Palabras.

Varios/Otros


Por eso no solo se debe limpiar la suciedad de tu propia casa, también cuidar que otros no la usen para ensuciar la propia. ¡Acaso no limpias la de tus aposentos cada mañana, y abres las ventanas para que entre el sol!. De la misma forma entonces que limpiamos la casa, también nuestro cuerpo es parte, en donde reside El Padre; para producir el bien deberemos primero estar limpios y así RECIBIR LA LUZ.

Cuando creas todo perdido recuerda, que nada es para siempre, pero para que cada cosa exista en su lugar, debes tener un orden, y en tu búsqueda poder hallarlo nuevamente.

Cuando los problemas son la parte más importante de nuestras vidas, estaremos descuidando valores que no se pueden apreciar por la velocidad en que vivimos.

Aquellos que pierden su validez, son el producto del cual ya no se pueda comprar más nada, siempre se esta vigente cuando luchas por tu marca personal, pero siempre con la intención de no sobresalir, y simplemente participando.

Puedes producir daño, cuanto más mérito le des a lo que no es tan importante para tu desarrollo interior, está en la simpleza poder ver los descuidos que produces con tanto odio hacia ti.

Es el amor el que permanece y enseña como se producen los buenos frutos, porque es allí donde muere la miseria del árbol, muriendo con ello la contaminación que cada uno crea para sí.

Por ello vivir enclaustrado en los propios mecanismos materiales, nos limita expandirnos.

Las carencias parten de los miedos, propio de lo que crea la mente de los hombres, pues todo, ¡recuerda! Es un mecanismo que proviene de lo que cada uno plasma en el ambiente que se rodea y en lo más profundo de uno mismo.

Recuerda, las pasiones pertenecen a la carne, es lo que nos confunde en el proceso del crecimiento espiritual, porque aquél que trasciende por sobre toda materia, tiene asegurado el conocimiento que no escapa a los ojos del corazón.

Si algún día tienes todas las respuestas y no necesitas de consejos, ¿vale de algo que hayas crecido en vano?.

Por eso, cuando necesites consejos, ve a buscarlos de aquellos que no quieren ningún mal, y aliméntate de la consideración HACIA TI, para aprender a escuchar siempre, un poco más.

Hay veces que el camino que da a la vida, nos hace fieles en el compromiso de aceptar lo que cada uno ha creado para sí.

El amor desinteresado nos muestra que ya no tememos a que nos saquen, sino que nos hace mas fuertes, a la hora de mostrarnos tal como somos.

Si dejamos transcurrir el tiempo sin haber dejado los egoísmos, a la hora del dolor no nos habremos perdonado tanta inmadurez.

El despertar es sin lugar a dudas, un mecanismo en donde sin tener, nada nos falta.

El hombre hace lo que lo condena y piensa vivir condenado, ya que es una forma de creer que se está viviendo intensamente una felicidad nefasta.

Cuando amamos no objetamos sobre errores cometidos, ni sobre nuestras propias frustraciones, solo aprendemos a no seguir cayendo en injusticias, hacia los que más nos aman.

Si amo estoy dispuesto a aceptarlo todo, pues si no lo acepto, estoy cayendo en la misma necedad que caen todos, amando hipócritamente.

Cada vez que alguien es lastimado por el dolor de una falta ajena, es porque todavía lleva dentro un rencor no consolidado.

El recuerdo del rencor, nos hace de alcance corto en el momento de dar amor.

Si permitimos con intenciones bajas lograr algún mecanismo egoísta, pagaremos con creces el producto de la pobreza de corazón.

Cada vez que no hago lo que debiera y dejo que todo pase a mi alrededor, estoy dejando que la intolerancia llegue, sin que me de cuenta lo que se me está queriendo decir.

Si te doy todo como madre y todo lo que me pides doy, si tienes tanto, acaso, que tan igual es lo que necesito de ti.

Si no tengo lo que quiero y no das lo que te he pedido, ¡hombre! Que tan simple ha sido el hecho de que me ames, si puedes entregarlo todo. Si más allá, como tu vienes a mi, más no necesitarás, al lugar a donde has de ir.

Solo con los errores asumidos se conoce el verdadero principio de lo idóneo.

- Madre, no quisiera que te vayas, me faltan preguntarte tantas cosas, que no alcanzo a recordar en estos momentos.

- Hijos míos que están en mi, que los he criado, que los he amado, que les he dado todo para complacerlos, ya es hora de que crezcan y maduren "solos" a una nueva forma de vida que les espera. Su madre hoy, está manifestándose en uno y otro lado de su cuerpo, al que le han ocasionado miles de heridas, porque así se lastima la tierra como la carne y lo que cada uno lleva dentro como sistema, así uno se infringe un daño por situaciones que uno mismo complica y se manifiesta en algún órgano del cuerpo, así es como mis órganos sienten, el dolor que infringen con la maldad. Mis aparatos reproductores, mi esencia, mis mecanismos de defensa, están actuando contra los gérmenes que se han pronunciado, porque bien una célula buena cumple la función de no contaminar al cuerpo, puede que también se contamine si no cumple con esta función y se degenere y sea atacada por la defensa que existe en lo mínimo como en lo máximo.

El bien, es el orden, el mal siempre tratará de hacerlos caer desde un punto de estrategia que solo ustedes pueden comprender en el momento que sepan cual es el verdadero camino, esto es para que se superen día a día. Ya con un rumbo acertado, pueden reconocer quienes son y quienes no, porque todo será aclarado y reconocido, porque ha llegado el tiempo que muchos se muestren tal en lo que se han convertido, y de lo que nunca fueron.

El Padre tiene mecanismos que lo llevan por puertas secretas hacia todo el universo, y se conecta con sus más cercanas "ramas" que permanecen intactas, por la luz que yace en Él. Dios llega a todos, porque en todo Él está, pues que sería de nosotros si en verdad solo fuéramos. Es quizás, que por ganancia personal, nos permitimos llegar a cada paso en la comprensión a nuestro Padre, porque así yo soy tu Madre en lo superior, siendo un elemento que funciona con el organismo vivo de la gran manifestación y se proclama desde la materia viva, que es la que se crea con mi propia naturaleza, y salen hijos, que contrastan con otros, y estos procrean hijos que se anteponen a estos otros, y llegan así a crear cada condición, hasta que estos forman su propia capacidad, para generar su propia inteligencia, porque cada plano tiene la capacidad y la compensación, hasta que llegaron ustedes de todo el orden de cosas y este orden también es un estado, que a cada estado se le es advertido desde Mi y desde el Padre con cada suceso, que también se advierte a los otros planos, que cada plano funciona con el requerimiento de su propia naturaleza, que cada sentido puesto en este orden, funciona, pero existen otros desordenes que funcionan con planos más bajos y que se manifiestan también en otros más altos, hasta que el Padre llega a restablecerlo todo, porque el respeto tiene que decidir sobre lo que otros organismos que están en mi, no comprendieron la razón. Porque la razón es la fuerza que lo mueve todo, porque cada uno de los que están regocijados de lo que les he dado como Madre, no han aprendido cual es el motivo de su existencia, ni tampoco han sabido reconocerse ni reconocer, han sido como niños caprichosos que quieren todo y no han dejado nada en pié.

Yo dejaré que el Padre venga a mi, ya que apenas también soy una simple célula, que ha estado cargada de dolor, y que tan simple como soy, también si he faltado al control de mis hijos, puedo estar fuera de este sistema. Porque así como se saca la hierba mala de entre la buena, también es arrancada la buena entre malas y el Padre ordenará, y en mi elevación comprender.

- Pero Madre, como había yo de saber eso...!

Hijo lo debiste suponer, antes de cometer más errores, pero hoy si no has perdido la conciencia, estarás dentro de la oportunidad que Dios les da a los buenos hijos, pero recuerda, el dormirte te hará iguales a aquellos que viven solo para si mismos, y lo único que hacen es distraer a los otros de lo que cada uno debe cumplir.

En las cosas de Dios está todo, y hoy nosotros acariciamos el desafío que se nos tenía preparado, son ustedes y desde ustedes que se preparen para este cambio, en donde el mal no quedará en pié.

- Quiere decir que todo se va a destruir...!

- La destrucción está en cada conciencia, es el hombre que hace que las cosas se destruyan, porque todo lo que hacen, es un principio que llega como un mecanismo de auto eliminación. Recuerdas aquella novela de suspenso, en la que el personaje va a cumplir una misión secreta para su gobierno como espía, que si lo descubren, tiene un veneno mortal, que de ser imperioso lo toma, para no soportar las torturas más terribles de su enemigo!, bien, el hombre en su espíritu, también lleva un dispositivo, que si se vuelve negativo, muere en el intento de seguir produciendo más daño. Porque la materia tiene medida, más no el verdadero ser que viaja a otros mundos con toda libertad, porque la ciencia que ha creado el hombre no es para todos, solo para aquellos que egoístamente quieren acumular más de lo que tienen, para dominar su propia necedad. Aquél que se mantenga firme en su fe, seguro no le faltará nada, más si su fe está comprometida, dará muestras de su valentía para contrarrestar lo opuesto al bien.

Aquel que alcance el compromiso con decisión será visto por el tibio, que solo mira al paso como suceden las cosas, sin tomar parte en el asunto, aunque bueno a simple vista, no sirve para la función que el Padre requiere de sus hijos, hasta es más, se permite interceder creyéndose en su egoísmo el propio bien. Por eso digo que no hay justicia del Padre para ellos, más de la que ellos se proclaman desde su propia vanagloria.

- Madre, te has enojado conmigo, si yo solo he tratado de entenderte...

- Querido hijo, estoy cansada, solo quisiera dormir, pronto vendrá tu Padre, así que duerme, para que cuando Él venga, estar preparado, mirarte con orgullo y acariciarte en su eterno amor.

- ¿Tu crees mamá, que Papá se enoje con nosotros y con mis hermanos?.

- Él en su gran carácter, es un gran sabio, y en su sabiduría debe contener toda esta familia cósmica que ha creado, a partir de su respeto. El siente afecto por los hijos de la tierra; tal si una oveja se escapa fuera del corral, ¿no va el pastor a buscarla, dejando sus otras ovejas abandonadas?, pero cuando llegan las que se han escapado, antes de mezclarlas con las que han permanecido fieles, las pone al cuidado para que no se malogren y se pierdan como las otras. Así es el Padre, espera que las ovejas descarriadas tomen conciencia, y la única forma para que esto pase es reprendiendo a sus hijos lo que mal han hecho.

- ¿En verdad nos castigará, cuando venga...?

- ¿Acaso un Padre justo castiga a hijos justos?

Duerman hijos, duerman, pero no olviden antes de dormir, pedir a Dios que les muestre el camino que da a la vida, para que su vida no haya sido en vano, y tener que sentir la furia de su poder, y el castigo que cada uno se infringe desde el error.

No juzguéis, para no ser juzgados. Porque con el juicio con que juzguéis seréis juzgados, y con la medida con que midáis, se os medirá.

¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu ojo?

¿O como vas a decir a tu hermano: deja que te saque la brizna del ojo, teniendo la viga en el tuyo?

Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás "ver", para sacar la brizna del ojo de tu hermano.


* MENSAJE DEL AUTOR

Es mi deseo que la tierra despierte
y con su despertar
despierte a los hijos del eterno
que sabrán donde,
trabajan silenciosos y con una intención elevada
en cada lugar
de la Madre Tierra.

Dios ayude a las razas para que despierten
de su largo sueño,
y despierten a los indígenas
que llevamos dentro,
herederos del conocimiento,
por la pureza en que nacieron,
Dios pueda hacer ver el dolor
a la gente que vive en mundos necios,
de una Tierra que clama a gritos
su libertad, de aquellos,
que siguen destruyendo.

Dios no permita más que esto pase
pues esta Madre que nos contiene
solo piensa que la "amen"..."amén".



Extracto de "Má Tierra"
UN GRITO DE ESPERANZA QUE LLAMA AL DESPERTAR DE SUS HIJOS
Mario Cannas

5335 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo