Lógica e Inteligencia.

Varios/Otros


En Pléyades, los conocimientos se transmiten con la vida, de padre a hijo, en forma inmediata, total y espontánea y eso no es difícil de explicar ya que en el cerebro de ustedes pasa algo similar sólo que gran parte de sus neuronas están en esta do permanente de latencia y el traspaso de conocimientos, hoy en día en ustedes, no es instantáneo al nacer y se efectúa por alimentación recesiva exponencial, lo que supone ciclos evolutivos de progresiva asimilación mental que ustedes de finen de muchas maneras y sinceramente; no siempre entendemos en su totalidad, ustedes hablan de cultura, experiencia, sabiduría, inteligencia... Tienen que entender que esos son términos, para nosotros, aceptados mecánicamente a través de filtros telepáticos (en este caso, las neuronas de Lucio) son aceptados como conceptos nunca como principios.

Hay muchas imprecisiones en sus manifestaciones, a veces nos parece haberles entendido y de repente nos encontramos contradicciones inexplicables que nos demuestran que no habíamos entendido nada en absoluto de su manera de pensar. Para ustedes, citando como ejemplo algo básico, lógica e inteligencia son factores separados y autónomos, admiten que lo lógico puede no ser inteligente y que lo inteligente puede no ser lógico, eso para nosotros, en cambio, no es ni lógico, ni inteligente.

La lógica y la inteligencia están estrechamente vinculadas, así como el cerebro y el músculo en ustedes. La lógica es una esencia universal asimilada en mínimas partículas espontáneas por todo órgano sensitivo vibrante como el cerebro humano, que pasa así a ser un electromotor alimentado por logos impulsos.

Los seres puros del espacio, como nosotros de las Pléyades estamos estrictamente vinculados a esta espontaneidad, nunca hemos buscado dar a nuestro cerebro otro alimento extraño a lo que nos llega de la lógica o Inteligencia Universal. Ustedes los hombres, dejados libres en sus manifestaciones pero observados constantemente en este experimento, se aferraron a su inteligencia atribuyéndole características de desmedida ambición, hasta llegaron a considerarse únicos ejemplares en el cosmos, hay quienes todavía así lo creen; decidieron autodefinirse inteligentes, únicamente, porque sustituyeron la transmisión de pensamiento con ingeniosos sistemas como el teléfono y el telégrafo y sustituyeron la espontaneidad genética como medio para transmitir el cono cimiento con libros, universidades, escuelas, técnicos y cien tíficos y se fueron olvidando en su encumbramiento algo soberbio de su espontaneidad ancestral: poco a poco fueron creando un robot artificial y artificioso con sus defectos y debilidades, el hombre moderno, algo ridículo y monstruoso con su cerebro semianquilosado por el materialismo. Todo eso fue así porque ha sido necesario que así fuese, pero acuérdense, todo eso no es ni lógico, ni inteligente, lo lógico y lo inteligente sería que todo eso no hubiese sido así, ya que se conocían previamente los resultados. . . los resultados eran previsibles pero nosotros tenemos por descontado y aceptado que existen factores cuánticos que se escapan al control más estricto y tuvimos que comprobar suposiciones con respecto a ustedes y a la humanidad en general. Por eso tenemos el deber de devolverlos ahora a los inicios genéticos ya que el tiempo concedido al experimento está por cumplirse, eso explica tal vez a ustedes nuestros contactos a través de nuestros hermanos de misión.

No somos nosotros los que tenemos que llegar a ustedes, son ustedes los que tienen que llegar a nosotros, no puede ser de otra manera; ese contacto lo podrán lograr, única mente, elevando su espíritu que es el único elemento en común entre nosotros, ustedes y el cosmos. Si tienen que subir una carga a la cima de una montaña no lo podrán lograr sino con esfuerzo, esfuerzo conjunto, impulsando la carga hacia arriba, muy difícilmente lo lograrían si se pusieran a esperar que la cima de la montaña bajare hasta ustedes, esto es lo que parece que pretenden de nosotros y no nos gusta con testarles ya que nos obligan a repetirles que somos superiores, y esto no deja de ser antipático ya que no nos entusiasma ser superiores a nadie, y nuestra misión estriba exactamente en que ustedes regresen progresivamente a nuestro nivel y que todo ser quede establecido en la vibración de la Inteligencia Universal.

1. Dios es todo, ese todo que nos circunda por todos la dos, respétalo todo y le respetarás a El.

2. Respeta con amor a tus hijos y a los hijos de tus hijos y serás respetado por ellos.

3. Respeta y aprecia la espontaneidad de los que tienen menos años que tú, esfuérzate por entenderlos: la sabiduría de tu mayor experiencia estriba en la conciencia de tu mayor conocimiento y en el deseo permanente de transmitirlo a ellos.

4. Respeta la ley: haz que los más jóvenes la reconozcan siempre en ti y en tu ejemplo.

5. El trabajo, la moral, la sana alegría, el amor y paciencia a los más jóvenes y el respeto de las leyes sean tu conducta permanente. Ser buen padre ciudadano es la mejor propaganda que podrás hacerle a Sao y a nuestro grupo.

6. Respeta a tu pequeña familia, bríndale sacrificio con amor, tendrás la satisfacción de ver a tus hijos haciendo lo mismo y serás entonces miembro activo de la gran familia humana.

7. Respétate a ti mismo: sé correcto, gentil, voluntario so, humilde y activo, y te darán el derecho de apreciarte.

8. Sé generoso y noble con quien sufre; acuérdate que si posees dos panes, uno no te pertenece, es de tu hermano que no tiene pan.

9. Que tu conciencia pura dirija siempre tus pasos, des precia la falsedad y el engaño y enseña a tus hijos este desprecio espontáneo. Aleja de ti la duda. Siempre que la fuerza te esté abandonando, acuérdate, que los jóvenes están mirando tu debilidad, haz de ser ejemplo para los jóvenes, acuérdate de esto en cada decisión que tomes, ellos te están mirando.

10. El experto sabe aplicar la fuerza del convencimiento y de la dulzura. Haz uso sin abuso de tu experiencia. El Universo necesita de tu humildad y paciencia: bríndasela



DECALOGO DEL JOVEN DE SAO

1. Dios es todo, ese todo que nos circunda por todos la dos, respétalo todo y le respetarás a El.

2. Respeta con amor a tu padre y a tu madre y un día serás padre o madre respetado tú también.

3. Respeta y aprecia el consejo de quien lleva más años, él está más cerca de Dios que tú.

4. Respeta la ley, cúmplela y hazla cumplir. No obligues nunca a la autoridad a perderte el respeto.

5. El estudio, la moral, la sana alegría, el respeto a los mayores, a ti mismo y a la ley sean tu conducta permanente: ser buen ciudadano será la mejor propagan da que podrás hacerle a Sao y a nuestro grupo.

6. Respeta con amor a tu pequeña familia y estarás echando las bases para la constitución y el respeto de la gran familia humana.

7. Respétate a ti mismo sé correcto, gentil, voluntario so, humilde y activo y te darán el derecho de apreciarte.

8. Sé generoso y noble con quien sufre, acuérdate, que si posees dos panes, uno no te pertenece, es de tu hermano que no tiene pan.

9. Que tu conciencia pura dirija siempre tus pasos, des precia toda clase de falsedad y engaño; en la duda, prefiere siempre lo más sencillo y lo más sincero.

10. Elimina la violencia de tu pensamiento, la gran fuerza del Universo es su armon ía, sé siempre parte integran te de ella.



Extracto de:
SAO ME HA DICHO…
Coloquio Con Un Ser De Las Estrellas
FUNDACION SAO A.C.

7665 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo