Isla de Pascua. Moaries Mayas. Atlantes. Piramides.

Varios/Otros


Entre los dos glaciares en la meseta del Antártico, enfrente casi a la isla grande que hoy está allí, entre 150 y 140 grados de longitud Este, salió en aquel tiempo, así como acostumbraba salir, la nave que llevaba a los maories. Los llevaba a las dos islas más pequeñas y desde allá a todas las otras más pequeñas todavía, visitándolas todas. Y entonces eran 15.000 años antes de Cristo llegar a la tierra. Y había allá en aquellos mares el gran continente Gondwana frente a las montañas altas del gran lago de la América baja; entonces, no todas las montañas eran tan altas y la Isla de Pascua era el paso de todas las naves que iban y regresaban al lago y desde el lago, y Pascua, paso quiere decir, así le dicen hoy todavía los hijos de Israel que vivían en la Atlántida en aquel tiempo. Y las estatuas de piedra eran el recuerdo de los padres de todas las Pléyades y de los maories que las levantaron. Ellos dominaban los equilibrios de las masas de piedra, llegaron de la estrella Maorope, conocida aquí en la Tierra como Mérope, ella es una de las siete estrellas donde la piedra es muy amada y se hacen con ella grandes construcciones porque se sabe como quitarle gravedad.

Este pueblo no fue, él es; todos los que habitaron Gond wana, Atlántida y las tierras todas de América baja son hermanos. De todos ellos descienden ustedes, quienes más, quienes menos.

La gente de Gondwana habitó América baja y la isla gran de del Antártico que Australia se llama porque de la estrella Astérope llegaron a ella y dejaron en sus grutas los dibujos de los animales que viven con ellos en los planetas alrededor de las estrellas, esos animales que allí mismo no los hay; uno de ellos es la llama de las montañas altas del lago, y ellos los de Astérope, mucho quieren a los animales. Fueron a la India y hasta las tantas islas tuvieron que disputar tierras a los amarillos que habían llegado con otras naves. Los amarillos que fueron y son hostiles, siempre bajo la sonrisa, porque en su constelación lejana es su manera de ser, tan hostiles y engañosos siempre.

Los hermanos de Atlántida en cambio eran otra gente que llegó de las Pléyades, pero venían de uno de los planetas de la estrella Atlante, una de las siete hermanas también, la más grande y más sabia. Se fueron ellos al este y al oeste de la Tierra y por eso es que los vascos del este tienen las mismas afinidades idiomáticas que los iroqueses pieles rojas, como ustedes le dicen a esa raza que ya casi no existe en su Tierra. Y de rojiza piel y pelo y lentículas en el cuerpo eran también los de la raza cromagnon, que fueron los padres de los galos de Francia y que se pasaron a Africa y a Egipto y que fueron después los faraones, y los hijos de Israel después.

Y en fin, todos ellos venían de las siete estrellas, todos ellos amaban la piedra, los animales, la naturaleza y el amor de los amores. Y dejaron construcciones y constancia siempre con sus grandes piedras. Todavía hoy, los vascos han levanta do cosas y piedras y árboles así como en Escocia también se ama la piedra y levantaron cosas; porque en todos ellos, atlantes de ayer, existe el ancestro. Todos ellos dominaron el equilibrio de las masas, guardaban sus reyes muertos en las grandes pirámides para que por debajo de la piedra no envejecieran las células, ya que así no sufre el átomo y porque la estructura piramidal da sabiduría y acumula gran cantidad de energía. Siempre todos los muertos de aquellos tiempos se guarda ron por debajo de piedras porque es el ancestro. Y las barricas del jugo de las uvas siempre se guardaron en los sitios profundos entre piedras, donde el jugo de la fruta dorada no se pierde. Y las aguas puras también son las que desde entre las piedras brotan porque allí se guardan y buscan la fuerza del Sol y la luz, saliendo desde el corazón de la montaña llenas de energía.

Entre ustedes hay mayas en toda la América baja que llegaron desde Maya; muchos atlantes y pleyones en Euro-Asia llegados desde Atiante; muchos maories, llegados desde Maorope y muchos astéropes por Australia e India llegados desde Astérope. Los astéropes llegaron en sus naves tripuladas por maories ya que Astérope y Maorope muchas cosas hacen en conjunto. Y de Electra llegaron también y muy últimamente y son los seres del espacio que más aura tienen y muy brillantes se ven. No crean que cada planeta de Pléyades tiene su sistema de vida aparte, todos nosotros hemos reunido experiencias, conocimientos y esfuerzos y es corriente que gente de Astérope viaje con gente de Atlante en naves de Electra, únicamente Celoena, Taigeto, Alción y Pleyón no tienen habitantes, pero los tuvieron. En el sistema Maya es donde hay mucha gente de la Tierra, hay un planeta en Maya que se llama Tierra II.

Quizás les haya extrañado que ustedes le dieran a las estrellas los mismos nombres que nosotros.

Si algo extraña lo que se debe hacer es aplicar el concepto que pareció extraño en su isomerismo interpretativo y muchas veces se lo explicarán. Así se explicarán por qué el isómero de rama es amar, por qué el hermano Kier se isomeriza Rei-K, etcétera, etcétera, como dicen ustedes cuando no quieren perder tiempo ya que el tiempo lo miden escrupulosamente para después desperdiciarlo sin escrúpulo alguno, isómero también muy propio de ustedes y eso mucho explica también; con respecto al nombre que ustedes les dieron a las constelaciones, es que las constelaciones les comunicaron sus nombres y por una vez el Universo y los hombres estuvieron de acuerdo con algo de El, así como por lo que a los números se refiere también fueron traídos desde allá y por eso son exactos para ustedes.

Los atlantes fueron los depositarios de estas disciplinas que dejaron representadas en las pirámides y en toda obra de piedra, adonde sin la aplicación de las dimensiones exactas no se hubiera logrado el equilibrio que permite hacer resonar la masa y neutraliza el magnetismo o peso como ustedes dicen. La resonancia es fuerza, saben que si muchos hombres con el mismo paso transitan por un puente, éste se puede romper. Esto es resonancia, así como los ultrasonidos rompen el vidrio y cansan a la materia. Si se le da el equilibrio magnético equivalente a la materia, ésta en lugar de cansarse, des cansa y protege a lo que en ella se conserve. Las pirámides son masa equilibrada con la masa que era la Tierra cuando fueron construidas, ahora ya no la es con mucha exactitud porque los hombres alteraron todo equilibrio en la Tierra, pero todavía mucha acumulación energético. magnética hay por debajo de toda forma piramidal. En el corazón de la pirámide, los sacerdotes atlantes calculaban el factor de resonancia necesario para neutralizar el campo magnético de los elementos, ya que la pirámide es un instrumento, un instrumento indispensable a todo cálculo gravitacional y por lo tanto a la navegación misma de las naves.

La gran Pirámide fue el PI (ir) griego del volumen magnético de la Tierra y reúne los factores constantes básicos útiles a la navegación en el sistema solar, para cada tipo de nave que llegue, así como muchas otras pirámides en todo el Universo sirvieron a las naves para comparar sus campos gravitacionales relativos a los de los planetas visitados, utilizando los patrones trigonométricos que las pirámides indican con gran exactitud, más entonces que ahora, y entonces como hoy la trigonometría calculaba los elementos de los triángulos tanto planos como esféricos, y aplicando el isomerismo en las matemáticas se pueden calcular los elementos de un plano de una esfera si se poseen los correspondientes triangulares. Estos correspondientes sí los poseen las pirámides, cada uno en relación a la esfera que representa el planeta Tierra y a su plano constituido por su movimiento de traslación alrededor del Sol. Lógicamente, cada planeta tiene su característica magnética con respecto a su coeficiente esférico y a su plano de traslación permanente en el del movimiento adireccional del sistema que lo incorpora.

En fin, las pirámides contienen los datos que necesitamos para navegar hacia la Tierra y esos datos les podrían ser muy útiles si los supieran utilizar y los sabrán utilizar cuando se pan ser más útiles ustedes mismos.




Extracto de:
SAO ME HA DICHO…
Coloquio Con Un Ser De Las Estrellas
FUNDACION SAO A.C.

8021 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo