Cuatro Veces Trinidad

Varios/Otros


Los armónicos de la elevada comunicación celular que se manifiestan con la integración de la tercera hebra (formando triangulación en toda la red de las comunidades de vuestra inteligencia del ADN y de las unidades celulares) crean en vuestros microcósmicos cuerpos una 'plantilla' vibratoria universal de códigos de luz inteligentes. En torno a esta matriz cardinal, las tres formaciones triádicas restantes de ADN etérico se unirán en tres breves etapas de vuestro tránsito, algo que experimentaréis como saltos inconmensurables en la conciencia y como vuestra progresiva liberación de las ataduras de toda ilusión tridimensional -liberándoos de las garras con las que os mantiene encerrados en las polaridades de vuestro viaje a través de los Días del Desierto durante la transición de la Tierra.

Iluminando cada espléndida etapa de vuestra adaptación a estas cambiantes realidades, la glándula pineal activada (resultado de la exitosa integración de la tercera hebra), servirá como la luz guía de vuestras almas, en un sentido metafórico, para el resto de vuestro viaje centrado en la tierra... y más allá.

La glándula pineal, la 'torre de control' de vuestras redes de luz, está situada justo debajo del cerebro material, en esa parte denominada el 'tercer ventrículo' -debajo del cerebro y delante del cerebelo. Está unida al cerebro por medio de una compleja centralita de 'cables' de conexión nerviosa, muchos de los cuales terminan en el hipotálamo (una parte del cerebro físico), el cual -junto a la glándula pituitaria- actúa como regulador de todo el sistema endocrino.

Aquellos de vosotros que servís como sanadores y profesionales de la medicina alternativa estáis entrenados para comprender cómo el sistema endocrino, que consta de glándulas que corresponden directamente a los chakras fundamentales, segregan y regulan las hormonas del cuerpo, que pasan directamente a la corriente sanguínea. El papel de estas secreciones hormonales es aportar los 'mensajes' químicos necesarios a las células, órganos y tejidos corporales destinados que facilitan todas las funciones corporales requeridas para la actividad saludable, el crecimiento y la nutrición adecuada del ser biológico y espiritual.

Si todavía no conocéis estos aspectos interrelacionados del cuerpo, la mente y el espíritu, quizás os gustaría tomar nota de estas relaciones e investigar más sobre ellas, ofreciéndoos una mejor comprensión de cómo el sistema de chakras crea, en los niveles áurico y etérico, lo que se manifiesta en los niveles biológico y físico a través del sistema endocrino. Son las siguientes:

7 - Sahasrara
6 - Ajna
5 - Vishuddha
4 - Anahata
3 - Manipura
2 - Swadhistana
1 - Muladhara

7 - Chakra Coronario
6 - Chakra del Tercer Ojo
5 - Chakra de la Garganta
4 - Chakra del Corazón
3 - Chakra del Plexo Solar
2 - Chakra Sacro
1 - Chakra Básico

7 - Glándula Pineal
6 - Glándula Pituitaria
5 - Tiroides y Paratiroides
4 - Timo
3 - Islotes de Langerhans
2 - Adrenales
1 - Gónadas

En las comunidades médicas y científicas de los biólogos terrestres, hay muy poca información clínica respecto a la verdadera función de la glándula pineal, que se sabe relacionada fundamentalmente con el sistema endocrino, pero todavía falta el reconocimiento de su verdadero significado y su propósito superior. Se cree que la glándula está implicada en los ritmos de comunicación intercelular, influenciando el hipotálamo, pero cómo funciona es todavía un relativo misterio para aquellos que pretenden ser 'autoridades' en la fisiología humana.

Su limitada comprensión se debe, en gran medida, al hecho todavía no descubierto de que la pineal existe fundamentalmente como una estación transmisora de vuestro completo ADN de doce hebras -que la clase médica aún no ha descubierto. Aunque reconocen la existencia de esa omnipresente colección de material conocido como 'ADN basura', los biólogos terrestres simplemente no han desvelado los secretos que rodean la desconexión del ADN humano y cómo las dispersas piezas del rompecabezas encajan entre sí.

Los pocos que comienzan a desvelar tales secretos resultan misteriosamente 'eliminados' -de un modo u otro- cuando se acercan demasiado al conocimiento o al desvelamiento de la verdad de vuestro potencial ilimitado, pues el Poder no tiene la intención de permitir que los librepensadores ayuden a romper las pesadas cadenas de vuestra obediencia y vuelen, como espíritus libres, más allá de la fronteras de sus controles impuestos,., hacia los claros cielos de vuestra largamente esperada liberación.

Tampoco tienen ninguna intención de revelar los secretos o admitir las mentiras que durante tanto tiempo os han separado de la verdad de vuestra exquisita naturaleza bioespiritual y vuestra ascendencia galáctica.

Es altamente improbable que veáis, al menos a corto plazo, a la clase médica o a los equipos de biotecnólogos financiados por los gobiernos, aceptar algo tan polémico como nuestra premisa básica respecto a vuestro rompecabezas genético: la idea de que invasores extraterrestres interrumpieron el Experimento Semillas Estelares de seres de luz de otros mundos, desconectando la compleja red del ADN de los orígenes celestiales del Homo sapiens y dispersándolo en la disonancia de sus redes electromagnéticas -dando como resultado esos trozos desconectados de 'basura' dentro de vosotros.

Resulta igualmente improbable que la medicina y la biología convencionales lleguen a la comprensión de cómo, revolviendo esos filamentos que constituyen códigos de luz, esos mismos agresores extraterrestres, los señores annunaki, desactivaron la glándula pineal y anularon sus principales funciones.

Con sólo la doble hélice de vuestro ADN esencial, la enormemente importante glándula pineal, en su origen diez veces su volumen actual, disminuyó hasta un tamaño más pequeño que un guisante en vuestros cerebros y quedó clasificada, junto a la llamada 'materia gris' cerebral, como una parte insignificante de los increíbles sistemas nervioso y endocrino del ser humano.

Así ha permanecido a lo largo de la evolución humana hasta hoy, cuando os estáis volviendo plenamente conscientes de vuestra naturaleza multidimensional y vuestros orígenes de semillas estelares, reconectando los cables, por así decirlo, de vuestra inteligencia cósmica... identificando lo que siempre se ha considerado fragmentos superfluos -la 'basura'- en vuestras redes de comunicación interna increíblemente articuladas.

Ahora que estáis integrando la tercera hebra, la glándula pineal, gran estación de paso para la luz del Cosmos, se está expandiendo -como lo estáis haciendo vosotros. Sabed que la recuperación de la tercera hebra del ADN, que permite el retorno de la glándula pineal a su actividad, es el paso de gigante para todo lo que seguirá después, a medida que sois impregnados con el brillo y la belleza de todo lo que estáis destinados a ser.

La primera triangulación, vuestra 'ancla' vibratoria, os sostendrá cuando atraveséis el Gran Vórtice, y es esa primera triangulación la que os prepara para la reconexión y la activación del ADN completo de doce hebras: cuatro veces la trinidad que está naciendo ahora en muchos de vosotros. La cosmometría de ese proceso es tan brillante y tan simple... y sin embargo podéis pasarla por alto, debido a vuestras expectativas y a una amplia red de desinformación (algunas veces intencionadamente, otras simplemente enseñanzas erróneas de los bienintencionados) a menudo nublan vuestra visión de lo que está ocurriendo ahora y de lo que se halla ante vosotros.

Caminemos juntos por el fresco bosque verde de vuestros más puros pensamientos -nuestras manos unidas, nuestros corazones unidos a nuestras mentes- a medida que nos fundimos y unimos nuestras energías y nuestro pensamiento a través de las dimensiones... ahora que estáis reclamando vuestra conciencia multidimensional y Ra os acerca cada vez más al punto de vuestro paso final a la próxima dimensión.

Si os sentís impulsados a permitir que os mostremos el modo de activar la tercera hebra del ADN, podemos hacerlo a través de la cristalización de nuestros pensamientos en las palabras impresas a continuación (las cuales necesitaréis grabar y escuchar para guiaros hacia la meditación profunda). También está a vuestra disposición la guía canalizada que hemos ofrecido a través de nuestro instrumento en la grabación The Starseed Awakening. Os pedimos que elijáis el método que os parezca adecuado para vosotros y que reconozcáis el momento en el que estéis preparados antes de seguir adelante.

Podéis preferir trabajar directamente (cuando sea posible) o indirectamente a través de la guía de nuestro instrumento, que ha sido entrenado e instruido para preparar a los 144.000 primeros miembros del equipo de la primera oleada de la ascensión para servir como facilitadores de ADN, o podéis elegir avanzar en el proceso por vosotros mismos. Cada uno sabrá cuál es el camino correcto para él.



ACTIVACIÓN DEL ADN: PRIMERA TRIANGULACIÓN

Preparaos para una meditación profunda echándoos en el suelo, con la cabeza apuntando hacia el norte y los pies hacia el sur. Utilizad ropa suelta y cómoda, que no os apriete en ninguna parte del cuerpo y eliminad, en la medida de lo posible, todos los metales de vuestro entorno próximo. Haced lo que sea necesario para aseguraros de que estáis cómodos y nada os interrumpirá, y cuando hayáis alcanzado ese estado de paz, reposad y comenzad a respirar profunda y 1. The Starseed Awakening -visualización creativa y meditaciones guiadas- es un CD disponible a través de www.sirianrevelations.net

Rítmicamente, con los ojos cerrados, dejando que el mundo de los sentidos se aleje lentamente de vosotros... deslizándoos hacia un lugar de calma y profunda relajación. Con cada respiración, sentíos más centrados y en paz, y el cuerpo cada vez más ligero... tan ligero que os sentís como una pluma transportada suavemente por la brisa. Imaginad que estáis en una amplia pradera, acariciados por el calor del Sol y la dulce fragancia de los árboles y con abundantes flores silvestres. Estáis rodeados del sereno esplendor de la naturaleza, totalmente unidos con todos los seres vivos de vuestro mundo, sintiendo cómo vuestra alma se eleva a medida que resuena con la música de todo lo viviente.

Sobre vosotros aparece un arcoíris -llenando el cielo con las vibraciones de vuestro propio ser. Visualizad cómo se abre el chakra coronario, como los pétalos de un loto, al mismo tiempo que os disponéis a acelerar vuestra vibración para siempre.

Respirad profundamente, llevando los rayos de luz del arcoíris a la coronilla y viendo cómo descienden por la columna vertebral, lavando los chakras y asentándose en el mula-dhara chakra en la base de la columna vertebral.

Sentís el espectro de la luz al mismo tiempo que vuestro cuerpo resuena con las oleadas que os atraviesan. Sentís cómo estas energías chispean en vuestro interior. Observad cómo cada célula en vuestro cuerpo refleja el arcoíris; cada una su propio ser y una unidad de la divinidad que define quiénes sois y qué sois capaces de llegar a ser... de crear. Espirad... eliminando toda energía que se haya aferrado a vosotros, pero que ya no os sea útil. Podéis pedir que queden liberadas en la tierra, para purificarse y transmutarse en la calma de la sabiduría de Gaia. Respirad expulsándolas, liberándoos de su dominio sobre vosotros. Eliminadlas, liberando vuestro espíritu, vuestro cuerpo y vuestra mente de su carga.

Con la siguiente inspiración, llevad la luz blanca-dorada de los reinos angélicos a través del coronario, sintiendo cómo el Espíritu pasa a través de vosotros, confiando en que sois guiados en este magnífico viaje del despertar. Sobre el centro coronario aparece una forma -un tetraedro dorado girando suavemente encima de la cabeza. Es la matriz geométrica básica de vuestro ADN en evolución -el fundamento sagrado de vuestro cuerpo de luz que despierta. Tomaos vuestro tiempo... concentraos en esta forma tetraédrica, observando cómo el brillo de su luz resplandece a través de vosotros a medida que gira por encima de vuestra cabeza, reflejando luz blanca-dorada por todas partes, tanto alrededor como dentro de vosotros.

Cuando hayáis anclado esta forma en rotación claramente en vuestra visión, llevadla a la coronilla y situadla directamente sobre la glándula pineal, que tiene su asiento en el epicentro de vuestra cabeza, exactamente detrás del puente de vuestra nariz. La glándula pineal quedará perfectamente centrada dentro del tetraedro si pedís que sea así. Sentid que la luz dorada baña este faro de vuestra alma, una sensación que os resultará nueva, al mismo tiempo que tendréis una sensación de recuerdo.

Situado a la entrada de vuestra conciencia emergente, el tetraedro dorado sirve como matriz a partir de la cual tejeréis la tercera hebra de ADN en vuestra conciencia despierta.

Mostraos la doble hélice de vuestro código ADN, arquitecto inteligente con el que habéis construido vuestro ser físico.

Imaginad una tercera hebra de ADN, tejiéndose en la doble hélice, recreando la forma que ha abrazado la pineal... creando triangulación en cada célula de vuestro cuerpo... El tres, la resolución de la dualidad, se imprime ahora en los sagrados diseños que toman forma en vosotros.

Sabed que dentro de cada célula de vuestro cuerpo una nueva dinámica -vuestra vibración superior- ha comenzado a manifestarse y lo será para siempre. Formulad vuestra intención para cada parte de vuestro ser: cada órgano, cada célula, cada partícula subatómica y cada unidad de conciencia que respira con vosotros, afirmando que intentáis que las hebras etéricas del ADN cristalicen en vosotros como resulta adecuado a vuestro viaje espiritual. Constituyen vuestro derecho de nacimiento. Se trata de un retorno...

Una llegada y una salida: el viaje multidimensional. Y ahora, antes de volver a la conciencia corporal, y sólo cuando estéis preparados para hacerlo, replegad los pétalos del loto, bendecid a los Seres de Luz que os han ayudado y tomaos todo el tiempo que necesitéis para integrar lo nuevo que está naciendo en vosotros. Emplead el tiempo que necesitéis para integrar esta experiencia.

Regresad al cuerpo, ahora. Sentid vuestros dedos, movedlos, haced que circule la sangre.

Permaneced tumbados, empleando todo el tiempo que necesitéis para volver completamente a la habitación, al espacio en el que os encontráis.

Empleando todo el tiempo que necesitéis... Todo el tiempo que necesitéis...

Hemos desarrollado la importancia de la primera triangulación en la transmisión anterior y sabemos que comprendéis su impacto y significado no sólo para vosotros, sino para toda la humanidad. Junto a maestros de los reinos superiores, estamos sirviendo actualmente como facilitadores remotos del proceso de reconstrucción de la tercera hebra, la triangulación y la activación pineal

Esto está haciéndose vuestro; estáis comenzando a integrar la hebra del ADN y muchos de vosotros pronto encontraréis el camino para iniciar, con gran concentración, el trabajo que habéis venido a realizar -enseñar y sanar a aquellos que se están preparando para este monumental cambio de conciencia.

Sabréis que habéis integrado plenamente la tercera hebra y estáis resonando en esas elevadas frecuencias cuando hayáis experimentado la luz de la intensificada glándula pineal irradiando desde el tercer ojo, iluminando vuestro vuelo desde la selva profunda... guiando a otros, del mismo modo que el rayo de luz del casco de un minero ilumina la salida de la oscura caverna de carbón.

Puede ser una sutil luminiscencia, primero, o puede que sea una abrasadora explosión de energía, pero lo sabréis. Sea cual sea el modo en que proceséis esta experiencia, apreciados amigos, sabréis cuándo habéis integrado exitosamente la tercera hebra, cuando se ha logrado y anclado la primera triangulación, y cuando se ha activado la durmiente glándula pineal.

En ese momento, habréis calmado las tormentas emocionales que os perturban y atormentan, sintiéndoos más vibrantes y radiantes, y experimentaréis un aumento en vuestros niveles de energía y vuestros campos áuricos.

Establecidas las tres, habréis creado la plantilla cosmométrica sobre la que podrá establecerse la segunda triangulación. Tras haber realizado esta dinámica tan importante, la integración de la tríada, el proceso final de la activación del pleno ADN de doce hebras será facilitado por las sintonías celestiales que están siendo recibidas por vuestro planeta natal y las oleadas de elevada conciencia que atraviesan todo ser vivo que la habita.

De nuevo, os pedimos que recordéis que sois a Gaia lo que una célula es a vuestro propio ser, como una molécula lo es a la célula, y así sucesivamente, más allá incluso de las fronteras del reino material, en el que un pensamiento es a una onda lo que vuestro Sol es al Universo. Os recordamos, seres de luz de toda la Creación, que nunca perdáis de vista esas infinitas realidades que todavía tenéis que comprender plenamente y formaros una idea de ellas, en la grandeza del Todo-Lo-Que-Es, Ha-Sido y Será Siempre.





Extracto del Capítulo 16.
Las Revelaciones Sirianas
No dejéis de leer sus dos primeros libros: El Cosmos del Alma: una llamada al despertar de la Humanidad (Arkano Books) y Vuelve la Atlántida: las luchas de la oscuridad y la luz (Editorial Sirio). Para más información sobre sus conferencias, talleres y programas de facilitadores del ADN, podéis escribir a Patricia a la siguiente dirección: patcori@tiscalinet.it www.sirianrevelations.net

8916 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo