Mi voluntad de ayudar cuando puedo ayudar.

Varios/Otros


LA SOLIDARIDAD MORAL ES ALGO MÁS QUE MERA SOLIDARIDAD, Y COMIENZA A SER UNA OBLIGACIÓN CUANDO YO DISTINGO, Y ME DOY CUENTA DE QUE LO QUE EL OTRO ESTÁ HACIENDO, O POR HACER, LE VA A COMPROMETER DE MANERAS MUY PELIGROSAS O PERTURBADORAS, OBSTACULIZANTES.

No somos quiénes para afirmar que la vida de los demás es suya de ellos y de nadie más, toda vez que está interconectada con la de quienes le rodean, pero en una forma comprometida por cuanto a realidades. No somos quiénes para hacernos de lado cuando los demás dan pasos tan desprotegidos, descaminados, errados, de poca visión, que es como si estuvieran amarrándose, aventándose o lanzándose a sí mismos con poca prudencia. Y además lastimándose.

No somos quiénes para determinar los límites en que nuestras personas pueden, incluso debiera intervenir en casos singulares de sus decisiones personales de los demás : pero es un hecho que engrandece al alma cuando no da de sí en una variedad de modalidades, desprendiéndose de aquello que uno es o tiene para donarlo.

No es obligación comprometer los recursos personales, ni el tiempo acaso : pero la obligación moral crece en proporción directa con el tipo de cercanía que se tenga con el otro.

No somos quiénes para adjudicarnos obligaciones que bien a bien no nos pertenecen, simplemente porque son ellos quienes así lo determinan para sus vidas de ellos. Pero LA SOLIDARIDAD MORAL ES ALGO MÁS QUE MERA SOLIDARIDAD, Y COMIENZA A SER UNA OBLIGACIÓN CUANDO YO DISTINGO, Y ME DOY CUENTA DE QUE LO QUE EL OTRO ESTÁ HACIENDO, O POR HACER, LE VA A COMPROMETER DE MANERAS MUY PELIGROSAS O PERTURBADORAS, OBSTACULIZANTES.

No soy para desdecir de mis obligaciones, por más que argumente que ya pasó el tiempo en el que la otra persona guardaba conmigo un lazo de mayor cercanía : es importante que te des cuenta a tiempo cuándo es que puedes, con todo derecho, intervenir en variadas formas en la vida y decisiones de quienes más amas, o te aman, a guisa de un compromiso gozoso al que toda alma tiene derecho.

Las obligaciones son consideradas capitales dentro de la familia. Al igual en amistades sólidas en el tiempo. Las obligaciones como tale pueden objetarse según cada caso y tipo de cercanía o relación : PERO SI TU PUEDES DAR UN PASO HACIA LA SOLUCON DE GRAVES DILEMAS EN QUE TU HERMANO SE CUENETRE, NO DUDES EN HACERLO PORQUE ELLO TE ABRIRA ESPIRITUALMENTE A UN ESQUEMA DE AUMENTAR TU CONCIENCIA PERSONAL HACIA OPORTUNIDADES.

ESTA ESCONDIDA EN LA ACTITUD VOLUNTARIA TUYA PARA DONAR DE TU TIEMPO, Y DE RECURSOS DE VARIADO TIPO CON QUE CUENTAS, UNA PUERTA QUE DESDE SIEMPRE HA SIDO COLOCADA PARA CADA CONCIENCIA, PARA CADA PERSONA : QUE DA POR RESULTADO UNA MAYOR EVOLUTIVIDAD : ESA OPORTUNIDAD DIENSIONAL ESPIRITUAL SE ACERCA MAS A LA MANO CONFORME TU ACEPTES COMPROMETERTE EN DONACION HACIA COLABORAR CON DILEMAS Y PROBLEMAS DE QUIENES TE RODEAN.

Los mandatos no serían apropiados si no respetaran en alguna forma ciertas delimitaciones personales de cada quien. Y toca a cada cual distinguir cuál es esa parte que la vida te urge para que llegues en efecto a tomar entre tus manos las riendas de dificultades, imposibilidades, defensas ante peligros que tú muy bien puedes distinguir. Y que acaso además la otra persona no está distinguiendo.

YO SOY ALDERION, GUARDIAN DE LOS BENEFICIOS DE LA

HUMILDAD.

Marzo 14 de 2019
ALDERIÓN A TRAVES DE ABIRA-SAN

86 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo