La cadena de la influencia divina.

Varios/Otros


Para muchos de mis pacientes, la Presencia no parece ser un "Quién" sino un "Es". Para otros, La Presencia es una entidad que funciona como un ecualizador, armonizando el conocimiento superior de los Mayores con el conocimiento inferior de las almas que vienen ante ellos. Este efecto produce que la cámara del Consejo respire con energía sincronizada. Varios de los niveles V han tenido ya la oportunidad de participar brevemente como miembros de un consejo como parte de su entrenamiento de guías. Cuando le pregunté a uno de ellos cómo fue la experiencia, recibí la siguiente respuesta:

Cuando me senté en el panel, fue como estar dentro del alma que estaba frente a mí. Lo que usted siente es mucho más que empatía hacia alguien que acaba de regresar de una vida. Usted está realmente en sus zapatos. La Presencia le da el poder de sentir todo lo que el alma siente en ese momento. El prisma de luz de la Presencia toca cada miembro del Consejo de esa forma.

¿Se mueve la Presencia de Consejo en Consejo? ¿Hay más de una entidad, o "Eso" simplemente es Dios que está en todas partes? Esas preguntas por supuesto, no las puedo responder. A pesar de las responsabilidades compartidas de jurisdicción entre los grupos de almas, ¿cuántos Consejos deben existir para ser responsables de todas las almas que vienen de la tierra? Esto también me es imposible de medir, pero el número debe ser inmenso. Si es cierto que otros mundos en nuestro universo tienen almas necesitando Consejos y otros universos que los maestros espirituales deben supervisar, su tarea está más allá de nuestra concepción. Al contrario de las almas altamente avanzadas, como en el caso 32, la mayoría de mis clientes son incapaces de reconocer que los Mayores pueden ser seres falibles a sí mismos. Fuera de encuentros fugaces con una Presencia más poderosa y amorosa, el Consejo de Mayores es la más alta autoridad que mis pacientes contactan directamente en las visiones espirituales. Como un resultado de lo que ellos ven en estado de trance, mis pacientes tienen la sensación de un efecto de graduación vertical del logro de las almas en el mundo del espíritu. Esta percepción del cosmos no es un sistema de creencias nuevas en la civilización humana. Textos antiguos de origen hindú, egipcio, persa y chino, hablan de "Las agencias de Dios" que fue personificado como unas entidades metafísicas, algunas de las cuales eran incluso antropomórficamente iguales. Las primeras filosofías religiosas greco-hebreas también fueron identificadas con un concepto de escalones de maestros espirituales, cada uno más divino que el último. Muchas culturas creían que mientras Dios es la fuente de toda creación y es totalmente Dios, la administración de nuestro universo fue delegada a través de una combinación de seres inferiores quienes eran mediadores de razón y los proveedores del divino pensamiento de un ser perfecto y un mundo finito. Ellos eran considerados emanaciones del creador, pero menos que perfectos. Quizás esto ayude a explicar que las imperfecciones de nuestro mundo con Dios todavía siguen siendo la Primera causa. La teoría panteísta dice que todas las manifestaciones en el universo son Dios. A través del tiempo, la filosofía espiritual de algunas culturas evolucionaron en el concepto de que las fuerzas divinas que gobiernan nuestras vidas son esencialmente palabras de sabiduría, análogas a los poderes de la razón de seres humanos. En otras sociedades esas fuerzas fueron tomadas como unas Presencias capaces de influenciar nuestro mundo. La Iglesia Cristiana califica de inaceptable la idea global sobre las emanaciones intermediarias de una fuente Suprema. La posición del cristianismo es que un ser perfecto no delegaría a seres menos perfectos (que podrían cometer errores) el manejo del universo. En el Antiguo Testamento Dios habló a través de profetas. En el Nuevo Testamento, la palabra de Dios viene a través de Jesús quien, los cristianos consideran la imagen de Dios.

Aun los profetas de todas las más grandes religiones son reflexiones de Dios a sus seguidores. Yo siento que la aceptación de los profetas en muchas religiones alrededor del mundo tiene sus raíces en la memoria de nuestra alma, sobre intermediarios sagrados, (tales como guías o Mayores) entre nosotros mismos y la Fuente creadora. En nuestra larga historia sobre este planeta han existido muchas culturas con figuras mitológicas teniendo funciones cosmológicas como mediadores entre un Dios desconocido y un mundo hostil. No creo que debamos relegar los mitos, como una manera de explicar el mundo a un pensamiento primitivo. Lo que conocemos racionalmente hoy, no es suficiente para descifrar el misterio de la creación mejor que en el pasado. En términos de la Primera Causa, encuentro que el viejo y el nuevo concepto espiritual pueden ser reconciliados de una manera significativa. Las almas son capaces de crear cosas vivientes provenientes de una fuente de energía proporcionada por ellos. Así las almas son capaces de crear algo a partir de algo en una variedad de situaciones.

En teología religiosa, la creación divina es hacer algo de la nada. Hay quienes piensan que la cabeza de Dios, no crea materia física sino solamente las condiciones que permiten a seres altamente avanzados hacerlo. ¿Es la Tierra un laboratorio creado por las más altas formas de energía para permitir a las más bajas avanzar a través de muchas fases de desarrollo? Si es así, esos seres superiores son nuestra Fuente pero no la Fuente. En The Journey of Souls, escribí sobre la posibilidad de un creador al que le falta la perfección completa y tiene la necesidad de crecer y hacerse más fuerte mediante la expresión de su esencia. Sin embargo él podría tener la necesidad de hacer esto aun si fuera perfecto. La filosofía de una autoridad divina escalonada valida la creencia de mucha gente acerca de que la Tierra y nuestro universo físico es muy caótico para haber sido formado por la última perfección. Desde mi punto de vista, esta idea no aminora nada de una fuente perfecta en algún lugar, quien pone todo en movimiento para que todas las almas eventualmente lleguen a la perfección. Nuestra transformación de la total ignorancia al conocimiento perfecto involucra un proceso continuo de esclarecimiento, teniendo fe que podemos ser mejores de lo que somos.

Extracto de DESTINO DE LAS ALMAS
MICHAEL NEWTON Ph.D 2001

5791 lecturas

1 Comentario de lectores

29/11/2013

Como debemos entender o aplicar la biblia a nuestro conocimiento espiritual,ya que en los libros uno,me dicen que CRISTO no fue crucificado,y por conclucion,la mayoría de las cosas son inventadas para tener a la poblaciones sometida por el miedo satanas,infierno y por el premio CRISTO,SUFRIMIENTO,BUENAS OBRAS DA IGUAL A GANARCE EL CIELO ETERNAMENTE SIN CREER EN LAS REENCARNACIONES. SALUDOS.

Carlos desde Mexico
-.-.-

Una forma podría ser que estés atento a ¿qué sentís?.