mujer destinada a ser su esposa es el alma de Marian. Una última palabra sobre el síndrome "de esconderse", donde un alma que retorna al mundo del espíritu puede no ver claramente a un miembro del grupo. Cuando esto le sucede a alguien en mi oficina puede ser que el alma que se está ocultando de la conciencia de mi paciente va a tener un profundo impacto en el futuro. Recuerdo una joven viuda que vino a verme mientras aun sufría la pérdida reciente de su esposo. Habíamos revisado todos los miembros de su grupo espiritual, incluyendo el alma recién ida de su esposo. Él la abrazó en una escena emocional en la que le pidió ser fuerte y le garantizó que todo saldría bien. Luego ella dijo, "Ah, hay alguien más. Una figura oscura, agachándose detrás de los demás. Oh, es el alma de mi futuro esposo, estoy segura de eso, pero aun no nos hemos conocido en esta vida.

Se supone que no debo saber quién es en estos momentos porque estropearía la espontaneidad de nuestro encuentro".


Extracto de DESTINO DE LAS ALMAS
MICHAEL NEWTON Ph.D 2001

6350 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo