No es coincidencia.

Kryon


Inicia aquí la serie de canalizaciones dadas en Alemania, en el año en que se cumplen treinta años de la caída del muro de Berlín.
Afectuosos saludos de Cris

-----

1 - No es coincidencia

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Nos encontramos en Berlín, y este es el comienzo de una serie de canalizaciones con que celebramos el trigésimo aniversario de la caída del Muro de Berlín. El aniversario de lo que pasó aquí hace treinta años, pero como coincidencia también celebramos treinta años de Kryon. Hay dos partes en esta canalización: la de la historia y la esotérica.

Me doy cuenta de que están escuchando desde todo el planeta, y algunos son personas jóvenes, de modo que deseo contarles una breve historia de lo que aquí sucedió, así tendrán una idea cuando lo coordinemos con la parte esotérica también.

Quiero llevarlos hacia atrás, al final de la Segunda Guerra Mundial. Europa empezaba a recuperarse de la idea de que la guerra había terminado, recogiendo los pedazos en todas partes, y tratando de recuperarse del horror que no tenía sentido. En realidad, hubo un momento de esperanza. Un momento en que algunos se reunieron diciendo "¿Cómo podemos impedir que esto suceda otra vez?" Eso fue el comienzo de las Naciones Unidas. También pensaban "¿Podremos unificar a Europa de modo que esto no vuelva a suceder? Tal vez podemos unir cosas que nunca estuvieron unidas, este sería el momento. Tal vez una unión, o acuerdos de comercio en los que todos participemos en paz." Realmente había grandes esperanzas.

Pero en este escenario, los soviéticos decidieron permanecer en Berlín, casi como si fuera un premio que hubieran tomado. Y se quedaron. Y crearon una zona que llamaron Alemania Oriental, y se quedaron, y se quedaron.

Interesante: algo más estaba pasando que a los alemanes atrapados en esa zona no les gustaba en absoluto. Era una cultura diferente, pisoteaba todo lo que ellos sentían como compasivo y bueno, y ellos empezaron a irse. Y en la década de los 60, decenas de miles de ellos se habían ido. Los soviéticos se dieron cuenta rápidamente de que podrían quedarse con una ciudad fantasma si no hacían algo rápido, de modo que construyeron un muro. Un muro que conservaba a sus ciudadanos adentro. Pero no era realmente un muro, era una zona de muerte. Y durante los 28 años siguientes muchos perdieron sus vidas, solo porque querían una vida mejor para ellos y sus hijos. ¡Era su propio país! Solo porque querían volver a reunirse con su familia del otro lado, en su propio país.

Fueron tiempos difíciles, y muy difíciles de imaginar para una persona joven de hoy. De modo que celebramos lo que sucedió en Noviembre, en 1989, cuando finalmente el muro cayó. Es interesante, ¿no es así? que ya se eliminó hace treinta años. Ya hace más años desde que se eliminó que los años que existió, y sin embargo todavía perdura en la historia como un tiempo de celebración y de alegría.

Sabemos que en esta audiencia hay algunos que nacieron en el sector oriental; hay algunos en la audiencia de menos de treinta años. Y si le preguntan hoy a un joven alemán sobre esa historia, es como si fuera otro planeta; ¡no puede imaginar algo así! Hoy esa zona es conocida por sus cafés, y sus shoppings, y su belleza, y su paz. Nuevamente una capital unificada. Y los jóvenes dirían "¡No puedo creer que algo así haya sucedido jamás de esa manera!" Ahora les digo por qué. Porque la energía de hoy está muy alejada de la energía de allá. Una consciencia más alta en el planeta que hace que lo sucedido 35 años atrás sea increíble.

Y ahora les diré lo que realmente sucedió. Ahora nos vamos a lo esotérico.

Durante la Guerra Fría, las profecías decían que el fin de este planeta se acercaba. Justo en esos tiempos, tiempos de horror, empezaron a verse esas profecías, aunque siempre habían existido. Decían que cuando llegara el año 2.000 habría otra guerra, y sería la última, la final. Pueden encontrar esta profecía en las escrituras de todo el planeta. De modo que todo el episodio que estaba sucediendo aquí conducía a eso, era parte de eso. Nostradamus lo mencionaba, y parecía ser la manera en que el mundo se acabaría. Algunos decían que estaría centrado en dos lugares, que la lucha explotaría en dos lugares. Uno de ellos sería en el Estado de Israel, que para entonces era un estado. Y el otro era Berlín.

Y entonces, algo sucedió, y no sucedió cuando ustedes creen. Ustedes tuvieron algo llamado la Convergencia Armónica de 1987. Ahora bien, tendrían que retroceder hasta allí para entender lo que realmente sucedió. La Convergencia era un reconocimiento del cambio en el futuro; era casi un marcador, una medición. Como si el Espíritu introdujera un dedo y dijera "Bueno, ¿cuán caliente está esto ahora?" Y en cambio, se descubrió que no estaba caliente en absoluto. Había un comienzo del cambio de consciencia en 1987, y eso eventualmente conduciría a una elevación de la consciencia del planeta. Y en dos años, la caída del poder de la mayor sociedad hasta entonces, la Unión Soviética.

Mi socio creció en los Estados Unidos. Hubo una época de su vida en que había 50.000 armas nucleares existentes, todas apuntándose entre la Unión Soviética y los Estados Unidos. Ahora sabemos que no estaba claro quién tenía el gatillo para apretar. Eso es lo que ustedes atravesaron. Eso es lo que estaba también pasando en Berlín.

¿Qué pasó? ¿Qué es lo que realmente sucedió? Hubo el suficiente cambio de consciencia en este planeta; la Unión Soviética no podía existir. Quiero que consideren esto con cuidado. ¡Era muy fuerte, muy poderosa! Cayó sin un sonido, ¿saben? No había ningún ejército en las calles. Dejó de existir casi de la noche a la mañana. Quiero que consideren eso; eso es un cambio de consciencia. Eso se llama un comodín. Estaba en contra de todas las probabilidades de todos los historiadores que decían "Eso no sucede de ese modo. Tiene que haber un levantamiento, una revolución, Tendría que haber muchas cosas conduciendo a eso". Pregúntenle a los alemanes que estaban allí. ¿Lo vieron venir? ¿Alguien publicó una fecha en que eso iba a suceder? ¿Había pistas en los diarios o en los medios de que tal vez eso podría suceder? (se ríe) Nadie sabía; ustedes estaban tan sorprendidos como el mundo. Y de pronto la ciudad cobró vida con el júbilo, y las familias pudieron volver a unirse.

¿Recuerdan algunas de las películas? Guardias tirando sus armas y quitándose sus uniformes, y pasando por encima del muro (se ríe). ¡Qué momento, qué espectáculo!

Yo estoy aquí debido a eso. Estoy aquí por la misma razón para que ustedes estén aquí en un Berlín libre. Porque empezó a haber un cambio en la consciencia del planeta, que comenzaría a llevarlos a ustedes y a todos los demás a una época de paz. Ustedes tenían varios marcadores para superar. El año 2000 iba a ser el momento en que llegaría el Armagedón. Pero no pudo ser, porque uno de los que iba a ser parte de eso se había caído.

El año 2000 vino y se fue, y luego venía la precesión del equinoccio. Otra profecía: el año 2012. Ustedes todavía no entienden esto realmente. Literalmente los indígenas de todo este planeta habían visto venir esa fecha. Los que observaban las estrellas sabían que era el comienzo y el fin del bamboleo de 26.000 años del eje de la Tierra. Indígenas que nunca se conocieron siquiera, tenían la misma profecía. Se la puede encontrar en América del Norte y en América del Sur, se puede encontrar en Europa, en Asia, en África. Y aquí está: si la humanidad llega a superar el año 2012, una nueva consciencia empezará a evolucionar en el planeta Tierra. Empezarán a ver cosas que nunca pensaron que podrían ver. Podrían empezar a ver la corrupción, en el gobierno, en los negocios, en el cuidado de la salud, que siempre supieron que existía pero que nunca llegaba realmente a los periódicos. Verían los nombres asociados a ella. Comenzarían a ver que empezaba a ocurrir una transparencia que nadie había visto antes.

Verían cosas que nunca pensaron que podían ser. Empiezan a ver seres humanos que viven juntos y empiezan a tener compasión unos por otros.

"Kryon, ¿de qué estás hablando?" Yo creo que van a ver cosas que nunca pensaron que existirían, de un país a otro, de una tierra a otra, que redefinen el paradigma de cómo los humanos tratan a los humanos. Hablamos de situaciones que empiezan a limpiarse. Déjenme preguntarles: ¿cuánto tiempo creen ustedes que ha ocurrido el abuso de las mujeres en este planeta? ¿Trazarían una línea de cien años? ¿Doscientos? ¿Novecientos? ¿Mil? La respuesta es que ha existido siempre. Y han vivido en una sociedad que siempre lo supo. Ahora de pronto se hace más transparente. Los que tienen dinero no pudieron esconderlo. Les dijeron que eso no puede suceder. Es un axioma de la vieja energía: si tienes suficiente dinero puedes conservar todo oculto o pagar para que desaparezca. ¿Han notado que eso se detuvo recientemente? ¿Cuánta gente famosa va a la cárcel, porque lo que hicieron en el pasado ahora se ha sabido?

Lo que su padre y el padre de su padre vieron en sus generaciones ya no es aceptable en la de ustedes. Algo se aproxima.

Hace treinta años ustedes pudieron ver la punta de esto, en este lugar, en esta ciudad, y celebraron algo sin entender lo que realmente era. Tal vez el comienzo de una nueva era que se mostraba en el planeta. Aquí mismo.

Esto es una celebración, no solo de un muro cayendo, no solo de un momento en que yo llegué, sino que es un punto de inflexión en la historia del planeta. Les hemos dado este tipo de instrucciones muchas veces. Ustedes están en el comienzo de la limpieza, y en eso van a ver muchas cosas que no querían ver. ¿Sabían que en todo este planeta está ocurriendo un horror con el abuso de los niños? Secuestrados en las calles, nunca se los vuelve a ver, vendidos para esclavitud sexual, algunos incluso criados para otros niños. ¿Puede haber algo más inapropiado? Y ustedes dicen "No, ¿cuándo empezó esto?" Cientos de años atrás, queridos, en su sociedad moderna. Directamente debajo de sus narices, conservado bajo tierra, nadie podía tocarlos, porque los que lo apoyaban tenían mucho dinero. Y todo eso va a ser revelado pronto; está en el Campo. Está llegando, y cuando ustedes descubran quiénes lo financian, muchos famosos van a estar en problemas.

Aquí viene. Cosas que nunca esperaron; el comienzo de una limpieza, y el comienzo de la luz.

Queridos, esto va a suceder lentamente, puede llevar una generación para llegar a un lugar en que miren hacia atrás y digan "¡Vaya, qué diferencia!" Eso es exactamente lo que dice la persona joven hoy sobre los tiempos anteriores a la caída del muro. Si se los pudiera llevar a aquellos días, no lo creerían; no creerían lo que vieran. Dirían "¿Cuándo tomó el mando la baja consciencia?" Les parecería muy diferente.

De modo que quiero que dediquen un momento a combinar dos cosas: la celebración de la historia en la ciudad, y la celebración de la luz llegando a este planeta. Con pocos meses de diferencia fue la primera vez que hablé a mi socio, cuando el muro empezaba a desmoronarse. Eso no fue por accidente. Eras testigo de algo mucho más grandioso, y es por eso que hoy te sientas en esta audiencia.

En los próximos días, y en el día de hoy, habrá otros mensajes; la mayoría en público, y breves, con más cosas como estas. Tal vez lo que viene ahora, tal vez una idea diferente para ustedes. Estas son las cosas que todos nosotros, en ambos lados del velo, celebramos con ustedes.

Algunos dicen que el velo se está volviendo más transparente y la compasión empieza a avanzar. La benevolencia de un humano a otro empieza mostrarse más. Las mentes cambian hacia lo que la gente realmente quiere. Eso dicen algunos. Y les diré: tienen razón. Tienen razón.

Volveré.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll en Berlín, Alemania, 17 a 22 de Septiembre de 2019
Excursión y Seminario Kryon en Berlín - 30º Aniversario de la Caída del Muro de Berlín
http://audio.kryon.com/en/GERMANY-1.mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

168 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo