Hombres del Minuto.

Saint Germain


Amados Hermanos de la Luz, dado que voy a llamar a todos aquellos de ustedes que se han intitulado a sí mismos como Hombres del Minuto, hoy día he de suponer que aceptan lo que esas palabras significan —usaré una de sus expresiones—: "sobre la planta de sus pies,"1 alertas en todo momento, observando, cuidando, viendo que más pueden hacer para glorificarse plenamente a sí mismos y su mundo; desplegando así dentro de la actividad alrede­dor suyo la Gloria de esta "Presencia," la cual espera, es­pera y espera por la oportunidad de liberar para ustedes Sus Poderes en acción.

Porque recuerden, la única manera por la cual los Poderes de la "Presencia" pueden encontrar Actividad es a través de sus mentes, cuerpos, y su mundo de senti­mientos, y acuérdense que su mundo emocional es el más importante de todos, porque es su casa de poder, y sus emo­ciones sí actúan en su mundo. ¡El sentimiento es el asun­to más digno de consideración en toda la experiencia hu­mana! Su atención es poderosa; pero su sentimiento lo es todavía más, y hoy día es el recurso más poderoso para su uso —una vez que entiendan que ustedes son responsables de él, y que deben dirigirlo conscientemente.

Caballeros, ¿puedo Yo ofrecerles una sugerencia? No sólo exterioricen la Perfecta Actividad de sus mundos, sino que ocupen su atención en una actividad definida, car­gando los poderes de sus negocios en acción para su logro. Sus negocios son importantes; su actividad externa es im­portante como un vehículo, un canal mediante el cual us­tedes pueden verter los Poderes de su "Presencia" dentro de la actividad humana.

Ahora bien, no he hablado mucho acerca de la acti­vidad de los Hombre del Minuto porque justamente esta­ba esperando ver qué iban a hacer o estaban determina­dos a realizar por su propia voluntad; no obstante, como esto está abarcando a toda América, siento que hoy defi­nitivamente debería decir algo para su estímulo y fortale­cimiento.

Si los hombres de negocios —recuerden, no debe­ríamos usar la palabra "si" cuando los hombres de negocios vengan a concientizar en los Grupos, incluso como el número que tienen hoy aquí, lo que ustedes puedan hacer por sí mismos y por cada uno de ellos po­niendo de manifiesto los Poderes de la "Presencia" para cargar Su Actividad y Éxito dentro de su actividad co­mercial —les digo Querida Gente—, ¡pueden hacer ma­ravillas por sí mismos exteriorizando esta "Presencia"! ¡Cárguenla dentro de sus negocios! Y piensen, si tienen cien hombres, si tienen quinientos, cada uno tiene en­tonces quinientas veces su propio esfuerzo cargado den­tro de sus negocios para su éxito. ¿No ven que no pue­den fallar en su logro o cualquier cosa sobre la que diri­jan su atención en la actividad comercial externa, si un grupo de hombres de negocios se mantuviese energizando los Poderes de la "Presencia" en acción para el éxito? Por supuesto, sus motivos deben preservarse todos en el bien, ya que si existe un motivo erróneo, si un sentimiento equivocado está actuando, él cubrirá la energía que se manifieste.

Recuerden, todo lo que pueden usar de la Inteli­gencia que alguna vez se manifestó al cualquier ser hu­mano sobre la Tierra, viene de esa "Presencia." Algunas veces se inclinan a pensar que ustedes recogen ideas del exterior, y lo hacen; pero Caballeros, piensen en lo que están haciendo: están recogiendo ideas de otros hombres a través de otros individuos. Algunas son buenas, otras no. Ahora bien, ¿por qué no en su actual comprensión de esta "Gran Presencia" tornan su atención hacia Ella y cada uno, cada noche antes de dormir vuelven su aten­ción "Allí" y le piden que les dé las Ideas Perfectas con­cernientes a la conducción de ustedes mismos y sus ne­gocios? ¿No ven, dentro de ello, que manifestarían los Infinitos Poderes de la Luz, la Fuerza, la Valentía y la Inteligencia para que gobiernen la actividad de su mun­do, y ustedes podrían convertir esto en cualquier éxito que escogieran? No habría nada que se interpusiese ante ustedes en tal actividad.

Así, mientras tengan sus negocios estabilizados, ac­tuando exitosamente, pueden invocar a la "Presencia" para que les provea alguien que se haga cargo de sus ne­gocios. Se encontrarán capacitados para tener los recur­sos y tiempo para hacer que la Inteligencia Directriz sal­ga y se divulgue bastante entre otros, quienes en su cora­zón quieren conocer de esta Gran Luz.

Algunas veces hay aquellos que, a través de ideas Preconcebidas o por escuchar chismes tontos o algo así, Piensan que esto es algo, diríamos, "traído por los cabellos;" Mas sepan, Caballeros, que no lo es. Ustedes saben que la "Presencia" es la fuente de la Vida, Inteligencia y Actividad. Sin ella ningún ser humano tendría libertad ni Inteligencia con la cual actuar. Ninguno tendría el poder de lograr nada.

Fíjense que en sus invocaciones a la "Presencia" —ya sea para sus negocios, en la Expansión de su propia Luz, o reuniendo los Poderes del Logro— ustedes invo­can a su "Presencia" a la acción y el Amor, la Sabiduría y el Poder están actuando de forma balanceada. Ningún punto de este triángulo puede actuar separadamente.

Si el Poder del Amor Divino está actuando sin Sabi­duría y Poder, está apto para ser extremista. Si la Sabidu­ría está actuando sola, se vuelve fría e insensible por cuenta de las calificaciones humanas. Si es el Poder el que está actuando, hará que los demás les teman.

Nosotros observamos a un individuo en Washington D.C. intentarlo, hace muchos años. El concibió esta idea de poner de manifiesto una de estas actividades del Cono­cimiento, y resultó que se centró en el Poder. En poco tiem­po cada uno de sus amigos y asociados desapareció gra­dualmente, porque comenzaron a temerle, ya que ellos podían sentir este Poder surgiendo todo el tiempo mien­tras lo acrecentaba.

Ustedes pueden acopiar a su alrededor cualquier fuerza que quieran y ésta actuará; pero si se trata de Poder, éste fácilmente puede volverse destructivo. Si es el Poder del Amor, como Amor Divino, puede con­vertirse en actividad sexual desenfrenada si no está gobernado por la Sabiduría. Si la Sabiduría está ac­tuando sola, fácilmente puede volverse fría e inconmovible.

El único Poder que es el Logro del Éxito en todo el mundo de la actividad humana es el Amor, la Sabiduría y el Poder en equilibrio; y ningún ser humano puede auto-sustentarse en equilibrio por sí mismo sin el Poder de su “Presencia”, la cual es su Invocación a la "Presencia" para que libere Sus Poderes de Acción en y a través de ustedes, y hacia fuera dentro de su mundo.

A lo máximo, su "Presencia" está actuando, quien es Poder, Sabiduría y Amor en equilibrio. Ella es lo más grande que hay sobre la superficie de la Tierra para la humanidad, ya sea que deseen usarla para sus negocios, bien sea en la expansión de la Luz en el Centro Corazón —el anclaje desde su "Presencia"— o en lo que se desee obrar.

Permítanme sugerirles lo siguiente: si se encuentran en agitación y han establecido una oficina de actividades, lleguen a su despacho en la mañana antes que los demás y cárguenla con Paz y Actividad Divina, cárguenla con el Poder del Amor, Sabiduría y Poder para que se unja sobre todos sus empleados, produzca Su Armoniosa Actividad y mantenga Su Dominio allí. Luego pongan de manifiesto el Poder de la Justicia Divina en, y a través de sí mismos y su gente, así tendrán una Actividad tan Magnífica como la que el mundo siempre ha solicitado, pero que nunca ha conocido, excepto en ciertas instancias.

Caballeros, es por esta razón que en su actividad como Hombres del Minuto ustedes pueden utilizar este Gran Poder; y por ello se les llama la atención ante la Presencia" no sólo como una actividad espiritual —por­que La "Presencia" es más educacional que espiritual. La Vida es educacional y todo lo ajustado por su "Presencia" es la Actividad de la Vida. No es nada inusual, no obstante es la práctica Comprensión y Aplicación de las Leyes de su Vida.

Ahora bien, estas Corrientes de Energía están flu­yendo dentro y a través de ustedes en todo momento; quizás tan sólo de forma fragmentaria para lo que pue­den poner de manifiesto con su atención y Aplicación; pero tomándolo como lo hace el individuo promedio hoy día, el Poder está fluyendo. No comprendiendo esto, los seres humanos lo modifican constantemente recalificándolo con discordia, y dicho Poder la lleva dentro de sus mundos. Entonces repentinamente hace su aparición ante ellos; y luego se extrañan de por qué sus logros no son lo que ellos deseaban que fuesen.

Esto es solamente porque la humanidad no ha comprendido la verdadera Vida que está fluyendo en, a través y alrededor de sí, y dentro de su mundo; por medio de la cual se alcanza el Éxito, el Logro, o lo que se desee.

Ustedes piensan que hacen esfuerzos físicos y por supuesto que los hacen. Pero ¿qué está contenido en todo esfuerzo físico? Esa energía que viene de su "Presencia" se está esparciendo a través de ustedes y saliendo a su mundo. ¿No ven que éste es el único Poder del Logro que hay?

Si esta energía no se discrimina de sí misma —si ustedes entienden los Poderes de su "Presencia" pudiendo manifestar Su Gran Sabiduría para que dirija esa energía— entonces no habrá por más tiempo nin­guna pregunta en su Vida sobre el completo y pleno poder del Éxito y del Logro doquiera que esa energía sea dirigida.

La diferencia está entre traer esta energía hacia un punto focal —lo cual es a través del poder de su aten­ción— o como ustedes barrerían de esta manera (hacien­do un movimiento con la mano); en tal caso no habría un logro definido. Mientras despliegan algo emitido en esa forma, es energía dispersa. Pero cuando comprenden los Poderes de su "Presencia" y la focalización de su aten­ción sobre un objetivo dado, ustedes centran todos los Poderes de su "Presencia" directamente dentro de él y los mantienen allí con precisión y acción definidas, has­ta que el inmenso poder de esa energía compele dicho propósito al Logro.

Es realmente algo indispensable en el mundo que está ante la humanidad si lo observan como la Aplicación práctica de su Vida y no como algo inusual. No se permi­tan pensar acerca de su propia "Poderosa Presen­cia YO SOY" como algo místico o fantástico por­que NO LO ES. Es la cosa más práctica del mundo y es lo único que permite algo permanente.

Dentro de las fallas y pérdidas que han acosado a la humanidad, algo como ello hubiese sido imposible si su atención se hubiese sostenido firmemente sobre la "Pre­sencia." Caballeros, Yo les digo a ustedes quienes son Es­tudiantes del "YO SOY," acuérdense que ustedes deben mantener definitivamente alrededor suyo y de sus nego­cios la Invencible Protección de su "Presencia" todos los días. No la pierdan.

Si ha habido algo —lo diremos cuidando la expre­sión— "destructivo" en sus Corrientes de Vida en alguna encarnación anterior, y ello ahora trata de hacerse pre­sente, si ustedes no están utilizando esa Invencible Pro­tección y la Llama Violeta Consumidora, ¿no ven cómo la Ley de su propio Ser le permitiría salir y encontrar expre­sión hoy día en su actividad? Esto es lo natural. Lo destructivo está obligado a expresarse a menos que uste­des pidan suficiente Protección desde la "Presencia" y usen la Llama Violeta Consumidora para di­solver todo aquello que aparece; porque recuerden, en su actividad de atención a la "Presencia" ustedes están involuntaria o conscientemente, clamando para que o este cúmulo de apariencias sea disuelto y consumido; porque ustedes son sus creadores. Tienen que desha­cerse de ello, y ya sean que quieran o no hacerlo, la mismísima Ley de su ser, la "Presencia," lo está manifes­tando. Por lo tanto, a menos que utilicen la Llama Violeta Consumidora, algunas de estas cosas encontrarán su ex­presión en su vida externa, y eso no es necesario.

Nosotros hemos visto condiciones en las cuales de­seo tanto que los individuos comprendieran y usaran la Llama Violeta Consumidora y evitaran que estas cosas destructivas —quiero decir situaciones discordantes o destructivas— se manifestaran; dado que esas son cosas, si no comprenden, que serán desalentadoras, y no hay necesidad de ello. Ustedes han tocado la Victoria de la Vida, la Victoria de todo Logro. No están a mer­ced de nada, ni siquiera a merced de la creación humana. ¡Ustedes son la Victoria de la Vida, y recuérdenlo!

No hay nada en el mundo que pueda acobardarles o causarles ni un minuto de fracaso en el futuro. Ustedes serán amos de su mundo si manifiestan el Poder de su "Presencia" en acción y se mantienen a sí mismos armo­nizados. Caballeros, acuérdense que no tendrán ninguna oportunidad a menos que preserven sus sentimientos en armonía, y no existe provocación en el mundo externo que asegure la perturbación de su ser. Cuando ustedes conoz­can los Poderes de esta "Presencia," serán capaces de con­trolarse y mantenerse a sí mismos en armonía. Por lo tan­to, sigan poniéndola de manifiesto y dirigiéndola definiti­vamente dentro de sus negocios, sus hogares y sus activi­dades. Ella es la Presencia Comandante. Nada puede in­terponerse ante Ella porque donde la Luz se expresa, la oscuridad desaparece.

Ustedes ya no están sujetos a las limitaciones. Si ustedes necesitan dinero y su motivo es correcto, Ama­dos, digan: «"¡Poderosa Presencia YO SOY!" Des­carga para mí ahora, a través del Poder del Amor Divino, este dinero que requiero para Mi uso.» Lue­go, si se utilizan canales, la Sabiduría de la "Presencia" seleccionará y dirigirá dichos canales que cooperarán a través del Poder del Amor y Orden Divino para brindar­les la asistencia que desean. Pero Caballeros, no alber­guen algún motivo secreto en su Corazón o en su mundo de sentimientos en cuanto a querer pasar por encima de alguien o embaucarle. Si lo hacen, ustedes serán los úni­cos que resulten embaucados. La Gran Ley de Vida no permitirá más esto entre los humanos; por lo tanto, ma­nifiéstense con el Poder del Universo, y nada podrá de­tener su logro.

Invoquen Bendiciones sobre sus empleados, e invo­quen bendiciones sobre todos aquellos que deseen lo que ustedes tienen. Si están produciendo algún artículo de consumo, invoquen Bendiciones sobre dicho artículo y de esta manera bendecirá a todos aquellos que lo toquen. ¡Oh Caballeros, el Poder de la Bendición no es algo sentimen­tal. Alguna vez se pensó que correspondía sólo a la activi­dad femenina; pero Señores, hoy en día la humanidad está comenzando a entender que el Poder de la Bendición e» una Actividad Divina de la Vida, y que es el mayor poder Protector en toda experiencia humana —el Poder de la Bendición puesto de manifiesto— y ¿por qué es así?

Caballeros, ¡siempre intento ser así de práctico! Yo no les digo lo que algo puede ser, sino que les digo por qué ES así, ya que ese Poder de la Bendición está lanzando a la carga Sustancia Auto-luminosa e Inteli­gente que envuelve a tal persona, lugar o condición; y es la Luz de su "Presencia" que no conoce de resisten­cia ni de interferencia. Luego, ¿por qué no puede ser práctico? ¿Por qué no puede ser un Poder para el Bien?

¿Por qué no puede ser un Poder para el Logro de uste­des?

Recuerden qué, en la medida que manifiesten este grande y mayor entusiasmo de los Poderes de su "Pre­sencia, " naturalmente se volverán ustedes más armonio­sos. Tendrán mayor Fuerza y Poder para convencerse de su propio Poder del Logro, el cual saben que emana de su "Presencia." Así, toda esa incertidumbre y vacilación acerca de ustedes mismos en el mundo consciente dejará de ser, dado que el Poder de su "Presencia," la cual es toda la Confianza y todo el Poder del Logro, está fluyen­do en avance. Por lo tanto, todas las condiciones que existían en su mundo emocional tienen que cesar, porque este Poder que fluye sencillamente las expulsa, y no hay nada que pueda subsistir ante dicha Luz.

¿Ven cómo todo es práctico en este Entendimiento de la Vida? Caballeros, les digo que ustedes aquí en Filadelfia hoy día podrían tomar un grupo de cien hom­bres —o de mujeres, en instancia— y con esa firme e indoblegable determinación, sin vacilaciones en su mun­do de sentimientos en cuanto a los Poderes de la "Presen­cia, " podrían transformar cualquier ciudad de los Esta­dos Unidos en el lapso de un año. Estamos llegando al punto donde, antes de mucho tiempo, les mostraremos prueba de estas palabras.

La humanidad ya no está más sujeta a los errores que ha creado. Todos los seres humanos han cometido gran cantidad de equivocaciones, por esto no hay razón para que necesiten continuar en ellas. Desearía que us­tedes, si lo desean, comprobaran esto. Únanse todos unos a otros y, si alguno de su Grupo necesita un poco de asistencia adicional, decreten e invoquen a los Pode­res de la "Presencia" para que asuma el comando de él, su mente, su cuerpo y mundo, y produzca allí su Per­fección.

Si ustedes hacen eso, podrán dar la asistencia más maravillosa que sea posible concebir. Luego, si alguno no está completamente seguro de su propia Aplicación, le darán valentía adicional, y con poder dinámico produ­cirán ustedes resultados. Después de ver algunos, su con­fianza se incrementará con tal poder que no habrá cuestionamiento alguno por más tiempo. Tan sólo vean al Mensajero hoy. Oh, hace algunos años Él era un tími­do mozo cuya simpatía era muy grande, hoy día es un Poder porque el elemento humano ha sido disuelto en gran medida y ha desaparecido, y ese es el porqué.

Los Poderes de la "Presencia," cuando son invoca­dos a la acción, segura e invariablemente tomarán Su Dominio en sus mentes y cuerpos; y ustedes de inmediato se encontrarán a sí mismos capaces de realizar aquello que no podían concebir apenas unas semanas atrás.

Recuerden, el Poder de su "Presencia," les digo, es sustancia Auto-luminosa e Inteligente, y mientras la ponen de manifiesto y Ésta fluye dentro, a través y alrededor de sus cuerpos, sencillamente Ella asume el comando de uso de la estructura atómica y de las células de su cuerpo. Por ende, a medida que Ella se incrementa, no existe timidez. Solamente queda la Conciencia de Sabiduría, Amor y Poder Divinos actuando, lo cual no conoce resis­tencia a ninguna de las cualidades humanas. Por consi­guiente, cuando ustedes salgan al encuentro de su próji­mo en los requerimientos de sus actividades de negocios, no sentirán que alguien -a causa de haber exteriorizado un poder dominante— pueda arrebatarles esa cualidad humana dominante que esté allí.

Caballeros, les pido que lean dónde se manifestó el Poder del Mensajero para aquel hombre en la mina y disolvió sus dominantes cualidades humanas. Recuer­den, ustedes encuentran eso doquiera que vayan a causa de los Grandes y Po­derosos Decretos que se han enviado, pero todavía en­contrarán bastante de ello. A donde sea que ustedes se dirijan, invoquen los Poderes de su "Presencia" a la ac­ción antes de entrar en contacto con otros: «"¡Podero­sa Presencia YO SOY"! ¡Tú estás al mando aquí! ¡No hay ser humano que pueda dominarme o influenciarme! Por lo tanto, ¡Tú asumes el coman­do de esta mente y este cuerpo! ¡Tú actúas allí o hablas aquí!» Encontrarán que no habrá deseo alguno por parte de nadie de tratar de intimidarlos o dominar­los; pero cuando comiencen a ver estas manifestaciones, asegúrense y cuiden que ningún sentimiento de dominar a otros surja dentro de ustedes. Si lo hacen, desharán su labor.

Les digo, esto es tan definitivo y práctico como las matemáticas. Si ustedes continúan invocándola a la ma­nifestación, con tal seguridad y firmeza los Poderes y Per­fección de la "Presencia" tomarán comando de sus cuerpos y no sólo producirán fortaleza y salud en dichos cuer­pos, sino que se derramarán dentro de sus mundos, y se­gura e invariablemente tomarán Su Dominio en todos sus esfuerzos, harán de ustedes un éxito y alguien a ser hon­rado entre los hombres. ¿Se dan cuenta, Caballeros, lo que significaría para ustedes al desenvolverse dentro de su propio círculo personas, uno a ser honrado y ad­mirado como alguien que es un ministro de la Justicia Divina?

Lo que sea que pidan para sí mismos, pídanlo para toda la humanidad. De esta manera estarán cumpliendo con la Ley; pero cuidado, monten guardia sobre ustedes mismos tal que, al ver comenzar sus logros, ninguna cua­lidad humana comience a encontrar expresión. Cada vez que su parte humana [v.g. la personalidad] comience a defenderse a sí misma, háganla callar y asentarse: «"¡Po­derosa Presencia YO SOY!" ¡Tú eres la Única Pre­sencia en Acción aquí! ¡No le permitas a Mi parte humana actuar o perturbar todo esto!» Luego, al mantenerse a sí mismos armoniosos en todas las condi­ciones, encontrarán que los Poderes de su "Presencia" flui­rán hacia delante y afuera a su mundo y lo armonizará; luego, todo será una actividad gloriosa doquiera que diri­jan su atención, porque es un Magno Poder. La atención, causa que la energía proveniente de la manifestación de la "Presencia" fluya hacia un objetivo dado sobre el cual ella es enfocada, y no hay nada que pueda impedir su éxi­to o acción, excepto ustedes mismos.

¡Ustedes SON LA AUTORIDAD EN SU MUNDO, Y LOS "decretadores" DE CÓMO ESTA ENERGÍA VA A ACTUAR PARA ustedes! ¡No lo olviden! En la medida que entiendan y sientan este Gran Poder, en la misma medida se irán calmando y serenando los sentimientos en su interior. Esa gran tensión y contracción de los músculos y nervios del cuerpo cuando los acosa la ansiedad, simple­mente se aflojará y se apaciguará. Entonces ustedes sentirán alivio, y en esa paz y reposo está la puerta abier­ta para que los Poderes de la "Presencia" fluyan ade­lante.

Caballeros, recuerden: al principio, con ciertos individuos o ciertas naturalezas, se requiere la Apli­cación Dinámica para descargar un suficiente Poder adicional de la "Presencia" para darles la seguridad de Su Operación. Pero después de haber continuado por algún tiempo, más y más fácil y tanto más natural se vuelve, hasta que finalmente lo encuentran casi involuntario con su gran volumen de acción. Comprué­benlo y verán que cada Palabra que Nosotros y los Men­sajeros les decimos, es la Ley de la Vida que pueden poner en acción si lo desean. Pero no deben ser impa­cientes. No deben ser sujeto de las sugestiones de aque­llos a su alrededor.

Si un hombre que no entiende nada acerca de esta Labor se les acerca y dice: «Estoy abismado de que tú estés involucrado en una cuestión de este tipo». Caballeros, se encontrarán con esto doquiera que vayan, más o menos, tarde o temprano. Ustedes ahora tienen que ser lo sufi­cientemente fuertes como para mirar a esa persona direc­tamente a los ojos y decirle: «¿Por qué criticas algo de lo cual no conoces nada? ¡No vengas a vomitar tu veneno en Mi mundo!» Y cuando vean que ustedes son positivos, los dejarán en paz.

Señores, la sugestión del mundo externo es la cau­sa de todo el fracaso de la humanidad; no sólo la in­fluencia directa a través de la palabra hablada, sino tam­bién a través del sentimiento. En estos días la gente ha aprendido que puede sentarse y proyectarles pensa­miento y sentimiento, y ustedes responder a ello. Pues bien, la necesidad actual de los seres humanos es pro­tegerse a sí mismos e invocar a la "Presencia" para que los cubra con el Tubo de Luz. De esa forma, esa cues­tión no puede penetrar y actuar a través del mundo emocional. Ustedes no saben lo mucho que están ac­tuando, de acuerdo al toque de algo externo dentro de su mundo emocional.

Recuerden, Caballeros que en el mundo emocional del ser humano existe todavía un poder altamente destructivo. Los Grandes Seres Cósmicos están limpian­do y purificando con gran velocidad; pero si ustedes co­nocieran la acumulación que había en la atmósfera de la Tierra, causada por creaciones y generación discordante de la humanidad, entonces sabrían que no puede reali­zarse en un pestañear de ojos. Una gran, gran hazaña se están llevando a cabo en la remoción de estos elementos discordante y en la disolución de la propia actividad de la humanidad. Por lo tanto sean pacientes, sean fir­mes, sean determinantes en su Aplicación, y no habrá nada que los amedrente en su Poder del Éxito y del Logro.

Creo que diré esto porque hay aquí gente de Nue­va York. En ninguna ciudad hay alguna condición como de verdad existió en Nueva York antes de las dos últimas Clases allá. Pero gracias a Nuestra visión y conocimiento de ello, la tremenda actividad que ha tocado al ser huma­no ha sido controlada en muy alto grado. Los colapsos fi­nancieros a través del pánico en Nueva York —claro que alcanzaron otras ciudades, pero aquélla era el centro-corazón de la actividad— cargó la atmósfera de Nueva York. ¡Ustedes no tienen ni idea! Dicha sugestión, a través del miedo frenético generado por miles de individuos que lo perdieron todo, según pensaban, conformó allí una condi­ción que fue la más destructiva —salvo las condiciones de guerra del momento. Por tanto, Caballeros, doquiera que haya una actividad de la bolsa de valores, hay un foco de magno poder destructivo.

Ahora bien, si ustedes han estado participando de esas actividades, no se asusten de repente. Sigan ade­lante, invoquen a la "Presencia" a la acción para colo­carlos en su perfecta actividad de servicio; luego, uste­des tan sólo se fundirán —como quien dice— en dicha actividad. No hagan nada drástico. No hagan cambios tajantes, sino que invoquen a la acción a su "Presencia" y ustedes harán lo perfecto que debería realizarse en ese momento.

Hoy día en la maravillosa oportunidad que es suya —y permítanme recordarles que en estas condiciones que se dieron por conducto de las grandes pérdidas de tan­tos— si ellos hubiesen comprendido, ellos hubiesen sa­bido que aquello no era más que una situación temporal. Su mismo poder, su misma habilidad, con la cual ellos alcanzaron el Éxito, estaba allí, y si le hubiesen dicho a esa apariencia: «¡Ahora, Tú no puedes atemorizarme! ¡Tú no puedes amedrentarme! Yo tengo los mismos poderes que antes, por lo que puedo comenzar de nuevo,» hubie­sen avanzado hacia el mismo logro o aún mayor; pero ellos le dieron paso a ese sentimiento destructivo de la fuerza siniestra de la humanidad, el cual quería que ellos sucumbiesen.

Actualmente, ustedes como Estudiantes de esta Comprensión de la Gran Ley de Vida, cuando la gente les hable —si acaso muestran algún inte­rés— en primer lugar, Querida Gente, díganles que ésta es la Ley de Vida, y que las Palabras "YO SOY" constituyen la atracción de un Poder Magnánimo o Foco en el punto suyo del Universo con el uso de dichas Palabras.

No hay nada inusual en ello. Hagan que las perso­nas sientan la practicidad y naturalidad de esta cuestión antes de que comiencen a cuestionarse que se trata de algo místico o inusual. Vean ustedes que todo entendi­miento de las Leyes de la Vida ha sido revestido con mis­ticismo, con algo misterioso. En esta Obra no hay nada de misterioso. Cuando se comprende todo en su totalidad, Ella es práctica. Por lo tanto, manifiéstenlo con ese senti­miento a toda la humanidad doquiera que vayan, y encon­trarán que muy pocas personas se opondrán a Ella. Pero Señores, si hay individuos que se sienten inclinados a dis­cutir, cambien de tema y desaparezcan, porque nada se gana en ningún tipo de discusión. Es la opinión de un ser humano contra la del otro, y permanece así cuando han finalizado.

En la actitud del Mensajero hacia la Vida desde tem­prana edad, El puso de manifiesto dicho entendimiento. El siempre ha dicho: «Si se interesan en escuchar Mis ideas, eso está muy bien, si no, también.» El jamás ha permitido que la gente discuta con El; por lo que las personas se dan cuenta de ello. Si la gente está inclinada a escuchar, está en una condición donde ustedes pueden brindarle ayuda; pero si las mentes están justamente así —listas para lan­zarse a la carga con sus ideas— ustedes no pueden llevar a cabo absolutamente nada. Es una pérdida de tiempo y energía, así que manténganse siempre en guardia sobre esas condiciones.

Apreciados, Benditos, recuerden que Yo los llevo to­mados de la mano hacia su Victoria. Todo lo que quiero, Benditos, es ver que su motivo sea correcto, que ustedes sean fervorosos y sinceros con la Ley, y Yo les sostendré de la mano hasta su Victoria. Lo digo de verdad. Hemos entrado en esta Actividad de Luz por la Victoria de la Vida para todo ser humano que lo desee. ¡Los Maestros Ascendidos —y hay miles de Ellos— están pres­tos a dar Asistencia al Llamado de cada cual, ¡ya que ésta es la Victoria de la Luz!

Recuerden, cuando la Luz se hace presente, la oscu­ridad desaparece, y todo tipo de limitaciones son "tinie­blas." La humanidad se ha arrastrado a sí misma a ello por la carencia de comprensión de la "Presencia," la cual han olvidado por completo. Ahora se le ha recordado. ¡La oportunidad está ante ella! La humanidad puede tener todo lo que su Corazón desee.

¿Qué desean ustedes en su interior? ¿Cuál es ese de­seo? ¡Tener la Libertad y toda cosa buena que requieran usar! La Ley de la Vida, la Luz que hace latir sus Corazo­nes les produce ese anhelo. Recuerden que todo lo que ustedes utilizan está en esa Corriente de Vida; luego, toda Cualidad que está allí debe provenir de la "Presencia." Si ustedes la han cubierto mediante su calificación, no es culpa de la "Presencia" por el hecho de que Ella les brin­de dicha energía. Así, ¿qué van a hacer con ella? ¿La van a usar constructivamente, o van a cubrirla de discordia y utilizarla destructivamente?

La escogencia es completamente suya, y no hay na­die que les pueda decir «no lo hagan.» ¡Yo no puedo! ¡Yo no puedo decirles: «Harán esto o lo otro!» Pero en tanto su motivo sea el correcto y utilicen sus deseos y sen­timientos constructivos, Yo iré hasta el límite para ayu­darlos a tener Éxito, Libertad, Felicidad y todo lo que su Corazón desee para su propia Bendición y Liberación.

Les doy las gracias



Extracto de
DISCURSO II FILADELFIA, PENNSYLVANIA Noviembre 14, 1937
Discursos del “YO SOY” para los Hombres del Minuto

333 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo