Tu Dios nunca te ha juzgado.

Ramtha


Las enseñanzas y sus efectos en los estudiantes de la gran obra


Te saludo desde el Señor Dios de mi Ser al señor Dios de tu Ser. Hagamos un brindis.


Oh, mi amado Dios,
el que me ha creado y me ha dado vida,
despierta dentro de mí la pasión por saber.
Devuélveme mi poder, para poder manifestar un viaje,
un sendero a la iluminación.
Que así sea.
Por la vida.


- TU DIOS NUNCA TE HA JUZGADO

Puedes sentarte. Principiante, ¿cómo estás el día de hoy? ¿Cuántos de vosotros sois conscientes de haber aprendido algo ayer? ¿Aprendiste? ¿Por qué regresaste? Vuélvete a tu vecino y dile por qué regresaste el día de hoy. La confesión es excelente para el alma. Ahora, anoche escuché algunas de vuestras conversaciones.

Me gusta oír lo que conversan mis principiantes, ya que puedo entender lo que dicen sus palabras y sé lo que están pensando. Así que hoy deseo responder algunos de vuestros interrogantes en voz alta. Ahora, yo no estoy furioso. Hay dos grupos diferentes que discuten sobre mi comportamiento. Parece que me comporto como si estuviera furioso y enfadado. Yo no estoy ni furioso ni enfadado; simplemente hablo usando la inflexión de mi voz. Quiero que sepas que en el lugar donde yo estoy, ¿qué será aquello que se llama estar enfadado, melancólico y resentido. Te lo digo sin vacilar: no vayas ahí; quédate aquí. No es ese el camino.

Ser aquello que se llama el Dios interior es vivir con un corazón alegre, gozoso, pero no gozoso de un modo artificial, sino con un desahogo en la vida, más que con una carga. Ahora escucha: una espléndida mañana despertarás y te darás cuenta de lo que te he enseñado. Y no te quedarás allí sentado y mudo. Reirás a carcajadas, y éstas vendrán de un lugar maravilloso que no puedes contener. Y vas a reír y reír y reír, porque podrás ver el regocijo que yace al otro lado de esta actitud humana seria en la que todo es opresivo y espantoso. Yo te digo que el Dios que yo amo nunca juzgó a nadie. Es una entidad dadora; es una fuente.

Nunca te dice: «Bueno, tú lo quieres, pero no te lo puedo dar». Nunca te dice: «Debes hacer penitencia antes de recibirlo». Nunca te dice: «Di que te arrepientes, y entonces te lo daré». Deberían bajar de la cruz a Yeshua ben Joseph. Que cuadro tan triste. Lo colocan así para que te sientas culpable.

Yo te digo que el Dios sobre el cual estás aprendiendo es vida eterna y una vida tan plena que aún no tienes la mente apropiada para empezar a comprender cuánto hay todavía por experimentar. ¿No sabes que has experimentado la parte más dolorosa de la vida? Si estás atascado en el círculo de la reencarnación, has estado experimentando la misma actitud. Imagínate, aquí sentado, imagínate mil existencias en las que has sido el mismo, pero en diferentes cuerpos. Qué aburrido. No es de extrañar que no se te invite a regresar a casa.

Tu capacidad de cambiar está en un momento. Imagina lo que no has aprendido, lo que no sabes. Has estado atascado, reencarnando en el mismo patrón de comportamiento. Cuerpos diferentes, pero la misma vieja actitud. No puedes hacer nada peor de lo que ya has hecho. Como sabes, hay algunas entidades que dicen que lo que se aprende en esta vida no vale nada, y no tiene nada de malo matar y cosas por el estilo.

Pero yo te digo: si has estado vivo o has estado regresando aquí durante los últimos diez millones y medio de años, ¿no crees que la probabilidad de ya haber hecho eso es bastante alta? Yo diría que la probabilidad de que hayas asesinado a alguien y que, por supuesto, te hayan asesinado, es una en diez millones y medio.

Todos vosotros habéis sido bribones, parias, violadores; habéis sido reyes y reinas, pobres, esclavos, sirvientes, hombres beatos, hombres pecaminosos, mujeres virtuosas, prostitutas. Lo habéis sido todo. ¿Qué te hace pensar que lo que hay por aprender es más de lo mismo? Lo que sigue de aquí no es peor que esto; es mucho más grandioso.

No cavilemos, como sugirió otra persona, que todo está bien. No digamos que esta enseñanza te da permiso para ser malo; ya lo has sido. Lo que esta enseñanza pretende es hacerte discernir eso y preguntar:

«¿Qué yoy a hacer con el resto de mi vida? ¿Voy a ser todos los días la misma persona predecible hasta el punto de que ni siquiera me amo a mí mismo?» y si conocieras por primera vez a tu Yo, y él te pidiera entablar una relación, le huirías.


- EL CONOCIMIENTO NOS DA ESPERANZA

Qué vas a hacer el resto de tu vida? ¿Vas a continuar trabajando el resto de tu vida? ¿Vas a continuar usando drogas el resto de tu vida? ¿Vas a seguir viviendo de otras personas por el resto de tu vida? ¿Vas a continuar sintiendo lástima de ti mismo? ¿Vas a hacer que otras personas, tu padre, tu madre, se sientan mal por tu existencia? ¿Qué vas a hacer? ¿Vas a tener hijos y los vas a hacer sentir culpables de haber nacido?

¿Qué vas a hacer hasta, digamos, el día de tu muerte? ¿Qué hay en tu agenda?

Las enseñanzas, como lo expresó muy apropiadamente un maestro, nos dan esperanza. "Nos dan esperanza porque primero nos proporcionan el conocimiento para derribar la ignorancia. ¿Y no sabes que la superstición viene de la ignorancia? Piensa en todas las culturas que le tienen miedo a caminar debajo de una escalera, o las culturas que son supersticiosas en cuanto a blasfemar contra Dios, o las que son supersticiosas en cuanto a la virginidad. Piensa en todas las culturas que creen ciegamente en el sacrificio de sangre. Piensa en ellas. Las enseñanzas le ponen fin a la superstición y a la ignorancia.

Lo que vas a aprender hoy es lo que se llama un matrimonio de la ciencia, la teología y yo. Aprenderás aspectos prácticos sobre tu cerebro, qué parte responde a qué. Obtendrás la respuesta a la pregunta: «¿Dónde obtengo el cuerpo al cual me muevo después de que éste muere? ¿De dónde procede? ¿Cómo lo manifiesto?»

Vas a encontrar respuestas a preguntas como: «¿Por qué unas personas son psíquicas y otras no?» Esto no es conocimiento nuevo. De hecho, el conocimiento nuevo de hoy está lastimosamente empobrecido, y por lo general, eso es intencional, ya que los gobiernos no sobreviven cuando la gente es consciente y omnisapiente.

El comercio no sobrevive cuando la gente tiene el poder de crear la realidad. De modo que en esta cultura existe un menosprecio por la divinidad humana y hay una resuelta conspiración para robarle a cada uno su pensamiento individual. Por eso todo el mundo está interesado en que todos sean lo mismo, crean lo mismo, se comporten de la misma forma, compren los mismos productos, tengan la misma apariencia, porque en la uniformidad hay control. En la individualidad hay lo imposible de predecir. Los gobiernos tienen que sobrevivir con un populacho al que puedan arrinconar y catalogar. Y los gobiernos solamente sobreviven como poder cuando todo el mundo asiente. Pero ¿qué tal si en América, este lugar, estuvieran todos iluminados al nivel de Cristo? ¿Tendríamos todavía republicanos y demócratas? ¿Habría deuda externa? ¿Tendrías lo que llamas seguros médicos?

¿Qué se puede decir entonces de aquellas personas cuya agenda es mantener el gobierno unido? ¿Es ventajoso para ellos acabar con la superstición y el dogma? No, no lo es. Ellos dividen y conquistan a la gente para que los mantenga en el poder. Ahora, esta enseñanza no es secular. Es acerca del cerebro, de un cuerpo espiritual y de niveles de desarrollo. La enseñanza te dice hoy, muy flagrantemente: «Dentro de ti tienes todo lo que necesitas para cambiar tu vida». Ahora, ¿hay alguien aquí, incluyéndome a mí, que te vaya a obligar a cambiar? No. Vosotros sois dioses olvidados; olvidados, pero todavía sois dioses. Y sois las únicas entidades que han olvidado esa verdad. Entonces al ser Dios y como tienes la responsabilidad de hacer conocido lo desconocido, debes tener tu propia voluntad. Si después de haber aprendido todo el conocimiento de hoy no lo usas, ésa es tu voluntad. No significa que tienes razón o que estás equivocado; es simplemente tu elección.

Pero el conocimiento nos libera del temor, del temor de no poder hacer el trabajo. Y el futuro, de repente, se nos vuelve predecible en lugar de imposible de predecir.

Ahora que sabes que yo no estoy furioso y que Dios no está furioso, pasemos a otro interrogante. ¿Por qué hablo de esta manera? ¿Por qué no? Es una cuerda vocal y un cerebro, y el modo como el cerebro responde a la cuerda vocal. ¿Por qué no hablar de esta manera? Otro interrogante es que parezco vulgar. Lo soy. Yo no soy Jesucristo. ¿Y quién dijo que él no era vulgar? Era muy vulgar.


- LA VERDAD ES FILOSOFÍA EN ACCIÓN

Otro interrogante: «No estoy seguro de si voy a volver hoy. No sé si esto es la verdad». ¿Qué te dije en cuanto a la verdad? Nada de lo que yo te diga es la verdad. Dios no sabe más de lo que sabes tú. Y sólo será verdad cuando se cruce en tu vida y tengas que hacer tu camino a través de ella.

Entonces es verdad. Si nunca se cruza en tu vida, o si nunca la colocas allí, nunca será verdad; será simplemente otra enseñanza de la Nueva Era. No será verdad hasta que la experimentes. Y necesitas mucha verdad para poder enfrentarte a tu mente cínica. No sirve de nada decirle a alguien que tiene el poder para sanarse si la persona no lo cree. Es más, no sirve de nada decirte que quieres ser abundante. Si quieres ser abundante, siéntate y crea una tarjeta con un dibujo de riqueza fabulosa y enfócate en ella durante una hora cada día, hasta que tu enfoque se convierta en un hecho. Es todo lo que tienes que hacer. Entonces la obtendrás. Lo que hagas con ella, es otro enfoque. Pero si no lo aplicas, no funcionará y no será la verdad.

Entonces, no, yo no hablo acerca de la verdad; hablo de lo que se llama una filosofía. Fue verdad para mí y me permitió llegar hasta este marco de tiempo para entregarte lo que yo sé. ¿Es importante que creas en mí?

No tienes que creer en mí. No es un requisito. Lo que tienes que hacer es creer en ti mismo y usarme, como a una zarza ardiente. Escucha lo que tengo que decir. Escoge lo que sea apropiado para ti. No tienes que usarlo todo. Y si no funciona, entonces todavía puedes usarme para culparme por ello. Yo resulto muy útil en esa categoría.

Hazlo hasta que te canses. Entonces, asume la responsabilidad y di: «Vamos, hombre, si realmente hubiera querido esto, lo habría logrado». Así son las cosas. La fe inmaculada sucede en un momento. La cura inmaculada, la sanación, la restauración, todo sucede en un momento. Y la razón por la cual se demora tanto para ti es porque el camino esta pavimentado de duda e incredulidad. Si te puedes librar de todo eso, en un momento llegará todo lo que desees. Para manifestarlo sólo se requiere de un momento.

Verás, tú estás aquí (primer plano). En esa línea de tiempo se necesita mucho tiempo para manifestar. Pero ¿qué sucedería si tu cuerpo estuviera aquí (primer plano) y tu conciencia aquí (séptimo plano)? ¿Que tuvieras la fe de un ser del séptimo nivel? A esos seres los llamamos maestros. Viven en un cuerpo, pero su mente está en el séptimo nivel; su energía está en el séptimo nivel, y la usan en un cuerpo físico en este flujo de tiempo.

Así que el cuerpo está aquí, pero la conciencia está aquí (septimo nivel). Cuando ellos dicen algo, eso es todo lo que demora en suceder (inmediatamente). Si estás aquí (primer plano) y sólo crees en tu estómago, tu cuerpo y tus adicciones, ¿sabes cuánto tiempo se requiere para que suceda algo? La mayoría de vosotros llegáis hasta aquí (soñar el sueño) y ni siquiera os tomáis tiempo para hacer esto (la alineación con Punto Cero); sois demasiado impacientes. Así que se requiere mucho tiempo.

En esta escuela hay personas que todavía no han manifestado lo que dicen que realmente quieren. ¿Por qué? Porque la manifestación se queda aquí (primero, segundo y tercer planos) en vez de aquí (planos superiores). Ahora, ellos son maravillosos en otras áreas, son únicos. Poseen un conocimiento total en otras áreas de la enseñanza que los saca de este cuerpo y los lleva hasta aquí (cuarto plano). De modo que con ese conocimiento, cuando se enfocan en algo, se manifiesta rápidamente. Han hecho evolucionar su conciencia desde aquí (primero, segundo y tercer planos) hasta aquí (cuatro planos superiores). Su mente se está desarrollando en este nivel (cuarto plano), pero no toda está allí; gran parte de ella todavía está aquí abajo (planos inferiores). Entonces tenemos gente que puede manifestar un objeto desde la nada. Pero ¿qué pasa si les dices que se curen a sí mismos?

La misma persona que puede manifestar algo de la nada —te impresionaría; tendrás oportunidad de verlos—, qué sucede cuando le digo: «Ve y cura a esa persona». De repente su nivel de aceptación baja de este nivel (cuarto plano) a este nivel (primer plano). ¿Por qué crees que sucede eso? Porque aceptan unas cosas, pero niegan otras. Y aquello que aceptan es lo que manifiestan inmediatamente; aquello que no aceptan, no lo obtienen inmediatamente.

¿Y tú, qué? Sucede lo mismo contigo. Hoy te entregaré todo este conocimiento. Vas a saber más sobre el cerebro que el 99.9% de la gente de tu país. Y vas a saber sobre siete cuerpos, de los cuales nadie sabe. Y y saldrás de aquí con una disciplina y habrás manifestado tres cosas que desees y tres que quieras cambiar.

Si te has movido al nivel de aceptación total, las obtendrás todas inmediatamente. El día que sales de aquí, todo empieza a desmoronarse.Está en pedazos. Todo se desmorona porque el pegamento que sostiene tu presente es la energía y tu enfoque. Cuando cambias el enfoque, el pegamento sale y la energía se dispersa.

Las relaciones empiezan a cambiar; te despiden del trabajo; tu gato te muerde la pierna; tu pájaro se escapa de la jaula; tu perro tiene hidrofobia. Todo se desmorona.

Quiero que esperes todo eso. ¿Sabes por qué? Porque el momento que ves que todo se convierte en ruinas simplemente significa que has cambiado tu actitud sobre eso. Y en el momento en que cambias tu actitud sobre algo, la quitas de allí; todo se desmorona. Y si conservas la actitud, vuelve a tomar forma. Es la misma energía.

La misma actitud que te mantiene enfermo, si vives una vida imprudente y escuchas todas las advertencias que dicen que vas a acabar con tu salud, así será. Pero la misma energía que causó la destrucción —es la misma energía, no una nueva energía— puede evitar la destrucción en el momento en que la mente libera su enfoque en ella. Cuando la mente cambia de parecer, la energía se desmorona y se reanuda como salud radiante; la misma energía.

¿Comprendes? Que así sea.

Ahora, posdata: mensajeros. Me gustan. Y no los envío con tanta frecuencia como lo quisieran algunas personas, pero son mis mensajeros que vienen a enseñarte algo sobre todo lo que has aprendido aquí.

Bendícelos siempre, siempre. Si alguien se enfurece contigo y te echa una reprimenda, y de repente te das cuenta de que lo que está diciendo es la verdad, ríe a carcajadas. Es un mensajero. No lo golpees, ni le pongas zancadilla. Di: «Lo que dices es cierto; gracias por mostrármelo». ¿Que significa eso para un enemigo? Si uno besa a su enemigo, lo desarma. Cuando empiezas a agradecerle por su rudeza, ya no hay más enemigo, ¿no es verdad? ¿Comprendes? Que así sea.

Ahora, escuché otras cosas, pero no vamos a discutirlas. Quiero que prestes mucha atención a lo que vamos a aprender hoy. Y quiero que te relaciones enérgicamente con tu compañero; quiero que comiences a hablar y que te involucres en lo que estás aprendiendo. De esa manera, la enseñanza permanecerá contigo. Y hay algo que debes saber: nunca puedes manifestar nada a menos que primero tengas el conocimiento acerca de eso. ¿Comprendes? ¿Cuántos de vosotros entendéis? Que así sea.



RAMTHA

Extracto de GUÍA DEL INICIADO PARA CREAR LA REALIDAD

855 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo