Perdón.

Varios/Otros


Sí, Antarel.

Pregunta: ¿Qué es el perdón para ustedes?

El perdón es la capacidad de amar manifestada en la tolerancia de los errores.
Para poder concienciar a la humanidad en torno del perdón deben primero asumirlo ustedes en sus propios existencias. Mientras no lo incorporen como una actitud en vuestro desenvolvimiento personal y como parte esencial del nuevo ser que deben llegar a ser, no podrán enseñarlo.

Pregunta: ¿Por qué es importante enseñar el perdón?

El perdón es la liberación de la intolerancia y de las limitaciones del egoísmo que lleva a la persona a estar pendiente de los demás de una forma negativa, con un pensamiento y una critica destructiva, que vienen siendo parte de un proceso de justificación de los errores propios.
El perdón es el grado máximo del amor, y son ustedes en vuestro planeta los que pueden llegar a dar el mas alto ejemplo de amor, alcanzando con ello cumplir un rol cósmico de liberación, por cuanto constituyen una civilización de agraviados.

Pregunta: ¿Cómo es eso?

Se os ha hecho mucho daño a lo largo de vuestra historia a veces intentando ayudarlos. Otras veces se les ha perjudicado a propósito, dificultándoles el panorama como a pocos, para probar vuestras aptitudes y lograr aprender a través de vosotros. Por ello, el perdón en vosotros hacia las civilizaciones que se propasaron vendría a ser un acto original de creación divina, un mensaje de madurez al cosmos, un factor de liberación para todos y de restauración de un orden interrumpido.

Pregunta: ¿Cuáles son las consecuencias de la falta de perdón?

Hay mucha gente que está enferma de resentimientos, de sentimientos de culpa, de envidias y de odios. Todo ello materializa en sus cuerpos las peores enfermedades, por lo que les decimos que el perdón es terapéutico.
Pero recuerden que no podrán enseñar el perdón a la humanidad, sino lo incorporan como parte de su estilo personal de vida; si no hacen del perdón su filosofía de vida.
Deben practicar el perdón en lo secreto de vuestro corazón, conociéndose a ustedes mismos, encarando con comprensión su vida y con caridad evaluando lo que ha significado hasta Ahora. Deben primero tratar de superar sus propios errores, perdonándose primero a ustedes mismos; solo así podrán extender este estado de conciencia y esta actitud a otros.
Además, no es posible hablar de un perdón cósmico si antes no son capaces de vivir la experiencia del perdón en lo diario y cotidiano, con las personas a las que dicen que más aman. Si lo logran podrán darle con el tiempo una dimensión superior.



Extracto de Mensajeros del Cosmos. Una puerta hacia las estrellas.
Sixto Paz Wells

8567 lecturas

3 Comentarios de lectores

18/09/2010

Que inportante que incorpore el perdon en mi vida diria empezando por mi, mi familia, para la humanidad. gracias les amo mucho.

Hugo Alberto desde Estados Unidos

17/09/2010

De acuerdo a mis investigaciones sobre la conducta humana y bajo la ley de atracción, el perdón nace de la culpa y toda culpa atrae un castigo. Estamos en este planeta aprendiendo a vivir como seres humanos y el ensayo error es el sistema que nos enseña a conocer y a aprender de nuestros errores. Me di cuenta que cuando me equivoco y disuelvo el pensamiento creado que produce el error (dolor, tristeza, enfermedad, angustia, etc) todo desaparece como por arte de magia. El hombre como creador independiente, puede crear su destino con su pensamiento, igualmente puede disolver ese pensamiento que le ha producido dolor. La culpa nos la inculcaron los falsos dioses solo para poder manejarnos y mantenernos sumisos a su mandato. Recordemos que nadie tiene la culpa de lo que me pasa, soy yo quien así lo decide, entonces por qué perdonar si solo estamos atrayendo lo que por decisión hemos creado, todos somos espejos unos de otros, y cada situación desagradable, sea emocional, economica o de salud, esta dentro de nosotros y el otro solo nos recuerda por reflejo qué es lo que tenemos que disolver. En vez de perdonar, silenciosamente demos las gracias a ese otro por demostrarme cual es la condición errónea que en esta vida o en otra decidí tener, ya sea por una circunstancia desagradable donde por ignorancia de mis dones creativos.(Es necesario defenderse de cualquier ataque, pero saber que ese ataque en algún momento lo decidí) Decidí por ejemplo: "Veo lo que considero una injusticia y digo: Las personas son malas e injustas Esta decisión, mi creación se encargará de atraer a personas malas e injustas. Por eso nadie tiene la culpa de lo que a mi me pasa, soy yo quien así lo decide. El perdón nos hace dependientes y no humilla ante otros.

Sara desde Venezuela

-.-.-

Gracias Sara!.

Me preguntaba si darle las gracias a alguien no es también una manera de pedir perdón?.

Creo que aveces los extremos nos llevan al egoismo...
"Ah!. Si él está mal por lo que dije es porque debe resolver algo de eso en su cabeza y por ello lo toma como propio y bla, bla, bla.". En resumidas cuentas suena a ... y si le duele... problema de el. Total yo ya me descargue...


Ahora pienso... en acciones hechas por mí que generaron angustia en el otro/s por cuestiones internas, personales... Problemas a resolver que no tenían nada que ver con quienes erí, con quienes descargué mi tensión; con quienes mas amo. Ellos como Maestros ayudaron a sacar de mi; a que me comprotara de esa manera y en ese momento no me di cuenta...

Obviamente no les pedí perdón, porque en ese momento de mi vida "mis ojos estaban cegados" por mi ego. Pero internamente algo me decía que estaba mal. En la medida que fui prestando atención; pidiendo ayuda para poder ver porqué estab reaccionando mal... Dándome cuenta de mis compartamientos después de hechos, poco a poco pude abrir mis ojos y ver que estaba gritando por pequeñeses, por cosas sin sentido, por cosas que podía incluso disfrutar!. al poco tiempo hubo un último llamado de atención. Un cambio de "recibir las cosas". Me di cuenta un segundo antes de lo que estaba por hacer y "me sentí agradecido" por ello y empecé a disfrutar de lo que antes no podía porque me di cuenta que lo que me impedía estar en armonía no era eso sino otra cosa.

En silencio di gracias y también pedí perdón. Y cuando pude en el momento y lugar que creí apropiado di gracias y pedí perdón con mis palabras y me di cuenta que estaba con mi corazón abierto y recibí mucho más de lo que podía imaginar. Aún lo sigo recibiendo.

También me di cuenta que no se me cayó nada.

Gracias!
Oso de Luz te envía un abrazo.

17/09/2010

gracias es precioso

Mercedes desde Chile