Los presentes alternativos y los enfoques múltiples. II

Seth


SESIÓN 575, 24 DE MARZO DE I97I 2I.O5 MIÉRCOLES

(Comparada con su actitud algo nerviosa de las sesiones recientes, largas partes de la transmisión de Jane de esa noche fueron muy tranquilas y fáciles.) Buenas noches. (-Buenas noches, Seth.) Bien. Continuaremos con el dictado. A-cuatro os lleva a un nivel que está por debajo de la formación de la materia, un nivel en el que pueden percibirse las ideas y los conceptos, aunque sus representaciones no aparecen en la realidad física actual que vosotros conocéis. Desde este nivel vienen muchas de las inspiraciones mas profundas. Aunque estas ideas y conceptos tienen su propia identidad electromagnética, aparecen como «paisaje simbólico» en este nivel de conciencia. Esto es difícil de explicar. Los pensamientos no aparecen como seudoimágenes, por ejemplo, ni asumen ninguna seudomaterialización, pero se sienten vividamente, y son percibidos y recogidos por ciertas partes del cerebro, esas partes aparentemente no usadas para las que la ciencia no ha encontrado aún explicación. Estas ideas y conceptos vienen, evidentemente, de la conciencia. No obstante, representan desarrollos incipientes latentes que pueden ocurrir o no en la realidad física, y pueden ser percibidos o no por cualquier individuo dado. El interés característico y las capacidades de la personalidad implicada tendrán mucho que ver con su reconocimiento de las realidades dentro de ese nivel de conciencia. (Pausa a las 21.16. Jane, como Seth, se tomó un descanso mientras un coche de bomberos pasaba ante la casa tocando la sirena.) Sin embargo, el material que hay disponible en él representa los componentes básicos de muchos sistemas probables. Es un área abierta a la que tienen acceso muchas otras dimensiones, y a menudo está disponible en los estados de sueño. Las innovaciones totales, los inventos que conmocionan al mundo; todos están esperando, por así decirlo, en esa gran reserva. Las grandes «conversiones» personales se realizan muchas veces desde este nivel. (Pausa.) Bien, un individuo puede pasar por todos estos niveles y permanecer relativamente incólume e inconsciente, y puede viajar a través de ellos sin percibirlos.

El conjunto de las intenciones y las características de la personalidad determinará la calidad de la percepción y de la comprensión. El material mencionado está disponible en cada uno de los niveles de conciencia dados, pero debe buscarse, bien a través de un deseo consciente o de un fuerte deseo inconsciente. Si no es así, estos dones que están disponibles y estos potenciales simplemente se quedan sin utilizar y sin reclamar. (21.25.) Estos estados de conciencia se funden también uno dentro del otro, y es evidente que estoy usando estos términos de profundidad para hacer más fácil esta explicación. Empezando con el ego, o conciencia de vigilia, como ser externo enfocado en la realidad exterior, estos estados son amplios, un poco como llanuras que se pueden explorar. Cada una de ellas también se abre, por tanto, a grandes áreas adyacentes, y existen muchos «caminos» que pueden tomarse según vuestro interés y vuestro deseo. Al igual que vuestro estado de vigilia ordinario percibe un universo completo de datos físicos, de la misma manera cada uno de estos otros estados de conciencia percibe realidades igual de complicadas, variadas y vividas. Es por esta razón por la que es tan difícil explicar las experiencias "posibles" dentro de cada una de ellas. (Larga pausa.)

El A-cinco se abre a una dimensión en la que se puede establecer contacto, al menos teóricamente, con la conciencia vital de cualquier personalidad. Esto implica comunicarse no sólo con las personalidades pasadas, hablando en vuestros términos, sino también con las futuras. Éste es un nivel de conciencia que se alcanza con bastante poca frecuencia. No es, por ejemplo, el nivel usado por la mayoría
Teniendo en cuenta que el pasado, el presente y el futuro no existen, éste es un nivel de una comunicación diáfana de conciencia.

Aquellos relacionados con ella tienen, por supuesto, un conocimiento excelente de sus antecedentes y de su historia, aunque en este estado poseen también una perspectiva más amplia, en la que los antecedentes privados e históricos se ven como una parte de un todo mayor perceptible.
de los médiums. Es una tierra de encuentro en la que las personalidades de cualquier tiempo o de cualquier lugar o de cualquier sistema probable pueden comunicarse entre sí en términos claros que todas comprenden.

(21.35.) En este nivel, los mensajes literalmente vuelan a través de los siglos de un gran hombre o mujer hacia el otro. En él, el futuro le habla al pasado. Los grandes artistas siempre han sido capaces de comunicarse en este nivel y, mientras vivían, operaban en este nivel de conciencia la mayoría del tiempo. Sólo las partes más exteriores de sus personalidades seguían los dictados de su período histórico. Para aquellos que alcanzan este estado y lo utilizan, la comunicación es clarísima. Debe entenderse que esta comunicación opera hacia ambos lados. Leonardo da Vinci conoció a Picasso, por ejemplo. Hay grandes hombres y mujeres que pasan por la vida sin ser conocidos, pues sus contemporáneos no les prestan atención. Sus logros pueden ser malentendidos o pueden perderse físicamente, pero en este nivel de conciencia ellos los comparten a través de estas comunicaciones, y en otro nivel de la existencia se reconocen sus logros. No obstante, no quiero dar a entender que sólo los grandes comparten esta comunicación de conciencia.

(Pausa.) Es necesario tener una gran simplicidad, y, a partir de aquí, muchos de los más humildes según el concepto humano también comparten estas comunicaciones. Hay una gran conversación infinita que va a lo largo y a lo ancho del universo, y es muy significativa. (Larga pausa.) Aquellos que vienen de vuestro pasado y de vuestro futuro intervienen en vuestro mundo actual, y discuten en este nivel los problemas que se han encontrado y los que se encontrarán. Éste es el corazón de la comunicación. Y lo más usual es encontrarlo bien en un nivel profundo protegido del sueño, o en estados de trance repentinos y espontáneos. En él se genera una gran energía. Ahora podéis tomar vuestro descanso. (21.47. Jane sabía que su ritmo había sido bastante lento la mayor parte del tiempo. Continuamos a un ritmo más rápido a las 22.05.) La información recibida en cualquiera de estos estados de conciencia debe ser interpretada por la conciencia normal de vigilia para poder mantener cualquier tipo de recuerdo físico. En muchos casos el recuerdo permanece inconsciente en lo que concierne al ser de vigilia, pero las "experiencias" en sí mismas pueden cambiar completamente la estructura de vida de una persona. A través de estas comunicaciones e iluminaciones internas se puede evitar una trayectoria desastrosa, sea o no el ego consciente de ellas.

Las experiencias que ocurren en estos distintos niveles pueden ser interpretadas simbólicamente; pueden aparecer en forma de fantasía o de ficción, o de obra de arte, sin que el ser consciente se dé cuenta de su origen. Bien, en cualquiera de estos distintos estados de conciencia se pueden percibir otros fenómenos: formas mentales, por ejemplo, manifestaciones de la energía, proyecciones del subconsciente personal, y proyecciones del inconsciente colectivo. Cualquiera de ellas puede adoptar una forma simbólica, y puede aparecer como benéfica o amenazadora de acuerdo con la actitud de la personalidad implicada. Todas deberían ser consideradas como fenómenos naturales, que frecuentemente tienen un propósito neutro.

Normalmente se trata de formas incipientes a las que les confiere actividad la personalidad que las encuentra. Por tanto, es la personalidad quien proyecta la naturaleza de su actividad hacia una materialización relativamente pasiva. La persona que las encuentra sólo tiene que desviar su atención para «desactivar» el fenómeno. Esto no quiere decir que el fenómeno no sea real: sencillamente su naturaleza es de una clase y grado diferentes. Estas formas tienen cierta energía propia, pero necesitan la energía adicional de la persona que las percibe para que pueda tener lugar la interrelación. Si una de estas materializaciones parece amenazadora, lo único que hay que hacer es desearle paz y dejar de prestarle atención, ya que ella obtiene su principal energía activadora de vuestra atención y de acuerdo con la intensidad y naturaleza de ésta. No deberíais llevar con vosotros las creencias fundamentales de la existencia física cuando viajéis por estos niveles de conciencia. Desembarazaos de todas las que os sea posible, pues ellas pueden ser la causa de que malinterpretéis vuestra experiencia.

(Pausa.) Hay otros niveles de conciencia bajo éste, pero en ellos hay una tendencia mucho mayor a fundirse el uno con el otro. En el siguiente nivel por ejemplo, es posible la comunicación con varios tipos de conciencia que nunca se han manifestado físicamente; personalidades que no tienen una realidad física ni en vuestro presente ni en vuestro futuro, pero que están conectadas a vuestro sistema de realidad como custodios y guardianes. Casi todas las experiencias que provienen de este nivel se representarán simbólicamente, pues de lo contrario no tendrían significado para vosotros. Las experiencias tendrán que ver de una manera u otra con la vida no física, con la conciencia y las formas no corpóreas, y con la independencia que tiene la conciencia de la materia. Estas experiencias siempre tendrán un papel de apoyo. Con frecuencia serán experiencias vividas en estados fuera del cuerpo, en las que el que se proyecta se encuentra en un entorno no terrestre o en uno de gran belleza y magnificencia. La «sustancia» del entorno tendrá su origen en la mente de la persona que se proyecta, y será simbólico, por ejemplo, de su concepto de la vida después de la muerte. Aparecerán uno o varios de Los que hablan en aquel disfraz más aceptable para el que se proyecta, que puede ser de un dios, de un ángel, o de un apóstol. Éste es el tipo de experiencia más característico de este nivel. (Pausa.) Sin embargo, de acuerdo con las capacidades y la comprensión del que se proyecta, pueden darse mensajes más profundos, y puede ser bastante evidente que Los que hablan son en verdad meros símbolos de unas entidades aún mayores. Algunos serán capaces de entender estas comunicaciones con mayor claridad, y llegar a conocer la verdadera naturaleza de Los que hablan no físicos. Entonces pueden ser posibles proyecciones más profundas en ese entorno. Asimismo es posible ver grandes panoramas de pasados y futuros históricos. Todos estos niveles de conciencia están llenos con una red de comunicaciones que pueden seguirse hasta el final, de acuerdo con el propósito de la personalidad implicada.

(22.33.) Las estructuras moleculares envían sus propios mensajes y, si no estáis sintonizados para percibirlas, podríais interpretarlas como ruidos estáticos o sin sentido. Cualquiera de estos niveles de conciencia puede abarcarse en un abrir y cerrar de ojos, sin darse cuenta, o -al menos teóricamente- puede requerir una vida entera para explorarlo. Podéis tener algunas experiencias bastante válidas en el nivel cuatro, sin tener conciencia de los tres primeros. Los estados están ahí para aquellos que conocen lo que son y cómo usarlos. Algunos encuentran de forma espontánea su manera de lograrlo. Los otros niveles adyacentes en línea horizontal os conducen a varias realidades alternativas, cada una a mayor distancia de la vuestra. Muchas de ellas contienen sistemas en los que no ocurre la vida y la muerte como las conocéis vosotros, donde el tiempo se siente como un "peso"; sistemas en los que las creencias fundamentales son tan diferentes de las vuestras, que sólo podríais aceptar sus experiencias como fantasías.

Por esta razón, estáis mucho menos capacitados para viajar hacia esas direcciones. En algunas de ellas hay impedimentos incorporados. Por ejemplo, incluso la proyección de vuestro universo a un universo de antimateria es muy difícil. Hasta la estructura electromagnética de vuestros pensamientos se vería afectada adversamente, aunque teóricamente esto puede hacerse desde uno de estos niveles adyacentes de conciencia. Os sugiero que toméis vuestro descanso. (22.42. El trance de Jane había sido excelente y su transmisión incluso más rápida. Continuamos a las 22.55.)

A menudo visitáis esas áreas de conciencia en estado de sueño; caéis en ellas de manera espontánea, y luego las recordáis por la mañana como un sueño fantástico. La conciencia debe hacer uso de todas sus partes y todas sus actividades, al igual que debe hacerlo el cuerpo. Por tanto, cuando estáis durmiendo, vuestra conciencia se enfoca en muchas de estas direcciones y, lo quiera o no, percibe con frecuencia trozos y fragmentos de realidades que están disponibles para ella en sus diferentes etapas. Esto pasa también, hasta cierto punto, bajo vuestro enfoque físico normal, incluso cuando estáis en vuestras actividades de vigilia. Los presentes alternativos de los que os he hablado no son simplemente métodos alternativos de percibir un presente objetivo. Existen muchos presentes, pero vosotros sólo estáis enfocados en uno de ellos. No obstante, cuando permitís que vuestra atención oscile, a veces podéis caer en un estado en el que percibís momentáneamente destellos de otros presentes alternativos. El ser total, el alma, conoce su realidad en todos esos sistemas, y vosotros, como parte de ella, estáis trabajando en pro del mismo estado de autoconciencia y desarrollo. Cuando seáis competentes no os veréis arrastrados durante el sueño, lo queráis o no, hacia otros estados de conciencia, sino que seréis capaces de comprender y dirigir estas actividades. La conciencia es un atributo del alma, una herramienta que puede utilizarse en muchas direcciones. Vosotros no sois vuestra conciencia. Es algo que os pertenece a vosotros y a vuestra alma. Vosotros estáis aprendiendo a utilizarla. En la medida en que comprendáis y utilicéis los distintos aspectos de la conciencia, aprenderéis a entender vuestra propia realidad, y el ser consciente se volverá verdaderamente consciente. También seréis capaces de percibir la realidad física porque así lo queréis, sabiendo que ella sólo es una entre las múltiples realidades. Tampoco estaréis forzados a percibirla a ella sola, a causa de la ignorancia. (23.02.) Fin del dictado. Bien, podéis hacerme las preguntas que tengáis, o terminar la sesión si lo preferís.

(-Espero que trates en tu libro la cuestión que Jane y yo discutíamos en la mesa de la cena esta noche, sobre qué es lo que realmente ves cuando le estás hablando a un grupo de gente, enfocando a cada uno de nosotros como individuos en este tiempo y lugar.) Me ocuparé de tratarlo para vosotros. Mis percepciones se trataron en los primeros capítulos del primer tomo, pero no de esa manera... (En la sesión de la clase de percepción extrasensorial del 9 de febrero de 1971, Seth nos dio un excelente informe sobre el aspecto particular de estas percepciones a las que me estoy refiriendo ahora. Desde entonces he querido pedirle que hablase más sobre ello en su libro. Aquí incluyo un extracto de la sesión de la clase, que fue grabada como es habitual.) («Bien. [Con sentido del humor.] Nadie me ha preguntado a mí qué pasa cuando yo entro en trance. Entrar en trance es simplemente enfocarse intensamente en un área de realidad altamente específica. Por consiguiente, yo proyecto aquí una parte de lo que soy, porque puedo utilizar áreas de mi personalidad más amplias que aquellas que conocéis de vosotros mismos en la actualidad.

Puedo hacer esto de manera consciente, y sin embargo, como he mencionado, cuando estoy aquí encuentro dificultad en miraros y relacionarme con los seres que vosotros creéis que sois en vuestro momento dado de tiempo; porque yo veo todo lo que os compone. Así que se necesita cierto entrenamiento de mi parte para poder captaros en ese tiempo y en ese espacio con el que estáis familiarizados. ») (« Vosotros sois conscientes de los seres que se sientan en esta habitación una noche particular de tormenta de nieve, donde hay ciertos miembros de la clase que están presentes, otros que están ausentes y algunas personas nuevas. Yo estoy familiarizado con las partes internas de vuestro ser que vosotros también conocéis, pero que sin embargo el ser egótico ha escondido para vosotros, y por tanto yo debo decirme constantemente: "Oh, sí, nuestra señora de Venecia [un cariñoso nombre de Seth para un miembro de la clase] piensa que está sentada en esta habitación específica en esta hora específica y que lleva puesto un conjunto azul".»)

(«Pero yo soy consciente de una señora de Venecia en varias manifestaciones diferentes en varias existencias, todas las cuales ocurren a la vez. Debo recordar que ella no es consciente de ellas y, cuando le hablo, debo usar una designación que tenga sentido para ella en este tiempo particular.») («Hasta cierto punto, sirvo como comunicador entre un nivel de vuestros seres y otros niveles de vuestros seres, porque yo os recuerdo lo que sois. Esta noche habéis recibido muchos pensamientos sobre la muerte. Bien, yo he sido un cadáver muy alegre muchas veces, pero también lo habéis sido todos vosotros. Las partes internas de vuestros seres lo saben muy bien. Vosotros habéis salido de más tumbas de las que podéis recordar... y muchos de vosotros saldréis verdaderamente de muchas más. ¿Por qué entonces os preocupáis por justificar vuestra existencia en esta hora?») (La transmisión de Seth se había acelerado considerablemente, y estuvimos intercambiando animadamente puntos de vista sobre el tema que hemos citado. No hice ningún esfuerzo para grabar la conversación.) Estoy seguro de que te gustará mi libro cuando lo leas. (—Ya me gusta ahora. -Después de un corto intercambio:) Ahora te deseo que pases muy buena noche... (-Buenas noches, Seth, y muchísimas gracias. -23.05.)


Extracto de Habla Seth II
La eterna validez del alma a través de Jane Roberts

4222 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo