Proyecto Banco del Parque. Fase 2. Disolviendo el Miedo como Filtro.

Varios/Otros


Esta es la sesión del 14 de febrero del Banco del Parque Fase 2.
El tema es disolver el filtro de miedo que se adhiere a la duda y a la incertidumbre.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-
ESCUCHAR EL AUDIO-TEXTO

Proyecto Banco del Parque Fase II

Disolviendo el Miedo como Filtro

(Jim canalizando)

Saludos a ustedes, queridos. Nos presentamos al comenzar esta sesión para traerles información y bienestar. Les traemos nuestras bendiciones y deseamos contarles sobre los éxitos que están teniendo. Muchos éxitos se están creando debido a su atención sobre esta creación de un nuevo reino de consciencia. Ustedes son los que crean este reino de consciencia; solo puede ser creado a partir de la forma – la forma creó la forma. Muchos están notando cómo ustedes estructuran esto, no solo en este planeta sino en muchos otros, y muchos que no son físicos.

La creación de este reino que ustedes han emprendido en amor, en el amor de la consciencia crística, anclado en vibraciones como el respeto, dignidad, respetuosidad, está siendo notada por muchos.

Hay mucho que deseamos brindarles en esta sesión, y en esta sesión también deseamos llamar su atención al concepto que Jim ha mencionado a menudo, que es simplemente que ustedes no pueden llevar su equipaje consigo en este viaje. En este nuevo reino que se está creando, el miedo no puede existir. De modo que hoy deseamos presentar algunas oportunidades que les permitan empezar a simplemente reconocer el miedo como lo que es, una alineación vacía, hueca, de energéticas que se adhieren y a las que se enganchan en la experiencia tridimensional.

De modo que deseamos pedirles que miren con ojos nuevos, que vean con ojos nuevos, que oigan con oídos nuevos. Y les decimos que mucho se está logrando.

También deseamos señalarles que hay un lugar que ustedes han creado dentro del Corazón, la Mesa a la que se han referido, en el santuario – su santuario. Y en esta mesa hay un lugar donde se sientan con nosotros; se sientan con Todo lo que Es. Y en este espacio mucho se les brinda. Los alentamos a sentarse a menudo en este espacio, y permitir que lo que se vuelve disponible se agregue a su creación.

Ustedes recién avanzaron hacia un aspecto de este viaje que es muy excitante, muy iluminador, muy esclarecedor, y conducirá al final de la consciencia tridimensional. Pero ustedes son los líderes, son los creadores, son los que dijeron “Envíame para este propósito, para crear un nuevo reino de consciencia”, y están teniendo extraordinario éxito.

Entonces deseamos brindar oportunidad en este día, básicamente avanzar en esta progresión a medida que nos movemos en este viaje.

Así, permítannos sentarnos con ustedes en este espacio; deseamos que sepan con claridad: nosotros somos ustedes, y ustedes son nosotros. No hay separación. Pero en esa mesa, en el Corazón, empezarán a saber quiénes son ustedes, al fundirse en esta consciencia de más elevada dimensión que buscan.

Permítannos dar un paso hacia atrás y permitir que Jim tome la información y la descienda, la reorganice, para que se pueda absorber mejor, a partir de lo que hemos presentado.

Nos apartamos, brindando muchas bendiciones.


¡Hola! Buen día. Lindo estar aquí. Eso fue agradable. Interesante jugar en esa energética, oh, es interesante.

Entonces, muy lindo estar aquí. Hemos estado haciendo un número de cosas en el espacio de sueño, que han sido muy exitosas. Y si lo recuerdan, muchos de ustedes han empezado a jugar en ese espacio, entrando en los jardines al irse a dormir por la noche. Esta energética que recién habló es mucha creación que está teniendo lugar: ustedes están siendo notados. Y, para decir lo que fue dicho de un modo un poco diferente, ustedes están empezando a hacer conexiones con ustedes. Están empezando a integrar más del aspecto interdimensional de ustedes dentro de ustedes, en esta consciencia en que están establecidos.

Y hay oportunidades que se están presentando; lo que recién se dijo es mucha información y energéticas que se están haciendo disponibles. De hecho se vuelven disponibles sin esfuerzo, realmente de manera muy simple, es solo entrar en estas energéticas y permitirles hacerse presentes. Está muy en la simplicidad en que jugamos en sesiones previas llevando su atención al color claro. Está simplemente allí; no se ve, no está rotulado, no tiene una definición, sino que solo es claro.

Y si has estado jugando con “claro”, como trayéndolo a las energías de desequilibrio, simplemente permitiéndole estar en este espacio, simplemente lo allana. Mucho de estas energéticas con que jugaremos hoy es realmente simple pero igualmente potente. Es sencillamente cómo deseamos interpretar, o utilizar, o aplicar, lo que creemos que sabemos o lo que creemos que tememos, en la creación en que jugamos.

Entonces, veamos si podemos crear algo en esta simplicidad, en esta sesión. Sin hacer nada más, solo toma nota de ti mismo. Nota que estás conectado a tierra, no te conectes, solo nota que ya estás conectado; solo toma conciencia de lo que has llamado arraigo, conexión a tierra. Y experiméntalo; no lo cambies, ya está allí. Toma una respiración y toma nota de ti mismo.

El ejercicio es solo tomar nota de ti mismo; no te pongas en un lugar y luego tomas nota de ti. Solo toma nota de ti y luego nota que tienes arraigo disponible, y que estás arraigado simplemente por notar que tienes esa conexión a tierra. Sencillo.

Toma conciencia de estar en el centro de tu cabeza, sin moverte hacia allí: tú ya existes allí. Y toma consciencia de estar presente. Y luego toma consciencia de que ya estás en quietud. Todos esos aspectos de ti están bien en su lugar. Una simple respiración en este espacio identifica: arraigado, centro de mi cabeza, de mi lado de la rosa – si juegas allí - tiempo presente, quietud. También nota en esa quietud que tu pensamiento ha cambiado; no tan ruidoso, no hay necesidad, en ese espacio del presente, centro de la cabeza, arraigado, no tengo nada en qué pensar justo ahora. Y relájate. Y no tengas apuro; no hay adónde ir, nada que hacer. Permite que tus ojos estén abiertos y ve lo que está frente a ti. Solo verlo. Y luego mira lo que está frente a ti. Nota un cambio. Y luego, ve lo que está frente a ti, sin mirarlo. Solo nótalo. Y luego pon la intención de mirar a lo que está frente a ti; solo nótalo. Ver y mirar no son la misma cosa.

Y luego solo oye la habitación. Oh, tal vez está en silencio; oye la habitación. Y luego escucha a la habitación. ¿Hay sonido, de dónde viene? Una respiración. Y luego oye lo que hay en la habitación; no pienses. Escucha si hay sonido; oye qué está pasando en la habitación. Y luego escucha qué está pasando en la habitación. Nota que esos son dos puntos de atención diferentes. Puntos de percepción. Oportunidades también. Observar desde dos puntos de referencia distintos.

Aquí mismo en esta quietud, reconoce que estás sentado con muchos. Y que estás en un acuerdo para sentarte aquí con muchos. Lleva tu atención al acuerdo; es un acuerdo que ya está bien establecido ahora. No hay mucho en qué pensar; no hay bordes contra los que empujar. “He participado en este acuerdo, he tenido éxito, comodidad, percepción conciente; el acuerdo me sirve. Puedo estar cómodo en este acuerdo; no hay dudas ni incertidumbre, estoy en un acuerdo para sentarme aquí en esta energía.”

Y luego en esta energía, toma conciencia de que estás utilizando activamente el chakra corona en esa luz verde dorada. Esa luz que brilla en los últimos minutos, el último 10 % del día y los primeros minutos de un 10% del día; luz realmente no filtrada. Ilumina el pasto, brillante, energética, luz dorada combinada con el verde. Nota la energética calmante que se encuentra en esta luz verde dorada. Con esta luz viene un sentido elevado, una luz construida que es no filtrada, accediendo a la multidimensionalidad, si así se elige. Una linda respiración suave.

Y en esta vibración hay un tono de sonido de ¡Ahhh! Sin entonarlo, óyelo. Y luego, sin entonarlo, escúchalo mientras se está creando. A veces escuchas primero y oyes después, o tal vez oyes primero y escuchas en segundo lugar. No hay un orden correcto en cuanto a ver y oír, oír y ver. Oír y escuchar, ver y mirar.

Nota que estás consciente ahora mismo, que estás dándote cuenta, ahora mismo. Quietud, ahora mismo. Y en voz alta, simplemente entona Ahhh, y escucha mientras lo entonas. Y luego óyelo, sin entonarlo. Luego nota si ese oír está dentro de ti. No está afuera; está adentro. Oír el Ahh, trayendo tu percepción conciente a ese tono de sonido. Al oírlo, siéntelo. Ocúpate en oírlo, no hacerlo sonar; oírlo. Siéntelo. Puedes ver y escuchar y oír y mirar, pero cuando te ocupas en ello hay movimiento. El movimiento se crea en el pensamiento, con la emoción o el sentimiento. No necesita ser dicho en voz alta, solo vibra adentro, pero es al engancharse con ello, el sentimiento, o la emoción de ello, combinados con el pensamiento.

Y esta sensación de Ahh, sin ser dicho, resuena dentro de ti, es un punto de atención dentro de ti, es algo que tú sostienes enganchado a eso dentro de ti. Y se siente agradable. Ahora toma una respiración y nota el sentimiento del Ahhh. ¿cuáles son tus palabras, tus definiciones? Solo nota lo que piensas sin pensarlo, si es suave, calmo, pero nótalo sin ponerle etiquetas. Verás, de nuevo, engancharse tiene un movimiento. Y hay un pensamiento combinado con una emoción, o podría ser una emoción combinada con un pensamiento o un sentimiento. Incluso en tus cinco sentidos físicos hay mucho más disponible que lo que pensamos o cómo permitimos que se configure el sentimiento. Como oír algo, y mucho se pierde si no estás escuchando lo que estás oyendo. Realmente muy sencillo. No puedes sentir la textura de tus pantalones o tu camisa, pero cuando los tocas, movimiento, engancharse, “ahora tengo definición, sé qué sentimiento genera este pedazo de tela.” Hazlo simple. Otra respiración.

Y toma nota de ti mismo. Movido, arraigado, centro de la cabeza, en quietud, en calma, presente. ¿Te enganchaste en esas palabras? ¿Observaste? ¿O te enganchaste? Y sencillamente estás donde quieres estar. Lo intentas y estás.

Donde estamos jugando en este día es una experiencia, y no hay una respuesta correcta ni la manera correcta de hacer algo, y definitivamente no se trata de una fórmula que diga, “si X, entonces Y” ¿Está bien para ti? Estamos teniendo una experiencia, mirando o viendo cómo, oyendo o escuchando cómo algo tiene aplicación. Y una manera de hacer algo que normalmente puede que no hagas. Otra respiración.

Entonces es cambio de algo alrededor. Entonces en ese mundo 3D, esa caja 3D, hecha de estructuras y reglas, como hemos dicho, correcto y equivocado, bueno y malo, bandos: ellos y nosotros, la tercera dimensión es condicional. Punto. Nada en la 3ra. dimensión es incondicional. La separación es una estructura de la 3ra. dimensión. También es un juego de “inferior a”. Es de carencia, que significa simplemente que debo abandonar mi autoridad, porque otro tiene y yo no. Reconocer esas estructuras, esas reglas, eso es la caja. ¿Quieres jugar a este juego? Esta es la caja. Esto es lo que recibes cuando juegas en la caja. Tercera dimensión.

Pero aquí mismo, en calma, en el centro de la cabeza, arraigado, presente, no estamos en la 3ra. dimensión. Estamos realmente, claramente, en ese chakra corona de luz verde dorada, ese tono de Ahhh, muy claramente te ponen en ese estado de bienestar de quinta dimensión.

Ahora bien, tengan realmente en claro, sin pensar, mucho está sucediendo. Mucho que recién se ha presentado y que sencillamente se está bajando y, sin pensar, está disponible para ser absorbido en su plenitud. No se requiere pensar. ¿Quieres decir que ese vestido de 5.000 dólares me lo puedo poner y salir caminando? Sí, sí, sin pensarlo, sin pensar en absoluto. ¿Estás seguro? Sí, seguro, sal por la puerta. Sin pensar. Otra respiración.

Pero algo que está disponible en el espacio multidimensional, que no está disponible en el espacio tridimensional, es una flexibilidad en cuanto a entender los bloques de construcción fundamentales de la creación. Los constructos femenino y masculino. La realidad multidimensional. Lo masculino tiene que ver con líneas rectas y ángulos, con crear estabilidad estructural, incluso rigidez. En tanto lo femenino tiene que ver con el flujo, el movimiento, en aflojar, en desarmar y volver a armar, sin estructura incluida.

Entonces aquí mismo, cambiemos el concepto de la caja tridimensional desde las estructuras y las reglas hacia los filtros. Aflojarla, descenderla, la llamamos filtros. Estos son filtros, Cuando miro dentro de la caja yo miro por esos filtros y eso me permite ver la rigidez o flexibilidad, me permite ver bueno y malo, correcto y equivocado. Pero una vez que lo haces un filtro, y aflojas el filtro, lo puedes hacer menos rígido. Te da un poco de lugar para acercar y alejar (N.T. zoom), el ejercicio de una herramienta, aumentar o reducir. Te da lugar para retroceder de lo que está allí, rígidamente fijo en su lugar, y considerar otra posibilidad. Otra respiración. Nada para hacer. Realmente estás sentado absorbiendo lo que se brinda, sin palabras, sin definiciones, sin ninguna limitación. Es simplemente: Mira, esto es un regalo, ¿te gustaría? Póntelo, es tuyo. Eso es lo que está pasando, yo solo estoy en el camino hablando.

Entonces, mientras jugamos en este par de próximos pasos, solo reconoce: estoy observando, teniendo una experiencia, solo estoy notando. Nada para hacer. ¿No es grandioso? Nada para hacer. Y todo está viniendo a ti. Toma nota de ti mismo otra vez, y te conmueves. Toma nota de ti mismo una vez más, Y con una respiración, en un momento, una respiración, sin mucho pensar, solo nota: ¿dónde te gustaría estar? Una respiración. ¿Qué significa eso? ¿Desde dónde te gustaría percibir el resto de esto, este despliegue de información? ¿Cómo te gustaría presentarte a ti mismo? ¿Cómo te gustaría alinearte para recibir? Una respiración, y respírate dentro del lugar donde te gustaría percibir, ver, oír con oídos nuevos y ver con ojos nuevos.

Y mientras te sientas dentro del corazón, toma conciencia de lo que siempre está allí. Hay una sonrisa, y con la sonrisa hay belleza ilimitada en que tú participas. ¿Sonreíste cuando notaste la sonrisa? Participaste. ¿O sentiste la belleza, cuando observaste la belleza? Maravilloso. Y hay bienestar. ¡Sí! Me gustaría tener más de eso en mí; bienestar. Se siente delicioso. Una sonrisa es simplemente un pensamiento enganchado con un sentimiento, viene a la fisicalidad; un punto de atención. En gran medida, en este momento del tiempo, la respiración aún tiene que ver con la fisicalidad. “Oh, no, yo quiero salir de lo físico”. Como ya sabes, probablemente no. “Quiero volverme un maestro en la fisicalidad, para ser capaz de volar por las dimensiones, absorber lo que hay allá, sin perder la fisicalidad.” La creación en la fisicalidad se hace desde la fisicalidad.

Ahora bien, toma conciencia también de ser el punto central de la esfera que tú creaste. Y toma nota de ti mismo en el centro. Toma una respiración. En este punto central, con la próxima respiración, simplemente exhala hacia afuera al borde de la esfera, en todas las direcciones, sin esfuerzo, y luego trae la próxima respiración hacia adentro desde el borde de la esfera. Esa energía pránica, el chi, la luz viviente del Creador. Otra respiración. Y siente tu enganche con el Creador, con Todo lo que Es, todo dentro de esta esfera. Este es quien yo soy. Nosotros somos tú y tú eres nosotros, como se dijo recién. Aquí estamos, uno contigo. Tú, uno con nosotros. Y hay una belleza en esta respiración; hay una sonrisa. No estamos haciendo nada más que ser quienes somos. Eligiendo la elegancia de cómo reflejamos de vuelta al Creador lo que el Creador es. Otra inhalación y exhalación de esta luz viviente.

¿Te engancharías con una vibración de sanación, si te parece? Simplemente, sin moverte hacia ella, toma conciencia de tu certidumbre. Participas en el sentimiento en la respiración, hay una certeza. Y nota esa certeza, mírala, o siéntela, notándola. Y hay una sonrisa. Simplemente estás siendo lo que eres, no estás haciendo nada.

Al notar la certeza, también nota que dentro de la certeza hay una fortaleza, una autoridad, si te parece; este es quien yo soy. Siente esa fuerza. Y ahora otra linda respiración suave, estando muy presente. Tú estando presente. Aquí hay una estabilidad; nota la estabilidad. En esa fortaleza, esa certeza, la estabilidad, respira la próxima inhalación, la próxima exhalación, y hay una sensación edificante, podría ser un “sí”, una alegría, una sonrisa, un poder. Esto es el 3er. chakra. Esto es cuando todos los chakras están alineados y funcionan como tiene que ser. Este pensamiento de bienestar empieza a ser excitación en segundo y primer chakra, en primer chakra el pensamiento, en segundo chakra la excitación; pero el “sí” es del tercer chakra. Y la belleza del “sí” está en el cuarto chakra. ¡Muy simple!

Certeza; nota eso. Certeza. Certeza de ninguna cosa, certeza de todo. Aquí mismo, solo certeza. Siéntela. Y otra vez, una respiración más hacia el borde de la esfera, y luego de vuelta.

Toma conciencia de una oportunidad en el pasado; simplemente date cuenta otra vez de esta próxima respiración hacia la esfera, un concepto de un globo, básicamente pones una mayor presión en la parte de adentro de la esfera, y luego fuera de la esfera.

Dos o tres respiraciones, y luego una sensación de expansión, de fuerza, de elasticidad, pero hay una presión, no es incómoda de ningún modo, solo presente, una fuerza, es como levantar pesas varias veces y después uno siente, “bueno, al menos hice algo”. Y hay una sonrisa que todavía sigue allí.

Ahora bien; estamos teniendo una experiencia; no estamos haciendo: estamos absorbiendo. En este absorber no hay necesidad de saber nada, es como si se empieza a saber todo. Y lo gracioso de esto es que piensas que siempre supiste todo esto. Bueno, siempre lo supiste; lo olvidaste por cierto tiempo, pero aquí mismo no recuerdas que lo olvidaste, jugando a la 3D. Simplemente estás absorbiendo el “quién yo soy”. Agrega un “me gusto” allí. Otra respiración.

Puedes notar, sentado justo en ese Santuario, justo en el centro del corazón, en tu propia habitación, a tu propia mesa, sencillamente siendo tú por el momento. Ve si puedes llevar tu atención a esa vibración de certeza, y sencillamente mírala; cómo se siente esta certeza, ¿qué aspecto tiene? Sentir; mirar. Tal vez incluso escuchar: ¿cómo suena la certeza?

Ahora bien, sin engancharse, simplemente contrastar. Sin engancharse. Permite simplemente un recuerdo, un simple recuerdo de cuando hubo incertidumbre. Solo mira a la vibración. Sin engancharte. Solo mírala: incertidumbre. Y luego tal vez sin un pensamiento sino solo tocando la emoción de ¿cómo se siente la incertidumbre? Sin evento, sin un momento, sin una relación, sin engancharse. Solo nota la incertidumbre. Y luego lleva tu atención a la certidumbre; nota cómo se siente eso. Solo nótalo.

Y luego en la certeza simplemente nota una vibración de duda. No tengas un pensamiento de “qué es eso”. Solo sentir “¿qué es la duda? ¿cómo se siente?” Sin pensamientos. Nota el sentimiento: duda. Lo que viene con estas palabras, incertidumbre, duda, esas vibraciones, hay vacilaciones: “estoy vacilando, estoy inseguro. Necesito retroceder, estoy inseguro. Tengo duda, ya sea que pueda entender esto plenamente. Solo daré un paso atrás.” O bien hay una falta de claridad; no estoy claro. Doy un paso atrás.

Entonces estas palabras, estas vibraciones, incertidumbre, duda. Pero algo pasa en el camino: hemos aprendido a agregar a esa vacilación, el miedo. Dentro de la duda, hemos creado miedo. Ahora, sin un pensamiento, pon tu atención en la incertidumbre, y toma nota del miedo. Solo nótalo, no te estás enganchando, solo lo notas. Verás: si no puedes identificar el filtro llamado miedo, entonces la incertidumbre y la duda siguen siendo prominentes cuando estoy vacilando en tomar una decisión. No hay nada bueno en la vacilación, de hecho vacilar es una herramienta bastante buena, “déjame retroceder en eso que dijiste, no está claro, dilo otra vez, por favor.” En lugar de “¡Oh, Dios mío! ¡No entendí! ¿Qué hay de malo en mí?” Ves, eso es el filtro del miedo.

La cuestión del miedo es que es amorfo, no tiene forma, es simplemente muy magnético y se adhiere a las vibraciones, y es muy valioso a menudo, para tomar decisiones, establecer una dirección, conocerte a ti mismo, darte lo que quieres en la perfección de lo que quieres. Otra respiración. Entonces la incertidumbre, o la duda, combinadas con el entendimiento de las vacilaciones, retroceder, “necesito más claridad”, el filtro no está allí. El miedo no está allí.

Juguemos con esto por un segundo. Pon tu atención en la incertidumbre. Y siéntela, sin pensar, y trae el color “claro” dentro de la incertidumbre y luego nota lo que sucede. Puede que descubras que ese tercer chakra se relaja, y la tensión en el cuerpo empieza a aflojarse. Esta palabra “claro”, como de “claridad” simplemente crea una vibración a ser elegida en lugar del miedo. “Pero nunca lo supe; nunca estuvo disponible para mí antes”. Ahora toma otra respiración más, todo el camino hasta el borde de la esfera y luego de regreso. Y estás claro, simplemente ten un sentimiento de claro. Tal vez con la claridad viene la facilidad, para darte cuenta de estar sentado en tu santuario. Toma consciencia de esa vibrante luz rosada, el amor de la consciencia crística. Es radiante y es muy magnética, iluminadora. Simplemente empieza a sentirla; ya está allí. Siempre ha estado allí. Simplemente sé el amor que eres.

En la certeza hay una fuerza, una presencia, una tensión o presión interior, un estado de ser que es quien yo soy. Ten la sensación de comandar tu presencia, justo aquí, en amor. Muy poderosa y sin embargo muy calma. Aquí mismo; certeza, está esta certeza. Y puede haber duda en esa certeza, o tal vez algo incierto, aún allí; no es importante, solo nótalo. Es solo un filtro; ya no es parte de la estructura; entonces lo hemos decrecido, aflojado, agregamos las características femeninas de creación; ya no es una línea recta y ángulos rígidos. Mucho más suave, más “plegable”, Date cuenta de que jugamos en este espacio, donde está la capacidad de la primera triada, y la segunda triada, para quienes entienden esta palabra, pero está esa capacidad de mirar algo, y sin engancharse simplemente atraerlo hacia la segunda triada, en el centro de la cabeza, y luego atraerlo hacia abajo hacia el corazón.

Simplemente ten esa percepción conciente de la incertidumbre, justo aquí, justo en el espacio del corazón, y crea una rosa¸ sencillamente la ves, la imaginas, simula, lo que sea, justo frente a ti imagina una rosa. No te preocupes por la incertidumbre porque tiene la capacidad de la vacilación, uno se retira, retrocede, reconsidera, pide más información. Pero hay un filtro que ha sido puesto en la incertidumbre, llamado miedo. Permite a la rosa, dirige a la rosa, para que recolecte el filtro del miedo en la palabra incertidumbre, donde has tenido incertidumbre en tu espacio físico tridimensional. Tendrás esta rosa convirtiéndose en el filtro del miedo que cubre la incertidumbre. Quédate en ese espacio de fortaleza, certeza, y entonces mientras todo ese miedo en la incertidumbre se recolecta de la incertidumbre, desde ese espacio de no engancharse, lleva esa rosa directamente al centro de tu cabeza. Y luego hacia abajo al corazón. Y atrae esa vibrante luz rosada, ese amor que tú eres, colocando la rosa justo en el amor. Y el miedo se disuelve.

Este espacio es muy simple, este espacio es donde el niño pequeño mira al Emperador y dice “No tiene ropa”, y sin embargo nadie más ve con los ojos del niño. Ten la sensación de comandar tu presencia en amor. Y crea otra rosa, y haz que esta rosa recolecte el filtro del miedo que está en la duda, que está contenido en tu percepción de la duda. Duda: “Oh, retrocedo. Necesito reevaluar. ¿Cómo funciona esto? Quiero mirarlo de nuevo.” No es un fracaso. Simplemente no es el miedo. Haz que la rosa recolecte el filtro llamado miedo. Muy específicamente, lleva esa rosa a la segunda triada, dentro del centro de tu cabeza, y luego ten la percepción conciente de llevarla adentro del corazón, y traerla a la presencia del amor, disolviendo el filtro de este miedo.

A medida que esa vibración de miedo se disuelve, date cuenta de la sonrisa en el corazón. Ten una sensación de certeza de ti mismo. Permite que la incertidumbre sea un simple mensaje que diga: “Toma una respiración. Retrocede. Se necesita evaluar esto un poco más” O dudar, simplemente es “espera un segundo, explícame eso, por favor. Ah, ahora lo entendí. Gracias.” No hay miedos.

Quédate en quietud, justo aquí. En un estado de validación; sencillamente “Estoy bien.” Aquí mismo trae a tu espacio “claro”, ese color claro, la vibración de claridad. Sentado a esta mesa, simplemente toma conciencia del tú que es nosotros, y el nosotros que es tú, y elige saber lo que nosotros sabemos. Permite que vibre en el espacio de “tú”. Toma conciencia de comandar tu presencia. No hay empujones ni sacudidas; no hay poder por encima; ninguno es inferior o superior. Esta es mi creación. Y simplemente mira lo que acabas de crear. Y ve lo que está disponible para ti. Sin pensar; sin engancharse. Solo absorbiendo quiénes somos. Y siéntete complacido contigo mismo. Aquí mismo, apréciate a ti y a tu capacidad para conocerte.

Te sugerimos que durante el próximo mes pases más tiempo con esta sesión. Mucho se está desplegando. Enormes posibilidades empiezan a estar disponibles. En esta sesión hay peldaños y bloques de armado para que ustedes se vuelvan Maestros de su espacio. Mucho se ha brindado. Muy poco pensamiento se ha requerido.

Siéntense por algún tiempo aquí y continúen absorbiendo, en el amor que ustedes son. Estamos muy excitados en cuanto a qué posibilidades están ante ustedes, y la percepción conciente de cómo ustedes y nosotros somos creadores en esta forma física, y estas oportunidades que se hacen disponibles para elegir crear un nuevo reino de consciencia nunca antes experimentado.

Ahora nos apartamos.

Bendiciones para este viaje.



Mastering Alchemy – 14 de febrero de 2021
www.masteringalchemy.com
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

156 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo