Que la luz sea y la luz fue. II

Varios/Otros


La luz, como la conoces ahora en tu 3ª, dimensión, está vinculada al tiempo y al espacio, a la disposición espacial y a la disposición del tiempo. Y debes admitir que existen otros tiempos o espacios dónde el tiempo y el espacio no se comprenden y viven como en esta dimensión, que permite por lo tanto una manifestación instantánea en la luz, sin proyección de sombra, independientemente del tiempo e independientemente del espacio. He aquí lo que se puede decir sobre esta luz, pero es necesario que comprendas también las acciones y reacciones de esta luz.

A medida que ella crece en ti, a medida que afirmes tu Unidad con el Divino, a medida que afirmarás el Yo Soy Uno, podrás contemplar la desaparición de las zonas que llamabas "sombras".

Podrás constatar que esta luz adquiere una potencia de realización mucho más importante a nivel de los pensamientos e ideas que tú creas. Es en eso que una serie de constituciones energéticas que ocurren en el tiempo presente son susceptibles, no sólo de modificar tu comprensión sino también modificar el impacto de tus pensamientos en tu realidad, el impacto de tus ideas.

Se les ha dicho muy a menudo, debido al pasado: "uno se convierte en lo que cree y uno crea lo que uno es". Obviamente eso es verdadero, pero sobre un plazo de tiempo que era antes más largo que lo que se observaba, ya que hoy, por fin, para parafrasear de alguna manera una de las frases más importantes que dijo, vuestro más grande iniciado sobre esta superficie: "felices serán los que creerán sin ver ya que serán salvos. Felices serán los que serán como niños ya que ellos pasarán las puertas más estrechas que conducen al cielo. "Feliz el que tendrá la fe de desplazar las montañas, ya que desplazará realmente las montañas". Allí, ésta fe se vuelve realmente total (no fe en sí, sino fe en la luz, en la Unidad, no fe en el ego) que cuando hay tal concordancia, tal potencia de luz, la luz se actualiza completamente, incluso a través del espesor de la materia. Ahí pues, reside el poder de la iniciación principal que llamamos la transfiguración, que consiste en recibir la Unidad de la Divinidad en Sí, la polaridad femenina de Dios y que se traduce realmente en una iluminación total de los cuerpos, como fue vivido por algunas personas sobre este planeta y como les será propuesto en un tiempo relativamente cercano, para los que tendrán la oportunidad de lograr superar las limitaciones y las sombras del ego con el fin de acceder a la pura luz de lo que ellos son.

En ese momento los cuerpos serán transfigurados. Ellos ascenderán y serán revestidos de pura luz, de ese vestido sin costura, que se menciona en vuestro apocalipsis de San Juan, de este cuerpo de gloria, este cuerpo inmortal, que en ese momento se revelará en su plena potencia. Y cuando este cuerpo se revela en su plena potencia está claro que no puede ser tocado por cualquier sombra proyectada.

Así como en las palabras de vuestro evangelio, cuando Jesús dijo: ¿quién me ha tocado? y la mujer que lo tocó vio sus hemorragias detenerse instantáneamente, simplemente después de haber tocado el vestido de vuestro Maestro. Así, se les pide hoy convertirse en vuestro propio Maestro y sus calidades, que les parecían espectaculares a través de los escritos, que debe convertirse en vuestro cotidiano, vuestro aporte diario, en los años que vienen. Así pues, vuestro Maestro pudo decir: "Esto que hago, ustedes lo harán y más grande aún". No sólo se anticipaba a lo que está llegando a ustedes, sino que tenía auténticamente razón ya que Él era la luz encarnada. El verbo fue carne, la luz encarnada totalmente, cada una de sus células estaba resplandeciente de esta luz auténtica.

Se les pide hoy llegar y de marchar hacia este camino, hacia esta ruta, con el fin de convertirse en un cuerpo que no proyectará más sombra, un cuerpo que será capaz de irradiar esta luz, cuyo poder transformante (en vuestra vida y los acontecimientos que serán puestos en frente de vuestro camino y sobre vuestro camino) tiene el mismo efecto sobre los seres encontrados. La potencia de radiación de la luz es tal, que es extremadamente contagiosa.

A medida que suben en gradación de intensidad de luz, hacen participar a la Tierra entera en este impulso de luz y cada amplificación de esta intensidad se acompaña para la Tierra de una amplificación de intensidad de sacralización. Así va la vida. Así van a comprender, poco a poco, a medida que desarrollarán esta luz de la Unidad que se conectan no solamente a todas las parcelas de vida, sino que interactúan con todas las parcelas de vida para el más grande bien de todos.

En efecto, allí está la paradoja de la luz, es que ella no se crea, ella se devela y a medida que se revela, ella misma se amplifica y ella va a develar y a revelar la luz de los otros fenómenos y otras entidades que cruzarán vuestro camino. Es así que el Maestro pudo decir: "Se reconoce al árbol por sus frutos". Obviamente, cuanto más el árbol es alimentado por la Unidad, por la luz, más los frutos serán buenos, más los frutos serán importantes y más los frutos tendrán el gusto maravilloso de la Divinidad.
He aquí, querido amigo lector, lo que te importa hoy concebir: no la luz a través de su definición y su comprensión sino a través de su manifestación y su develación que, yo espero, será para ti cada día más importante.

...

Así, el punto esencial, es que cuando pasemos suficientemente a nuestro propio interior, seremos capaces de manifestar al exterior de nosotros esta luz espiritual a través de producciones materiales. Se nos pide hoy, hacer pasar esta luz visible, que vemos en nuestro mundo, hacia el interior. De ahí los rituales de marcha sobre el fuego, de ahí los rituales de meditación ante el sol o ante la Luna, que nos permite ingerir esta luz, para poder crear la luz espiritual en nuestro mundo. Así Ramatan me muestra que lo que representamos en la iconografía, por la aureola de los Santos, por la iluminación, por las llamas que salen de la cabeza, corresponde a la creación de la luz espiritual a partir de un cierto estado de interiorización de la luz física. Hay pues una especie de balanceo entre la luz física y la luz espiritual. Este balanceo requiere, para pasar del uno al otro, un fenómeno de reversión e interiorización que permita pasar de una célula de luz (o glóbulo de luz redondo) a un glóbulo de luz espiritual (que es hexagonal) y cuya particularidad esencial es poder crear, únicamente por la intención, toda forma material.



Ejercicio práctico: La Luz


Así pues, querido amigo lector, a través de lo que pude decirte sobre la luz y que pudo observar mi walk-in consciente, nosotros podemos afirmar, obviamente, que la única cosa que tienes que hacer con la luz, es de comerla, e interiorizarla.

No hablo solamente de la luz solar. Hablo de todas las luces que lo rodean, concebir que te bañas en la luz y absorber, integrar, ingerir, de comer, de absorber totalmente por los poros de tu piel esta luz con el fin de transformarla en luz espiritual, con el fin de poder un día transformar la luz espiritual en materia.



Extracto de "HUMANIDAD EN DEVENIR".

OD ER IM IS AL Las 5 claves Metatrónicas
Ki-Ris-Ti, Is-Is, IM, AL La Tri-Unidad (Cristo-María-Miguel)
Visión, Mas allá del Bien y del Mal, Claridad, Precisión, Profundidad, Unidad. Las 7 claves restantes
Humildad, Simplicidad, Atención, Intención, Aquí y Ahora, Etica e Integridad. Abandono a la Luz.
sábado 22 de octubre de 2011
Traducción de Humanité en Devenir Autres Dimensions
HUMANITÉ EN DEVENIR
HUMANIDAD EN DEVENIR
Mensajes de la Intra-tierra
Dedicados a Orionis, a la Orden de Melquizedec
Para la Luminiscencia del Ser.

7611 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo