De acuerdo con la sabiduría de su Intimo.

Varios/Otros


Conclusión.


Todos nosotros nos reunimos alrededor de nuestro Sol central de experiencia y, a medida que desarrollamos el sistema central, en nuestro interior, empieza a darnos poder para dar nacimiento a nuestras posesiones ocultas. Al avanzar, nos damos cuenta de la importancia de nuestro Intimo, y aspiramos a obtener su inteligencia dominadora; porque hemos de llegar a ser la inteligencia real del Intimo, puesto que es la evidencia de nuestro mundo interior; y mientras estamos incrustados en la substancia de nuestro mundo físico, no podemos asumir las operaciones del Intimo.

Al volver a nuestro cuerpo físico, después de abandonarlo, nos impresiona la falta de reverencia con que hemos tratado a nuestro Intimo; porque nos hemos separado nuevamente de sus atributos, y nos regimos por las leyes que formulamos en este mundo objetivo. De ahí que la Aurora de Juventud ha de darnos el poder de asumir nuestra propia individualidad y convertirnos en un ser secundario, bajo la protección conjunta de nuestros átomos Aspirantes y de Transformación, los cuales responden a la dirección del átomo Nous y del Intimo.

Si hemos de ser personas secundarias, es decir, personas con átomos que componen nuestras dos naturalezas, la secundaria y la física, hemos de obedecer las leyes y edictos que la energía jerárquica emita. Esto es lo que queremos dar a entender al hablar de la unión con la inteligencia de nuestro sistema secundario, y con la energía de la Aurora de Juventud, que es un flujo que liga estos dos cuerpos. Esto hará que vivamos en dos mundos al mismo tiempo, y nuestra naturaleza secundaria empezará, poco a poco, a operar en nuestro cuerpo mental y en los inferiores.

Esta unión con nuestro yo secundario empezará a cambiar la apariencia de nuestro cuerpo físico; porque, cuando empezamos a recibir nuestra educación de la Naturaleza y respondemos a lo más elevado en nosotros, empezamos a formarnos a la imagen planeada por el cuerpo del átomo Nous.

Con frecuencia, hemos dicho que la Naturaleza trabaja intermitentemente, y que la Aurora de Juventud representa la actividad de la Naturaleza, manifestándose en nuestros cuerpos objetivos.

El entrelace de estos dos cuerpos dará origen a un período de intensa actividad en nuestro sistema seminal, y dará nacimiento a la forma más elevada de habilidad creadora, lo mismo que a la más baja. Tendremos que elegir, entre revestir nuestros cuerpos con substancias atómicas superiores o inferiores, y trabajar y aspirar a nuestro sistema secundario, o desarrollar y evocar a nuestra naturaleza animal, sumergida en nuestra atmósfera objetiva. Esta unión, con el desenvolvimiento de nuestro sistema seminal, producirá un físico humano similar al tipo del hombre cazador; el cazador que lo es por el placer de matar a sus semejantes y procura exterminar a todos cuantos se le opongan.

Sobre este período se escribió en los antiguos libros atlantes; pues en ellos, han analizado sus propias emanaciones jerárquicas, y pueden así leer los registros de lo porvenir. Lo que leemos con respecto a este porvenir nos hace temblar y encogernos; porque no sólo leemos sobre el hombre divino, sino también sobre el bruto. La razón de esto es que, donde la luz es más brillante, las sombras son más densas.

La juventud del futuro tendrá que determinar, por sí misma, sus propias dotes, en sus sistemas secundarios, y estos dos tipos de castas se reconocerán fácilmente entre ellos.

El hombre avanzado será consciente de poseer dos personalidades, manifestándose simultáneamente en dos planos. Para el estudiante aspirante, esto está simbolizado en Castor y Pollux.

El estudiante debiera tener, constantemente, en cuenta el aforismo de que como arriba así es abajo. Cuando introducimos en nuestros cuerpos átomos de un voltaje más alto, poco a poco, quedamos sumergidos en su longitud de onda. De esta manera, nos relacionamos con nuestra propia energía paterna. Aunque el Intimo descienda y se revista de materia, se mantiene relacionado con su rama paterna; por lo que sabemos, esta rama es la expresión individual de la Realidad, de la cual el Intimo surgió. No obstante que, nos hemos formado alrededor del mismo, y hemos cambiado la naturaleza de su substancia, tratamos, en nuestra práctica, de expresar y recuperar su propia individualidad verdadera; porque hemos introducido elementos muy diferentes a los de nuestra prístina substancia original; y esta difusión de materia entorpece al Intimo al tratar de relacionar su inteligencia con nuestra mente.

Si estudiamos la formación de los cristales, este estudio explicarà lo que queremos decir.

En las investigaciones de Mitscherlich, 1918- 1921; éste dice:

En la ley de reemplazo de Elementos por otros del mismo grupo, se encontró la explicación de las diferencias en la composición química, observada en minerales que, en otros respectos, aparecen ser de la misma clase”.
“O, también, se pueden cambiar substancias de un cristal, pero tan lentamente que, cada partícula de materia nueva toma, exactamente, la posición de una de las partículas originales.

Como resultado final, la materia nueva asume la forma característica de la que ha sido reemplazada”.

En el cuerpo, hay una porción que se adhiere a su propio asiento de instrucción. Estos átomos se congregan alrededor del germen simiente, el cual tiene forma similar a la imagen de su propio átomo Nous. Cada centro en nosotros ha venido a quedar impregnado con materia extraña; de consiguiente, no puede ajustarse a sus verdaderos elementos.

Los átomos de oposición han introducido esta materia extraña; y es esta división la que se opone al plan del átomo Nous. En esto, encontramos actuando una energía atómica diferente; porque, como nosotros estamos divididos en varios grupos que giran alrededor del Intimo, no podemos reflejar su inteligencia en nosotros, debido a la infiltración de densidades extrañas, y así somos incapaces de cumplir sus propósitos. Encontramos a nuestros átomos reunidos alrededor de una rama paterna general, pero no podemos relacionarlos con su rama original, hasta que los unimos por medio de la práctica de Yoga. Pues, cuando evocamos nuestra energía solar, unimos todos nuestros centros a sus propias ramas paternas y, así, los unimos al sistema central del Intimo.

Las ramas paternas menores son las que vienen de la rama paterna del Intimo; pero ellas manifiestan su propia expresión individual.

Es interesante notar cómo la Aurora de Juventud se manifiesta en las auras de nuestros compositores más jóvenes, aunque éstos sean inconscientes de ello. Los nervios del hombre son puestos a tono con una clave más alta, y un elemento cristalino los vuelve, poco a poco, a sus ramas paternas, ajustándolos a la imagen de su átomo Nous.

La juventud avanzada pensará por sí misma y tratará de demostrar su propia individualidad; el pasado, que ha moldeado la juventud de nuestra generación, ya no volverá a manifestarse.

Estos jóvenes se agruparán y se negarán a ser dominados por las condiciones políticas y sociales del pasado. El mundo será cambiado por su pensamiento combinado; porque, según uno piensa, eso deviene, y la atmósfera de este mundo irá modificándose a medida que la Aurora de Juventud se abra camino hasta su conciencia. Esto dará nacimiento a sus leyes naturales instintivas, las que utilizarán para satisfacer las necesidades de su época. Las leyes antiguas sobre la propiedad y las rentas serán descartadas.

Esta nueva fuerza hará analíticas las mentes de los jóvenes, y les dará una intensidad de expresión que les ayudará a buscar a su Intimo y a no depender de credos y códigos externos.

En el área Occidental, el gran Iniciado ha ido sembrando, en el subsuelo, átomos que traerán a la vida una intensidad de experiencia individual, con prosperidad para nuestra gran confederación.

Los estudiantes colocados en el Sendero de actividad, y cuyo símbolo es la espada de la Justicia, tienen que trabajar, al practicar, en un período avanzado; porque ello los prepara para ocurrencias venideras; un estudiante irá, con frecuencia, a un país extranjero con objeto de estar en cierto lugar, cuando ocurra el suceso que ha previsto. Porque un simple suceso puede, a veces, llevar a los países a un estado caótico. Esto ocurre, también, cuando un estudiante está bajo el entrenamiento de su Instructor; y en el que aprende a actuar, en el acto, por medio de su sistema de comunicación. A veces, el estudiante hace un gran sacrificio, a tiempo para evitar una calamidad. Al estudiante no se le enseña lo que va a ocurrir; pero siente una intensa impresión, y sabe lo que tiene que hacer. Con frecuencia, se necesita gran astucia, pues las fuerzas negras son tan observadoras como las blancas; las negras leen, fácilmente, en la atmósfera del estudiante que lleva tales direcciones en la mente. De manera que, un segundo grado, en la obra de un estudiante, consiste en hacer frente a la astucia con astucia, y no pensar en el peligro que le amenaza. El estudiante, que esté bajo observación, lo sabrá; pues registra la presión mental de tales fuerzas y las ve clarividentemente. El estudiante avanzado descubrirá que hay un método, mediante el cual se puede ver, por la parte posterior de la cabeza a quienes tratan de seguirlo y, cuanta más mala sea esa gente, más claramente la verá.

Durante la gran guerra, varias naciones cometieron el error de que sus correos aprendieran de memoria los mensajes; pero cuando éstos despertaban, a veces, se daban cuenta de que un mago, que trabajaba para otro país, les exigía el mensaje y se lo habían dado libremente.

Para el ocultista, la diplomacia secreta es una farsa; debiéramos darnos cuenta, por lo tanto, de que ninguna mente está segura de sus materiales, en su atmósfera objetiva. Si queréis impedir que vuestros pensamientos creadores os sean robados, no los distribuyáis en vuestra atmósfera exterior.

En lo futuro, usaremos vestiduras naturales, no artificiales, en la forma de una atmósfera que crearemos. Cuando podamos desarrollar ésta, ya no tendremos que recurrir a necesidades artificiales, Esta será una atmósfera de radiación, extraída del propio universo interior; nos calentará también cuando tengamos frío, y nos hará inmunes a la atracción de bestias e insectos.

Este estado natural producirá pureza de pensamiento y de acción, y el hombre no consumirá su sistema en las pasiones y los deseos de una edad obscura. Este método lo emplean los yoguis cuando vagan por la jungla, y muestra el por qué pueden vivir en las cumbres nevadas, cubiertos sólo con una simple vestidura.

La generación más joven, que responde a la Aurora de Juventud, ya empieza, inconscientemente, el lento desenvolvimiento del nudismo en varias partes de Europa.

Un pupilo que, fuera del cuerpo, fué llevado a América exclamó de pronto: “El es un Adamita y lleva nada más que un taparrabos”. Era su primera visita a un gran Iniciado.

Durante varios siglos, los grandes Iniciados de todo el mundo han atraído a las áreas occidentales, incluso América, a cuerpos que poseen un tipo particular de átomos. Estos van a ser ahora unidos a su rama paterna, atlante en conciencia; pero, al mismo tiempo, se han congregado en el país fuerzas opuestas; tipos que trabajan contra la ley y el orden. Porque el Enemigo Secreto trata de destruir, siempre que puede, los ideales de Justicia, y podemos hoy ver cómo la Justicia es burlada, y que la libertad de un individuo es moldeada por ingenieros del desorden social.

Las fuerzas del bien y del mal tienen sus depósitos en la naturaleza del hombre, y cada una dará su riqueza a la mente que apela a sus diversos centros.

Quienes temen a Dios y procuran ajustarse a Sus mandamientos, prosperarán en esta nueva Era venidera; pero si una nación no procura que Dios se manifieste en sus tribunales de Justicia, tendrá que soportar el Azote de Aflicción. Si los verdaderos miembros de esta rama atlante se unen y arrojan de sus eras a las fuerzas del Enemigo Secreto, y preparan sus cobertizos para una gran cosecha, entonces América y las áreas occidentales de Europa alcanzarán su antigua herencia, o sea, la iluminación de la Aurora de Juventud.

El estudiante debe tener presente que el subsuelo de estas áreas occidentales está impregnado de átomos de las civilizaciones atlantes.

Nos hemos ocupado, constantemente, del poder de la palabra “Aspiración”, y confiamos que habrá creado, por extraño que parezca, un complejo en el sistema secundario del lector, que mantendrá esta palabra en su interior y no en su exterior.

No es bueno tener un complejo mental; pero formar una substancia interior de un grupo de átomos aspirantes dará al estudiante un nuevo poder; porque tales átomos fomentan el crecimiento de la aspiración, y ésta resguarda los pensamientos de uno bajo el protector Escudo de Plata. En resumen, hemos de desarrollar el hábito de constante aspiración.

Soy uno a quien se ha concedido el privilegio de estudiar y revelar esta ciencia Yoga, adaptada a cuerpos occidentales, y confío que otros se beneficiarán, también, de estas instrucciones.

Confío que, más tarde, se me permitirá escribir una obra sobre el desenvolvimiento de la Confederación Americana, en su aspecto oculto.

He procurado dar al lector una ligera comprensión de una ciencia sin límites; una iluminación que unirá al estudiante sincero a la gozosa Aurora de Juventud y le dará una intensidad de belleza, que no hay palabras para describirla, y le haga avanzar en el conocimiento de su propio ser. Uno puede emplear una vida entera en prácticas, para encontrar que sólo ha recorrido un corto trecho en el Sendero.

He tratado de adaptar esta obra a la cultura intensiva de esta época, de manera que ni el cuerpo ni la mente queden aprisionados, y que cada persona se pueda manifestar, de acuerdo con la sabiduría de su Intimo.



Extracto de DIOSES ATOMICOS (LA AURORA DE LA JUVENTUD)

4972 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo