Oración de protección

Varios/Otros


En el nombre todopoderoso de nuestro señor amado y resucitado yo clamo y reclamo su preciosísima sangre sobre mi, sobre este lugar en el aire, la atmósfera, el fuego, el agua, el viento, la tierra, lo subterráneo, los abismos de la tierra, para que las fuerzas del mal bajo la tierra, y todo a mi alrededor, no tengan ningún poder sobre mi, yo te suplico de corazón protégenos de todo mal y peligro, de los enemigos invisibles defiéndeme, bajo tus alas protégeme y con tu espada resguárdame,

yo (nombre y apellido) sello con la sangre de Nuestro Señor Jesucristo mi espíritu mi alma mi mente mi cuerpo mi pasado mi presente mi futuro, sello todo lo que soy todo lo que tengo, lo que hago, sello el norte sello el sur sello el oriente sello el occidente, sello la puerta de mi casa, sello lo ancho, lo largo y lo profundo, sello mi habitación, y todos los presentes, sello toda mi familia, sello mis posesiones, mis animales, sello todas las fuentes de ayuda, pongo toda mi esperanza en la protección de la sangre de Nuestro Señor Jesucristo,

yo (nombre y apellido) me coloco en la presencia de Nuestro Señor Jesucristo y me someto a su señorío, me coloco la armadura de Dios, para que en el día que creo es malo, pueda resistir y permanecer firme, me mantengo firme tomando la verdad como cinturón, su amor como yelmo y su espada como justicia, llevo el escudo de la fe y así puede atajar las flechas incendiarias del maligno, acepto la salvación y la espada del Espíritu Santo e invoco a San Miguel Arcángel para nuestra protección y que se haga Tu Santísima Voluntad.


Gracias Aracelly.

10202 lecturas

3 Comentarios de lectores

08/04/2011

Disculpenme pero creo la compañera esta en un error, esta manejando un nivel de evolución muy pero muy denso adonde se necesita protección. La protección máxima es mantener la mente focalizada en esa parte Divina que habita en mi ser y la responsabilidad y tranquilidad de manifestar a Dios en mis actos.

Mis bendiciones y Amor. Lupita desde Mexico

07/02/2011

Hola amigos:

Permitánme contribuir con SALMOS DE PROTECCION. Estos salmos repetidos constantemente te protegen de toda maldad. Son los Salmos 91, 23 y 121.

Saludos,

Carmen desde Peru


SALMO No. 91

1. El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente

2. Diré yo al Señor; Esperanza mía y Castillo mío; mi Dios, en EL confiaré.

3. Y EL te librará del lazo del cazador; de la peste destruidora.

4. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad.

5. No tendrás temor de espanto nocturno, ni de saeta que vuele de día;

6. Ni de pestilencia que ande en oscuridad, ni de mortandad que en medio del día destruya.

7. Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará.

8. Ciertamente con tus ojos mirarás, y verás la recompensa de los impíos.

9. Porque tú has puesto al Señor, qué es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación.

10. No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada.

11. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos.

12. En las manos te llevarán, porque tu pie no tropiece en piedra,

13. Sobre el león y el basilisco pisarás; hollarás al cachorro del león y al dragón.

14. Por cuanto en mí ha puesto su voluntad, yo también lo libraré; pondrélo en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

15. Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; lo libraré, y le glorificaré.

16. Saciarélo de larga vida, y mostraréle mi salud.


SALMO 121

1. Alzaré mis ojos a los montes, de donde vendrá mi socorro.

2. Mi socorro viene del Señor, que hizo los cielos y la tierra.

3. No dará tu pié al resbaladero; ni se dormirá el que te guarda

4. He aquí no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel.

5. El Señor será tu guardador, el Señor será tu sombra a tu mano derecha.

6. El sol no te fatigará de día, ni la luna de noche.

7. El Señor te guardará de todo mal, El guardará tu alma.

8. El Señor guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre.


SALMO 23

1. El Señor es mi pastor, nada me faltará

2. En lugares de delicados pastos me hará yacer, junto a aguas de reposo me pastoreará.

3. Confortará mi alma, guiaráme por sendas de justicia por amor de su nombre.

4. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo, tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

5. Aderezarás mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores, ungiste mi cabeza con aceite, mi copa esta rebosando.

6. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

07/02/2011

Gracias mil gracias.
Esta oración me ha llegado al alma.
Envío muchas bendiciones para todos por esa hermosa labor, cada mensaje libera una parte de mi que ha estado muy escondida, gracias por ayudarme a caminar y a sanar con amor.

Beatriz desde Ecuador