Carta 2 - Parte II.

Cristo


Viene de:
http://trabajadoresdelaluz.com.ar/nota.php?1015


ESTA ES LA VERDAD TRAS MI CRUCIFIXIÓN, Y TODO LO DEMÁS QUE HAS OÍDO SON CONJETURAS HUMANAS QUE SURGIERON DE LA PRÁCTICA JUDÍA DE LAS OFRENDAS QUEMADAS EN EL TEMPLO.


Yo era un regalo del ‘Padre’ para la humanidad para ayudarla a superar su ignorancia de las Leyes de la Existencia, y a encontrar la verdadera Senda de la Vida que les dirigía a la alegría, la abundancia y a la integridad perfecta del Reino del Cielo.

Estas eran las percepciones, los deseos, las intenciones y objetivos y los pensamientos que llevaba dentro de mi mente y del corazón. Esta era la estructura mental – emocional terrenal que cubría mi consciencia espiritual oculta dentro de la cabeza y figura de ‘Jesús.’ Era mi consciencia espiritual canalizada en las formas de pensamiento y sentimiento arriba mencionados las que me obligaron a emprender un viaje de tres años para traer a la gente, la que yo creía de todo corazón, era el rescate de su propia forma ciega de pensar y sentir, la cual creaba sus propias vidas turbulentas. Verdaderamente creía que si solamente se pudiera demostrar a la gente todo lo que se me había dado a comprender, se darían cuenta de su locura anterior y se esforzarían para cambiar su forma de pensar y pondrían pie en el Camino de la Vida que dirige hacia el Reino de los Cielos. Con este propósito, estaba dispuesto a dar mi vida.

A causa de la interpretación errónea atribuida a mi misión por los maestros judíos, mi verdadero mensaje ha sido deformado hasta no ser reconocible y el propósito de estas Cartas es el de traer a la gente de esta Nueva Era, la verdad de lo que realmente hablé a las multitudes en Palestina.

Por consiguiente, volviendo a mi narración de aquellos días, déjame retroceder a un día especial que dio fruto entre mis oyentes que produjo una impresión duradera en las mentes de mis discípulos. Por lo tanto para mí también, fue un día especialmente significativo.

Me libré de la presión de la gente, para ir a las colinas a rezar y meditar, para recargar mis pilas espirituales, haciendo una profunda y fuerte conexión más potente con el ‘Padre’ que se hallaba dentro de mí. Esta conexión se oscurecía tan rápidamente dentro de mí consciencia al estar ocupado entre las multitudes que estaba exhausto.

Al llegar a la cueva que utilizaba cuando me encontraba en esa zona, saqué el jergón que estaba escondido debajo de una roca y me acosté para dormir. En lugar del sueño, sin embargo, sentí en seguida el influjo de la Vida Divina, el ‘Padre,’ y se disolvió el cansancio mientras mi cuerpo se cargó con el poder que es la Fuente Creativa de Todo Ser.

Fui elevado en consciencia hacia dentro de una luz dorada y, mientras viajaba hacia arriba dentro de esa luz, de repente se cambió en la más pura y blanca y sabía que en consciencia estaba ya en los umbrales del Equilibrio que es eterno, el Universal, la dimensión infinita más allá de toda concepción de la mente humana.

Observé la LUZ, pero no era de ELLA, tampoco ELLA estaba dentro de mí con poder, puesto que esta fue la dimensión de ‘Dios’ del vacío, el no- forma del Equilibrio Universal. Pero Ello se comunicó conmigo y me infundió con su AMOR incandescente. Me impresionó, otra vez más que ELLO era el AMOR

‘Proceso Creativo – Perfeccionante – Sanador’

AMOR

Que gobierna toda existencia.

Sabía que dondequiera que hubiese falta, al final habría saciedad, igual que las aguas fluyen a llenar un lago.

Donde hubiera miseria, habría alegría porque era la NATURALEZA del Universal moverse dentro de cualquier cosa que se moviera, que tuviera necesidad, para traer plenitud y alegría.

Sabía que donde no hubiera crecimiento, las circunstancias surgirían para promocionar el crecimiento.

Sabía que donde hubiera un sentimiento de fracaso, se suministrarían retos para estimular a la gente hacia el éxito y la auto – confianza.

‘Vi’ que este TRABAJO AMOROSO constantemente iniciado por el ‘Padre’ en las vidas de la gente sobrecargada, puede no ser reconocido como un ‘regalo de AMOR’ por los receptores. ¡Podían estar tan hundidos en su apatía y sentimientos de fracaso, en su creencia que nada bueno podía ‘tocarlos’, que no veían nada en sus vidas más allá que sus propias creencias y sentimientos! Por lo tanto se quedarían arraigados a su propio infierno auto – creado.

No había necesidad de sentir lástima por nadie. La única necesidad era tener el corazón compasivo y una determinación de traer la VERDAD para sanar la ignorancia.

El don más grande que un hombre podría dar a otro era la iluminación de la ignorancia de la existencia y sus leyes cósmicas, puesto que la VERDAD era:

Cada alma está abrazada dentro del Universal, y el grado de entrada a través de la ACTIVIDAD AMOROSA del ‘Padre’ en sus vidas dependía enteramente de la receptividad del individuo.

Comprendí que lo que necesitaba la gente con urgencia era escuchar aquello de lo que acababa de enterarme yo. Necesitaban ‘ver’ y comprender completamente la intención y el propósito y el potencial del AMOR, el cual era la misma sustancia de su ser. A causa de su falta de fe puede que se echase a un lado la ACTIVIDAD AMOROSA del ‘Padre’ por ser más ‘desafíos inductores de penas’ y así rendirse ante el fracaso para siempre.
Ahora, vi., con aún más claridad, que fui enviado para despertar a la gente ante todas las posibilidades de auto – desarrollo, prosperidad y el alcance de alegría y felicidad; pero dependía de ellos que despertasen y que aprovechasen lo que se les ofrecía.

Me acuerdo de que esta inspiración duró toda la noche, y por la mañana me levanté sintiéndome vivo como nunca antes. Se me había clarificado el mensaje. Había visto, aún más claramente, la Realidad del ‘Padre,’ y sabía que podría salir aquel día a encontrarme con la multitud a transmitirle el poder y la vida, de lo que me había sido enseñado.

Al bajar de la cueva, llegué a una roca grande que daba a un precipicio escarpado. Cuando me senté, podría mirar sobre la ciudad que íbamos a visitar aquel día.

Sentía aquel ‘Proceso de Perfeccionamiento’ – ese Impulso que Hace Integro – el ‘Padre’ - surgir a través de mí y anhelaba compartir AQUELLO con los demás antes de que los problemas del vivir diario LO ahogasen, y que perdiese su poder y empuje dentro de mi consciencia humana.

Mis discípulos se reunieron conmigo poco después. Al entrar en la ciudad, hablaban con la gente y dirigían a las multitudes que acudían y que se moviesen hacia un terreno pendiente más allá de las moradas. De pie sobre una roca grande en medio de ellos, empecé a hablar.

Descubrí que la pasión y la alegría – el anhelo, y la convicción se vertían espontáneamente en mis palabras al pronunciarlas.

- Estáis profundamente hostigados y fatigados. Vuestras tareas os agobian más al haceros mayores, vuestros estómagos a menudo están vacíos, vuestras ropas raídas, los demás os hacen enfadar, y sentís que no hay fin a vuestros infortunios y vuestro espíritu está afligido.

- Pero esto no es la verdad referente a vuestra existencia. La intención de vuestras vidas era muy diferente. Si pudieseis ver más allá de vuestros sentimientos – si tan solo pudieseis elevar vuestras mentes para contactar con el ‘Padre’ que está dentro de vosotros, podríais ‘ver’ y saber lo que debe ser el estado de vuestra existencia. Os daríais cuenta que estáis creados para disfrutar de la abundancia, la protección, la buena salud, y de la felicidad.

- Pero porque a diario vivís con miedo del ‘bien y el mal’ y creéis y esperáis de esto más que del ‘Padre’ que está dentro de vosotros y que es VIDA y AMOR en abundancia suministrándoos con todo lo necesario para vuestra salud y bienestar, son vuestras experiencias más temerosas del ‘bien y el mal las que atraéis a vuestras vidas y cuerpos. ¡Vuestras creencias en el ‘bien y el mal’ oscurecen – SE OBCECAN – contra todo lo que el ‘Padre’ tiene guardado para vosotros si simplemente queréis creer en el ‘AMOR PADRE!’
- Juzgáis vuestro hoy y esperáis de vuestros mañanas lo que habéis experimentado en el pasado. Y así, los males de vuestro ayer se repiten continuamente en el futuro.

- Estáis esclavizados por vuestros recuerdos y por vuestra fe constante de que lo que ocurrió en el pasado debe volver una y otra vez para cargar y heriros.

- No hace falta que sanéis vuestros cuerpos o intentar mejorar vuestras vidas, se necesita sanar vuestras creencias.

- Os he dicho que no hay nada sólido bajo el sol.

- Si pudieseis curar vuestras creencias, alinear vuestras creencias con la verdadera Intención del ‘Padre’ para vosotros, las creencias erróneas que gobiernan vuestros cuerpos y vidas, se disolverían como la bruma ante el sol.

- Cada circunstancia vuestra enseguida volvería a la Intención Divina que está detrás de toda creación.

- Comprobaríais que para cada dificultad, para cada falta de cualquier índole, hay siempre un remedio para poner fin a la dificultad, siempre hay algo para llenar tu cesta para satisfacer tu necesidad.

- ¿Qué pensáis que ocurre cuando me vienen los enfermos y les impongo las manos?

- ¿Estoy pensando en la enfermedad? ¿Estoy preguntándome si la persona será curada? ¿Tengo miedo que el ‘Padre’ puede estar durmiendo o tan lejos que no me escucha?

- Nada de eso. Si estos fueran mis pensamientos incrédulos, no habría curación.

- Cuando alguien se me acerca para que le cure, enseguida me regocijo porque sé que el ‘Poder’ que es el ‘Padre’ está dentro de mí, preparado y esperando sanar en el momento en que se lo pido. Doy gracias porque sé que la ‘Voluntad del Padre’ es la salud no la enfermedad. Por lo tanto rezo para que la ‘Voluntad del Padre’ sea hecha en el enfermo. Mientras quito la creencia en la enfermedad del cuerpo del enfermo, SABIENDO que la ‘Voluntad del Padre’ de salud, estará entrando en su sistema, así también la apariencia – la apariencia – de enfermedad se convierte en la realidad de la ‘SALUD – PADRE’ y el cuerpo se vuelve íntegro de nuevo.

- La enfermedad no es más que un bajón de la vitalidad – una reducción de la VIDA – DENTRO DE LA PARTE AFECTADA. Restaura la VIDA - PADRE a la verdadera Intención y Plan de tu sistema y el sistema entero funciona debidamente.

- Os han dicho que Dios envía las enfermedades, las plagas, la hambruna, la destrucción de las naciones cuando ellas no guardan sus leyes; os han dicho que vosotros mismos sois castigados por un Dios enojado por los pecados que habéis cometido. ¿Qué es el castigo – sino maldad so pretexto de bondad?

- Yo os digo que el mal no viene de Dios. ¿Cómo puede estar de dos partes – el bien y el mal? Es tan solo en vuestras mentes que se concibe el bien y el mal; tan solo en vuestros corazones lo pensáis y sentís. Estos pensamientos y sentimientos no tienen nada que ver con el verdadero Dios que es el ‘Padre’ dentro de vuestro interior, trayéndos todo lo bueno si tan solo así lo creéis.

- Es vuestra creencia en el bien y el mal, y el bien y el mal en vuestros corazones, que os trae la enfermedad.

- En realidad, vivís dentro del Reino del Cielo, y el Reino del cielo está dentro de vosotros, y estáis gobernados por el ‘Padre’ pero porque creéis en los castigos de Dios os creéis que solamente los sacrificios en el Templo os salvarán, creéis que sois herederos de la enfermedad, la pobreza, y de la miseria, creáis con vuestras mentes, las mismísimas cosas que no queréis.

- No estéis abatidos – regocijaos y estad contentos y sabed que aquellos que experimentan falta, lejos de ser castigados y abandonados por Dios, aunque hayan pecado, son verdaderamente bendecidos.

- El hombre que no tiene nada es rico en el Poder del ‘Padre’ si tan solo LE hace caso, confía en ELLO, y vive dentro de ELLO.

- Puesto que cuando están saciados vuestros estómagos, y vuestros cuerpos conocen el confort, y vuestras mentes y corazones están a gusto, no tenéis ninguna necesidad urgente o actual del ‘Padre’ porque sea activo dentro de vosotros para saciar vuestras necesidades. Vosotros creéis que por vuestros propios pensamientos y manos os satisfacéis vuestras propias necesidades con facilidad, de modo que cuando habláis de ‘Dios’ tan solo podéis hablar de lo que habéis oído decir a otros. Vosotros, mismos, no tenéis ninguna experiencia directa con ‘Dios.’

- Observad a los ricos. Están hundidos, atados, inmersos en sus propias riquezas. Se levantan por la mañana, se ocupan de sus asuntos diarios, sin saber nada del ‘Poder del ‘Padre’ que está en su interior. Piensan los pensamientos que aumentarán sus riquezas, los pensamientos que fomentan el ‘ego,’ envían órdenes que cargan a aquellos que les sirven. Viven sus vidas según su propia elección. Por consiguiente, porque extraen su vida limitada tan solo de su propio pensamiento limitado que surge de sus mentes y corazones corporales, se enferman y experimentan tanta miseria como el hombre que no tiene nada. No se dan cuenta que tan solo viven a medias porque no están en contacto con la FUENTE de la VIDA, el ‘Padre,’ que está dentro de ellos. Tampoco ‘ven’ nunca que mucho del bien que ha surgido en sus vidas no es de su propio plan sino que es el TRABAJO AMOROSO del ‘PADRE’ que está oculto en ellos.

- Los líderes religiosos están a gusto en sus propias comodidades en los puestos de autoridad. No tienen necesidad de nada más allá que sus propias satisfacciones físicas. Porque no tienen ningún conocimiento personal de Dios, tienen que leer de sus Libros Santos las palabras por hombres santos habladas hace mil años, y contar a la gente lo que piensan que significan.

- Pero todo lo que dicen procede de sus propias pequeñas mentes que están aprisionadas dentro del confort de sus vidas, hundidas en la expectación de lo que comerán y beberán y en qué atuendo vestirán para impresionar a la gente. No saben nada de la inspiración que dio a luz a las palabras pronunciadas por los profetas hace tantos siglos. Tampoco saben, los líderes religiosos, si esas palabras son realmente las que necesitáis escuchar en este momento, ya que los tiempos cambian.

- Creedme, los hombres ricos y los líderes religiosos son fuertes en las cosas de la tierra y no quieren salir de todo aquello que les aporta seguridad y que les hace mantenerse en sus tradiciones y observancias. Cualquier desvío sacudirá los cimientos de sus creencias y por lo tanto de sus vidas. Así construyen defensas mentales en contra del influjo del ‘Poder del ‘Padre.’ También se enferman, y a su manera, conocen la miseria como los que no tenéis ninguna comodidad terrenal.

- No hay diferencia entre los que tenéis poco en la vida y aquellos que lo tienen todo, puesto que los ricos y los pobres por igual os enfermáis, hacéis enemigos, y os encontráis solos.

- Pero es enorme el potencial que vosotros ganaríais en comparación a los religiosos y los ricos jamás pudieran esperar ganar, en salud, felicidad, compañerismo, y éxito en vuestros elegidos caminos de vida. Y cuando todo esté cumplido, sabréis que las oportunidades, la habilidad, la inspiración todo procedía del ‘Padre’ que está en vuestro interior, porque vais a saber que nunca podríais haber hecho tales cosas si no se lo hubiera pedido al ‘Padre’ que está dentro de vosotros para ayudaros a utilizar todos vuestros talentos, para llenar vuestras despensas con abundancia y ropa en vuestra espaldas y felicidad y una buena vida para vuestros hijos. Todas estas cosas os hará el ‘Padre,’ si tan solo se lo pidierais – y creyerais – y – supierais. Y recordad siempre – que es la Naturaleza del Padre crear y luego proveer abundantemente para toda SU creación.

- Tal como vosotros no priváis deliberadamente a vuestros hijos de las cosas que necesitan, así vuestro ‘Padre’ nunca os privará deliberadamente de todo lo que necesitáis para una vida feliz. Si eres pobre es porque todavía no has comprendido la naturaleza del ‘Padre,’ tampoco habéis comprendido que debéis trabajar con el ‘Padre’ para realizar vuestras propias necesidades. Debéis inmediatamente agarrar las divinas oportunidades que se os presentan para ayudaros a salir adelante.

- Si pudiera mostraros y haceros ver y creer que cuando os lamentáis, vuestra tristeza es conocida por el ‘Padre.’ Con el tiempo vuestra pena se convertirá en alegría, si tan solo vuelves hacia el ‘Padre’ y observas lo que el trabajo del ‘Padre Amoroso’ os está haciendo. Encontrarás consuelo más allá que cualquier cosa que hubierais pensado posible.

- Sois benditos cuando tenéis hambre y cuando tenéis sed, porque el ‘Padre’ conoce vuestras necesidades. En breve aquellas necesidades serán saciadas, si cesáis de lamentaros y empezáis a rezar al ‘Padre’ y pedid – creyendo que vais a recibir.

- ¿Cómo podéis creer que para comer y para ir bien vestido se debe ir primero al Templo a ofrecer un sacrificio, quemando a las propias criaturas vivas del ‘Padre’ para compensar vuestro pecado? ¿No veis que los seres vivos que quemáis han sido creados para disfrutar de la vida igual que vosotros habéis sido creados para disfrutar de la vida? Han sido creados para ser una bendición y son benditos en la tierra igual que vosotros habéis sido creados para ser una bendición y benditos, puesto que esta es la naturaleza del ‘Padre Amoroso’ que se revela en su creación.

- Si podéis recordar que ‘lo que realmente se cree’ es lo que se recibe, ¿no veis que esta creencia Judía de sacrificios de seres vivos en el templo no os trae más que miseria? Creed en el castigo y castigo recibiréis. Creer en matar y en la destrucción como camino correcto para alcanzar a Dios y eso es lo que experimentaréis, asesinato y destrucción.

- Si tenéis hambre y sed es porque dais la espalda al ‘Padre’ que está dentro de vosotros. Al consentir a vuestros pensamientos temerosos, ansiedades y sentimientos de desesperanza, vosotros estáis creando las mismas condiciones que queréis rectificar. Vosotros mismos estáis haciendo todas estas cosas malas a vosotros mismos.

- Por consiguiente, aun más benditos estáis cuando tenéis hambre y sed de bondad y por contactaros con vuestro ‘Padre’ que está dentro de vosotros, porque entonces sin duda seréis saciados hasta cien veces más.

- Benditos sois cuando os atacan y os roban porque veréis a Dios – en - acción al quedarse quieto en perfecta confianza y veis suceder la liberación.

- Benditos sois cuando estáis enredados en conflicto, y aún así podéis ser compasivos con vuestro prójimo y ser el conciliador; lleváis en el corazón el amor que es del ‘Padre’ y sois verdaderamente hijos del ‘Padre’.

- Benditos sois cuando os han agraviado profundamente y podéis perdonar y ser misericordiosos absteniéndoos de buscar justicia o los medios para perseguirlo. Os ponéis directamente en armonía con el amor que es ‘Dios’ – activo – dentro de vosotros, y de la misma manera recibiréis misericordia en momentos de apuro.

- Los más benditos de todos son los puros de corazón, porque estos se han librado de todo enojo, odio, rencor, y falta de amabilidad – y están delante del mundo como el Amor – hecho – visible. Conocerán la Realidad llamada ‘Dios’ y conocerán que la Realidad es el ‘Padre’ dentro de ellos.

- ¿Cómo puedo ayudaros a ver esta gran verdad? ¿Cómo puedo ayudaros a ver la realidad del Reino de los Cielos, el Reino de Dios?

- No tenéis que estar mirando al cielo porque no es ahí donde veréis la actividad del ‘Padre’ tan claramente que debe, sin duda, fortalecer vuestra fe. Es aquí, donde, a través de los siglos, la gente han cometido el gran error de mirar hacia dentro, a sus sueños, a su imaginación, creando por si mismos un Jehová que no existe. No encontraréis al ‘Padre’ en algún lugar en los cielos por encima de vosotros. El ‘Padre’ no está en ningún lugar específico sino por todas partes a vuestro alrededor y dentro de todo.

- Podéis ver la maravillosa actividad del ‘Padre.’ Mirad a vuestro alrededor a las cosas que crecen, el trigo, la hierba, las flores, los árboles y a los pájaros; y dentro de cada cosa viva, veréis la obra maravillosa y misteriosa del ‘Padre’ en actividad continua. Es aquí donde el ‘Padre’ está en perfecto control. Podéis ver que hay ley y orden perfecto, crecimiento, desarrollo, y al final está la cosecha que bendice tanto al hombre como al animal y a las aves.

- Considerad como después de que un hombre al terminar de labrar sus campos, esparce la semilla sobre la tierra y la cubre. Recoge sus herramientas y se va a casa contento de que al final, si hay suficiente lluvia, habrá comida para alimentar a sus hijos. Durante muchos días se duerme y se despierta sin hacer más con el cultivo; pero cuando vuelve a visitarlo verá las verdes espigas saliendo de la tierra. Más tarde volverá para ver los tallos y las hojas y aún después verá formándose la semilla y luego un día verá que el grano ha engordado y se ha puesto dorado y listo para la cosecha. El trigo ha crecido de forma admirable, lo cual él no puede explicar. ¿Es magia? No, es la labor del ‘Padre,’ el Poder, la Inteligencia Amorosa que se halla en todo el universo, la cual inspira el trabajo y respira a través de ello; es la actividad del ‘Padre’ que es la VIDA INTELIGENTE del UNIVERSO.

- Cuando se entra en el Reino de Dios, se tiene una buena sensación. Se siente feliz y alegre. Podéis imaginar cómo se sentiría una mujer si perdiera una gran cantidad de dinero, y se preguntara cómo daría de comer a sus hijos. La mujer de la casa estaría llorando, y barrería la casa tan a fondo que no quedaría ni una mota de polvo – luego – escondida en un rincón oscuro encuentra la apreciada moneda de plata, y enseguida se le secan las lágrimas, empieza a sonreír y se siente tan viva y tan alegre que sale corriendo de la casa para invitar a los vecinos a una fiesta para celebrar. Pensaba que lo había perdido todo, y ahora era rica después de todo. Así es al encontrar el Reino de los Cielos – el Reino de Dios. En lugar de lágrimas y temores, hambre y enfermedad, se encuentra paz, alegría, abundancia y la salud del Reino de Dios. Nunca se volverá a experimentar ningún tipo de falta de nuevo.

- También se puede comparar el Reino de Dios a un hombre muy rico, que comerciaba con perlas. Toda la vida, quiso encontrar una perla especial que sería más preciada que todas las demás, estaría sin defecto y perfecta y él sería la envidia de todos los demás comerciantes. Un día encontró tal perla, preciosa más allá de lo que se podía imaginar, más perfecta que todas las demás. Vendió todo lo que poseía, abandonó todo lo que había acumulado, para comprar aquella perla, siendo feliz más allá de todos los sueños.

- ¿Qué significa esto? Significa que todas las cosas que anteriormente valoró de su vida – su casa suntuosamente amueblada, sus objetos de valor, su estilo de vida, abundancia de comida y bebida, gustosamente a ellas renunció todo con el fin de poseer el tesoro sin precio – el conocimiento que le dirigirá hacia el Reino de Dios donde la felicidad es un estado de la mente que no puede ser tocado por el mundo exterior con todas sus penas y preocupaciones.

- El ‘Reino de Dios’ está dentro de vosotros. Se entra en el ‘Reino de Dios’ cuando os dais cuenta plenamente que el ‘Padre’ está activo dentro de vosotros en todo momento. Es un estado de la mente, de percepción y comprensión que la Realidad, detrás y dentro, de todas las cosas visibles es el ‘Padre,’ y es precioso y perfecto y que todas las cosas que son contrarias a la belleza, la armonía, la salud y la abundancia son las creaciones del mal pensar del hombre.

- Me habéis dado pena al veros sufrir, pero no necesitáis padecer si escucháis lo que tengo que deciros. Pero debo avisaros que el Camino que dirige hacia el Reino del Cielo, es difícil de seguir. Quiere decir, - primero – que tenéis que ocuparos de vuestro ‘ego.’

- ¿Por qué es el ‘ego’ con quien os tenéis que ocupar? Porque del deseo de proteger y de promocionar vuestro propio bien, proceden todos los pensamientos palabras y actos egoístas.

Probablemente os preguntaréis:

- ¿Porqué debemos preocuparnos de esto? Si lo que dices es verdad, que no hay castigo, que ‘Dios’ no ve la maldad, - entonces ¿porqué deberíamos preocuparnos por nuestro comportamiento?

- Hay tanto que aprender aquí que apenas sé por donde empezar.

- Como ya he explicado tomáis vuestra VIDA del ‘Padre,’ por lo tanto, sacáis vuestra capacidad de pensar y amar del ‘Padre.’ Igual que la Inteligencia del ‘Padre’ es creativa, también es vuestra consciencia creativa. Con vuestras mentes y corazones modeláis, vosotros mismos, los planes de vuestras vidas y experiencias.

- Y ¿Qué clase de vidas planeáis y modeláis en vuestras mentes?

- Si alguien os molesta u os hace daño, os tomáis represalias, de algún modo u otro, creéis que si os lleva el ojo, se debe coger el ojo del adversario. Creéis que quien mata debe ser matado como castigo y recompensa; creéis que quien os roba debería pagar por ello, que quien os quite la esposa, debe ser apedreado junto con la esposa, Creéis que cada mal que pasa por vuestra vida debe ser pagado. Puesto que es la naturaleza humana el hacer daño a los demás, y os han enseñado a tomar represalias. Vuestras vidas son una continua escena de guerra; guerra en el hogar entre los esposos, mujeres, hijos y vecinos, entre las personas públicas y entre las naciones. Vuestro ‘Padre’ ignora esta guerra en vuestras vidas, pero conoce el agobio en vuestras mentes y cuerpos que surge de esta guerra; pero no puede hacer nada para aliviar el dolor – hasta que vosotros mismos ponéis fin a la guerra. Vosotros mismos debéis cesar la lucha y vivir en paz en las familias, entre los vecinos, los empresarios, las personas públicas y entre los países.

- Solo entonces puede tomar lugar la LABOR AMOROSA del ‘Padre’ en vuestras mentes, corazones, cuerpos y vidas.

- Solo entonces podréis reconocer y ver la Labor Amorosa que está siendo realizada en vosotros y – para vosotros por el ‘Padre.’

- Recordad también la gran LEY – COSECHÁIS LO QUE SEMBRÁIS.

- No se puede recoger higos de las zarzas, o uvas de los espinos, o cosechar trigo de la maleza. Pensad en esto y comprended esta parábola porque os es muy importante – no tan solo hoy – sino también en todos vuestros días y años venideros, incluso hasta la eternidad.

- De modo que, si queréis cambiar vuestras vidas;
Cambiad vuestros pensamientos;
Cambiad vuestras palabras que surgen de aquellos pensamientos;
Cambiad vuestros actos que proceden de los pensamientos.

- Lo que se halla en vuestras mentes creará todas vuestras experiencias, vuestra enfermedad, vuestra pobreza, infelicidad y desesperanza.

Un hombre me grito:

- Cuéntanos, Maestro: ¿Cómo nos mantenemos en paz con nuestros vecinos, cuando ellos mismos no viven en paz con nosotros?

Le dije, sonriendo:

- Cuando tu vecino te viene a decir que tiene que viajar a alguna distancia, y que no quiere ir solo, y te pide que le acompañes - ¿Qué haces?

El hombre se rió:

- Si mi vecino me quisiere quitar de lo que estaba haciendo, no estaría contento. Le diría que buscara a otro porque estaba ocupado.

- Y ¿Cómo se sentiría tu vecino?

El hombre se encogió de hombros:

- No lo sé.

- Y la próxima vez que le necesitaras para que te hiciera algún favor, ¿Cómo te respondería a tu petición?

El hombre ya no se reía. No contestó.

Otro contestó:

- Le soltaría unas palabrotas y le diría que pidiese ayuda a otro.

Dije a la gente:

- Ha contestado correctamente. Y ¿Cómo se sentirá él? - indicando al hombre quien había hablado primero, y sonriéndole a él.

Una mujer gritó por encima de la risa:

- Les dirá a todos a quienes se encuentra que qué vecino más egoísta y miserable tiene. Quizás querrá hacerle daño de algún modo.

Hubo gritos de acuerdo y asentí con la cabeza:

- Sí, habrá olvidado que una vez su vecino le pidió que anduviera una o dos millas con él y él se negó. No verá la LEY de COSECHA y SIEMBRA trabajando en su vida. Él lo puso en movimiento al negarse a ir con él una milla con su vecino y ahora cosecha sus actitudes y actos. Porqué estar enfadado cuando él mismo ha creado la situación.

La gente se reía, inclinando la cabeza y hablando los unos con los otros, Nunca antes habían oído tal conocimiento del comportamiento humano. Había aquí una enseñanza totalmente nueva.

Les dije:

- Os digo, cuando viene el vecino pidiéndote que andes una milla con él, o cualquier otra cosa que le hará sentir más a gusto o feliz, primero pensad lo que os gustaría que hiciera por vosotros si también tuvierais necesidad. ¿Cómo os gustaría que respondiera a vuestra petición?

Un murmullo pasó por la multitud y veía que entendían lo que les estaba diciendo.

- En efecto, si tu vecino te pide que le acompañases una milla, hazlo con agrado y estate dispuesto a acompañarle dos millas si es necesario. Cuando negáis a la gente, no os dais cuenta, pero encerráis vuestras mentes y cuerpos, preparados para protegeros contra el estar obligados a hacer algo que no queréis hacer. Ponéis en tensión vuestras mentes y cuerpos y el ‘Padre’ también se queda apretado y no puede hacer Su TRABAJO AMOROSO dentro de vosotros, y de esta tensión procede la enfermedad.

- De nuevo, puede que os encontréis a alguien en gran necesidad, que tenga frío o que esté triste. Puede que os pida el abrigo. No paséis de largo airosamente. Algunas personas se rieron. Sabían que esto era lo que harían. - Nada de eso. Dadle el abrigo, y si realmente hace frío, también la túnica. Id por vuestro camino, regocijándoos.

- ¡Regocijándonos! - preguntó una voz incrédula.

Me reía y dije:

- Sí, amigo mío, - ¡Regocijándoos! Primero porque tenías un abrigo y una túnica, y luego regocijándote porque te das cuenta de la falta del abrigo y la túnica, y que tu ‘PADRE’ dentro de ti en breve, restituirá el abrigo y la túnica de algún modo sorprendente. Sin embargo, si le das el abrigo y la túnica y luego sigues andando quejándote: – ahora, ¿por qué he hecho eso? Fui insensato. Ahora pasaré frío yo en lugar de él y la gente se reirá de mí porque he regalado mi abrigo y mi túnica y me he quedado sin nada – y ¿qué dirá mi mujer cuando llegue a casa?

La gente inclinaba la cabeza riéndose, disfrutando de la imagen del hombre que regala su abrigo y túnica y luego se acuerda de qué cosa insensata se ha hecho a si mismo. Yo sabía que a menudo, se privaron de si mismos para ayudar a otros – y luego se arrepintieron de su generosidad.

Esperé un momento, y luego dije, voz en grito para conseguir su plena atención:

- Pero ¿no os he dicho que COSECHÁIS lo que SEMBRÁIS. ¿No os he dicho con toda claridad, que vuestros pensamientos, palabras y actos crean vuestras futuras circunstancias? De modo que, ¿Qué queréis SEMBRAR para COSECHAR después de dar el abrigo y la túnica al forastero? ¿Queréis que vuestros obsequios se restauren, o queréis estar sin abrigo y túnica durante mucho, mucho tiempo? Porque esto es lo que sucederá si seguís vuestro camino enfadados o disgustados porque regalasteis el abrigo y la túnica. Vuestras palabras y actos sellarán, harán dura como la roca, la pobreza que habréis causado al regalar el abrigo y la túnica.

La gente ya no sonreía ni reía, estaban muy callados y escuchando con atención.

- Recordad, primero haced a los demás lo que deseéis que hagan a vosotros, entonces, habrá paz y contento en vuestras mentes y corazones, y el ‘PADRE’ podrá hacer su LABOR AMOROSA dentro de vuestros cuerpos, mentes y corazones. Dad y dad abundantemente, y regocijaos de que tenéis regalos para dar a los que tienen necesidad, porque según dais así os restauraran vuestros dones de la manera que más necesitáis. Dad con el corazón contento, dad en confianza y con el conocimiento que donde hay falta en vuestras vidas, así hará el ‘Padre’ su LABOR AMOROSA con abundancia dentro de vosotros - y para vosotros.

- No hagáis nada de mala gana porque seguiréis teniendo el corazón pesado. Dad todo con espíritu alegre, que todo en vuestras vidas os traiga tan solo alegría e iluminación espiritual.

Un hombre comentó:

- Esto está contra la naturaleza del hombre. Es natural preocuparse por el futuro. La ropa es cara. La comida no se encuentra fácilmente. La vida es una lucha constante.

Le contesté con voz fuerte porque decía simplemente lo que pensaban la mayoría de los oyentes.

- Pero no SABÉIS CON SEGURIDAD que mañana estaréis luchando para vivir. No sabéis si mañana no tendréis un empleo espléndido o cualquier otra cosa maravillosa que pueda sucederos. Esto no lo sabéis – pero os estáis asegurando de que NO habrá empleo espléndido, o cualquier otra oportunidad maravillosa en vuestra vida – porque estáis creando las circunstancias de vuestros mañanas.

Se enfadó:

- ¿Lo estoy? ¿Cómo estoy haciendo eso?

- ¿No acabo de explicároslo?’ - Volví a la gente riéndome, - Contadme cómo este hombre aquí delante, de la túnica roja, creó sus mañanas.

Hubo silencio entre la multitud. Luego un joven, Marco, me gritó:

- Lo sé. Dijo que estaría luchando para comprar la comida y la ropa. Nos has dicho que lo que pensamos y hablamos es lo que recibimos.

- Así es, - dije. - Eres un chico listo. Has comprendido, Cuidado con que no crees para ti las cosas que no quieres, Y estaré contento que seas mi discípulo cuando seas mayor si tus padres te lo permiten.

Algunas personas se rieron – pero otros no. Veía que no creían ni una palabra de lo que decía.

- Nunca entraréis en el Reino del Cielo estando angustiados. Si hoy lo estáis pasando mal, ¿Por qué os lamentáis? ¿Os hará sentir mejor si os vais quejando? ¿Vuestras lágrimas harán más felices vuestro día? Y si os angustiáis por vuestros mañanas, estáis cargando vuestros mañanas de penas y fatigas incluso antes de llegar a ellos. ¿Porqué hacerlo? ¿Qué bien os hará? ¿La angustia alguna vez os ha hecho algo bueno? Como si pudierais haceros más altos estando angustiados por ser bajos.

- No, no deis vueltas a las cosas que no tenéis. Considerad las cosas que sí puedan ser vuestras si volvéis al ‘Padre’ que está dentro de vosotros y pedid con fe perfecta, creyendo que recibiréis – y os digo sin temor a la contradicción que recibiréis. Pero se debe pedir bien – creyendo. No recibiréis nada si al pedir, os preguntáis si os han oído o si el ‘Padre tendrá ganas de daros lo que queréis. Esta es la manera humana de dar, pero no la del ‘Padre’ quien da abundantemente y que satisface vuestras necesidades.

- El ‘Padre’ siempre vierte Sus dones sobre vosotros, dones de alimento abundante, vestidura, casa, amigos, siempre que vosotros tenéis el corazón y la mente limpia, y siempre cuando confiáis continuamente en el ‘PADRE’ como vuestro apoyo de momento a momento.

- Si rezáis y no recibís, ni por un momento pensad que es porque no hay ‘Padre’ o que el ‘Padre’ no os escucha. Más bien debéis preguntaros lo qué hay en vosotros que impide que la OBRA AMOROSA del ‘Padre’ sea hecho en vosotros y para vosotros.

- Si vais al altar para rezar o para ofrecer un regalo, y de camino recordáis que habéis reñido con alguien, dad media vuelta e id a esta persona para hacer las paces con ella. Luego, al acercaros al ‘Padre’ en la oración, tendréis la mente limpia y pura, y seréis escuchados por el ‘Padre’ y el ‘Padre’ podrá responder, dándoos todo lo que necesitáis, dentro de la paz y la quietud de vuestro ser.

- Si todavía no podéis creer que el ‘Padre’ cuida de su creación, mirad a vuestra alrededor a las radiantes flores del campo. ¡Que hermosas son! Considerad el brillante pensamiento que diseño su belleza! ¿Dónde encontraréis los colores que se ven en lo pétalos? Con toda su sabiduría, Salomón no era capaz que le hiciesen tan hermosas vestiduras. Ved como las flores atraen a las abejas, y las abejas ayudan a traer las semillas de la próximas estaciones para hacer hermoso vuestro mundo, y para daros alimento. ¿Porqué no podéis creer y confiar en el ‘Padre’ cuando el mundo a vuestro alrededor está planificado, diseñado, y cuidado de un modo tan maravilloso?

- Pero, recordad – estas plantas y árboles vivos, no como el hombre, no pueden quejarse de su suerte, y verse hambrientos y desnudos, y así no ‘deshacen ‘el trabajo que el ‘Padre’ hace en ellos.

- Sois vosotros con vuestras continuas quejas y palabras acerca de lo que os falta, vuestra agresión del uno hacia el otro, vuestra insistencia en tomar represalias, vuestra crítica y calumnia, que produce vuestra falta – y vuestra enfermedad – con consistencia día tras día.

- Os he dicho todas estas cosas para prepararos, los que estáis enfermos, para curaros. No se puede ser curado, al menos que creáis de todo corazón que habrá curación. Recordad que la enfermedad corporal surge de la enfermedad de la mente, tal como el mal humor, el rencor, los enfados y los odios.

- ‘El ‘Amor Padre’ es la fuente de toda salud, por consiguiente todos los pensamientos y sentimientos contrarios al ‘Amor Padre’ producen la enfermedad.’

- Igual que todos vuestros males y enfermedades empiezan en la mente – así también vuestro bien.

- Cuidad al vecino tanto como a vosotros mismos.

- Bendecid a vuestro vecino cuando surge alguna disputa, rezad por él cuando es duro contigo, porque entonces estaréis construyendo el bien en vuestras mentes y pensamientos, y el bien será la cosecha de vuestra siembra. No tan solo eso – estaréis trayendo vuestra mente en armonía y sintonía con el ‘Padre’ que está dentro de vosotros, que es el ‘Amor Perfecto.’ En estas condiciones el ‘Padre’ puede hacer su TRABAJO AMOROSO perfecto dentro de vosotros.’

Cuando terminé de hablar, la gente me traía sus enfermos y según su fe se curaron.

*************************************************

La CARTA 3 describirá más de las Enseñanzas de Cristo y explicará los sucesos que le llevan a su crucifixión y muerte. Describe con conmovedor detalle, su ULTIMA CENA con sus discípulos cuando se vio solo de espíritu por que sus discípulos, hasta el final, se negaron a creer que sería crucificado. Repetidamente fue mal entendido y se dio cuenta, de nuevo, que poco había logrado enseñar a alguien durante sus tres años de trabajo misionero. Estaba contento de la partida.

**************************************************

Es el más sentido anhelo de Cristo que estas CARTAS sean rápidamente publicadas y distribuidas a las personas que están buscando la Verdad. Si citan algo de estas CARTAS, por favor nombre la fuente claramente:

CHRIST’S LETTERS from CHRIST’S WAY

(LAS CARTAS de CRISTO, del CAMINO de CRISTO)

Las CARTAS de CRISTO se encuentran en www.christsway.co.za en inglés.
Traducido al español para las personas hispano - hablantes en www.caminodecristo.com por Valerie.

12672 lecturas

2 Comentarios de lectores

06/09/2015

empiezo a entender las cartas de cristo,
ya que ahora me ha quedado claro en que debo confiar en lo que pido al PADRE,sin quejas y sin dudas,
esta carta me hizo reflexionar como la mayoria de las veces pido las cosas al PADRE,con desesperacion y sin querer,con duda por si voy a ser escuchado o no.
CRISTO;
ME HAS DADO UNA ENSEÑANZA MARAVILLOSA DE VIDA EN UNIDAD CON EL PADRE.
UN ABRAZO DE AMOR A CRISTO Y AL PADRE Y A LA CANALIZADORA QUE HACE POSIBLE ESTE REGALO DE AMOR.

Carlos Humberto desde Mexico

15/12/2008

Me parece maravillosas estas cartas y me gustaria segir recibiendo los mensajes de dios a través de ud.

Amaya Luz Estella desde Colombia