Crear desde la consciencia en lugar del ego.

Varios/Otros


El ego vive en una casi perenne sensación de que no hay suficiente, de carencia. Tal vez no esté en primer plano sino en segundo plano la sensación de que no están completos, de que no tienen bastante, de que ustedes no son bastante, que todavía no son plenamente ustedes mismos. Eso es cierto a nivel humano, porque a ese nivel siempre pueden lograr más, conseguir más, experimentar más, pero no es cierto en la esencia de su ser, donde ya están completos.

El ego proviene de un lugar de carencia. Obviamente, tiene acceso a cierto poder en la forma que ha tomado la consciencia, pero como ego, ustedes son creadores mucho menos poderosos de lo que serían si se alineasen con la esencia de lo que son, que proviene de un lugar más profundo y alineado con lo que quiere el Universo, hacia dónde va el Universo, que es hacia una consciencia mayor.

Si parten del ego, hay una sensación de carencia. Retrospectivamente, siempre saben que si obtuvieron algo mediante esfuerzos egoicos, tarde o temprano no los satisface o los momentos de satisfacción son breves y una vez más caen en el estado de descontento y carencia. Sea lo que sea que creen a través del ego y para el ego, no los satisfará. Tal vez no sepan esto mientras estén comprometidos en el proceso, pero siempre lo pueden saber retrospectivamente. Sin embargo, mientras están creando, hay otras señales sutiles indicativas de que el ego ha tomado la delantera. Incluso pueden haber iniciado su manifestación desde un lugar más profundo; repentinamente sucede algo y el ego comienza a quedar a cargo. Por ejemplo, una señal es cuando ya no disfrutan lo que están haciendo.

Se comprometen activamente en un proceso creativo, creen que podrán realizarlo, pero llega un momento en el que ya no disfrutan el trabajo ante cualquier obstáculo – porque en todo proceso creativo, aunque esté empoderado, ocasionalmente encontrarán obstáculos. Cualquiera que haya creado algo nuevo en este mundo ha experimentado que cuanto más alineado está con su esencia interior, más asistencia recibe. E incluso en esos casos experimentará obstáculos porque hay ciertas estructuras en el mundo que no quieren cambiar.

Hay una cierta inercia en estos factores mundiales. Si quieren crear algo nuevo, a veces van en contra de eso y el obstáculo se manifiesta como seres humanos que no quieren ese cambio que ustedes están tratando de provocar. Entonces, cuando encuentren obstáculos, como seguramente será, cuando venga del ego se molestarán, verán al obstáculo como un enemigo y comenzarán a quejarse o descorazonarse, tal vez se pongan agresivos, se estresen, ya no puedan dormir. Descubrirán que los obstáculos crean un estado disfuncional en ustedes y que entonces todo su trabajo se convierte en una fuente de estrés y cuando aparece el estrés, eso significa que el ego está interfiriendo aun cuando su intención inicial haya sido muy buena.

Por ejemplo, quieren crear un gran centro espiritual en el que las personas vengan a aprender a ser más conscientes, ¿qué sería mejor que eso? La intención inicial puede ser grandiosa y absolutamente maravillosa, pero a medida que comienzan a trabajar, sin que ustedes lo sepan, el ego puede volver rápido y crear todo lo que según él están desesperados por que suceda y sin lo cual no pueden estar colmados y contentos. Tal vez esos pensamientos no sean conscientes, pero están en el fondo de su mente. La sensación aparece y ustedes se desesperan para que ocurra. Y cada persona que aparece como un obstáculo se convierte en su enemigo y ustedes se ponen mal cuando la encuentran. Sin saberlo, caen en un estado de carencia, de necesidad, de no tener suficiente.

El resultado que quieren lograr se vuelve tan importante para ustedes que descuidan la importancia primordial del momento presente y su estado de conciencia en el momento presente. Y en lugar de concentrarse en el paso que están dando en ese momento y darle la máxima atención a lo que están haciendo y disfrutar de ello, se enfocan en el resultado que vendrá y el momento presente no es más que un momento inferior al momento futuro que imaginan y eso puede ser muy frustrante. La buena intención no es suficiente. Hay que mantener la conciencia durante todo el proceso creativo porque el ego puede introducirse subrepticiamente en el proceso creativo sin que ustedes se den cuenta. Es algo muy sutil, tienen que estar muy alertas, pero es así..



Eckhart Tolle

564 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo