Pantallas para ver los eventos.

Varios/Otros


Cuando un paciente usa la palabra "pantalla" para describir como ven los eventos, el ámbito es importante. Los pequeños cuartos de conferencia y la biblioteca muestran mesas con una variedad de libros del tamaño de un televisor. Estos así llamados libros tienen pantallas iluminadas tridimensionales. Una paciente resume los pensamientos de la mayoría de personas con que he trabajado, "Estos registros dan la ilusión de ser libros con páginas, pero son hojas de energía que vibran y forman patrones vividos de eventos". El tamaño de estas pantallas depende del uso dentro de un determinado ámbito. Por ejemplo, en los cuartos de selección de vida que utilizamos justo antes de nuestra próxima encarnación, las pantallas son mucho más grandes que las vistas en las bibliotecas y aulas espirituales. A las almas se les da la opción de entrar estas pantallas del tamaño de la vida. Las enormes y brillantes pantallas usualmente envuelven el alma y han sido llamadas el Anillo del Destino. A pesar del impresionante tamaño de las pantallas las almas pasan más tiempo observando escenas en la biblioteca. La función de las pantallas más pequeñas es monitorear el tiempo pasado y presente en la Tierra. Todas las pantallas, grandes o pequeñas han sido descritas como hojas de película que lucen como cascadas y en las que se puede entrar mientras parte de nuestra energía permanece en el cuarto. Todas las pantallas de visión cósmica son multidimensionales, con coordenadas que registran el espacio y el tiempo de ocurrencia de los eventos. A menudo se les denomina líneas de tiempo y pueden ser manipuladas mediante la exploración del pensamiento. Pueden haber otras fuerzas participando en este proceso, no vistas por las almas. Muy a menudo los pacientes emplean invenciones tecnológicas en la descripción de sus exploraciones, tales como consolas, palancas y diales. Al parecer, todas estas son ilusiones creadas por almas que encarnan en la Tierra. Independientemente del tamaño de la pantalla, la longitud, el ancho y la profundidad en cada cuadro permite al alma ser parte de una procesión de secuencias de causa y efecto. ¿Pueden las almas entrar en las pantallas más pequeñas asociadas con libros en la misma forma que lo hacen en las pantallas más grandes encontradas en el Anillo? Aunque no hay restricciones para el estudio del viaje en el tiempo, la mayoría de mis pacientes parecen usar las pantallas pequeñas para observar eventos del pasado en los que han participado. Las almas toman porción de su energía, dejando el resto en la consola y entrando en la pantalla en una de dos formas:

1.Como observadores que se mueven como espíritus invisibles por los escenarios terrestres sin tener ninguna influencia sobre los eventos. Veo esto como trabajar con realidad virtual.

2.Como actores que participan asumiendo roles en la acción de la escena, hasta el punto de alterar la realidad original mediante la recreación.

Una vez repasados los eventos, todo vuelve al estado original ya que la realidad constante de un evento pasado en el mundo físico permanece inalterado desde la perspectiva del alma que tomó parte en el evento original. A medida que el diálogo progrese en mi siguiente caso, se hará obvio que un ser invisible está recreando con alteraciones una escena de una vida pasada. Estos ajustes pretenden obtener empatia y enseñar al alma del caso 18. Este caso es un ejemplo de lo que algunos de mis pacientes quieren decir cuando se refieren a entrar a mundos de tiempo alterado y causalidad mediante pantallas encontradas en libros, consolas y teatros. Aunque estos ejercicios de entrenamiento en espacio y tiempo no cambian el curso del evento histórico original en la Tierra, aquí pueden actuar otras fuerzas. Acepto la posibilidad de que los recuerdos de mis pacientes podrían demostrar que ellos se están moviendo a través de universos paralelos que podrían duplicar casi con exactitud nuestro propio espacio y tiempo. Incluso, en las aulas espirituales y en las bibliotecas, ellos no ven eventos pasados en la Tierra como hechos ocurridos fuera de la realidad de nuestro universo. Tengo la sensación que lo que un alma de la Tierra es capaz de ver y explicarme es regulado por la resonancia de sus guías personales. Cuando llegan a la sala de selección de vida, con pantallas más grandes para observar únicamente el futuro, su perspectiva sobre una realidad constante cambia más a una realidad fluctuante. Los eventos en cualquier pantalla pueden ser adelantados o retrocedidos. Pueden presentarse en movimiento rápido o lento, o congelarse para su estudio. Todas las posibles acciones por parte de quien observa las imágenes están disponibles para su análisis, tal como si se usara un proyector de películas. Uno puede percibir del caso 18 que un evento pasado en nuestro mundo físico no es cambiado indeleblemente por este individuo a pesar de que su alma existe en el eterno ahora del mundo del espíritu. Algunos llamarían estas proyecciones "no tiempo" para almas, porque el pasado puede ser alterado con posibilidades futuras en la siguiente vida desde un tiempo espiritual siempre-presente.

Este caso involucra a un alma llamada Unthur, quien acaba de terminar una vida marcada por la agresividad física hacia las demás personas. Sus mentores decidieron iniciar la revisión de su vida en la biblioteca con una escena de su niñez en un patio de juegos.

Dr. N.: Cuando retorna al mundo del espíritu, Unthur, ¿hay algo que se destaque de su revisión de la vida que acaba de terminar y que usted recuerde de manera particular? P: Después de visitar a mi grupo por un rato, mi guía Fontanious me acompaña a la biblioteca para estudiar en privado mientras mi vida pasada está aun fresca.
Dr. N.: ¿Es esta la única vez que vendrá a este lugar? P: Oh, no. A menudo venimos por nosotros mismos a estudiar. Es también una forma de prepararnos para nuestra próxima vida. Estudiaré vocaciones y ocupaciones para la nueva vida a la luz de mis objetivos, para ver si son compatibles.

Dr. N.: Esta bien, entremos a la biblioteca. Por favor describa todo lo que ve, en el orden que lo ve. P: El cuarto está en un gran edificio rectangular. Todo es de un blanco transparente y reluciente. Las paredes están alineadas con grandes y gruesos bloques.
Dr. N.: ¿Lo ha traído Fontanious hasta acá? P: Sólo al principio. Ahora estoy con una mujer de blancos cabellos. Su rostro infunde tranquilidad. Lo primero que noto al entrar son las largas hileras de mesas que se alargan a la distancia, no puedo ver donde terminan. Veo muchas personas sentadas en las largas mesas, observando libros que tienen enfrente suyo. No están muy cerca los unos de los otros.

Dr. N.: ¿Por qué? P: Oh... no encarar al prójimo es cuestión de cortesía y respeto a la privacidad.
Dr. N.: Por favor continúe. P: Mi bibliotecaria luce tan escolar... nosotros llamamos a esta gente los Escolásticos (para otros son los archivadores). Ella se mueve hacia una sección de la pared y saca un libro. Sé que son mis registros, (con voz lejana) Ellos contienen historias que han sido contadas y aquellas que otros desconocen.

Dr. N.: (con algo de frivolidad) ¿Tiene su carné de biblioteca? P: (risas) No se requiere carné, sólo sintonía mental.
Dr. N.: ¿Tiene más de un Libro de Vida asignado a usted? P: Si y este es el que usaré hoy. Los libros están organizados en orden en los estantes. Sé donde están los míos, relucen cuando los miro desde la distancia.

Dr. N.: ¿Puede ir usted mismo al estante? P: mmm... no... pero creo que los de mayor edad lo hacen.
Dr. N.: ¿Así que en este momento la bibliotecaria le ha traído el libro que se supone va a estudiar hoy? P: Si, hay grandes pedestales ubicados cerca de las mesas. La escolástica abre el libro en la página donde he de comenzar.

Nota: Ahora estamos en la etapa en que cada caso toma una calidad única de compromiso personal con la pantalla del Libro de Vida. La mente consiente puede o no ser capaz de traducir al lenguaje humano lo que la mente superconsiente ve en la biblioteca.

Dr. N.: ¿Entonces ella lo inicia en el pedestal antes de que usted lleve el libro a una mesa? P: Si... estoy mirando una página con... escritura... letras doradas...
Dr. N.: ¿Puede leer esta escritura para mí? P: No... no puedo traducirla ahora... pero sé que es mi libro.

Dr. N.: ¿No puede entender siquiera una palabra? Mírelo de cerca. P: (pausa) Puedo... ver el símbolo griego PI (símbolo PI).
Dr. N.: ¿Es este un simbolismo de una letra del alfabeto griego o tiene un significado matemático para usted? P: Creo que tiene que ver con relaciones, cómo una cosa se relaciona con otra. La escritura es un lenguaje de movimiento y emoción. Uno siente la escritura como... vibraciones musicales. Estos símbolos representan las causas y efectos de un conjunto de relaciones proporcionales entre circunstancias similares y diferentes en mis vidas. Hay más, pero no puedo... (se detiene).

Dr. N.: Gracias por eso. Ahora dígame, ¿qué va a hacer con este libro? P: Antes de llevar el libro a un espacio vacío en una de las mesas, vamos a hacer un ejercicio juntos. Los símbolos escritos nos dicen dónde pasar las páginas... pero no puedo decirle cómo... no sé cómo explicarlo.
Dr. N.: No se preocupe, está haciendo un gran trabajo con sus explicaciones. Sólo dígame cómo le ayuda la bibliotecaria. P: (toma aire profundamente) Pasamos a una página que me muestra siendo un niño jugando en el patio de juegos de mi escuela, (el paciente empieza a temblar) Esto... no va a ser divertido... me dirijo a la época en que era un chico malo y perverso... se supone que debo experimentar esto de nuevo... ellos quieren que vea algo... una parte de mi energía... se arrastra hasta la misma página...

Dr. N.: (animándolo) Está bien, deje que la escena se desenvuelva y dígame todo lo que pueda. P: (retorciéndose en su silla) Después que... me arrastro dentro del libro... estoy completamente metido en la escena, en todo sentido, como si fuera parte de una filmación que es reproducida toda de nuevo. Estoy en la escuela. Soy un chico rudo que abusa de los más pequeños y menos agresivos... golpeándolos y arrojándole piedras a todos cuando los encargados del patio de recreo no están observando. Y luego... OH, ¡NO!
Dr. N.: ¿Qué sucede? P: (alarmado) Oh... ¡por amor de Dios! Ahora soy el más pequeño en el patio y estoy siendo golpeado ¡POR MÍ! Esto es increíble. Después de un rato soy yo de nuevo, siendo apedreado por todos los demás. OW, ¡ESTO DE VERDAD DUELE!

Dr. N.: (después de calmar al paciente y llevarlo de nuevo a la biblioteca) ¿Estaba en el mismo marco de tiempo al de su niñez o en una forma alterada de la realidad? P: (pausa) Era el mismo tiempo, pero la realidad fue alterada. Nada de esto pasó en mi niñez, pero debería haber sucedido. El tiempo fue reproducido en una forma diferente. Podemos volver a vivir un evento para ver si podemos asimilarlo mejor. Sentí el dolor que inflingí a otros al intimidarlos y agredirlos.
Dr. N.: Unthur, ¿qué ha aprendido de todo esto? P: (una larga pausa) Que era un chico rabioso, llevado por el temor a mi padre. Aquellas son las escenas que haré a continuación. Estoy trabajando la compasión y aprendiendo a controlar mi naturaleza rebelde como alma.

Dr. N.: ¿Cuál es el significado de su Libro de Vida y su presencia en toda esta atmósfera de biblioteca? P: Estudiando mi libro soy capaz de reconocer errores y experimentar alternativas. Estar en esta pacífica área de estudio, observando a todas las otras almas en sus mesas, haciendo lo mismo, bueno, genera una sensación de camaradería, en cierta forma todos estamos pasando por lo mismo.

Más tarde, en nuestra sesión, descubrimos que Unthur necesitaba autodisciplina y más consideración con los demás. Este había sido un patrón de conducta durante muchas vidas. Cuando pregunté si era posible estudiar vidas futuras en la biblioteca, recibí esta respuesta. "Si, podemos explorar una variedad de posibilidades aquí en las líneas de tiempo, pero los eventos futuros son muy indeterminados y este no es el momento para tomar una decisión sobre lo que ha de venir". Cuando escucho este tipo de declaraciones, pienso en universos paralelos donde se pueden examinar todas las posibilidades y probabilidades existentes. En este escenario, el mismo evento podría ocurrir ligera o radicalmente alterado en la misma línea de tiempo pero en múltiples espacios y uno podría existir en muchos universos simultáneamente. Sin embargo, la Fuente de todo tiempo y espacio podría emplear realidades alternas sin necesidad de universos paralelos. En capítulos posteriores, citaré reportes de universos múltiples que existen a nuestro alrededor y que no son duplicados de nuestro universo.

En el mundo del espíritu, las almas que observan las pantallas parecen moverse del pasado al presente y al futuro y regresan simultáneamente en el mismo espacio. Cuando las almas están en la biblioteca, me han dicho que ciertas secuencias de eventos futuros pueden lucir borrosos y en algunos casos casi desaparecer. Por otra parte, en las aulas de clase con pantallas más grandes y especialmente en el lugar de selección de vida, con gigantescas pantallas con consolas, las líneas de tiempo parecen ser más notorias. Esto permite una más fácil exploración por parte del alma para el estudio de vidas futuras. Las almas más nuevas deben adquirir estas habilidades aprendiendo a combinar sus ondas de luz con las líneas en las pantallas. Concentrando su esencia de esta forma, las imágenes se enfocan de manera que les resultan propias. Las líneas de tiempo en las pantallas se mueven hacia atrás y hacia delante, cruzándose como ondas de resonancia de probabilidad y posibilidad desde el tiempo ahora del mundo del espíritu, donde el pasado y el futuro se unen y todo puede ser conocido.

Los casos 17 y 18, como todos los casos presentados, generan la pregunta sobre lo que la verdadera realidad es. ¿Son reales las aulas de clase y la biblioteca, con sus pantallas de tiempos pasados y futuros? Todo lo que sé sobre la vida después de la muerte proviene de la observación de mis pacientes. El observador me comunica, en estado de trance, desde la mente de su alma por intermedio del cerebro. Es el observador el que define las propiedades de la materia y de la sustancia etérea tanto en la Tierra como en el mundo del espíritu. Consideremos el último caso. Unthur me dijo que no podía cambiar su pasado mediante una segunda visita al lugar de los eventos. Sin embargo, cuando ya muerto regresó al patio de juego de su niñez para participar activamente. Una vez más él fue un niño, jugando con otros niños, con todas las visiones, sonidos, olores y sentimientos asociados con ese evento. Algunos de mis pacientes dicen que estos son eventos simulados, pero ¿lo son? Unthur se hizo parte de la escena en la que intimidaba a otros niños y luego fue atacado por ellos. Pudo sentir el dolor y se retorció en su silla por un dolor que no había sufrido en la línea de tiempo de su niñez. ¿Quién puede decir que no hay una realidad alterada que existe simultáneamente para todos los eventos, en la que el origen y el resultado son intercambiables? El alma observadora puede trabajar con muchas realidades al tiempo en el momento en que estudia en el mundo del espíritu. Todos poseen un patrón espiritual de enseñanza. Nos preguntamos si nuestro universo es sólo una ilusión. Si los pensamientos eternos del alma son representados por una energía luminosa inteligente que no tiene tiempo ni forma, no puede ser restringida por nada en nuestro universo. Entonces, si una conciencia cósmica controla lo que la mente del observador ve en la Tierra, todo el concepto de causa y efecto dentro de determinados intervalos de tiempo es simplemente una ilusión diseñada para entrenarnos. Incluso, si todo lo que creemos que es real es en verdad una ilusión, entonces la vida sencillamente no tendría sentido. Sabemos que si empuñamos una roca en nuestras manos, ésta es real desde el punto de vista de observador y participante en el mundo físico. Debemos recordar que una inteligencia divina nos puso en este medio para aprender y crecer para un bien mayor. Ninguno de nosotros está aquí por accidente ni tampoco los eventos que nos afectan en nuestra propia realidad en un momento dado.




Extracto de "DESTINO DE LAS ALMAS"
Un eterno crecimiento espiritual
MICHAEL NEWTON Ph.D

6403 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo