Imágenes de la Vida. 4 Momento Correcto, lugar Correcto.

Kryon


Cuarta canalización de la serie de Los Ángeles, con el tema de imágenes de la vida. ¿Qué imagen tiene Dios de nosotros? ¿Qué imagen tenemos nosotros de Dios?
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Imágenes de la Vida – 4 – Momento Correcto, Lugar Correcto

Marilyn Harper:

Ah, ¡de modo que buen día para ustedes! Una última vez para este fin de semana, y luego nos vemos mañana.

Ah, queridísimos seres de luz, su energía radiante está llena hasta aquí, ¿ah? Está irradiando y fluyendo hacia afuera hacia el mundo. Han aprendido muchísimo en los últimos dos días, y en esa capacidad están reconociendo la visión de luz que ustedes son. Ustedes están entrando en, fluyendo a través, acomodando, reconociendo, esa estela que está dentro de ustedes, ese elemento de manifestación de la conexión. ¿Qué es lo que les gustaría? ¿Qué elegirían? ¿Qué es, que en la capacidad de este mundo, en la capacidad de toda la humanidad, están eligiendo? Respiren en eso. Ya hemos recableado sus cerebros, pueden continuar con ese proceso de recableado. ¡Oh, un nuevo cerebro allí! (se ríe). Pero verán, esa frecuencia en la que están aprendiendo a vivir aquí y ahora, esa frecuencia es la nueva frecuencia. Como dice nuestro querido amigo Kryon, el nuevo humano. Eso son ustedes.

Y están aprendiendo cómo se siente estar en esa estela, ese flujo de energía que va tan suavemente, que cada pensamiento, cada sentimiento, cada reconocimiento, cada conexión, se están haciendo manifiestos. Y a medida que se manifiestan, a veces esos pensamientos, esas cosas que no desean realmente capitalizar, se manifiestan también. Por eso es tan importante que se pregunten ¿Qué es lo que realmente elijo? ¿Qué es lo que estoy eligiendo para que esté en mi vida justo aquí, justo ahora? Tomen una respiración profunda, y respiren en una cosa ahora, ¿sí? Digo: ¡ahora mismo! Pueden cerrar los ojos, si los ayuda a concentrarse. ¿Qué es lo que elegirían que esté en su vida? (hace una pausa) ¡Bien!

Oímos toda clase de pensamientos; oímos, una novia, un ser querido, una pareja, un socio comercial, un negocio, un dinero, la lotería, un coche nuevo, una casa nueva, un presidente nuevo, un presidente viejo, ahh, toda clase de cosas están viniendo por el aire. ¡Já, jú! Ustedes eligen mucho. ¿saben que la manera en que eligen eso, está en esa estela? Está en esa frecuencia vibratoria de alegría y gratitud; de compasión y gratitud, de elevación y gratitud. Un poco de gratitud alcanza para mucho. Es en verdad, ¡el abracadabra! (se ríe) ¡Puff, abracadabra!

Estamos agradecidos por ustedes. Lo ven, en esa energía, como dice nuestra querida amiga Peggy Phoenix Dubro, se crea esa figura de 8, que sale hacia afuera y trae de vuelta a ustedes aquello que enviaron afuera. Y eso es lo que está sucediendo. Así es como manifiestan en este día y este tiempo. Así es como crean este día y este tiempo. Así es como reconocen. Ahora queremos decirles algo: pueden soñar con eso, y sentir que sucede, todo lo que elijan, pero si se les da un paso para actuar y ustedes no lo toman, simplemente esa energía que están eligiendo va a ser más lenta en su manifestación. Porque cuando se les muestra un paso de acción, deben tomarlo, porque eso conserva la energía fluyendo. Es como el dinero: sigue en circulación. Si solo toman dinero y luego no lo comparten, el dinero se detiene en ustedes.

Pero si lo mantienen circulando, siguen compartiendo, entonces esa figura de 8 lo hace venir a ustedes, porque son buenos administradores del dinero; pasa lo mismo con la energía o con las cosas que eligen. Si están sintiendo que esa energía fluye a través de ustedes para reconocer esa frecuencia, entonces el universo iguala esa frecuencia. Por eso el vehículo Marilyn enseña cómo canalizar; ella los ayuda a ustedes a elevar su frecuencia para igualar a los guías, al Yo Superior, el reino angélico, para que puedan comunicarse con ustedes un poco más libremente, más cómodamente. Ustedes se convierten en ese enlace divino. Respiren en esa posibilidad.

Si ustedes son ese enlace divino y están escribiendo un libro, y no dedican tiempo a escribirlo, ese libro no será escrito, no. Ese es el paso de la acción. Quieres escribir un guión para tv, ¿ah? y tienes todas estas ideas dando vueltas dentro de tu cabeza, y son todas maravillosas, grandiosas, entretenidas, pero nunca las pones en un pedazo de papel; nadie más puede verlo. Y si nunca lo compartes, nadie más podrá entenderlo. Los libros no se escriben solos, sin que muevas tus dedos, o tu mano. O que se mueva tu boca y otra persona haga la otra parte.

Verás, con el arte pasa lo mismo. Cuando se te da algo, el universo está allí para apoyarlo universalmente, pero el universo también iguala esa energía que tú estás emitiendo. ¿Qué frecuencia estás emitiendo? ¿Qué frecuencia estás irradiando? ¿Es la frecuencia que está en esa estela? Fluyendo con las olas, aquí en California, en Los Ángeles puedes ver las olas muchas veces. Es como montar sobre las olas. ¡Montar esa ola! Y luego se aplana hacia otra ola. Eso es lo que estás haciendo, montando la ola. Permitiendo que te eleve la estela para llevarte al siguiente paso de acción. Pero queridísimo, debes pasar por ese paso de acción. Porque si nunca das ese paso de acción, y solo permites que la energía esté aquí, no puedes comunicarla y no puedes experimentar mucho. Pero a veces esa acción brinda ese pequeño movimiento, ese empujoncito, para que el universo sepa que eres serio en tu intención.

De modo que te preguntamos otra vez: ¿qué es lo que estás eligiendo para que esté en tu vida, justo aquí, justo ahora, en este momento? Toma otra respiración profunda y aclara eso. (larga pausa)

Tu cerebro se ha llenado con toda clase de vibraciones distintas, informaciones, conexiones, sonidos, y amores, y luz, y comprensiones, desde un lugar en tu living room, o tu oficina, o tal vez tu dormitorio. O tal vez en tu coche, no sabemos. Esa es la alegría de esto, aquí mismo, ahora mismo. Eso refuerza el hecho de que todo es posible, porque estás comunicándote con nosotros y nosotros nos comunicamos aquí afuera con tu sistema de guía, ¿qué más es posible? Averigüemos. ¿Qué más elegimos? Averigüemos. ¿Qué eliges tú? (larga pausa).

Sabes, nuestro querido amigo Kryon concluye su conexión con “Y así es”, cuando ustedes dicen eso y repiten eso, están pidiendo que todo lo que se ha dicho esté completo y en fructificación aquí mismo, ahora mismo. De modo que respiren en su intención, respiren en sus elecciones. Y así es. Esa es la frecuencia vibratoria de la estela, es la frecuencia vibratoria de HeartMath, es la frecuencia vibratoria de toda la realidad así como ustedes la están creando, ya que son el maestro creador en esta dimensión.

¿Qué es lo que eligen? Respiren en eso. Y sepan que nosotros lo elegimos también. Nosotros lo elegimos también. Oh, queridísimos seres de luz: ¡los amamos tanto! Los vemos, los conocemos, sentimos su corazón en gratitud; sentimos su conexión en amor y con el deseo de estar en la estela. Todo es posible.

Los amamos profundamente; los conocemos. Y los saludamos Namasté.

Namasté.


Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Esta es la cuarta canalización en las cuatro de la serie de este fin de semana, y las canalizaciones también han sido una serie. De vez en cuando yo introduzco una serie y digo que encuentren las otras, es importante. Y esta serie es una de ellas. Esta es la cuarta de las cuatro, y las primeras tres son fáciles de encontrar, ya que hay un lugar donde están catalogadas y todas dicen para qué ciudad se dieron. Todas tienen nombres y números de partes. Esta es la número cuatro.

Antes de empezar alguna clase de enseñanza, o lo que ustedes piensan que será enseñanza, hay algo que se ha de hacer. Lo tengo que hacer yo, y es que tomen conciencia de cómo son vistos ahora mismo por el Espíritu.

En un momento estaremos hablando de las imágenes de la vida, otra vez, porque este es el tema y lo ha sido en las otras tres. Pero por ahora, quiero darles una imagen: ¿alguna vez han considerado, realmente, allí sentados en su casa, cómo los ve Dios? Ahora bien, por solo un momento quiero que olviden todo lo que les han dicho alguna vez, porque hay reglas y doctrinas que se lo dicen, versus cómo exactamente son vistos. Les dicen que nacen sucios y hay cosas que deben hacer antes de estar limpios. No es todo. Otros dirán que está esto y está aquello, que está este Maestro y aquel Maestro, y todas esas cosas. Y no los están mirando a ustedes en absoluto. Son demasiado pequeños para eso. Algunos han dicho eso; algunos se lo dirán.

¿Cuál es su intuición básica, ahora mismo sobre cómo son vistos por el Espíritu, por Dios? Quiero darles la imagen; no es lo que ustedes esperaban. Quiero darles la imagen, y esta es una enseñanza hacia atrás. Es la imagen que yo veo de quién se sienta ante mí, no necesariamente solos en sus hogares, sino que esta canalización se está dando durante el encierro, durante los tiempos del virus. Digo esto porque este mensaje en particular será escuchado durante años. Y entonces quiero poner en contexto lo que digo.

¿Cuál es la imagen que nosotros vemos? Ahora bien, la visión del Espíritu, la visión desde el otro lado del velo hacia ustedes en la Tierra, los seres humanos, no es visión como ustedes la piensan. Porque cuando los miramos, no vemos un ser humano allí sentado escuchando. Vemos mucho más. Nuestra imagen es de su alma. Y esa alma está completa con todas las cosas que alguna vez les han sucedido. Aquí va tu nombre, sobre esa alma. Un nombre que no conoces, un nombre que cantamos en luz. Tu nombre según lo conoces es solo para ahora, para un breve período de tiempo, cuando estás en este cuerpo físico en este planeta llamado Tierra. Nosotros vemos todo. Vemos tu alma allí mismo frente a nosotros. Nuestra imagen es la de todo lo que has hecho alguna vez, todos los cuerpos en que alguna vez estuviste, y no solo en la Tierra, queridos.

¿No lo sienten? ¿No saben que han estado en todo el barrio, no saben que esta es solo una de muchas veces? ¿No lo sienten? ¿Qué tal si han vivido mil vidas? ¿Y qué tal si les digo que eso es solamente aquí, queridos? Esa es otra cosa que no saben y nunca sabrán, no todavía, porque está oculta para ustedes, completamente y siempre lo estará – hasta que vengan al hogar. No.

Hay mucho más en ustedes que lo que saben, ¡y es majestuoso! ¡Inconcebible! En riqueza de experiencia y sabiduría. Déjenme decirles algo. Algunos de ustedes se dan cuenta. Algunos se dan cuenta de que esta prueba que están atravesando, todas estas cosas que están atravesando, tienen un deja-vu en algunas almas ahora mismo, “Estuve aquí, ya hice eso, ¿qué estoy sintiendo? ¿Por qué siento como si realmente ya hubiera pasado por esto antes? Porque yo sé lo que viene, yo sé que viene una benevolencia, sé que hay soluciones, sé que el sol está saliendo. ¿Cómo puede ser que yo sepa eso, cuando todos los demás están llorando, heridos, muy alterados, muy enojados, y yo estoy aquí sentado? Y digo ¿No puedes ver la luz?” (se ríe) Es porque sí lo hiciste antes, porque esta prueba ha sucedido antes en otros lugares, y tú estuviste allí, alma antigua, antigua.

Mi imagen, todas nuestras imágenes de ti, ¡nos quitan el aliento! Nos quitan el aliento. Esa es la imagen que quiero que conozcas. Nadie te ha dicho esto. Cuando eras pequeño, nadie te dijo esto. Dios te mira y ve algo grandioso en ti. Dios mira tu alma y sabe que allí dentro hay una parte de Dios. Dios te conoce como un hijo de Dios, un amigo de Dios, tal vez incluso una parte de Dios mismo. Eso es lo que un alma es, una pieza y parte del Todo, de lo que es el universo. Eso es quién eres, eso es quien eres.

Y así, al empezar a enseñar otra vez más estas imágenes de la vida en particular, tiene que ser sobre cómo ves a Dios. ¿Cómo nos ves?

La serie imágenes de la vida empezó con ustedes sentados a una mesa; la mesa representa la vida como una metáfora. Y ¿qué hay sobre la mesa? ¿Cuán grande es? ¿Y quién está allí, y qué va a pasar, y cuánto miedo tienes de contagiarte una enfermedad? ¿Piensas que eres una víctima y vas a quedarte adentro, tal vez?, puede que estés practicando con el virus, así te puedes quedar allí. Hay muchos a quienes han enseñado desde que nacieron que ellos no merecen estar aquí. Y entonces allí están, sin esperanza, en la oscuridad, sin entender uno de los principios básicos y herramientas del ser humano; desarrollar una consciencia con que las cosas empezarán a actuar de modo diferente porque tú estás allí y realmente estás dirigiendo tu propia película. Realmente lo estás.

Hemos discutido lo que es la consciencia y los extremos que les han enseñado, tanto positivos como negativos, todo el tiempo sin entender que la consciencia es parte de la Física; se conectan con el Campo y realmente se convierte en lo que piensan. Eso es real. Todo lo demás es falso. El miedo, la idea de que mañana te podría atropellar un camión, por estar en el lugar equivocado, mejor no ir a ningún lugar en absoluto. ¡Eso es ridículo! Porque estás empoderado – y ni siquiera lo sabes.

¿Saben para qué está Kryon aquí? Para hacerles saber quiénes son. Tal vez para hacerles saber cómo los ve Dios. Pero esto de las imágenes de la vida, de hoy, trata de cómo ustedes ven a Dios. ¿Cuál es su imagen, en su vida, de la Fuente Creadora? No usen la palabra dios si no les gusta; no importa. Ustedes se obsesionan tanto con los nombres; llámenlo como les guste, Origen, Fuente Creadora, el Amor Compasivo del Universo, que los creó, que los conoce. Ustedes no están aquí por accidente, ninguno está aquí por accidente. Todos ustedes son conocidos, ¡todos son conocidos! ¿Cuál es su imagen de la vida para esa relación? Porque, queridos, esa es la más difícil, porque van a tener que des-aprender todo. Tendrán que des-aprender todo para poder conseguir reconocer una verdad que está más allá de lo que jamás les dijeron, por su grandeza y su grandiosidad, y mientras ahora se lo estoy diciendo no lo creen. Quiénes realmente son.

Ustedes merecen estar aquí y ser grandiosos. Merecen tener una imagen de la vida de compasión, y salud, y rejuvenecimiento. Merecen todo esto; ¡han atravesado tanto para llegar aquí en este momento! ¿Cuál es su imagen de eso? ¿Cuál es la imagen suya, de eso? cuando ven su vida, y ven su relación con el Creador, ¿lo imaginan hermoso, amoroso, divino, amistoso? ¿Hablan regularmente con el Espíritu y estrechan su mano? Cuando se sientan a cenar, ¿el Espíritu los acompaña, come con ustedes? Cuando se levantan por la mañana, ¿el Espíritu les dice hola y ustedes dicen “te amo”? “Es grandioso transitar mi camino contigo, querido Espíritu, porque sé que mi alma está viva contigo. Mi imagen de la vida es Dios, porque a mí me dijeron - ¿estás preparado? – que fui hecho a tu imagen (se ríe)” Y esa imagen, queridos, es el amor y la compasión. Ya ven, ese es el humano real. El humano real. El que estás viviendo, el que crees que eres, es una imitación, es falso.

Ese no es quien eres, ese es el que te dicen que eres. Y dirás ¿Por qué alguien haría eso? ¿Por qué alguien me diría estas cosas cuando no son así? Te diré la verdad; en una vieja energía ellos no sabían. Te dijeron lo mejor que conocían, la historia más completa que había es la que te enseñaron, y eso es lo que te dieron, no conspiraron para controlarte. Te dieron lo mejor que tenían, con amor. Lo mismo hicieron tus padres.

Lo que pasa es que te has graduado, y a medida que se aprende más y te gradúas a un conocimiento más alto, las cosas que se aprendieron antes se convierten en los cuentos para niños. Y a medida que aprendes más, dices “Oh, está bien, ahora puedo ir a algo más complejo”, y aquí está, aquí está. Aquí está: eres una pieza de aquello que es el Creador. Y se te permite hacer esto: pensar que tu imagen de vida puede aliarse en el Campo con el Creador de todas las cosas. ¡De eso se ha tratado siempre eso de ser uno con todas las cosas! La unidad de todas las cosas eres tú, y todas las cosas significa el Creador también.

¿Cuál es tu imagen de la vida, y adónde va eso? Es hermoso, porque algunos de los que incluso están escuchando ahora, yo sé cuál es la suya. Caminar día a día. Caminar día a día. Algunos dicen: “Necesito atraer la abundancia. Me preocupa la abundancia. ¿Cómo hago eso?” Bueno, queridos, creo que eso fue la canalización número tres. Pero repasémosla. ¿Cómo defines la abundancia? Ahora bien, aquí es donde yo diría que empieza el cambio de paradigma. En la vieja energía, la abundancia es el dinero en el banco, para no tener que preocuparse por el mañana. “Oh, si solamente yo tuviera dinero en el banco y hubiera sabido que venía esto, yo no estaría aquí en estas condiciones hoy con este virus.” Eso es un pensamiento de la vieja energía, queridos, déjenme darles la definición de abundancia. Abundancia es tener lo suficiente para hoy. ¿Entendieron eso? Suficiente para hoy.

Y luego cuando llegan a mañana, la abundancia se define como tener lo suficiente para mañana, ese día. Un día por vez; eso es una vida abundante. “Querido Espíritu, lléname de abundancia para este día, dame todas las cosas que necesito para este día. Y alíame con el amor y la compasión de Dios en este día. Esa es mi imagen. Y tomo tu mano y atravieso lo que sea que venga en mi día.”

La naturaleza humana es muy interesante, ¿no es así? Ustedes tienen el modelo de esto, el modelo absoluto: los israelitas en el desierto, caminando en círculos. Tal vez piensan que es un cuento para niños; no lo es. Ellos recibían cada día su alimento desde el cielo, así fue. Todos los días. Verán: ellos no se detenían, no podían cultivar nada. No podían cazar, no podían hacer nada. Fueron alimentados cada día desde el cielo. ¿Cuántos días tiene que suceder esto hasta que ustedes empiecen a darse cuenta de que así es como funciona? Y que no necesitan preocuparse por el mañana. ¿Cuántos años se requieren de tener comida cayendo del cielo cada día? Ahora esto se ha vuelto una metáfora, pero eso fue real. ¿Cuántos años se van a requerir hasta que ustedes digan “Así es como funciona”? “Gracias Espíritu, por cuidar de mí y darme la abundancia; no tendré hambre porque parece venir a mí desde todas las direcciones, no importa qué pase; todos los días. Todos los días”.

Y en esa historia, ustedes saben qué pasó, ¿hubo preocupación por el mañana? (se ríe). ¿Qué tal si mañana no sucede? ¿O si no sucede? ¿O si es por treinta años? Y te preocupas por mañana. Puedes pararlo en cualquier momento (se ríe). Eso es la naturaleza humana, la de hoy. No es la naturaleza humana según adónde irá mañana. Porque eso está evolucionando, y mi socio ha dicho eso, hacia un lugar donde ustedes se relajan en los brazos de Dios y dicen “Soy una persona abundante, mi abundancia puede ser la sabiduría y el amor. Estoy bien cuidado. Y mi imagen de la vida es esa. Yo soy parte del todo, y mi imagen es que soy abundante. Mi imagen es que soy sabio porque estoy conectado a aquello que es la Fuente Creadora.” Los Maestros de este planeta todos caminaron e hicieron lo que hicieron, todos ellos, para que ustedes pudieran mirar sus vidas y decir “¿Realmente yo puedo hacer eso?”

Y para eso es que ellos vinieron; para mostrarles lo que un ser humano puede hacer cuando su consciencia es lo bastante alta y su ADN está lo bastante activado, podría decirse, de modo que su imagen de la vida incluye aquello que es la Fuente Creadora.

Algo de esto es confuso para ustedes, porque tal vez no están a bordo o si solo decidieron escuchar esta canalización sin oír las otras tres, podrían estar muy confundidos, o podrían no entender ni siquiera una parte. Pero queridos, si ponen su intención, lo entenderán. Hay algunos escuchando justo ahora, no necesariamente en esta transmisión. Algunos van a oír esto, y esto cambiará toda su perspectiva de quiénes son. Y no seré yo. Es porque su akash despertará, y tendrán un “ajá”, y en algún nivel se sentarán solos y sonreirán y dirán “¡Yo sabía que había más!” (se ríe). Porque esos son ustedes; despertando a la verdad; lo están, cada uno. Que Dios es más grande que cualquier cosa que le hayan dicho a cualquiera de ustedes, jamás. Más grande. Y eso incluye todo lo que ustedes son. No excluye nada. Yo estoy enamorado de la humanidad por estas cosas. Yo hago la imagen de ustedes, y veo grandeza, grandiosidad, majestad, y más.

Y es por eso que continúo con mi socio, hasta su último aliento, contándoles cuán amados son ustedes, y que están en un tiempo de cambios severos. Sujétense, porque hay luz al final de este túnel. Realmente la hay.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll y Adironnda por Marilyn Harper
Los Ángeles, 30 y 31 de mayo de 2020
http://audio.kryon.com/en/LIFE%20IMAGING%204-CREATOR.mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

505 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo