Recobro emocional de las almas y quienes le sobreviven

Varios/Otros


Los últimos comentarios del caso 11 sobre Betty y aquellos del caso 3 sobre Kevin, tocan el tema de las relaciones afectivas posteriores de aquellos que sobreviven. Enamorarse después de la muerte de un cónyuge en ocasiones genera sentimientos de culpa y hasta de traición, sin embargo en los dos casos mencionados, aquellos que partían sólo deseaban felicidad y amor a quienes les sobrevivían. No obstante, el hecho de que los espíritus deseen esto para nosotros no significa que podamos compartir con facilidad nuestras expresiones de intimidad con amores pasados y presentes. Personas que han tenido largos y felices matrimonios y luego pierden a su pareja tienen grandes posibilidades de lograr un exitoso segundo matrimonio. Esto es un tributo a la primera relación; tener otras relaciones no empequeñece ni deshonra nuestro primer amor, simplemente valida el logro de este sentimiento en medio de una sana aceptación. Sé que poner a un lado los sentimientos de culpa es más fácil de decir que de hacer, incluso he recibido cartas de personas que han enviudado en las que me preguntan si la persona que ha partido puede realmente verlos en la habitación con alguien más.

En mi resumen sobre el mundo del espíritu, indicaba que las almas pierden la mayoría de su carga emocional negativa cuando se liberan de sus cuerpos. Aunque es cierto que podemos arrastrar los síntomas de algún trauma emocional de la vida pasada a la siguiente, esta condición se encuentra en estado de suspensión hasta que retornamos a un cuerpo nuevo. Por otra parte, una gran cantidad de energía negativa es eliminada durante las primeras etapas de nuestro retorno al mundo del espíritu, especialmente después del desajuste que acontece durante la orientación. Cuando las almas retornan de nuevo a un estado de energía pura en el mundo del espíritu, ya no sienten odio, rabia, envidia, celos o cosas similares. Han venido a la Tierra para experimentar estos tipos de emociones y aprender de ellas pero, ¿sienten las almas tristeza por lo que dejan atrás, después de morir? Ciertamente, las almas experimentan nostalgia por los buenos momentos en sus vidas pasadas. Esto es neutralizado por un estado de dichosa omnisciencia y un grado tan alto de bienestar que las almas se sienten más vivas que en la Tierra. No obstante, he encontrado dos clases de emociones negativas que existen dentro de las almas y que involucran alguna forma de tristeza. Una de ellas, que yo llamaría culpabilidad del karma, es ocasionada por tomar pobres decisiones, especialmente cuando otros resultaron lastimados por estas acciones.

La otra forma de tristeza no es la melancolía, ni la depresión, ni la infelicidad luctuosa en el sentido que la vida sigue a pesar de su partida sino que más bien proviene de su anhelo de reunirse con el origen de su existencia. Creo que todas las almas, sin importar su nivel de desarrollo, sienten este anhelo de buscar la perfección por la misma razón. El factor que motiva a aquellas almas que vienen a la Tierra es el de crecer. De ahí que los rastros de tristeza que distingo en las almas es básicamente la ausencia de elementos en su carácter inmortal y que ellas deben encontrar para completar su energía; el destino de las almas es buscar la verdad en sus experiencias para obtener sabiduría. Quienes le sobreviven han de saber que añorar no compromete los sentimientos de empatía, lástima y compasión de las almas hacia quienes sufren por su partida. Dado que el carácter inmortal del alma ya no está limitado, por el temperamento y carácter individual de su último cuerpo, se encuentra en paz. Las almas tienen mejores cosas que hacer que interferir con las personas en la Tierra.

En ciertos casos, algunas almas se encuentran tan alteradas por alguna injusticia hacia ellas en la vida, que no abandonan el plano astral de la Tierra después de la muerte hasta lograr alguna clase de solución. El conflicto espiritual de estas almas no contempla la tristeza porque usted halle la felicidad con alguien más, a menos que se hubiese cometido un crimen para poder estar con otra persona. La gran ventaja de quien parte sobre quien le sobrevive es el hecho de saber que aún vive y que puede observar a aquellos que le son importantes. La integridad de las almas incluye el deseo de que aquellos que aman tengan la libertad de continuar con sus vidas en la forma que deseen. Si usted desea que un alma le visite, seguramente ésta lo hará, pero si no es así su deseo de privacidad será respetado. Además, una parte de la energía que usted dejó en el mundo del espíritu siempre estará allí para ella. Así como las almas pierden muchas emociones negativas al retornar al mundo del espíritu, los sentimientos positivos también sufren alteraciones. Por ejemplo, las almas sienten mucho amor, pero este amor no impone condiciones sobre la reciprocidad porque es brindado libre.

Las almas demuestran una coherencia universal hacia los demás que es tan absoluta que puede ser incomprensible en la Tierra. Esta es la razón por la que las almas nos parecen abstractas y enérgicas al mismo tiempo. He escuchado acerca de algunas tradiciones culturales que aconsejan a quienes sobreviven dejar que las personas fallecidas se marchen y procurar no comunicarse con ellas dado que las almas tienen cosas más importantes por hacer. La verdad es que las almas no desean que nos volvamos dependientes de una comunicación con ellas en detrimento de nuestra capacidad para tomar decisiones propias. No obstante, muchas personas no sólo necesitan consuelo sino también cierto tipo de aprobación al iniciar una nueva relación. Espero que mi próximo caso ayude a disipar la idea de que quienes han partido no se interesan en el futuro de quienes les sobreviven. La privacidad siempre es respetada, siempre y cuando nos encontremos satisfechos. Pero si una determinada acción, particularmente relacionada con un vínculo afectivo representa una posible decepción, ellas intentarán expresar su opinión para que seamos conscientes de ello.

Dada la naturaleza dual de las almas, ellas pueden fácilmente ejecutar más de una tarea al mismo tiempo. Esto incluye un período de tranquilidad en soledad en que pueden enfocar su energía en las personas que han dejado atrás. Las almas hacen esto para brindarnos mayor paz incluso cuando no estemos pidiendo ayuda.


- Caso 12

George vino a verme en un cierto estado de desconsuelo provocado por sus sentimientos de culpa al tener un nuevo amor en su vida. Había enviudado hace dos años, después de un largo y feliz matrimonio con Francis.

George reflexionaba sí ella lo miraba con desagrado por la relación que estaba llevando con Dorothy. Supe que Dorothy y su fallecido esposo, Frank, habían sido amigos cercanos de George y Francis.

En cualquier caso, George temía que su creciente atracción por Dorothy pudiese ser considerada como un acto de traición. Comienzo este caso en el momento de nuestra sesión en el que George ve a Francis después de una vida anterior juntos.

Dr. N.: ¿Ahora que ha entrado al círculo de compañeros espirituales, quién viene primero? P: (llora) Oh, Dios, es Francis, es ella. Te he extrañado tanto, amor. Es tan bella... hemos estado juntos... desde el comienzo.
Dr. N.: ¿Ha visto que en realidad nunca la ha perdido en su vida actual, no es así? ¿Ella estará esperándolo cuando sea su hora de partir? P: Si... siempre lo presentí... pero ahora sé...

Nota: George ha empezado a llorar y debemos detenernos por un rato. Durante este tiempo quiero que mi paciente se acostumbre a abrazar a su esposa y a hablarle por medio de su mente superconsciente. Él está profundamente convencido de que su guía y el mío conspiraron para propiciar este encuentro. Le explico que la información que obtenga le podría ayudar a continuar su vida con Dorothy. El catalizador para este reconocimiento se hace evidente cuando comenzamos a identificar a otros miembros del grupo de almas de George.

Dr. N.: Ahora quiero que identifique las figuras que se encuentran cerca de Francis. P: (radiante) Oh, increíble... no lo puedo creer... pero, claro... ahora tiene sentido.
Dr. N.: ¿Qué es lo que tiene sentido? P: Son Dorothy y... (se torna muy emotivo)... y Frank, están de pie juntos, al lado de Francis, me sonríen... ¿No lo ve?

Dr. N.: ¿Qué debería ver? P: Que ellos nos han... acercado, a Dorothy y a mí.
Dr. N.: ¿Explíqueme por qué lo cree así? P: (impaciente conmigo) Ellos están felices de que nos hayamos encontrado en... una forma íntima. Dorothy había sufrido mucho tiempo por Frank y la pena que ambos sentimos se dispersa al tenernos como compañía.

Dr. N.: ¿Y ve que ustedes cuatro pertenecen al mismo grupo de almas? P: Si... pero no tenía idea de que fuera así...
Dr. N.: Como almas, ¿cuáles son las diferencias entre Francis y Dorothy? P: Francis es alma educadora muy fuerte mientras que Dorothy es más artística y creativa... delicada. Dorothy es un espíritu tranquilo, capaz de adaptarse más fácilmente que el resto de nosotros a las condiciones existentes.

Dr. N.: Ahora que tiene la aprobación de Francis y Frank, ¿qué obtendrá Dorothy de esta asociación como su segunda esposa en esta vida? P: Consuelo, entendimiento, amor... Puedo brindarle más protección porque tengo metas muy definidas. Me enfrento a las cosas que Dorothy da por ciertas. Ella acepta demasiado. Tenemos un buen balance.
Dr. N.: ¿Es Dorothy su compañera espiritual primaria? P: (enfáticamente) No, es Francis. Dorothy usualmente hace pareja con Frank en sus vidas, pero todos somos muy cercanos.

Dr. N.: ¿Ha interactuado con Dorothy anteriormente en otras vidas? P: Si, pero en diferentes situaciones. Ella usualmente hace el papel de mi hermana, una sobrina o una amiga cercana.
Dr. N.: ¿Por qué hace usualmente pareja con Francis? P: Francis y yo hemos estado juntos desde el comienzo. Somos muy cercanos porque hemos luchado juntos, ayudándonos... ella siempre es capaz de hacerme reír de mi seriedad, de mis tonterías.

Cuando cerré este segmento de nuestra sesión, sentí que George había ganado mucho conocimiento. Desbordaba de alegría por saber que no era un accidente que él y Dorothy se hubiesen acercado tanto. Las cuatro almas conocían sus destinos actuales con anticipación. He recibido información similar proveniente de pacientes que no se encontraban en el mismo grupo de almas que su nuevo amor pero que se conectaban como almas asociadas de grupos cercanos. He descubierto que la mayoría de la gente sabe si la persona con quien viven no es una compañera espiritual cercana, pero esto no quiere decir que no se puedan mantener buenas relaciones con almas de otros grupos. A continuación cito la declaración de un paciente que murió antes que su esposa en su anterior vida juntos:

Cuando llego a consolar a mi esposa después de mi muerte, lo hago como un amigo y compañero. En realidad no nos amamos. Ella no fue una íntima compañera espiritual para mi, ni yo lo fui para ella. Siento mucho respeto por ella. Necesitábamos esta relación para trabajar en aquellas cosas que atañían a nuestras fortalezas y debilidades. Así que no digo, "Te amo" porque ella sabría que no es verdad o porque podría confundir mi espíritu con su verdadero compañero espiritual. Nuestro contrato en esta vida ha terminado y si ella lo desea, me gustaría que llevara a otra persona en su corazón.



Extracto de "DESTINO DE LAS ALMAS"
Un eterno crecimiento espiritual
MICHAEL NEWTON Ph.D

6489 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo