Antártida, paraíso bajo el hielo. IX

Varios/Otros


Siguiendo con el tema, aquí otro extracto...
- Como con todos los textos que publicamos; cada uno tomará lo necesario.
TDLL




Después de las risas y con la camiseta puesta íbamos a retomar los hábitos ya adquiridos en todos nuestros coloquios, pero Geny, la Teacher de inglés, levantó la voz.

- No sé porque me pasa siempre a mí. Seguro que al impregnarme de tanta historia extraterrestre luego paso unas noches tremendas metida entre platillos volantes, ángeles caídos, venusianos, marcianos y otros tipos raros.

- Esta noche he tenido una experiencia terrible. Ahora al recordarlo me pongo de nuevo a temblar. Seguramente al escuchar el otro día lo del tal Ashtar Sheran, me vi inmersa en una tremenda batalla que varias civilizaciones del espacio mantienen permanentemente desde hace milenios. Al parecer debe haber dos confederaciones de mundos enfrentadas entre sí. Yo vi que no eran unos buenos y otros malos. Más bien entendí que eran dos modelos de evolución distinta, aunque ambos bandos tienden a la perfección, pero el enfrentamiento a veces y a lo largo de su historia ha sido sangriento. Incluso han desaparecido civilizaciones enteras en dicha contienda. El problema es que una de las facciones había conseguido un arma tan terrible, que la otra; estaba aterrorizada pues no tenían defensa contra ella. Al parecer por lo que pude entender, habían desarrollado una tecnología capaz de introducir a sus enemigos en una especie de vacío atemporal donde el alma del sujeto podía permanecer por cientos o miles de años sin poder moverse. Una vez en ese vacío, todos los mecanismos físicos y astrales se paralizaban y no se podía salir, incluso reencarnar. En el sueño sentía que me iban a atrapar y que introducían en uno de esos vacíos atemporales y no regresaba. Menos mal que era solo un sueño.

- ¡Demonios Geny! Pues tiene que ser terrible que te cojan esos puñeteros -Dijo Brandan-

- No sé cómo trasladaros la sensación, pero si efectivamente alguna civilización consigue tal tecnología sencillamente someterían a los seres vivos de este universo a la nada, a la inexistencia. Yo veía que no se podía, sentir, soñar, imaginar o emocionarse. Se paralizaba todo como si de repente te volvieras una roca de granito.

Curiosamente, Sami, que casi nunca comentaba nada y que permanecía siempre atenta a cuanto se comentaba en las reuniones rompió su silencio.

- Geny. Lo que has soñado es algo extraordinario. No tanto por el hecho de que exista o no esa batalla y esas facciones, sino por el sentido de tu sueño.

Tengo que deciros, queridos amigos que el trabajo que desarrollo para la NASA, tiene que ver con un concepto, por el momento, teórico, pero perfectamente probado desde el punto de vista matemático. Voy a intentar explicarlo con palabras sencillas.

La única dimensión real es “El tiempo” Si no existe el tiempo, nada se puede manifestar dentro del mismo. Ni el espacio ni la materia. El tiempo tiene tres dimensiones perceptibles: El pasado, el presente y el futuro. Y estos tres conceptos están íntimamente ligados a la fuerza de la gravedad. Grandes concentraciones gravitatorias ralentizan el tiempo y las pequeñas concentraciones aceleran el tiempo; o bien liberan su capacidad de expandirse. Pero en la ecuación del tiempo, desde el punto de vista matemático, existe “El no tiempo” Es decir, la nada.

Imaginad una tela elástica que estiráis con fuerza. Esa tela es el tiempo. Pero si seguís estirándola, llegará un momento que se formaran agujeros. Esos agujeros poseerán una enorme fuerza de gravedad pues siempre tenderán a juntarse con la tela que habéis extendido. Bien, pues esos agujeros en teoría serían “El no tiempo” o lo que es lo mismo y ha comentado Geny. Cualquier elemento que entre en los mismos sencillamente no existiría.

Como os he dicho, hemos conseguido localizar matemáticamente esos vacíos. Incluso tenemos indicios de su existencia por las anomalías que determinados espacios de nuestro universo manifiestan. Pero todavía no hemos podido acceder a ellos. Además, si efectivamente existen ¿Qué podríamos enviar para entrar en ellos? Pues por la una lógica elemental, lo que entra sencillamente dejaría de existir y por tanto no retornaría para contarnos lo que ha visto o testado.

Lo que has soñado, Geny, sencillamente es la expresión de las investigaciones que mi quipo y yo estamos realizando.

Lo que es más asombroso es que no tenemos un metro, un medidor o una herramienta para localizarlos, pero al igual que tu hemos comprobado que determinados sujetos en trance consiguen localizar puntos en el universo que coinciden con el sondeo teórico y el modelo de simulación que aplicamos a dichos vacíos.

Tu sueño amplía la idea de que esa raza tiene que emplear métodos psíquicos o energías sutiles para localizarlos.

Os confesaré otro secreto. La tesis que desarrollé en mi doctorado y por la que fui contratada por la NASA, está basada en las enseñanzas de mi padre. Yo no podía decir que mi padre era Astrólogo, pues la Astrología para un científico es cosa de brujas. Pero como bien os ha contado Bob, Henry, mi padre, además de ser un gran astrólogo era un ser iluminado. Yo aprendí a levantar una carta natal antes que a leer y escribir.

Él me decía que la clave no solo estaba en los cuerpos celestes y sus influencias, sino en la geometría. Mi padre era genial. Lástima que o esté aquí entre nosotros pues lo entenderíais. Me hacía calcular los puntos medios entre planetas y cuerpos celestes – Mira Samantha -Repetía- Hay puntos en las trayectorias de los aspectos planetarios donde no hay acción- En estos puntos los planetas pierden su actividad. Cuando estaba en la carrera seguía hablándome de “Ondas escalares” o puntos neutros entre dos fuerzas que se oponen. Él me decía que esos puntos teóricos sin fuerza eran la entrada a otra dimensión. A otro espacio tiempo.

Cuando me doctoré desarrollé un modelo informático y matemático, basado secretamente en sus teorías y simplemente funcionó. Si hubiese dicho al tribunal que evaluó mi tesis que eran teorías de un simple astrólogo, me habrían expulsado de la Universidad.

- No hija, no. Nada de un simple astrólogo. Henry era el astrólogo de la Reina. Fue el que predijo e hizo ganar la Guerra de las Malvinas e inspiro grandes decisiones de Estado.

- Efectivamente Papá. Como antes he dicho era genial, además tenía el don de la humildad. Buscaba siempre la eficacia y los resultados y siempre estuvo en segunda línea.

- Henry, al que quise siempre más que a mis propias hermanas, era un ser del futuro. El no encajaba entre nosotros que éramos mediocres e incapaces de entenderle, pero él lo sabía y nos trataba como sabios. Jamás nos dejó elaborar ningún sentimiento de tristeza y elevó nuestra auto-estima hasta el día de su marcha. Y aunque lo creáis o no, Henry, tu padre, mi amigo y hermano esta ahora encarnado en tu hijo. Ya sé que no puedo probarlo, pero simplemente lo sé y basta. Lo sé porque ese pequeño tiene la misma mirada que mi amigo, lo sé porque mi corazón se llena de gozo cuando lo acuno y le acarició. Lo sé porque oigo su voz en mi alma cada vez que le beso. Queridos amigos, nuestro pequeño Henry será un genio, como lo fue en su vida anterior y ni el propio diablo puede convencerme de lo contario.

Bob era simplemente un corazón con patas y a veces, cuando desconectaba su estudiado cinismo, emergía un ser maravilloso que se había ganado el amor de todos nosotros.

Fue bueno conocer en que estaba metida Sami y mucho mejor que se sincerara con nosotros puesto que, tanto ella, como su esposo, tenían un contrato de confidencialidad que de ninguna manea podían romper. Bien es verdad que no había revelado nada esencial, además, jamás la habríamos entendido, pero sí que expresó una idea que podía representar un punto de partida para adentrarse en conceptos que nos superaban a todos pero que barajaban conceptos nuevos de la Física y del Universo. Era una bendición escuchar el sueño de Geny y las ideas de Sami, sin que se le acoplaran insensateces de Dios, espiritualidad, seres angélicos y otras monsergas con los que nos habían bombardeado a todos nosotros. Era una bendición tener en aquella reunión a nuestra generación reflexionando y liberándose de dogmas y a la siguiente generación hablándonos de conceptos de Física Cuántica, de dimensiones atemporales y de ondas escalares.

Vimos entonces que nuestras investigaciones eran esenciales, pues Sami y Matt, dos extraordinarios hombres de ciencia, sabrían a través de nosotros, lo que no se debe hacer, lo que no vale, o lo que está contaminado por la inercia de generaciones pasivas y desmotivadas, que construyen dogmas de las mentiras y de la imaginación de unos insensatos.

Esteban y Brandan estaban ya asumiendo su papel. Fue el irlandés el que comenzó a hablar y Esteban el que tecleaba el ordenador y la televisión.

- Bueno amigos, hemos estado elaborando un pequeño dossier de los hechos más representativos de los años cincuenta para que los conozcáis y para proceder a su entierro definitivo. La verdad es que hay tanta materia, que tememos que dejaremos más fuera que dentro, pero había que resumir y a riesgo de no ser eficaces vamos a hablaros de los casos más notorios de aquellos años, relacionado con el mundo de los extraterrestres.

- Antes de abordar el próximo personaje tengo que informaros que alrededor de los años cincuenta se pone en marcha un programa secreto, utilizado por el FBI y la CIA. El MK-ULTRA , se había creado como continuación de un programa anterior conocido como BLUEBIRD. Originalmente BLUEBIRD fue concebido para contrarrestar los avances soviéticos en tecnologías de lavado de cerebro. El proyecto costó unos diez millones de dólares y en él participaron numerosos científicos de las principales agencias de investigación, Institutos tecnológicos y Universidades más prestigiosas del país. Como sus predecesores, el MK-ULTRA era otro de los múltiples proyectos de la Agencia norteamericana para enfrentarse a la Unión Soviética durante la “Guerra Fría” El experimento se basaba inicialmente en la narco-hipnosis, o la combinación de drogas y una cuidada programación hipnótica. El MK-ULTRA No era ni más ni menos que un proyecto destinado a conseguir el control de la mente. ¿Con qué finalidad? Se apuntan varias tesis, por un lado, está el interés en obtener información de los espías enemigos y prisioneros de guerra, por otro lado, crear "súper soldados" que no revelen secretos y, por último, y este es el que más encaja en la "teoría de la conspiración", crear asesinos que no saben que lo son, que se "activan" a voluntad de quien los domina y son incapaces de recordar lo que han hecho y porqué.

- Se formó un equipo de trabajo en la CIA que pudiera viajar, en cualquier momento a cualquier sitio. Su tarea era probar nuevas técnicas para interrogar, y asegurarse que las víctimas no pudieran recordar nada de ese interrogatorio. Se probaron toda clase de drogas, desde marihuana a LSD, heroína y pentotal, también llamada la droga de la verdad.

Este programa fue usado en igual medida con los famosos contactados de aquellos años.

Voy hablaros ahora de otro de los supuestos contactados que fue muy admirado y leído por los interesados en el fenómeno extraterrestre. Me refiero a Orfeo Angelucci. Estad atentos a los detalles y veréis como, en este caso al igual que los anteriores la sombra de los servicios secretos se adivina tras sus pasos.

El 4 de agosto de 1946 vio por primera vez un OVNI, aunque en esta fecha no se pronuncia al respecto. Hubo de llegar el 23 de mayo de 1952, para ser testigo insólito y extraordinario de uno de los contactos más debatidos de nuestro tiempo.

Estando trabajando en el turno de noche, se sintió extrañamente enfermo, hasta el punto de regresar a su casa en el coche. En el trayecto, dos bolas de fuego le cegaron hasta hacerle detener su marcha y aparcar a un lado de la carretera. A continuación, se escuchó una voz fuerte y potente que le dijo en inglés: “No te asustes Orfeo, somos amigos”. La misma voz le ordenó salir del vehículo y le explicó que las luces que veía era instrumentos de transmisión y recepción para manifestarle a continuación que “eran de otros mundos” y que estaba sondeado y seguido desde su experiencia de 1946.

De pronto Orfeo sintió sed y una voz le dijo: “Bebe de la copa de cristal que encontrarás en el salpicadero de tu coche”. Así lo hizo y encontró que era la bebida más deliciosa que jamás hubiera probado. Los dos discos que hablan aterrizado delante del coche proyectaron a una distancia intermedia, un haz de luz, formando una pantalla tridimensional donde se asomaron los bustos de un hombre y una mujer, de una perfección infinita y de ojos brillantes.

¿Qué tenía aquella copa?

Nick Redfern un famoso investigador de aquel tiempo hace mención a un episodio intrigante del segundo libro del contactado Orfeo Angelucci, Son of the Sun (1959)…

“Angelucci – “Orfeo de los Ángeles”, que se incluye en el libro clásico de Carl Jung “Flying Saucers” era un empleado de Lockheed desde abril de 1952, trabajando en piezas para los aviones a reacción 94C-F y F-94B Starfire. Un mes después de comenzar en Lockheed, Angelucci afirma haber conocido a Neptuno, un guapo humanoide piloto de platillo volante que, en los siguientes meses, le contó los secretos de la vida, el universo y todo. Neptuno también le advirtió de los peligros del comunismo:

El comunismo, presente enemigo fundamental de la Tierra, se disfraza debajo de su bandera de punta de lanza de las fuerzas unidas del mal.

Estas opiniones estaban muy en desacuerdo con las opiniones del más famoso George Adamski, quien también se reunió con un hombre platillo rubio en 1952. Adamski albergaba inclinaciones comunistas sin vergüenza y habló con regularidad contra el imperialismo norteamericano, dando lugar a una investigación por parte del FBI. Después de 1950 al UFO-escéptico Leon Davidson, en Mirage Menle pregunté si los contactos posteriores de Adamski pueden haber sido del tipo de inteligencia: sus humanoides alienígenas trajeados, conductores de limusinas negras dieron a George bebidas extrañas y luego le mostraron películas proyectadas en pantallas dentro de sus “naves espaciales” mientras le preguntaban acerca de la vida en la Tierra y dándole conferencias acerca de la moralidad intergaláctica. Pero yo no sabía que en Son of the Sun, Angelucci describe explícitamente lo que suena hoy como ser drogado por sus amigos alienígenas.

A finales de 1954 Angelucci visitó Tiny’s Diner en Twentynine Palms, el hogar de una base de entrenamiento de Infantería de Marina, en el desierto de Mojave de California. Aquí conoció a Adam, un alienígena humanoide que no había visto antes: “Tan sorprendentemente guapo… que, si es visto sólo una vez durante unos pocos segundos en una multitud, una impresión indeleble de su rostro se incrusta en la memoria”

Adam parece conocer a Orfeo y, después de ordenar una cena de bistec crujiente, ofrece a su nuevo amigo convertir su vaso de agua en un champán raro por medio de una pastilla efervescente blanca que deja caer en el vaso. Hoy en día podríamos ser un poco más prudentes en aceptar bebidas adulteradas de los extraños, pero Orfeo con gusto acepta el vaso y da tragos al líquido efervescente, reconociéndolo inmediatamente como el “néctar” que los seres del espacio le dieron en las reuniones previas, documentadas en su primer libro Secrets of the Saucers.

Lo que Angelucci describe a continuación suena como una clásica experiencia psicodélica benevolente:

Yo estaba encantado de pies a cabeza mientras tomaba el vaso, me lo llevé a los labios y tragué dos veces del mismo. En ese instante entré, con Adam, en un estado más exaltado y todo a mi alrededor adquirió una apariencia diferente. Ya no estaba yo en la cafetería Tiny’s en Twentynine Palms. Se había transformado en un acogedor refugio en algún sistema estelar radiante. Aunque todo se mantuvo en su misma posición, añadiendo belleza y significado que les dio a las cosas y las personas allí presentes.

Si bien sería ingenuo tratar los escritos de un hombre que afirma haber tenido múltiples contactos con seres del espacio como una autobiografía sin contraste, no puedo evitar preguntarme si estaban siendo explotadas las creencias de visitas alienígenas de Angelucci y otros, o incluso generadas por personas que trabajaban en una o más ramas clandestinas de las organizaciones militares o de inteligencia. Quizás la Special Operations Division del Ejército de Estados Unidos, que comenzó a experimentar con alucinógenos y la guerra química en la década de 1940, o la CIA, cuyo infame programa MK-ULTRA, a partir de 1953 (con antecedentes como Chatter, Bluebird y Artichoke que operaron desde 1947) exploraron el uso de las drogas, la hipnosis y la radiación como instrumentos de control de la mente.

Entonces, ¿cómo hacer de esto una hipótesis de trabajo temporal? Adamski y otros afirmaban tener contactos extraterrestres y defendían creencias anti-estadounidenses. Mientras tanto Orfeo Angelucci y su compañero contactado George Van Tassel, ambos trabajaban en una de las más avanzadas plantas de desarrollo de aviones de EEUU, también afirmaban tener contactos con seres del espacio. Angelucci, como es el caso, había provocado anteriormente una cacería policial después de lanzar globos que contenían el moho Aspergillus clavatus, un hecho seguro que habría atraído la atención del FBI. ¿Les dieron a Angelucci y a Van Tassell algún tipo de alucinógeno, desplegado como una “droga de la verdad” para hacerles preguntas acerca de posibles simpatías comunistas o soviéticas y, tal vez para bombearles de retórica anti-comunista extraterrestre por si acaso?

¿O quizás Van Tassell y Angelucci informaban experiencias genuinamente anómalas – o incluso contactos con agentes soviéticos disfrazados de seres del espacio – y fueron drogados y controlados para evaluar si estaban mintiendo o mantenían tendencias subversivas? Hay varios escenarios posibles, incluyendo, por supuesto, de que Adamski, Menger, Van Tassell, Angelucci y el resto, simplemente inventó o fantaseó todos sus contactos con los seres del espacio.

Resulta curioso comprobar que entre toda esta saca de contactados se da preferentemente la experiencia con seres de Venus. Pero en Venus deben tener grandes diferencias, pues para unos son comunistas, para otros no, para casi todos son vegetarianos y el contacto de Angelucci se pone ciego con la carne. El Valiant, que vivió durante tres años en el Pentágono la vida era normal con hábitos normales. Seguramente no acudía a misa, como los de Angeluccí que eran cristianos irreductibles, mientras que los de Adamski eran más bien ateos.

En definitiva, una gran dispersión de ideas y de comportamientos, a pesar de que todos eran Venusianos.

Lo de las copas resulta más que sospechoso, sobre todo cuando después de tomarla Angelucci reaccionó de una manera directa con el comportamiento típico de una alucinación por LSD.

El afirmar que estos supuestos venusianos eran cristianos, pro-americanos y anticomunistas refleja la evidencia de un claro adoctrinamiento.

En todo caso un extraterrestre que viene con ese perfil y seguramente con el carnet del propio Partico Republicano, excluye implícitamente al resto de los pobres mortales que resulta que profesan otra filosofía, otra religión y no son patriotas. ¿Qué clase de extraterrestres eran estos, con una misión tan poco universalista? Indudablemente y sin temor a equivocarme, queridos amigos, toda esta saga de contactados no son sino desinformadores perfectamente entrenados por los servicios secretos de Estados Unidos tal y como afirmara en su día Howar Menger y Adamaski. Lo realmente grave es que todos ellos, al igual que la Sister Thedra, trascienden a su tiempo y treinta o sesenta años después se sigue fabulando con las mismas estupideces, convirtiendo a los extraterrestres en cómplices de sus mentiras y de sus alucinaciones en vez de situarlos correctamente en su papel universalista, exentos de cualquier rasgo religioso o definición política.

- ¿Qué opinas tu Juan? Dijo Geny.

- Yo pienso al igual que Brandan que aquella paranoia colectiva no fue capaz de separar el concepto espiritual, religioso y patriótico de un fenómeno real de una transcendencia extraordinaria.

Creo igualmente que algunas personas tuvieron contacto real con estos seres del espacio, pero la mayoría de los más famosos, sencillamente mentían, estaban drogados o padecieron la paranoia de mesianismo o del mito del héroe.

No tengo tantos datos como Esteban y Brandan, pero coincido con ellos en que los servicios secretos de Estados Unidos orquestaron una burda mentira de desinformación para desviar la atención de la base nazi de la Antártida y la llegada de diversas civilizaciones del espacio.

En la pantalla de televisión vimos cantidad de imágenes de todo ese tiempo, de sus libros, de las supuestas naves espaciales. Realmente hay que maravillarse de la función de Internet. Sencillamente estamos ante uno de los mayores milagros de la Historia puesto que tener información tan detallada, al instante e inagotable, para cualquier interesado, escritor o informador resulta asombroso. Ahora le tocaba hablar a Esteban.

- El problema de toda esta locura del contactismo no solo trajo desinformación y escepticismo, sino muertes, suicidios y asesinatos. En algunos casos la obsesión llevó a muchos a la muerte, tal es el caso de Gloria Lee, una famosa contactada de aquella década.

- Brandan, haz el favor de poner su imagen en la pantalla. Mientras yo voy contándoos su historia en forma resumida.

- Gloria Lee nació el 22 de marzo de 1926 en los Ángeles, California y murió a las 9:55 p.m. del 3 de diciembre de 1962 en Washington D.C.

- Una foto de Gloria Lee de su primer libro, “Why We Are Here”.

- Dicen que aprendió a volar antes de que pudiera conducir un coche. Y es que Gloria se casó con un ingeniero aeronáutico, William H. Byrd (1952). Fue en esa época en que comenzó a interesarse en los platos voladores e incluso a cultivar la amistad de George Adamski.

- Gloria se enamoró del tema de los ovnis y se dedicó activamente a la investigación psíquica y al estudio de lo esotérico. Mientras trataba de desarrollar su propia percepción extrasensorial, se puso en contacto con un ser misterioso que decía pertenecer al planeta Júpiter.

- ¡Joder! Esteban, paso porque los venusianos tengan bases internas en la superficie de Venus, hecho improbable, pues en la superficie no es posible la vida, pero que haya un señor en Júpiter, que es prácticamente un planeta gaseoso con temperaturas imposibles. Eso es sencillamente mentira -Matt, tú sabes la temperatura de esos planetas ¿Es posible la vida allí?

- No Bob. En Venus la temperatura media puede estar en torno a los 450 grados y en Júpiter puede tener una temperatura media de -150 grados. Por tanto, la vida como la concebimos en nuestro planeta no es posible. Júpiter es un cuerpo masivo gaseoso, formado principalmente por hidrógeno y helio, carente de una superficie interior definida. Incluso es más viejo que nuestro propio Sol.

- ¿Os dais cuenta; analfabetos? ¡Que sois unos analfabetos -Dijo Bob, airado-

- Está bien Bob. Seguramente tienes razón. Pero déjame seguir con la historia, pues lo que trato es de trasladar el comportamiento fanático de las personas, no un tratado de astrofísica.

- Gloria Lee se la considera la mártir de los contactados. Se trata de una historia apasionante y de una bella mujer que consumió su vida por la obsesión extraterrestre.

- En septiembre de 1953, empezó a oír una extraña voz en su cabeza. Era un extraterrestre que se identificó como J. W., que pertenecía a una raza que había perdido sus cuerdas vocales después de siglos de evolución, y que habitaba el planeta Júpiter.

- Lee, una azafata de líneas aéreas, estaba comprensiblemente emocionada con su visitante psíquico. Había oído historias de pilotos y otras azafatas sobre platillos voladores, pero en sus cinco años de experiencia nunca había visto uno solo.

- El contacto original de Gloria con J. W., tuvo lugar en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, donde trabajaba como anfitriona de tierra en ese momento. Ya que J. W. era etérico en forma y no se veía a menos que uno poseyera una visión ampliada, era necesario comunicarse mediante el uso de la telepatía.

- Imagine la decepción de Lee cuando J. W. se negó a mostrarse físicamente ante ella. “Francamente”, escribió en su primer libro, “estaba simplemente disgustada. J. W. no ‘cayó en una visita’ si era quien dijo que era”. Durante meses, Lee decidió ignorar a J. W., hasta que un día ella estaba colgando la ropa fuera de su casa en Westchester, California y de pronto oyó una voz que le decía que mirara hacia arriba.

- No estando segura de qué esperar, Lee siguió el comando, y vio un ovni gigante volando hacia el Norte. Después de escuchar que había otros testigos que vieron el objeto cerca de Redondo Beach, la fe de Lee fue restaurada, y ella regresó a hablar con J. W. Para desarrollar aún más sus poderes, Lee también asistió a una clase de “desarrollo psíquico”. Lee nunca afirmó haberlo conocido físicamente o haber visto a J. W., pero un compañero de clase alguna vez dibujó su imagen después de supuestamente haberlo visto detrás de Lee en clase.

- Mientras que esta experiencia por sí misma fue suficiente para convencer a Lee, ella todavía no tenía nada que ofrecer a los escépticos. “He hablado con él en forma materializada y por control de voz directo, pero para aquellos de ustedes que todavía dudan de la existencia de una persona llamada J. W., no puedo darles pruebas concretas que satisfagan solamente a los cinco sentidos”. Entre los movimientos de los contactados de los años cincuenta, no se necesitaban pruebas concretas, y Lee publicó un libro popular en 1959 titulado originalmente “Why We Are Here: by J. W., A Being from Jupiter Through the Instrumentation of Gloria Lee”. Fue presuntamente escrito por J. W., quien se lo comunicó a Lee por escritura automática.

- La totalidad de las comunicaciones en este libro se realizaron únicamente a través de la telepatía mental, para lo cual el “Instrumento”, Gloria Lee, fue específicamente entrenado y desarrollado durante un período de cuatro años. Lee admite que “esto puede parecer increíble para algunas mentes, pero hay que recordar que algunas de las Personas del Espacio tienen más de un millón de años de anticipación a nuestra evolución y han desarrollado facultades que muchos de nosotros ni siquiera conocemos”.

- Ella mantuvo su búsqueda a pesar de que su familia y amigos trataron de disuadirla de no profundizar más en lo desconocido. “Lee tomó muy seriamente su trabajo con J. W., dando conferencias sobre sus comunicaciones e incluso fundando una organización llamada la Cosmon Research Foundation (1959) para promover sus enseñanzas.

- En septiembre de 1962, J. W. ordenó a Lee que emprendiera una huelga de hambre después de que algunos funcionarios del gobierno en Washington DC no quisieron ver sus planos canalizados para una nave espacial. En esta aventura la acompañaba su amiga y colega Hedy Hood, a la que había conocido el verano anterior. Trataban de llamar la atención de los líderes políticos hacia las ideas de los “hermanos del espacio”. Querían conseguir el apoyo económico para construir una nave espacial, cuyos planos les había proporcionado J. W.

- Al no obtener respuesta, el 23 de septiembre rentaron un cuarto de hotel y Lee se puso en ayuno para llamar la atención. La huelga se celebró por la paz mundial, y Lee dijo que no se detendría hasta que el “ascensor de luz” J. W. le prometiera que aparecería en la Tierra para llevarla a Júpiter. Les dijo a sus seguidores que finalmente caería en un estado similar al coma, sólo para despertar sobrealimentada y lista para continuar. Washington no tuvo conocimiento de ello.

- Sorprendentemente, J. W. de Júpiter admitía que no todo el mundo sería capaz de ajustarse a los nuevos rayos o vibraciones que caen sobre nosotros y que, “(algunos) encontrarán, a medida que estas vibraciones aumenten, que su completa constitución física y cuerpos mentales o espirituales estarán fuera de tono”.

- Desafortunadamente para la canal, ella pudo haber sido una de estas personas a las que J. W. se refería. Como todo el mundo esperaba, el ascensor de luz J. W. nunca llegó, y la huelga de hambre de Lee duró 66 días hasta que su marido William H. Byrd la hospitalizó. Lamentablemente, Lee no se recuperó y murió el 3 de diciembre en el Hospital Universitario George Washington, Tenía 37 años.

- Pues es canalla de Júpiter, no era precisamente un angelito cuando le impuso una huelga de hambre a su contacto -Afirmó Bob-

- Efectivamente Bob, tal y como decía Juan, el establecer contacto por vía psíquica puede ser muy peligroso. Hay que tener una norma clara: Si el contacto no es físico, sencillamente no interesa. Pues si son seres superiores saben de nuestras limitaciones y si tienen que comunicar algo, que de verdad sea importante para el ser humano, tienen la obligación de entregárnoslo en forma precisa. Jugar al escondite adentrándose en otra dimensión puede ser muy peligroso. La bella Gloria Lee, sin duda contactó con un bajo astral que la llevó hasta la muerte.

Con la experiencia que relataba Esteban, recordé un caso en el que me vi envuelto hace muchos años.

- Yo investigué un caso curioso. Por aquel entonces pasaba consulta en Bilbao. Conocí a un joven que decía estar en contacto con un extraterrestre desde hacía años.

Este joven recibía mensajes preciosos de amor. A mí me los presentó y no detecté ninguna alarma en sus contenidos. Sistemáticamente el contacto decía que Jesucristo había dado la vida por nosotros y que los seres humanos eran egoístas. Fue un bombardeo año tras año con el mismo contenido. Luego el mensaje comenzaba a culpabilizarle con el hecho de que él no daba nada por los demás, cuando Jesucristo había dado la vida. Finalmente, después de ese bombardeo sistemático, aquel joven tomó la decisión de suicidarse para dar la vida por la humanidad. Menos mal que llegué a tiempo y pude disuadirle con mucho esfuerzo, pero fue por horas que no le perdimos. Vi entonces el excelente trabajo que aquel supuesto contacto extraterrestre superior había hecho. Los mensajes por separado no indicaban nada, pero toda la estrategia en su conjunto hablaba de un bajo astral o un personaje diabólico que casi se sale con la suya y mata a aquel joven. Efectivamente, como dice Esteban, si no es un contacto físico con un fin claro y objetivo, sencillamente hay que dejarlo o en todo caso, pedir ayuda.

Había que seguir los sagrados protocolos de los iniciados de La Cabaña; es decir, era hora de comer. Dejamos todo cual estaba para proseguir por la tarde y en un “santiamén” entre risas, bromas y palabras comimos y disfrutamos del postre y el café. Luego, la mayoría salimos a dar un paseo.


Extracto de COMANDO SOLAR
Autores: Tamara Pavón – Lice Moreno

354 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo