Ante la Hermandad Femenina Lemuriana 79

Kryon


El mensaje para las damas lemurianas, con el tema de Los Ángeles: las imágenes de la vida, pero en este caso las imágenes chamánicas, construir imágenes de la vida como una herramienta para cambiar la realidad.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Imaginación chamánica

Saludos, queridas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Eso es lo que digo normalmente; pero esta reunión es diferente. Digo: saludos, queridas damas. Yo soy Kryon del Servicio Magnético, yo sé quiénes están aquí, quiénes están mirando. Esto lo están escuchando quienes no están aquí ahora. Y ustedes saben quiénes son. Lo están escuchando muchas más personas que las que ustedes imaginan; todas las mujeres y unos pocos hombres. En el futuro, quienes quieren echar una mirada aquí y oír qué tiene para decir hoy el canalizador a las mujeres. Pero en este grupo, justo ahora, en esto que ustedes llaman el ahora, yo les hablo a ustedes.

Hoy, más temprano, mencioné algunas cosas, y ahora las mencionaré de nuevo, para ustedes, para esta energía, para esta reunión, mientras están aquí reunidas. La primera es que hay una coherencia entre ustedes. Puede parecer raro reunirse de esta manera. No siempre va a ser así, pero es la nueva manera, y para la Hermandad Femenina, permanecerá esta manera, porque los mensajes probablemente serán dados principalmente de esta manera para quienes se unan desde todas partes del mundo, en un momento en que oirán el mismo mensaje y tendrán la coherencia todo alrededor del mundo.

Ahora bien, quiero que piensen un momento: hay un viejo paradigma que dice que se reúnen, se sientan en sillas, se conocen entre sí, se pueden ver unas con otras, y disfrutan de la canalización, disfrutan de la canalización de las Madres, la mía, y de la enseñanza de Mele´ha. Y luego se van. Así fue esto, y así han sido las cosas, hasta ahora.

Algún tiempo atrás, Mele´ha recibió instrucciones de enseñar más de esta manera, en que ella simplemente se sienta sola, y ustedes se sientan solas, muchas de ustedes, y crean una coherencia que no podría lograrse de otro modo. ¿Lo ven? Algo sucede con la consciencia en este tipo de reuniones, que ninguna de ustedes había esperado. En primer lugar, ustedes no pueden tocarse entre sí, no pueden abrazarse, pero lo hacen; lo hacen. Las mujeres lo entenderán, lo entenderán primero y principalmente, y a los hombres habrá que mostrárselo. Puede que necesiten algún entrenamiento para esto, porque no es innato e intuitivo para las conexiones del cerebro de un varón entender cómo se puede estar separados y sin embargo tener una coherencia de unidad.

Las madres, cuando oyen al niño llorar en la otra habitación, entran allí y se dan cuenta de que no hay manera de que lo pudieran haber oído en medio de la noche. No tenían un servicio madre-bebé; algo las despertó, ¿no es así?, y oyeron llorar al niño. Esta es la coherencia que tienen las mujeres con sus hijos, con otros, con el planeta, si quieren. Están en contacto con él, pueden percibirlo, su intuición está afinada para eso. Este es el instrumento de entrenamiento chamánico del que hemos hablado tantas veces. Es la razón por la que las mujeres siempre llevaron el chamanismo del planeta. Pero no se daban cuenta, no lo sabían; siempre lo sintieron. Se sentían más sabias que los que las rodeaban, pero tenían cuidado de no decir eso. Sentían una intuición que tal vez otros no tenían, temían decirlo abiertamente, y los demás suelen estar equivocados y ustedes están acertadas, y lo saben.

Porque esto es lo que ustedes tienen, estas son herramientas que se necesita usar hoy en día, y hemos dicho aquí en este lugar que tendrían que estar usándolas ahora mismo para darle paz a su familia. Eso es para ahora, pero va mucho, mucho más allá.

De modo que es una reunión de un tipo nuevo y tendrá una especie de permanencia, a medida que disminuyan las reuniones donde se juntan, porque son un tipo viejo de reuniones, cuando podrían hacer muchas más, y especialmente alrededor del mundo. De modo que acostúmbrense a esto. Es la nueva normalidad para este tipo de enseñanza, especialmente para las energías chamánicas.

Quiero darles alguna información hoy, y quiero colocarlas en un lugar de paz y alegría mientras meditan conmigo aquí. Hoy más temprano di dos canalizaciones y mañana daré otras dos para la conferencia en marcha. No todas ustedes estuvieron allí, de modo que les daré un pequeño resumen que se llamó Imágenes de la Vida. ¿Cómo se imaginan ustedes su vida? Y para quienes hoy están escuchando este mensaje alrededor del mundo, se trataba de cómo imaginan quiénes son ustedes, dónde están, y su lugar en eso que llamarían el mundo y la vida.

Di los ejemplos de quienes la imaginarían como siendo víctimas o creyendo que están allí por azar, o que nunca podrán avanzar, o que solo están sobreviviendo y siendo el elemento básico. Eso es el cuento infantil que se les cuenta sobre la consciencia humana, sin entender que por medio de la consciencia pueden realmente cambiar la suerte, cambiar el azar. Y en el tiempo en que estuve canalizando hoy, di los ejemplos incluso de quienes no creen que puedan afectar su salud. Conté sobre el hipocondríaco que toda su vida tiene miedo de enfermarse, y luego se enferma. Es casi como si lo hubieran atraído por pensar en ello, y luego lo hacen. Conté la historia del amigo de mi socio, que tenía miedo de morirse de algo, y luego así fue. Es casi como una prueba de que la consciencia puede cambiar la realidad, y lo llamamos imágenes de la vida. (N.T. construir imágenes de cómo es la vida para uno)

Muy bien; para ustedes hay un término nuevo: imágenes chamánicas. Les diré algo que nunca dije antes. Estos son términos nuevos y herramientas nuevas. Fueron enseñados en Lemuria. Al oírlos, les debieran dar escalofríos. Imágenes chamánicas. Eso es lo que ustedes son capaces de hacer, damas. A los hombres les resultaría difícil, es algo en que se tendrían que entrenar, tendría que haber un aprendizaje para que un hombre pudiera llegar a un lugar donde realmente puedan hacer imágenes chamánicas. Y pueden. Y suelen hacerlo. Hoy en día los indígenas suelen hacerlo. Pero casi todos los varones indígenas que hoy son chamanes han pasado por un aprendizaje para llegar a serlo. El aprendizaje de ustedes es ser mujeres. Ya vienen equipadas para eso.

La imaginación chamánica es lo que hacen cuando despiertan y saben que con la energía chamánica pueden cambiar las cosas a su alrededor. Lo saben. Toda madre lo ha sabido. Al prepararse para sus hijos, para esas vidas que están llegando, y ellas imaginan adónde desean que vaya la energía. Algunas son buenas en eso y otras no, porque tienen la intuición de que eso es factible, pero no lo creen. Algunas incluso enseñan a sus hijos que tienen que cuidarse porque ellos también son víctimas. Ustedes saben que es verdad, y ya hemos hablado de esto.

Pero en la verdadera imaginación chamánica una mujer es capaz de crear la vida ante ella, como herramienta espiritual, para establecer una escena, diríamos, en que todo a su alrededor sucede como si ella lo hubiera planeado. Que las sincronicidades que vienen a ella por la energía y la imaginación chamánica son sincronicidades planeadas.

Desde siempre han oído hablar de la intuición de las mujeres, y las bromas abundan. Pero en todo esto hay una verdad central: las mujeres pueden percibir las cosas que se acercan. Ustedes saben que lo hacen. Saben que lo hacen. Los hombres no lo hacen; no en ese grado. Recién salidas del útero, ustedes ya son rápidas para eso; perciben las cosas que vendrán. ¿Cómo puede ser eso posible? Porque esa es la herramienta del chamán, que puede sentarse ante una persona y darle consejos, porque saben lo que vendrá. Los mejores psicólogos son mujeres. Los mejores sanadores son mujeres. Son las que no solo pueden sentarse y sanar, y saber lo básico del entrenamiento que tuvieron, sino que tienen la intuición para saber lo que está pensando la persona ante ellas (se ríe).

¿Ven esa herramienta? La imaginación chamánica es la mujer que espera lo que vendrá, planea lo que vendrá, y todo está posicionado en la benevolencia y la nutrición. Ustedes están hechas para nutrir. ¡Hechas para nutrir! No solo a sus hijos, no solo a su familia, sino a quienes las rodean.

Ya he dicho esto en canalización durante muchos años: cuando un hombre se mete en problemas, no importa qué edad tenga, acude a mamá, y si la mamá no está allí, la ve en su mente, y qué diría ella, y qué haría. Un hombre en problemas, cuando nadie lo ve, llora por su madre. ¡Eso debiera decirles muchas cosas! ¡Eso debiera decirles quiénes son ustedes! ¡Eso es lo femenino! Eso es la chamana. Esa es la imagen de la vida que ustedes todas tienen que hacer. Eso recién es el comienzo. Imágenes de la vida, una nueva herramienta. Habrá lecciones sobre eso. Mele´ha, ¿estás escuchando? (se ríe). ¿Cómo imagina su vida una mujer chamánica? ¿Qué puede hacer que sea diferente de lo que ustedes piensan? Que pueda realmente poner una capa frente a su realidad y ella camine sobre esa realidad. Piensen en eso. Eso es nuevo. Eso no es simplemente atraer buena energía, ¿no es así? Es crearla.

Ustedes están hechas para eso. Sienten lo que está viniendo. Nutren de una manera que permanece con aquellos que han nutrido. Ayudan a alguien, y ese alguien las recuerda.

Retrocediendo en el tiempo, mi socio recuerda a sus maestras favoritas en la escuela primaria; recuerda sus nombres, recuerda su aspecto. En esa escuela enseñaban varones en su mayoría, debido a dónde estaba en su vida. Pero las que más recuerda y que más le enseñaron, fueron mujeres. Porque eso es lo que ustedes hacen. Está incorporado, están hechas con eso, no hay aprendizaje. Saben lo que saben, porque están preparadas para usarlo. Ese es el mensaje de hoy; ustedes saben lo que saben, porque están preparadas para usarlo.

Esta energía se está transformando; las herramientas se vuelven más fuertes, las enseñanzas están entrando muy rápidamente. Mele´ha está empezando a armar cursos de enseñanza chamánica que vienen directamente de Lemuria, vienen de su mente, de lo que ella tiene como imágenes de la vida. La energía y la imaginación chamánica son suyas y siempre lo han sido. Durante años caminó por ahí preguntándose qué iba a hacer y dónde iba a estar. Lo sentía venir – y aquí está. Lo mismo pasa con ustedes.

Ya he dicho suficiente, acabó mi tiempo. Oh, continuaremos, en otra reunión, en otro momento. Que empiece su reunión, damas.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll
ante la Hermandad Femenina Lemuriana (79)
Los Ángeles, California, 30 de mayo de 2020
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

443 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo