La ciencia de la epigenética y nuestros ancestros.

Varios/Otros


Dawson Church con Lisa Bonnice

Cumbre de Sanación Ancestral – Abril 2019

Lisa Bonnice - CEO del Energy Psychology Group, Inc.

Dawson Church, PhD, es un autor galardonado cuyo best-seller El Genio en sus Genes, ha sido aclamado por los críticos como un avance en nuestra comprensión del vínculo entre las emociones y la genética. Fundó el Instituto Nacional de Salud Integral para estudiar e implementar prometedoras técnicas médicas y psicológicas basadas en la evidencia. Su innovadora investigación ha sido publicada en prestigiosas revistas científicas. Es editor de Energy Psychology: Theory, Research, & Treatment, una revista profesional revisada por pares, blogger de Huffington Post y revisor de la base de datos de revisión de aplicaciones de teléfonos móviles de salud mental de APA. Él habla de la manera de aplicar los avances de la psicología de la energía a la salud y al rendimiento deportivo a través del EFT Universe, uno de los sitios de medicina alternativa más grandes de la web.

DawsonGift.com
mindtomatter.club
EFTUniverse.com


Dawson: Solíamos pensar que ciertos rasgos del comportamiento se transmiten de generación en generación, por ejemplo, sus padres y abuelos vivían en un lugar donde existía alguna amenaza y es posible que le hayan transmitido esa amenaza a la siguiente generación. Pero 15, 20 años atrás, nunca pensamos que los cambios genéticos podrían transmitirse epigenéticamente como rasgos y hábitos de una generación a otra. Muchas cosas se pasan epigenéticamente sin alterar el genoma, solo que en nuestro genoma se transmiten ciertas creencias, rasgos, hábitos, estados, movimientos. En los epigenomas, en las pequeñas etiquetas donde se expresa o se silencia el genoma, estas creencias se transmitieron no solo por las mujeres, sino también por los hombres, a través del esperma y el óvulo.

Los investigadores descubrieron que las hijas de madres que estaban deprimidas tenían las mismas etiquetas epigenéticas que sus madres, incluso si no tenían motivo para estar deprimidas. Las nietas tenían esa firma epigenética de la depresión, pese a que nunca habían tenido motivos para deprimirse. Entonces, todas esas características que pasan de generación en generación y lo que ustedes piensan y creen del mundo podría no ser suyo en absoluto, puede provenir de sus abuelos o de sus tatarabuelos.

A lo largo de la línea de los antepasados, la capacidad de tener una respuesta más rápida, la capacidad de disgustarse o enfadarse o hacer que sus emociones estén a flor de piel, el cortisol elevado y que corra la adrenalina realmente rápido, hace que esos genes se activen en milisegundos. Es una ventaja de la supervivencia realmente valiosa que tuvieron nuestros ancestros, por lo que tenían una mayor capacidad de sobresaltarse y sentirse ansiosos, enojados, paranoicos. Los que reaccionaban más rápido, vivían. Los que alguna vez fueron felices y eran apacibles, morían. Ahora bien, por supuesto, hemos sido criados por mil generaciones que tenían esa respuesta rápida a las amenazas imaginadas y ya no hay más tigres en la hierba, pero hay tigres de papel en nuestra mente. Nuestra mente está absolutamente llena de todo tipo de preocupaciones, algunas importantes, otras no.

Existe una parte del cerebro llamada red neuronal por defecto y es una parte mal entendida del cerebro. Cuando escuchan una composición musical, escriben un correo electrónico o hacen otras cosas con su cerebro, su cerebro está muy activo; pero cuando no están haciendo nada, su cerebro se agita tanto como cuando se centra en una tarea. Y lo que ha activado su cerebro ha sido un misterio para los científicos durante años. ¿Por qué su cerebro está funcionando a ese ritmo rápido cuando están descansando, cuando están de vacaciones, cuando no están haciendo nada? El cerebro tiene potencia de salida (output), el cerebro tiene consumo, solo cae alrededor del 5% cuando no están haciendo nada. Lo que el cerebro está haciendo es ensayar las cosas malas que les sucedieron alguna vez y que les podrían ocurrir, porque así es como sobrevivieron sus antepasados. Cuando el modo predeterminado está activado, están descontentos y eso aumenta enormemente los niveles de estrés cuando no hay amenazas reales para ustedes.

El cortisol elevado se asocia a la pérdida de memoria y aprendizaje; el cortisol alto está asociado a la pérdida de densidad ósea, a la pérdida de elasticidad de la piel, a la pérdida de masa muscular, a la pérdida de capacidades cognitivas con el tiempo, a la pérdida de la función inmunológica. Ese es el dilema del ser humano moderno.

La mayoría de las personas que intentan meditar se rinden después de un corto tiempo porque se sientan y tratan de aquietar la mente, y la red neuronal por defecto toma el control y comienza a llenar la mente con sus preocupaciones, sus miedos y toda la otra basura. Tratan de salir de sus mentes con la meditación, pero es difícil, porque en cuanto hay un espacio vacío, su red neuronal por defecto lo llena. La meditación es una solución si aprenden a silenciar la red neuronal por defecto. Las personas que han estado meditando durante décadas han aprendido a aquietar la gran región frontal de la cabeza y la parte posterior.

Ellos silencian la red neuronal por defecto y el cerebro se queda en silencio y tienen una paz real. He estado desarrollando un método de meditación durante los últimos años que realmente ayuda a las personas a aquietar sus mentes activas y a encontrar esa paz interior. Se necesita trabajo. (Ver la meditación ECO en - https://www.youtube.com/watch?v=TZ9ciJc6yAg -)

Las terapias energéticas pueden hacer eso. Si les dan un masaje, el terapeuta toca su cuerpo generando pequeñas corrientes eléctricas dentro del mismo que viajan a través de su tejido y los calma. La aguja de acupuntura libera los bloqueos en los flujos de energía de su cuerpo y eso ayuda a serenarlos. Practiquen esas cosas y, finalmente, podrán aquietar ese cerebro atareado y encontrar paz interior real. Pero la clave es usar el método que sea efectivo para ustedes y su estilo de vida hasta el punto de haber construido suficiente neuroplasticidad para convertirlo en un estado en lugar de una característica.

Haciendo Mindfulness (técnica para estar con atención plena en el presente), en solo ocho semanas parte del cerebro de un físico creció un 2,45%. El giro dentado del cerebro creció mucho. El giro dentado gobierna la regulación de la emoción a lo largo de múltiples regiones del cerebro. Eso es lo que los mantiene en calma cuando están estancados en el tráfico, cuando están en la fila, cuando tienen que esperar una promoción, cuando están molestos y sus hijos hacen mucho ruido. Si tienen una fuerte estabilidad emocional, entonces pueden calmarse. Y los investigadores descubrieron que en ocho semanas el giro dentado creció un 22,8%. Partes del cerebro se remodelan a sí mismas a medida que nos entrenamos en la meditación efectiva. No es un estado temporal, pero está cambiando literalmente nuestras características. Él se convirtió en un hombre mucho más tranquilo, considerado y compasivo porque tiene un cerebro más compasivo y lo protege para ser resiliente ante la irritación.

Cuando nos volvemos más iluminados no es solo una buena sensación, que es temporal, sino que con el tiempo se convierte en el hardware de su cerebro. Así que es sorprendente lo que podemos hacer para activar nuestros cuerpos y nuestros cerebros.

Lisa: Si comprendí correctamente, el hombre del que acabas de hablar entonces cambió su ADN y todos los hijos que tenga ahora heredarán el nuevo rasgo. ¿Es así?

Dawson: Así es. Él ya no tendrá esa respuesta de enojo desmedida, tendrá una mejor regulación emocional y le pasará todas esas cosas a su descendencia epigenéticamente.

Lisa: ¿Y esto también puede borrar los patrones de ADN de nuestros antepasados en nuestros cuerpos actuales?

Dawson: Si están haciendo todo bien, literalmente descubrirán que las etiquetas epigenéticas pueden abrir los genomas. Si desenredan las hebras del ADN, verán que es como una escalera con pares repetidos de estas cuatro bases y, por supuesto, está enrollado en forma de hélice doble de ADN, pero si desenredan esa hélice, es como una escalera y estas etiquetas epigenéticas son pequeñas moléculas que se adhieren a partes del genoma que facilitan su expresión, lo hacen más rápido o se silencian en el gen y lo hacen más inhibido.

Trabajamos con tapping (autoterapia psicoenergética que consiste en dar golpecitos en puntos del cuerpo para eliminar emociones negativas) con veteranos con trastorno de estrés postraumático (TEPT) y encontramos que muchos genes tenían esas etiquetas epigenéticas relacionadas con el estrés. Esta es una condición muy difícil de tener porque si se traumatizan, tienden a traumatizarse más y más todo el tiempo, sus reacciones son más rápidas, más fuertes. La amígdala, que es la alarma principal en el cerebro, en realidad crece porque la usan más, y las partes del cerebro que tienen que ver con la memoria y el aprendizaje y la regulación emocional se reducen, porque no las están utilizando. Así que con el tiempo se pone peor y peor y peor.

Y descubrimos que cuando estas personas con trastorno de estrés postraumático recibieron el tratamiento con EFT (Técnicas de Libertad Emocional), en el transcurso de diez sesiones, esos marcadores epigenéticos literalmente salieron disparados de sus genes y ellos volvieron a la normalidad y dejaron de pasarles esa irritabilidad, y esa ira y ese mal genio a las próximas generaciones. Tendrán autorregulación, control emocional. Están interrumpiendo ese ciclo.

Cuando estamos traumatizados, necesitamos llorar y ser contenidos, y todo habrá terminado. Si escuchan la voz de sus padres regañándolos, no se lo pasen a sus hijos, no repitan esas palabras y ellos crecerán sin trauma como lo hicimos nosotros. Digan: Esto termina en mí. No actuaré como lo hicieron mis padres. Y entonces no les pasan esos traumas de manera epigenética o de comportamiento a la siguiente generación.

Lisa: Entonces incluso esas pequeñas cosas pueden causar cambios en su cuerpo, cambios que luego ustedes transmitían.

Dawson: Tendemos a pensar que el trauma es un abuso severo y no lo es. En una serie de estudios hablo de El Experimento Still Face (cara inexpresiva). Los investigadores de Harvard sentaron a las madres frente a sus bebés de seis meses de edad y colocaron a los bebés en sillas altas. Les pidieron a las madres que mantuvieran cara de póquer y que quitasen todas las expresiones emocionales de su rostro, porque ustedes y yo, todos los adultos normales, nos comunicamos con nuestros rostros todo el tiempo, con los bebés, entre nosotros. Como las madres no les daban matices visuales, los bebés se traumatizaron después de unos minutos. Al principio trataron de llamar la atención de sus madres, hacían pequeños ruidos, hacían gestos para atraerlas. Si las madres mantenían un rostro impasible, los bebés comenzaban a agitarse y llorar. De hecho, perdieron el control de sus sistemas nerviosos y ni siquiera pudieron sentarse derechos. Literalmente, perdieron el control de sus funciones.

Los bebés graban el funcionamiento de su sistema nervioso a través de sus padres y sus madres y al no obtener ni siquiera retroalimentación como la que nos damos unos a otros a través de nuestros rostros, eso se percibió como traumático. De manera que lo que está sucediendo en estas relaciones interpersonales es poderoso y, sin duda, lo que necesitamos como niños significará déficits que durarán toda la vida.

Lisa: Volvamos al tapping. Cuando oí hablar de él por primera vez hace diez o quince años, pensé que era la cosa más loca que había oído. Pero como he leído tus libros y hablado contigo a lo largo de los años, aprendí que esto es algo poderoso. Entonces, para las personas que tal vez ni siquiera saben qué es el tapping, ¿puedes decirles qué es, cómo funciona?

Dawson: El tapping es sumamente sencillo y he realizado más de cien pruebas de tapping de ansiedad, TEPT, fobias, muchas clases de problemas físicos como dolor, etc. El tapping consiste en utilizar los puntos de acupuntura sin usar agujas, simplemente aplicando una presión suave en estos trece puntos en el cuerpo en cierto orden y el cuerpo recuerda ciertas cosas malas en su vida: cuando fue intimidado o herido o ignorado o insultado. Ustedes recuerdan esas cosas, pero mientras lo hacen, tocan y descargan toda la energía contenida en esos meridianos de acupuntura y la energía comienza a fluir nuevamente. Realizamos estudios con RNM (resonancia nuclear magnética) y hubo cambios masivos en los niveles de sus ondas cerebrales que fueran características del trauma, y un gran descenso del cortisol. En una semana de tapping, el cortisol baja un 37%. Esa es una caída masiva, y cuando sucede, sus hormonas benéficas aumentan. Medimos su función inmunológica y el nivel de inmunoglobulina.

Esas son las defensas básicas más importantes contra los resfriados, el humo, las toxinas ambientales, el polen, todas estas cosas que entran en su cuerpo. La inmunoglobulina neutraliza todas estas amenazas ambientales y subió un 130%. A medida que se reduce el estrés, se produce un incremento masivo de sus funciones, se equilibran las energías de su cuerpo y todas sus hormonas del estrés disminuyen, pero todas sus hormonas inmunitarias aumentan y hacen cosas beneficiosas para su cuerpo. Así que usamos el tapping para regular su sistema energético, para regular sus emociones y para que se sientan mucho mejor con respecto a las cosas que les molestan.

Lisa: Los rasgos de personalidad y los patrones que se observan en sus padres y abuelos han sido reclamados por generaciones, como los padres abandonando a sus familias, o puede haber violencia o tendencias criminales y algunos piensan que es un comportamiento aprendido y de alguna manera hablamos de esto como planteado por alguien que hace estas cosas, pero todo el tiempo parece que los descendientes ni siquiera sabían acerca de los patrones debido al distanciamiento o porque se saltaron una generación. Entonces, ¿cómo heredamos los rasgos personales de la tendencia además de la enfermedad de nuestros antepasados, incluso si no sabíamos de ellos ni de sus historias?

Dawson: Es posible que estos pasen de generación en generación y tengan estas etiquetas epigenéticas a nivel físico. Energéticamente, las cosas se pueden transmitir. No vivimos aislados, hay campos de pensamiento y hay una psicoesfera alrededor de la Tierra y la psicoesfera (los reinos de la conciencia) determina todos los pensamientos y sentimientos en los seres humanos en todo el planeta. A veces perciben que todos esos sentimientos los atraviesan: enojo, celos, ira, lo que sea, y hay campos de pensamiento que se mueven alrededor de ustedes. Uno de mis ejemplos favoritos proviene de Eckhart Tolle, El Cuerpo del Dolor. A veces las personas ingresan a mis talleres y puedo percibir sus cuerpos de dolor. Y al hacer tapping, al hacer acupresión, al meditar, podemos ver que las personas liberan ese cuerpo de dolor.

La medicina convencional puede sanar un hueso roto, pero las terapias de energía pueden sanar esos patrones ancestrales e improntas que traemos del pasado y a los que la medicina convencional sencillamente no puede llegar.

Si no pueden recordar nada de lo que he dicho, por favor recuerden decir esto: “Me merezco una vida maravillosa”. Ustedes se merecen una vida de amor, felicidad, alegría y tranquilidad. De veras. Contemplo a mis hijos y están llenos de felicidad, juegos, risas. ¿Qué sucede para aplastar eso en nosotros? Todo tipo de cosas suceden para acallar nuestra alegría. A los cuarenta o cincuenta años no estamos jugando, no nos estamos riendo de corazón de la misma manera que cuando teníamos uno, o dos, o tres años. Así que piensen en esto: Casi todas las creencias que tienen sobre cómo es su vida son mentira. Son mentiras que los adultos nos decían cuando éramos pequeños, son las historias de sus tribus que se transmiten de generación en generación en generación como verdades y no son ciertas.

Las personas terminan teniendo todas esas creencias fundamentales acerca de que no son lo suficientemente buenas, no son lo suficientemente dignas, no merecen ese amor, no merecen dinero, no merecen el contacto y la pasión y la bondad y la gentileza, o tal vez que se merecen un poco de amor, pero no grandes cantidades de él. Así que voy a desafiarlos y decirles que cualquier creencia que tengan sobre eso de ser poco, jugar poco, volverse poco, recibir poco, es una mentira. Es una mentira bien intencionada que se ha transmitido de generación en generación, para mantenerlos a salvo, tratando de evitar que tengan grandes expectativas que los lleven a un punto de poco menos. Es mentira. Y cuando los tocan de esta manera, cambian. Mi vida cambió radicalmente cuando dejé de creer que toda mi vida era una porquería.

Quiero que se cuestionen cada creencia que tengan acerca de su cuerpo, sobre cuán felices merecen ser, cuánto amor se merecen en sus relaciones, cuánto amor se merecen en su vida, cuánta abundancia se merecen. Se merecen una vida feliz, abundante y amorosa, pero solo hay una cosa que hacer para conseguirlo: deben pasar por el torniquete y para llegar a él deben conseguir un boleto y no pueden girar el torniquete para llegar a la tierra de la felicidad sin poner el boleto en ella para pasar. Y ese boleto fue todo su sufrimiento. El premio es deshacerse de todo lo que pensaban que sabían respecto a quiénes son, cómo son, cómo es el mundo y cómo son las personas. Pueden ir a la tierra de la libertad y eso es lo que se merecen. Cuando tenían dos o tres años, sabían cómo llegar allí, ahora que tienen cuarenta, cincuenta, setenta y cinco o noventa y dos, desháganse de su sufrimiento, vayan a la tierra de la felicidad. Es mucho más divertido que el otro lugar. Créame.

Lisa: Ese sueño puede literalmente hacerse realidad. Gracias por esta maravillosa conversación y gracias a Dawson por compartir su tiempo y su experiencia. Aprecio mucho esto.

Dawson: Bendiciones. Espero verte del otro lado del torniquete.

Lisa: Te veré allí.


https://ancestralhealingsummit.com/program/22
Título en inglés: The science of epigenetics and our ancestry
Traducción: Susana Peralta

567 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo