Carta 8 - Parte I.

Cristo


CRISTO VUELVE - HABLA SU VERDAD

CARTA 8

He venido de nuevo para hablar de:

La verdadera Naturaleza de la Existencia.

La VERDAD del SER es esta: Aquellos los que creéis tan solo en el mundo material, vivís enteramente en el mundo finito, terrenal. Vivís en la dimensión de la manifestación de vuestras creencias.

Aquellos cuyas percepciones espirituales y vidas han sido elevadas en frecuencias vibratorias, para fusionarse con las frecuencias vibratorias espirituales de la dimensión espiritual, pueden percibir que viven en dos dimensiones. Son plenamente conscientes de esta verdad. Y viven según esta verdad, y van evolucionando en frecuencias de ser, cada vez más elevadas.

Ya no están atados por la creencia humana, sino que viven en la comprensión de que están dentro de la infinidad, en la cual no hay limitaciones. Cuanto más elevadas sean sus frecuencias vibratorias de consciencia, más conscientes estarán de que viven dentro de la inmensidad, a la cual tan solo ellos ponen los límites de lo que aspiran hacer.

Aquellos cuyas percepciones hayan sido elevadas de este modo, mientras están todavía en sus cuerpos, han visto, que hay tan solo una dimensión de verdadero ‘ser individual’, y que esta dimensión es la ‘Actividad de la Consciencia Divina.’

También pueden llegar a darse cuenta plenamente de que hay una dimensión más, la de la Consciencia Universal, en la cual lo Universal reside en perfecto equilibrio y que no puede ser penetrada por nada, porque dentro de esta dimensión cualquier individualidad sería inmediatamente absorbida por la Unidad del Ser. Cuando un alma alcanza, en comprensión y realización, el nivel superior de las frecuencias vibratorias de la Consciencia – Crística, el alma puede mirar hacia abajo y repasar los niveles vibratorios, ascender y descender hacia aquellos de la humanidad en la tierra y saber, con amor y compasión, que la humanidad está atrapada en las vibraciones bajas de la Consciencia Divina que están ocultas en el impulso Egocéntrico, totalmente inconsciente de la Verdad del Ser, que es la verdadera identidad del alma y de la verdad terrenal del ego. Tampoco tiene la más mínima consciencia del inmenso propósito detrás de la existencia y la misión que al final debe emprender.

La tarea del alma recién nacida es la de experimentar, por medio de su funda, la psique, todo lo que estas frecuencias más bajas tienen que ofrecer y crecer a consecuencia de los sucesos y experiencias mental/emocionales que surgen de sus pensamientos y sentimientos. El alma debe aprender a base de probar y cometer errores, el estado de consciencia que le hace o enormemente feliz o cargado de dolor y penuria, iniciándose diversas limitaciones físicas.

El propósito de la vida en la tierra no es el de descubrir un medio de experimentar alegría y felicidad inalterables, aunque esto es lo que anhela cada alma.

Tal felicidad y alegría sublime dificultaría el progreso del alma hacia las vibraciones espirituales más elevadas de consciencia.

Al final después de muchas vidas de ‘altibajos’ de confort e infortunios, la psique se despertará a la verdad de su ser y se dará cuenta de que tiene en su interior el potencial de recurrir a la Consciencia Divina para recibir visión interior, comprensión y conocimiento y para elevar las vibraciones de su consciencia espiritual a aquellas de salud, bienestar, protección, crecimiento interior, nutrición espiritual y a irradiar hacia los demás la naturaleza de la Consciencia Divina misma.

Cómo decía antes la CONSCIENCIA es VIDA y la VIDA es CONSCIENCIA. Donde hay VIDA – hay CONSCIENCIA. Donde hay CONSCIENCIA hay VIDA.

Todo en la existencia se define por las frecuencias vibratorias de consciencia:

La luz, el sonido, el color, todo fenómeno físico tanto vivo como inanimado. Si puedes cambiar las frecuencias vibratorias de cualquier cosa, se cambia el aspecto de aquella cosa – sea sonido, color, gas, líquido, órganos físicos.

Cuando los órganos físicos presentan un aspecto de mala salud, es porque las frecuencias vibratorias normales de aquel órgano físico han sido reducidas y la VIDA dentro del órgano ha sido disminuida.

La ciencia presenta al universo como ‘materia’ que posee consciencia pero la verdad es:

El universo es CONSCIENCIA que ha adquirido el aspecto de ‘materia’ como consecuencia de un descenso adentrándose en las frecuencias vibratorias bajas de la consciencia.

Esta es la verdadera realidad de la existencia, nada más.

Vuestra existencia es toda una cuestión de frecuencias vibratorias. Cuanto más elevadas las percepciones espirituales y la adherencia al pensamiento espiritual, más veloces son las frecuencias vibratorias personales en el cuerpo, se eleva la vitalidad y la enfermedad, al final, desaparece.

La fraternidad científica cree que se vive enteramente dentro de la dimensión humana que comprende el sistema solar, y las galaxias de estrellas. La ciencia cree que el intelecto humano es el punto más alto de referencia inteligente en cualquier momento, habiéndose evolucionado como respuesta al entorno cambiante y a las condiciones climáticas y que es puramente el producto de la actividad cerebral. Según la ciencia vuestras emociones son totalmente reales y válidas y lo que se piensa y se siente es indiscutible, eso constituye la única ‘realidad’ de la existencia. La normalidad se computa según la media de los pensamientos, acciones, y respuestas al entorno. Esto se percibe como la ‘realidad’ humana. Cualquier talento que trasciende el rendimiento ‘medio’ de la mente ‘media’ se considera como genio que surge de poderes mentales poco usuales. Se considera que el rendimiento ‘medio bajo’ se debe a retraso mental debido a alguna causa física – genética, trauma de nacimiento etc. La Ciencia cree que la dimensión física es el comienzo y el final de la existencia. La Ciencia está tan en contra de cualquier posibilidad de creencias auto – ilusorias que aceptaran como ‘real’ cualquier fenómeno con la condición de que puede ser calculado, estimado y probado por instrumentos.


Si meditas esto, llegarás a comprender que a lo que la ciencia se aferra como un hecho es, en realidad, simplemente una creencia creada al llegar a conclusiones a través del ejercicio de sus cinco sentidos.

Así es con cualquier otra faceta de tu existencia. En tu dimensión terrenal, los hechos suceden segundo tras segundo, pero en el momento en que han ocurrido, se convierten en creencias de recuerdos que no son siempre precisos. Cuales sean tus sentimientos y pensamientos acerca del pasado, no son hechos sino puntos de vista, creencias y son, por lo tanto, no hechos, ni son la Realidad detrás de ellos.

Esto se refiere a cada faceta de tu existencia. La VERDAD es: que vives en una dimensión mundial compuesta enteramente de tus creencias que surgen de tus respuestas a lo que ocurrió hace cien, mil o diez mil años.

Hace tiempo, la gente creía que la tierra era plana. Por tanto, según ellos, vivían en un mundo plano y tenían miedo de navegar por los mares yendo demasiado lejos en una dirección, porque había peligro de caerse por el borde. Para la gente, hace solamente 400 años, su mundo era plano. Hoy, con el conocimiento, tu mundo es accesible en todas las direcciones.

La gente, en el pasado, y también en el tiempo actual, dirigía sus vidas según cuentos de antepasados, el poder de estos y otras leyendas. Creyeron en ellos sin reservas. Las limitaciones impuestas por estas creencias restringieron las acciones y actividades de la gente.

El baile se consideraba, por ejemplo, inmoral y maléfico por ciertas sectas cristianas. Por lo tanto, a mucha gente que hubiera obtenido mucha alegría y liberado estrés al bailar, se le negaba este placer injustamente.

La religión puede clasificarse bajo el mismo encabezamiento. Las creencias son la misma sustancia de la religión. Están basadas en sucesos antiquísimos que no son más que creencias. Las creencias pueden haber sido relevantes para la mentalidad generalizada de aquellos tiempos, pero desde hace mucho son irrelevantes en un mundo de continuos cambios, sin embargo son estrictamente observadas y se han convertido en el foco de culto, festividades, celebraciones, duelo – y más destructivamente – llegan a ser la razón por la cual los hombres se matan y causan terribles desgracias a mujeres y niños.

Ciertas religiones afirman que ‘Dios está en todas partes y en todas las cosas’ pero también afirman de manera dogmática que nadie conoce la ‘mente de Dios,’ o las razones por las cuales la gente se mata entre sí – puede que estén en el plano de Dios dicen. Con actitudes mentales compuestas de tal conglomeración de creencias ilógicas, ¿dónde puede la humanidad, en el tiempo actual, encontrar alguna certeza de belleza, alegría, salud, bienestar, amor? Las ideas religiosas nos presentan un ‘dios’ cuya ‘voluntad’ puede aportar vida y sanación o muerte y destrucción. En tales creencias, no hay certeza de nada que no sea incertidumbre.

Con tal creencia, cualquier enfermedad o anormalidad puede eximirse como ‘la voluntad de Dios.’ Son vuestras CREENCIAS las que controlan todas vuestras esperanzas de lo que la vida puede ofrecer en el futuro.

El agnosticismo sano, la clase de actitud mental que acepta que desconoce la naturaleza de ‘Dios’ o si hay algún ‘dios’ pero está abierto a la convicción aportada por la iluminación, es preferible que las creencias fanáticas de medio-verdades o no verdades.

¡Cuan ciega es la raza humana en general!

La gente es como topos que viven en túneles, convencidos de que son capaces de evaluar toda su existencia al usar sus sentidos del oír, oler y su muy limitada visión y tacto. Así se puede descender en la escala de formas de vida y atestiguar que miles de especies viven vidas definidas y limitadas enteramente por los sentidos. Lo que pueden percibir como ‘real’ constituye su ‘realidad’ personal, su mundo particular. Todo estrato de existencia que es experimentado por diversas especies de seres vivos, es distinto de cualquier otro, dentro de la dimensión terrenal. Esto incluye la mente humana que está literalmente poseída por la doctrina y dogmas religiosos y encerrada en teorías científicas y fórmulas matemáticas. Las doctrinas religiosas han sido concebidas por los razonamientos humanos en un esfuerzo de explicar las enseñanzas de los Maestros espirituales, cuyas mentes se han movido más allá de la esfera humana del intelecto, adentrándose en las esferas celestiales de la percepción inspirada en la ‘Realidad Universal.’

Los conceptos científicos también son el producto de los sentidos humanos que racionalizan, dando nombres al fenómeno examinado por la vista humana durante la experimentación.

Por lo tanto, cuando el intelecto humano es capaz de apartarse de tales creencias limitadas y ascender adentrándose y haciendo contacto con la ‘Realidad’ que se halla más allá que el razonamiento humano más alto la lógica y las racionalizaciones las cuales se denominan ‘conocimiento,’ tal mente entra en las esferas más altas de la CONSCIENCIA-VIDA. Está imbuida con la ‘verdad universal’ la cual está literalmente más allá de lo que alcanza la mente humana ‘normal’, y no puede alcanzar a percibir o aceptar o comprender. La mente humana no puede comprender ninguna experiencia más allá de aquella que le aportan los parámetros electromagnéticos de la existencia terrenal y del funcionamiento del cerebro, hasta que la Consciencia Divina entra en la totalidad del sistema humano, de mente, emociones y subconsciencia, quedando después revelada la subyacente unidad y armonía.

Cuando se presentan percepciones espirituales totalmente nuevas, a una mente que está religiosamente adoctrinada, estas se perciben como si vinieran de ‘Satanás,’ una locura total, o imaginación. Esto es natural puesto que cuando se suscita y reta gravemente a las emociones, como ocurre cuando las creencias profundas se contradicen, se activan enseguida, los impulsos magnéticos – emocionales ‘adhesión-rechazo’ del impulso – egocéntrico. Cualquier tesis o proposición que haga que la mente condicionada sufra malestar mental agudo, consternación o confusión, será rechazada enseguida y una lluvia de pruebas, serán evocadas de las creencias de la mente condicionada, para apoyar tal rechazo. Pero las pruebas son únicamente creencias.

Esto es un proceso emocional-mental totalmente natural dentro de la dimensión puramente humana.

Por tanto, si esta mi VERDAD es ofrecida a aquellos cuyas actitudes mentales están firmemente establecidas y condicionadas por el temor o fortalecidas por la voluntad humana para adherirse a tales creencias programadas, es simplemente natural que la VERDAD suscite emociones indisciplinadas y que sea rechazada con cierta violencia y posiblemente con virulencia.

Lo anterior es una descripción de la actividad mental-emocional normal, dentro de la dimensión humana. No debe ser criticada puesto que la mente condicionada se siente completamente insegura y ‘a la deriva’ o ‘en un atolladero’ cuando se enfrenta a un concepto enteramente nuevo. Estas ‘frases hechas’ humanas describen exactamente lo que ocurre cuando una mente adoctrinada es desafiada por una percepción completamente nueva de aquello que antes se consideraba ¡tan protegido, tan seguro, tan acertado!

Cuando se leen estas CARTAS, al principio puedes determinar para ti mismo dónde estas mental y emocionalmente. ¿Estás bloqueado en el progreso espiritual por tu adherencia terca a tus creencias actuales? Después de pensar debidamente, ¿puedes comprender que todo lo que estás defendiendo tan fuertemente es únicamente creencia -creencia irracional?

Es absolutamente vital para tu desarrollo espiritual que comprendas plenamente, por fin, los principios de tu mente humana y de la función emocional. Tú crees que lo sabes, pero no lo comprendes en absoluto. Tan solo puedes comprenderlo al salir de ello del todo y al trascenderlo, y así entrar en dimensiones de percepción y de experiencia más elevadas, adentrándote en la VERDAD MISMA. Tan solo entonces empiezas a percibir que tú y todas las demás personas del mundo han vivido y dirigido sus vidas casi enteramente por las creencias’ humanas,’ no por la VERDAD.

Hay muchas personas que creen, de todo corazón, que si piden cierta cosa o experiencia u otorgamiento de orientación idónea en tal situación, verdaderamente recibirán el objeto, experiencia u orientación que realzará su bienestar.

Creen que si se recibe una respuesta a su oración, se regocijaran de todo corazón y enseguida seguirán la pista, sin tomar en consideración sus condiciones actuales, porque, viniendo del Divino, únicamente puede ser la respuesta correcta que conduce a la felicidad.

Sin embargo, cuando se enfrentan con la llegada del objeto, o experiencia u orientación tan anhelada, que es él que recibe la Gracia Divina, a veces queda tan afectado y desorientado, que es incapaz de aceptar que ha habido una intrusión de la Consciencia Divina tal como pedía, y él/ella no sabe cómo ocuparse de ello.

Si la mente se queda tan afectada cuando recibe lo que se ha pedido, de manera inesperada, ¿Dónde está la verdadera FE y CREENCIA, que tan plenamente pensaba que se poseía en abundancia? ¿No veis también que la creencia, no la verdad, ha orquestado todo el movimiento sinfónico, con la excepción, por supuesto, de la intervención de la Divina Consciencia, que es la respuesta a la oración? Esta intervención es la única ‘realidad’ en todo el procedimiento, el resto es creencia y esperanza, gimnasia mental que emplea las experiencias pasadas con las cuales se mide el presente. Vuestra única VERDAD es la Consciencia Divina que se dirige únicamente al crecimiento y a la perfección, si confías plenamente en ella.

Haz pausa aquí y lee y re-lee los párrafos anteriores porque lo que ocurre en vuestra consciencia es el tejido de vuestras experiencias y vidas.

De modo que pregúntate, -¿realmente PERCIBES – TE DAS CUENTA – COMPRENDES que la Realidad es la fuente de todo conocimiento y creatividad – o simplemente defiendes un ideal de boquilla y un superficial reconocimiento mental a la Consciencia Divina?

¿Vives plena y completamente, minuto a minuto, en la comprensión de que la Consciencia Universal es la única Realidad y la Inteligencia más alta operante dentro de la creación?

¿Dependes constantemente de Su supremamente eficaz orientación o crees que preferirías vivir según tu propia voluntad finita y tus confusos impulsos emocionales?

Y, si recibes una orientación directa a seguir cierta pista, pero te paras a pensar, si la orientación te dirige hacia donde quieres ir, ¿estás plenamente entregado a la Autoridad de Inteligencia más alta - la Consciencia Divina? ¿No es ésta una indicación de que tu ego está todavía controlándote?

Incluso estas CARTAS, cuando estén distribuidas como es la intención llegarán a ser ‘creencias.’ y no la percepción espiritual pura de ‘LO QUE ES,’ de lo que proceden.

Únicamente llevando estas palabras a la meditación pidiendo iluminación, llegará la ‘Realidad’ espiritual que está detrás de estas palabras como un rayo de Luz a la mente. Cuando suceda esto, SABRÁS que sabes.

Aquellos de vosotros que habéis evolucionado lo suficientemente para vivir en dos dimensiones, VOSOTROS cuyas mentes puedan adentrarse más allá del reino del intelecto humano a la dimensión más elevada de la ‘Realidad Universal,’ probablemente encontraréis a muchas personas, en los tiempos venideros que rechazarán estas CARTAS como si fueran imaginaciones, pero no estéis consternados.

Recordad lo que os estoy diciendo ahora, vosotros residís en dos dimensiones, y ninguno puede pasar más allá de la dimensión del ‘mero intelecto’ hasta que se hayan cumplido los pre-requisitos de la iluminación espiritual. Estos son un verdadero despertar espiritual que se dirige hacia una profunda iluminación de las actividades del ego y del yo…..seguido por remordimiento…. remordimiento….remordimiento. Este es el ÚNICO CAMINO.

Pues el remordimiento, a su vez, lleva al rechazo de la dimensión magnética – emocional de ‘rechazo – adhesión’ que, en sus formas más virulentas, los humanos denominan ‘pecado.’

Cuando una persona penetra la dimensión espiritual y se imbuye de las características, de VIDA, la persona empieza a darse cuenta y al final a SABER, que el impulso del ego humano de ‘auto-defenderse’ en realidad aparta al ALMA del continuo influjo de la VIDA DIVINA en la mente, corazón, cuerpo, relaciones y experiencias diarias.

‘Auto –defenderse’ es una experiencia terrenal humana.

La rendición total y sincera del ‘yo’ al PADRE – VIDA suprime el bloqueo que se halla entre la dimensión espiritual y el alma. La persona ya no tiene que ‘buscar por si misma,’ todo lo que es la VIDA DIVINA, ahora fluye en el cuerpo, la mente, el corazón, las experiencias y las relaciones del individuo. Esa persona vive guiada por el ‘instinto’ y sigue sus ‘presentimientos y corazonadas’ que a largo plazo, siempre la darán buen resultado.

SIEMPRE HAY ACCESO A LA VIDA DIVINA PORQUE ELLA SIEMPRE ESTA ALLÍ, siempre y cuando la persona se entregue con voluntad propia y vuelva a ELLA en todas sus necesidades.

Se debe recordar que me refiero al momento en que se penetra la dimensión del intelecto humano, desplazándose más allá de tu dependencia en el intelecto y los medios materiales, para conseguir lo que se necesita de la vida. Muchas personas creen que han alcanzado este punto del desarrollo espiritual, pero se están engañando.

Cuando una persona abandona la lógica y SABE, más allá de toda duda, que puede confiar plenamente en su intuición para lograr los objetivos inspirados, la vida cambia. Los beneficios fluyen en tu experiencia cuando te das cuenta del todo de que la Consciencia Divina es la Realidad oculta – el Poder – obrando detrás de las apariencias exteriores de tu vida, moviendo ‘la fuerza de energía inteligente’ para dar satisfacción a tus necesidades. No tienes que negar las apariencias, vierte el poder del pensamiento en la condición que busques resolver. Lo único que tienes que hacer es entregar la propia voluntad y SABER que al entregar el intelecto limitado, así entrará la Realidad Infinita para poner orden en tu vida, de manera totalmente nueva, para alejarte de todos los apoyos del pasado, y traer a la mente una nueva visión, en un nuevo esfuerzo, llevándote a nuevas áreas de actividad. Pero cuando ocurre esto, hay que estar dispuesto a soltarse del todo. Tienes que soltarte del control de la seguridad del pasado y saber que una mayor seguridad, de naturaleza distinta te espera mientras sigues tu inspiración.

Puesto que este estado de experiencia espiritual/humana y el bienestar armonioso depende enteramente de la habilidad de la persona para hacer un contacto real con la Realidad Divina, es imprescindible volver una y otra vez al profundo estudio de la Realidad Divina Misma y de la manera en que el impulso egocéntrico trabaja sin cesar dentro de la consciencia humana, bloqueando las directrices intuitivas de la Vida Divina en la mente. En este momento se vive en una existencia tenebrosa, penosa, en lugar de vivir conscientemente adentrándose en la ‘Consciencia Divina’ y permitiéndoLE impregnar y alegrar tu pensar y tus experiencias de la vida. Te quedas encerrado dentro de la estructura mental-emocional de los impulsos electro-magnéticos hasta que diriges tu voluntad para disolver conscientemente el tejido de las creencias humanamente concebidas; llegando a ver con claridad que tu Realidad es la Consciencia Divina; ni tu familia, ni la cuenta bancaria lo son. Cuando logres esta visión interior, entrarás en la LUZ, y la LUZ morará en tu interior.

A causa del malestar y el tirar y aflojar entre el alma en evolución y el ego humano (que exige ‘parecer bueno’ más que ‘SER BUENO,’ pues no soporta que pueda ser imperfecto,) hay poca gente que recibe inspiración compartiéndola con otros, en este momento. Dicha gente hablará de la necesidad de pasar por un período de purificación interior. La gente moderna está acostumbrada al servicio instantáneo, la luz instantánea, la calefacción instantánea, la comida rápida, bebida, ropa y entretenimiento, y por tanto no les atrae la VERDAD que implica auto – sacrificio, duro trabajo y total dedicación hacia el objetivo. Además muchos de estos profesores están ganando mucho dinero con sus actividades y deben presentar ¡una ‘verdad’ que venda!

Sí vuestros maestros modernos hablarán de un camino que alcanza las dimensiones más elevadas por medio de la transferencia de la iluminación mental personal, todavía sería necesario someterse al intenso auto-examen interior y a la purificación de adherencia-rechazo de las ‘emociones magnéticas.’

Si de veras estás en el camino ascendente hacia las dimensiones espirituales más elevadas, momentos de clara auto-inspección y auto-comprensión lo caracterizarán, frecuentemente seguidos por auto-aversión. Este sentimiento oscuro y doloroso es la emoción magnética al revés. Donde antes el ego se aferraba a su visión esencial de si mismo como el más grande e incluso más grande que los demás, ahora empieza a vislumbrar el hecho angustioso de que quizás no es tan solo un poco, sino que es muy imperfecto. Cualquier persona que alcanza este nivel de desarrollo encontrará que ahora está andando el camino de la verdadera humildad.
Anímate cuando veas que esto te sucede. Te estás apartando ahora, de los restos de pasadas creencias erróneas acerca de ti mismo y de tu yo ilusorio. Recuerda que es tu ‘intención’ o ‘motivación’ o ‘convicción’ la que te proporciona el poder creativo de hacer lo que quieras hacer.

En el momento en que deseas, de todo corazón, dar marcha atrás a tu tendencia normal hacia los patrones emocionales magnéticos, has puesto en marcha este proceso. Si defines los objetivos que deseas lograr con claridad y los mantienes siempre ante ti o por escrito o en la mente, en breve descubrirás que los cambios deseados han tomado lugar en tu consciencia. Cuando esto ocurra, te sentirás ligero de espíritu y tendrás momentos de pura alegría. Estarás comprobando que la VERDAD del SER sí conduce a ‘los corazones cautivos’ a la libertad perfecta, del vivir espiritual.

Al mismo tiempo, has de entender que tu ego debe (por necesidad para permitirte sobrevivir), hacerte creer que vales por ti y por los demás. Cualquier reto serio externo, referente al valor de uno mismo, es altamente destructivo. Un temor desesperado y un descenso de confianza interna llevarán al convencimiento de que no tienes valor para el mundo, y el suicidio puede ser el resultado natural. Por lo tanto tu progreso será y debe ser gradual.

Nadie jamás debe pensar, que alguien puede cambiar totalmente, con palabras de consejo o momentos de inspiración. El crecimiento tan solo puede suceder paulatinamente, con uno tras otro momento de inspiración.

Una visión interior verdadera, imbuirá a la mente de una persona con un punto de vista totalmente nuevo, que le hará capaz de empezar a acercarse a ciertas circunstancias relacionadas con la vida, de manera distinta. Esta visión interior debe dirigir las acciones de la persona, hasta que se hayan absorbido por completo en la consciencia, por toda la eternidad y se haga parte de la evolución del alma.

Por ejemplo, un hombre puede tener la idea de que tendrá éxito en la vida si impone su voluntad de manera agresiva sobre aquellos que están dentro de su órbita. Se cree que le oirán mejor si grita. Luego puede que se despierte ante el hecho, de que a nadie cae bien y que sus empleados y ‘amigos’ se alejan. Quizás se hace más agresivo porque ahora se siente humillado, o si es un alma en evolución, se preguntará qué puede hacer acerca de su aislamiento. El momento en que la VIDA DIVINA penetre en su consciencia PSIQUE y haga que se de cuenta, de que él mismo se aparta de la gente que grita, tendrá un destello de inspiración. Comprenderá que para ser feliz y tener éxito, debería tratar a los demás como a él le gusta que le traten. Podrías discutir que esta percepción no es necesariamente inspirada sino nacida del sentido común, que él mismo era responsable de llegar a esta conclusión. Sin embargo no es así. Los pensamientos egocéntricos se dictan solamente por los impulsos ‘adhesión-rechazo,’ cualquier nueva sabiduría procede de la ‘INTELIGENCIA AMOROSA.’

Esto podría ser el último destello de inspiración que tendrá jamás, pero si verdaderamente está en un camino espiritual, buscando las dimensiones de metas más elevadas, lentamente percibirá que esta primera superación del ‘ego’ no es bastante. Empezará a ver otros patrones de comportamiento egoístas anteriormente insospechados. Se marcará otro objetivo justo fuera del alcance en ese momento, pero en breve, con la oración y meditación se habrá alcanzado aquella meta también. De esta manera, las frecuencias vibratorias de su consciencia se elevarán y despacio se adelantará hacia los Reinos Celestiales de Consciencia – el ‘Reino del Cielo.’

Por otra parte, una mujer puede sentirse segura, al simplemente no molestarle el status quo. Tiene miedo de hablar cuando se le trata con falta de respeto. Tal persona sumisa, mientras se sienta más cómoda refugiándose en el silencio, sufrirá también un profundo resentimiento porque su personalidad pasiva no es respetada. Tales personas suelen volverse a la religión por consuelo y compasión y a causa de la falta de comprensión de las leyes de la existencia, probablemente se quedará estática en su mansedumbre hasta el fin de su tiempo en la tierra.

Verdaderamente, a causa de mis palabras recordadas en los evangelios: ‘Benditos son los mansos, porque heredarán la tierra’ la iglesia ha enseñado que la mansedumbre es recomendable, y puede que ella sienta que su ‘mansedumbre’ es el camino hacia la LUZ.

Sin embargo si la mujercilla mansa encontrara la VERDAD referente a su ‘ser’ y el camino correcto para contactar con la ‘CONSCIENCIA UNIVERSAL’, al final se le diría, interior y claramente que, espiritualmente, es igual que todos los demás. Será inspirada para expresarse bien. Se le dará la fuerza para hablar ‘su verdad’ con más confianza y de manera más atractiva.

La gente empezará a respetar a esta nueva persona y ella estará manifestando el desarrollo espiritual interior que ha ganado durante sus momentos de meditación.

Recordad que no estáis en la tierra para ‘contentar a Dios’ como vuestra iglesia puede contaros. Estáis en la tierra para ‘expresar’ a ‘Dios’ y para hacer contacto, cada vez más cercano, con la Consciencia Universal hasta que os libréis de la atadura magnética-emocional.

Debo dejar claro que mis palabras han sido mal interpretadas en el evangelio. Dije: ‘bienaventurados son aquellos de corazón pacífico porque ellos heredarán la tierra.’
Si contemplas el mundo, verás que aquellos países de ‘corazón pacífico’ prosperan y viven en armonía con sus vecinos. Donde hay alborotos y genocidio, esta turbulencia es la directa manifestación de la ‘consciencia’ de sus habitantes. Tal consciencia destruye a un país y engendra pobreza y enfermedad.

A veces, un país como el Tíbet, que adora su propio aislamiento y ritos y creencias espirituales, puede estar ahogándose bajo el peso de sus propias creaciones humanas/espirituales. Los habitantes necesitan salir por la fuerza, al mundo turbulento para poner a prueba sus creencias. También llevan ‘lo que es real en su pensar’ a otros que están cargados con las respuestas emocional-magnéticas ante la vida. Han sido el medio, en una pequeña medida, de aliviar el dolor que experimenta la sociedad moderna.

Mientras estás encaminado hacia la LUZ, los Reinos Celestiales de la ‘Consciencia Divina,’ sin duda tendrás experiencias difíciles y agitadas hasta que alcances tu objetivo verdadero. Experimentarás momentos de maravillosa alegría y momentos cuando el corazón te pesa, y las emociones te arrastrarán por aquí y por allá, porque sientes que hay una barrera impenetrable entre tú y la Consciencia Divina.

Quizás has oído sobre estos tiempos oscuros de aflicción interior cuando una persona ya no sabe lo que debe estar haciendo, o dónde debería ir. Luego, de repente, justo cuando este aislamiento espiritual llega a ser inaguantable, y el caminante haya entregado su ‘yo’ interior completamente, la LUZ ilumina la mente, y la persona verá alguna verdad maravillosamente más profunda con respeto a la existencia y percibirá, con más claridad, su FUENTE del SER. Entonces se llenará de alegría porque ‘Dios ha hablado.’

Sí, ‘la VIDA DIVINA’ ha penetrado su consciencia, y le ha llevado a salvo por el camino, hasta alcanzar la consciencia espiritual más alta de los Reinos Celestiales – el Reino del Cielo.

Por tanto, el camino hacia adelante es a través de tales momentos de revelación profunda. Estos deben ser atesorados y recordados o todo el trabajo preliminar del ‘yo’ se perderá, y el buscador retrocederá continuamente hacia donde empezó su búsqueda.

La Fe debe ser fuerte en todo momento. Las vacilaciones no valen para nada. Cuando desciendo a vuestros planos o dimensiones de ‘consciencia’ veo a los serios buscadores de la VERDAD , elevados durante unas cuantas horas y contando alegremente su experiencia a otros y luego, un poco después dudan de lo que estaban antes seguros de haber recibido. Esto retrasa el proceso del desarrollo espiritual. Estos momentos de duda deben resistirse con fuerza y superarse con la meditación y oración. Pues ¡Qué es la DUDA sino que un minar de lo que hayas conocido y creído!
La DUDA es una fuerza de consciencia creativa negativa, que se dirige contra la misma experiencia de la ‘VIDA-DIVINA,’ quien ¡te elevó el espíritu hacia lo más alto!

Dentro de ti mismo creas una pequeña guerra entre tu experiencia de la Consciencia Divina y tu ceguera humana. Probablemente destruirás el recuerdo de aquel momento Divino y borrarás todo vestigio de elevación y desarrollo espiritual que te trajo a tu consciencia. Este conflicto te dejará sintiéndote harto y desalentado. Y probablemente nunca te darás cuenta de que tú solo y sin ayuda, -¡te has provocado esta transformación negativa a ti mismo!

La gente, que está en el camino espiritual, se hace esto a sí misma y trastorna su desarrollo espiritual, nunca se detiene a preguntar qué derecho tiene de recaer en este ejercicio de falta de control.

La gente utiliza la mente imprudentemente, arruinando sus vidas y las vidas de otros con sus pensamientos y palabras que surgen de su propio impulso egocéntrico. Pues es únicamente la vida de sus pensamientos y trastornos emocionales, lo que acaba en riñas y caos, no por vuestras caras, cuerpos, manos y piernas, a menos que las discusiones terminen en el abuso físico. Pero incluso el conflicto personal, tiene su origen en la frustración del ego, en la mente y las emociones, que deriva en el uso de los miembros para descargar la ira incontrolable.

De esta manera, los matrimonios – y las amistades – empiezan con alegría mutua, que al final acaba en desgracia y en mutuo rechazo, porque las personas encuentran imposible canalizar sus impulsos egocéntricos en modos de vida que mantengan el amor y la auto expresión.

Los padres y los hijos expresan el amor mutuo hasta los años de la adolescencia, y luego el odio entra en escena, que amarga las relaciones, cuando los hijos se rebelan contra la autoridad y los padres reaccionan con el abuso pretencioso. De nuevo, no hay necesidad de tal conflicto. Mejor sería que los padres se diesen cuenta de que cada generación lucha para autodefinirse en el mundo adulto y para hacer las cosas de manera más innovadora que sus mayores. ¿Cómo pueden sobrevivir los jóvenes si se les ponen grilletes en un cautiverio adolescente?
Cuando los niños se convierten en jóvenes adultos, esto es un ‘tiempo de crecimiento’ para los padres, que ahora deben prepararse para la siguiente etapa de sus vidas: el uso más inspirado de sus talentos latentes, y luego la vejez, la aceptación de sus locuras y errores pasados y por fin una transición pacífica a la LUZ eterna.

¿Por qué discutir? ¿Por qué pelear? La gente que está totalmente controlada por el ego empieza a despotricar acaloradamente por sus ‘derechos.’

La gente que está espiritualmente madura soluciona los problemas hablándolos con empatía.

¿Qué significa esto en términos humanos? – significa escuchar al otro con el reconocimiento hablado o en silencio, cómo se sentía/siente en cierta situación. Esto es tan válido y merece tanto respeto como eran/ son tus sentimientos.

Cuando un enfrentamiento te coge por sorpresa, en el cual ninguno de los dos está dispuesto a ceder una ápice de terreno, apártate a solas y tomate el tiempo para reconocer que en lo que estáis ocupados, es en una ‘batalla de consciencia.’ La batalla no es tan solo el resultado de lo que realmente ocurrió y se dijo en el momento de ira – lo que realmente pasó es el resultado de lo que sois los dos – en consciencia.

Esto involucra vuestros antecedentes. El conflicto surge de la misma personalidad en sí, de la clase de impulso egocéntrico que posee cada persona, de las percepciones básicas de lo correcto e incorrecto, de las actitudes que cada uno tiene hacia los demás y hacia la vida en general. Por lo tanto, cuando te veas envuelto en un conflicto o enfrentamiento, dile a tu rival que te vas a descansar para parar y aquietar tu mente, y entonces poder escuchar con tranquilidad.

Luego sé muy sabio. Llama a la Consciencia Divina, pide una intervención de la Consciencia Amorosa en esta situación.

Intenta entender – y visualizar – que ambos estáis en la presencia de la Luz de la Consciencia Divina, como en el origen del alma, caminando el mismo destino, viviendo la misma vida, siendo igualmente humanos, viviendo una realidad única.

Hasta que no puedas meterte de lleno en este entendimiento – este estado mental –no estarás preparado todavía para estar presente en la Luz Divina, para poder resolver amorosamente tu conflicto y tus sentimientos heridos.

Vuelve a tu contrincante y sugiérele que debéis encontraros y tener cada uno cinco o diez minutos completos en los cuales tranquilizarse, y con claridad, poder explicar cada uno sus puntos de vista, percibir claramente lo que realmente se dijo en torno al origen de la pelea, cómo fueron ofendidos los sentimientos, y cómo el asunto deberá ser resuelto. Deja que el otro hable primero y de nuevo deja la situación a la Consciencia Divina.

Si hay muchas acusaciones amargas, intenta calmar tu propio ego y quédate absolutamente callado y tranquilo. Esto ayudará enormemente al otro, puesto que sentirá que le estás escuchando. Esto evitará el sentimiento de frustración. Racionalmente comprende que estás ayudando a tu contrincante pero, ¡No te infles por ser superior!

Intenta ver hasta qué punto lo que se está diciendo sobre ti es cierto, sea lo que sea. Si es válido, muérdete la lengua y acéptalo. Quédate contento y regocíjate, porque en ese instante recibiste un momento de visión interior en tu consciencia humana, dándote la oportunidad de deshacerte de una faceta del impulso egocéntrico. Cada vez que puedas deshacerte de un poco del impulso egocéntrico permitirás que tu alma tenga más sitio para respirar y así tener más control activo de tu personalidad. También subes en frecuencias vibratorias de consciencia y te sientes un grado más ligero en tu interior.

De esta manera creces psicológica y espiritualmente.

Escucha los sentimientos del otro. Intenta restringir los tuyos e identifícate con las emociones de quien te desafía. Siente su dolor, su indignación, sus angustias. Aparta las tuyas y concéntrate en sentir las suyas.

Pregúntate que ocurrirá si alguien tu hubiera dicho o hecho lo que tú has dicho o hecho al otro. ¿Cómo te sentirías? Si puedes apartar tu ego lo bastante como para poder considerar esto, entonces estarás encaminado hacia la superación de la clase de impulso egocéntrico que pone a ‘uno mismo’ por encima de toda otra consideración y que es incapaz de ver cualquier otro punto de vista.

Antes de hablar, tranquilamente espera en silencio hasta que los diez minutos de tu rival hayan concluido completamente, incluso si acabara antes de tiempo y los dos os quedarais en silencio durante un rato. Reconoce tan amablemente como puedas, que has oído lo que ha dicho y que puedes comprender por qué está tan disgustado. En aquel instante de auto-control, comprende que te has ganado un mínimo de control sobre ti mismo y que has dado el primer paso para sanar la situación.

Por otra parte, si realmente no has comprendido lo que te ha dicho, entonces está mentalmente bloqueando algo de lo que te está diciendo, que no quieres oír o recibir. Por lo tanto de nuevo, tu ego está en control. Contrólalo e invítale al otro a explicarse un poco más, y otra vez haz lo mejor que puedas para ponerte en su situación.

Siente su dolor. Entiende su enojo.

Cuando hayas recibido a la otra persona en tu comprensión y lo hayas reconocido, sus defensas egocéntricas empezarán a ceder, le verás empezar a relajarse. Ambos os sentiréis mejor.

Habiendo hecho esto con calma, despacio, con cuidado – entonces darás una explicación igual de clara, de como tú te sentías en esas circunstancias. No uses palabras calculadas para humillar a tu rival y así disgustarlo. Recuerda que:

a) estás haciendo un esfuerzo para controlar tu ego como preludio al amor incondicional.
b) estás trabajando para lograr paz y comprensión entre los dos, no ganar puntos
c) tu respuesta no debe acabar en más conflicto a causa de usar palabras que puedan disgustarle más. Si lo haces, entonces tu ego ha ganado el asalto contra ti. Y tu psique ha perdido.

Si vivís los dos dentro de las frecuencias espirituales de consciencia, tu oponente concederá la misma respuesta de escucha, pensamiento y reconocimiento de tu postura como tú se lo hayas hecho, pero si vive plenamente en las frecuencias de consciencia terrenales, puede que tengas dificultades. Quizás sienta que intentas ganar puntos al ser ‘santo’ o ‘superior’ o más grande de alguna manera. Tranquilízale, dile que es doloroso estar en conflicto con él. Que simplemente estás probando un método para asegurar que los dos puedan explicar sus personales puntos de vista, y así alcanzar una mutua reconciliación en lugar de una superficial, en la que los sentimientos heridos se queden para infectar la mente, el corazón y cuerpo.

Los dos debéis dar al otro el derecho de estar en desacuerdo con palabras suaves, dando razones válidas acerca del desacuerdo. Busca la fortaleza dentro de ti mismo para reconocer que tú, como ser humano, no puedes siempre tener la razón puesto que tú, cómo todos los demás han nacido con un impulso egocéntrico que controla y que te obliga a poseer y a defender con fuerza la postura de ‘llevar la voz cantante.’ Recuerda que mientras creas que eres el ‘portador de la voz cantante,’ él también lo creerá. Humanamente él se cree, al menos, en un nivel igual que al tuyo, si no es que superior. Sea lo que sea que el ego te haga pensar sobre si mismo y su punto de vista, es exactamente lo mismo que tu ego te hace pensar acerca de tus opiniones e ideas.

Cuando puedas traer a la Consciencia Divina a la palestra de tu consciencia humana, literalmente habrás recibido – con aceptación compasiva y amor - la realidad humana de cada uno en vuestro interior, se habrá disuelto la negatividad entre los dos y se habrán elevado las frecuencias vibratorias de vuestras consciencias, permitiéndote sentir más ligero y más vibrante. Puesto que esto os deja en perfecta paz, ya no hay conflicto. Esto es muy importante para vuestro bienestar.

Si, sin embargo, te niegas a escuchar y a aceptar con perdón amoroso, la ‘verdad’ del otro, la repulsión creará una energía de ‘rechazo – magnético’ emocional que se une y refuerza con otros residuos de fuerza energética y de rechazo dentro de los campos electromagnéticos de consciencia de todo tu sistema.

‘El magnetismo de rechazo’ merma el magnetismo de adhesión entre las células y se comienza a establecer la mala salud.

Este hecho de la existencia es el fondo de toda la medicina psicosomática. La gente que continuamente culpa y juzga a otros y mantienen la mente totalmente cerrada respecto a su propio papel en el conflicto, al final experimenta algún tipo de crisis radical en su mundo físico o emocional. Si pueden observar y trabajar con esta tendencia a ejercer control, juzgar a otros exculpándose de toda culpa, y pueden después dar a su ‘alma’ plena maestría en su personalidad, la crisis, sea cual sea la índole, al final, desaparecerá por completo.

Si, durante un conflicto con otro, das tiempo, espacio y comprensión, encontrando únicamente terca resistencia en la forma de una afirmación continua de sentimiento ofendido personal, entonces estás tratando con la ceguera egocéntrica y lo único que se puede hacer es reírse, darse por vencido y marcharse.

Con la condición de que te marches perdonando y comprendiendo su ego controlador, puede que tu hayas obtenido la derrota, pero has ganado una victoria sobre ti mismo y te has abstenido de introducir vibraciones negativas en tu campo de consciencia.

Lo peor que puedes hacer para promocionar la discordia es decir a la persona que ‘no debe sentirse así’ o que ‘no quiere decir lo que dice.’ Estas dos frases son una crasa violación de su dignidad y del respeto que se debe al otro, y rechazando la ‘realidad humana’ del otro.

Puedes preguntar a otro: ‘¿Realmente crees lo que dices?’ Si la respuesta es ‘sí’ entonces debe ser respetado y la discusión debe continuar desde este punto.

Nunca ignores lo que otro intenta contarte porque no quieras enfrentarte a lo que te está diciendo. Esto es cobardía y otorga puntos a tu ego. Sé valiente y escucha, con los dos oídos abiertos, para recibir la verdad tras las palabras.

Debes aceptar la ‘realidad’ de la persona –estés o no de acuerdo con él, aunque una faceta te cause estupefacción o desagrado. Recuerda que no sabes las plenas circunstancias desde las cuales haya crecido esa consciencia humana a su forma actual. Si juzgas, criticas y condenas de cualquier manera, te has erigido una barrera entre tu y aquella persona, que no se derrumbará por mucho que desees pasar por alto todo lo negativo en él y volver a ser amigos en el futuro. Sin saberlo lo que rechazas de él quedará en tu consciencia como base de discordias futuras que crecerán y al final pesarán más que el efecto. Inconscientemente dirás cosas en el futuro que reflejan tu subyacente desconfianza secreta o disgusto. En lugar de aceptar sus debilidades con amor y ayudarle a ocuparse de ellas y superarlas, le pondrás en guardia contra ti y nunca confiará en ti del todo. Tu ego y su ego habrán mantenido una batalla secreta de la cual ninguno de los dos seréis del todo conscientes. El amor podría convertirse en odio. Recuerda: tu vida es un ESTADO DE CONSCIENCIA en la cual los pensamientos y los sentimientos están depositados como en una caja fuerte. Deja que la aceptación y el amor sean el acero del que está hecha la caja.



Continuación:
http://trabajadoresdelaluz.com.ar/nota.php?1364

11673 lecturas

1 Comentario de lectores

21/09/2009

En la lectura de todo el material de los TRABAJADORES DE LA LUZ encuentro unificada toda la sabiduría que he estado buscando durante años en distintas fuentes, les doy las gracias.

BERNARDEZ NILDA desde Argentina